lunes, 6 de noviembre de 2017

De Vido acusa... ¿se viene otra peinadita?

BRINDIS POR LA RENOVACIÓN PERONISTA. Otros
tiempos de festejos: De Vido, Gioja y Uñac. Hoy, en el PJ, 
prima el "si te he visto, no me acuerdo". ¿Lealtad justicialista?
Las detenciones de Amado Boudou y de Julio Miguel De Vido, emblemáticas figuras del kirchnerismo, han sacudido la escena política argentina.

De Vido ha sido un hombre poderoso dentro del kirchnerismo, tanto en materia política como también a los miles de millones de pesos que dispuso durante más de una década.

Su desafuero fue producto de que el Partido Justicialista, su partido, decidió soltarle la mano en el Congreso de la Nación, en sintonía con la indiferencia manifiesta de Cristina Elisabet Fernández. Ningún peronista quiere "quemarse" saliendo públicamente en defensa del ex superministro. Por estos días, el ex Ministro de Planificación Federal mastica su bronca y acumula deseos de venganza: sus cañones no apuntan ahora contra Macri sino, más bien, contra sus ex aliados.

Julio De Vido ya lanzó sus críticas hacia Cristina Fernández y, ahora, es el turno de José Luis Gioja. El ex superministro destiló su rabia contra el sanjuanino en su cuenta de Facebook en el que lo trata de "ortiva" (¡!), amenaza con dar detalles de las obras realizadas en San Juan. No contento con ello, De Vido removió el poco transparente pasado de Gioja como senador cuando agregó en su nueva carta: "Sería bueno, en estos tiempos de euforia republicana y búsqueda de la transparencia y la verdad, que la causa se reabra porque todos sabemos lo que pasó; lo que nunca se supo a través de las conclusiones de la justicia, hablando mal y pronto, es quiénes y cuánto se llevaron"... de cumplirse estos últimos deseos del ex superministro K, Gioja se vería en serios problemas.

De Vido fue un nexo fundamental entre el entonces Gobernador Gioja y Néstor Kirchner y Cristina Fernández para que en San Juan se realizaran megaobras de gran impacto en la sociedad. El Centro Cívico, el Estadio del Bicentenario, renovación del Hospital "Guillermo Rawson" y el Teatro del Bicentenario, además de diques y rutas, entre otras obras, no surgieron de fondos de la actividad minera ni, mucho menos, del Gobierno Provincial: fue dinero proveniente de la Casa Rosada.

¿Y AHORA? El periodi$mo sanjuanino ante una encrucijada:
 seguir complaciendo al poder local o replicar TODAS las 
"malas" noticias que llegan desde Buenos Aires.
Nadie conoce con exactitud el costo de todos esos trabajos realizados en San Juan ni, mucho menos, nunca hubo rendición de cuentas alguna que se publicara ni supimos de las empresas beneficiadas por billetera de aquel Gobierno.

Ni la Legislatura Provincial ni el Poder Judicial se animaron a solicitar rendición de cuenta alguna. Mucho menos la prensa sanjuanina, siempre dispuesta a festejar cada inauguración con bombos y platillos, se animó a cuestionar.

La gran duda que asoma es ver hasta dónde Julio De Vido podría contar sobre los desguisados de tantos años de kirchnerismo. Es un hombre que sabe mucho.

Por estas horas, son varios los que deben estar nerviosos: no solo ex funcionarios sino también ex gobernadores que supieron mostrarse sonrientes y agradecidos para con De Vido en cada inauguración de obras.

Pero no solo el temor a la lengua de De Vido alcanza al peronismo sino también a empresarios, incluso algunos cercanos al Presidente Macri como Nicolás Caputo y Ángelo Calcaterra, quienes también fueron beneficiados por los gobiernos kirchneristas.

La gran intriga es: ¿De Vido prenderá el ventilador o negociará su silencio con impunidad?.


Del "Van por todo" al "Vamos por Todo"

El Presidente Mauricio Macri ha tomado la fuerte decisión política de arrinconar judicialmente a figuras las cuestionadas del languideciente Frente para la Victoria. Así, lo de Amado Boudou y Julio De Vido se suma a las promocionadas detenciones de Lázaro Báez, José López, Roberto Maratta y Ricardo Jaime, además de Víctor Manzanares (contador de la Familia Kirchner), del sindicalista Juan Pablo "El Pata" Medina.

FOTO PA'L FACE. Un Boudou sorprendido y detenido
en su departamento por la Justicia; orgasmo Anti-K. 
El enjuiciamiento de los principales dirigentes del kirchnerismo es algo pedido por una parte importante de la sociedad y, claro está, por los diarios Clarín y La Nación.

El siempre influyente Grupo Clarín acompaña y celebra cada una de las detenciones, transformándolas en una suerte de reality show registrando en vivo y, de ser posible, obtener imágenes de los detenidos.

Cambiemos está en éxtasis por la repercusión mediática de la caída de sus enemigos políticos.

Desde las redes sociales, Elisa Carrió se muestra extasiada al ver en tiempo real las caídas de algunos de sus principales enemigos políticos y, a la vez, goza la aprobación de gran parte de los internautas. Como nunca en su trayectoria política, cada berrinche mediático es escuchado por el Gobierno Nacional.

A Mauricio Macri le importan (demasiado) las encuestas de popularidad. De allí se pueden entender ciertas medidas, declaraciones y hasta contramarcha de sus propias decisiones.

Elisa María Avelina Carrió, por un lado y Jorge Lanata, por otro lado, son los que atenazan con sus acusaciones a los enemigos políticos del Presidente Macri. Carrió y Lanata direccionan el accionar de la Justicia argentina.

Las fotos de Lázaro Báez, José López y Amado Boudou llevados por agentes de seguridad en medio de un despliegue casi democrático son muy fuertes.

JUSTICIA PARALELA. Carrió y Lanata pueden ser más
poderosos que todos los jueces juntos de este país.
Quienes aplauden estas detenciones lo justifican todo sosteniendo que se enmarca en "prisión preventiva", la cual está contemplada en el artículo 293 del Código Procesal Penal argentino. Bien puede un juez que cualquiera de estos emblemáticos ex funcionarios pueden estar obstaculizando las investigaciones.

Y no niego que haya habido una corrupción gigantesca durante los largos años del kirchnerismo en el poder. Lo preocupante es lo desprolijo (y poco democrático) de los procedimientos judiciales para que todos ellos terminen tras las rejas. ¿Hasta qué punto la Justicia se está mostrando independiente del poder político de turno?, ¿o es funcional al deseo de revanchismo de Cambiemos?

El kirchnerismo está padeciendo casi el mismo revanchismo judicial que impulsaron organismos de derechos humanos para avanzar sobre quienes tuvieron participación en la represión ilegal durante los gobiernos de facto.

Que los De Vido y los Boudou, más los que se vayan a sumar, estén presos no han solucionado mágicamente los problemas de fondo de este país. La Argentina se debate con una dura recesión que no termina de irse, sumado al siempre antipático ajuste en las cuentas públicas que se viene. Si el ajuste macrista es gradual es porque Macri tiene pavor a perder adhesión popular: su propia imagen en el electorado es lo que más le importa y sabe perfectamente que salir de este esquema de un gasto público tan alto le puede costar caro en términos electorales.

Pero el show debe seguir.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina