martes, 22 de marzo de 2016

Música de fondo para el Presidente

INSANIDAD VIRTUAL. Para Macri, la realidad es la que describen Clarín y La Nación.
Ante la falta de buenas noticias en materia económica, el Presidente Mauricio Macri continúa impulsando movidas judiciales contra el kirchnerismo.

Sabemos que la luna de miel de Macri con la opinión pública tiene pronta fecha de vencimiento si no existen expectativas sólidas de que el rumbo de la Argentina se enderezará.  Mientras tanto, la inflación sigue creciendo preocupantemente, el desempleo empieza a salir a la luz y asoma un doloroso enfriamiento de la economía. Años de excesos del gasto público nos está pasando factura.

Clarín y La Nación hicieron su (gran) parte para que Cambiemos logre vencer al Frente para la Victoria en las elecciones pasadas. De hecho, Elisa Carrió (la política fetiche de esos grandes medios) contó a Jorge Lanata que, cuando empezaba a pergeñar su inesperada alianza electoralista con Macri, se comunicó personalmente con directivos de ambos multimedios para remarcarles que "hace tres meses que vengo diciendo 'vienen de nuevo por ustedes' (...) articulemos una estrategia y nadie me escuchó". Esa "estrategia" de Carrió terminó siendo "escuchada" y consistió en desarmar ese otro engendro electoralista que se llamó "UNEN" para dar forma a "Cambiemos". Los resultados están a la vista.

A poco de asumir como Presidente de la Nación, Macri calmó la avaricia de los grandes multimedios cuando intervino la AFSCA y, decreto de ¡necesidad y urgencia!, modificó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que prohibía la venta de medios audiovisuales. Clarín y La Nación, a cambio, se encargan de cuidar las espaldas del presidente argentino, tratando de minimizar noticias que puedan alterar el humor de la gente y centralizando la atención de sus periodistas en la corrupción de tantos años de gobiernos kirchneristas. Así, el "periodismo independiente" se encarga de velar celosamente (cuando no...) por los intereses de sus empleadores.

Por estos días, los apuntados son Cristóbal López y Lázaro Báez, empresarios estrechamente vinculados a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández. De repente, estos nombres que aparecen recurrentemente mencionados en Clarín y La Nación, son cercados por el Gobierno Nacional y la Justicia. Más vale tarde que nunca, claro.

Hacen unos días, el noticiero Telenoche (¿casualidad?) puso al aire un video en donde se observa al hijo de Báez junto a sus colaboradores contando miles de dólares en "La Rosadita", la tristemente célebre financiera que en su momento Jorge Lanata denunciara en su programa "Periodismo Para Todos".

Luego, el otro golpe lo dio Lanata con una detallado informe sobre los negociados de Cristóbal López, sobre quien la AFIP está investigando por una gigantezca evasión que alcanzaría los ocho mil millones de pesos a través de Oil, la compañía petrolera que pertenece al empresario K.

UNA JODITA DE TINELLI. Todo iba bien hasta que la cocina de López
se llenó  de humo y, ahora, Tinelli huye despavorido.
En dicho informe, Lanata no dudó en mostrar a Susana Giménez junto a Cristóbal López. De hecho, la ¿diva? de la televisión argentina es la madrina de los casinos del bueno de López... pero, ¡oh casualidad! si de polémicos vínculos se habla, el periodista estrella del Grupo Clarín omitió hablar sobre la sociedad que, hasta ahora, conforman Cristóbal López con Marcelo Tinelli, otra de las estrellas de Canal 13.

El Grupo Índalo adquirió Ideas del Sur, la productora que fundó Marcelo Tinelli. El animador televisivo se convirtió en la imagen de Oil y quedó como director artístico de esa productora, además de continuar conduciendo Showmatch, el programa más visto de la televisión argentina (¡!). Y, como viene la mano en materia judicial, Tinelli está desesperado por despegarse de López y Lanata parece tenderle una mano. Es que ahondar en esa arista le traería más de un problema a Lanata: delataría los también poco claros negociados de Héctor Magnetto, el jefe del "gordito golpista".

Repasando su historia, podemos notar como Clarín supo hacer negocios con todos los gobiernos de turno: desde los militares hasta los democráticos. Mientras le convino, Clarín se encargó de regalar "hermosas" tapas a los gobiernos de turno pero, cuando las prerrogativas les resultaron pocas a su ambición, las históricas tapas de Clarín se convirtieron en bombas mediáticas.

MI HERMANO NICKY. Caputo fue padrino de la boda de Mauricio
Macri con Juliana Awada. Son felices y comen perdices.
Uno de los guiños de Magnetto y los Mitre es evitar profundizar sobre las andanzas de Nicolás Caputo, el empresario que se ha enriquecido notablemente con obras públicas gracias a su amistad con Mauricio Macri. Caputo y Macri son amigos desde que eran niños, ambos provienen de familias de poderosos empresarios, crecieron juntos y compartieron negocios. Con Macri como Jefe de Gobierno en la Ciudad, Caputo fue beneficiado con obras públicas y préstamos millonarios; claro que sus negocios no solo crecieron al amparo del PRO sino que también que trabó alianzas estratégicas con el kirchnerismo. De ahí que a Macri mucho no le conviene que Julio De Vido, ex Ministro de Planificación Federal, sea investigado en profundidad.

Macri siempre de desentendió de la incompatibilidad de las actividades de su gran amigo. Alguna vez, el primer mandatario dijo “Nicolás Caputo es como mi hermano y es un empresario importante, como toda su familia (...) por suerte tenemos muchos empresarios como ellos”. Emocionante.

Actualmente, Macri y Clarin y La Nación se muestran alineados, se necesitan. Mientras dure esa alianza, entuertos como los de Caputo permanecerán en las sombras.

viernes, 11 de marzo de 2016

Buitres de afuera y buitres de adentro

MEDITANDO QUÉ HACER. El panorama que asoma está muy lejos
de ser alentador para la Argentina.
Los tres primeros meses de Mauricio Macri como Presidente de la Nación están más que complicados en materia económica y política, lo cual puede transferirse inevitablemente al plano social.

Por estos días, el Gobierno Nacional necesita que el Congreso de la Nación avale el arreglo con los holdouts, tal como ordena el Juez Thomas Griesa, pero se encuentra con la dura oposición de buena parte del justicialismo.

Desde el frente Cambiemos se aseguró que el pago a los "fondos buitres" nos mejorará la situación en el sentido de que, supuestamente, la Argentina tendrá acceso a nuevos créditos internacionales y que se atraerán nuevas inversiones.  En tal sentido, Macri aseguró que pagando rápidamente significará "mostrarle al mundo que vale la pena apostar por la Argentina".

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de gobernadores y del peronismo disidente.

El pago a los holdouts puede ser un paliativo pero seguramente dejará una sangría importante en las arcas del Gobierno. Difícilmente el pago a los holdouts traiga inmediatamente una lluvia de créditos e inversiones para la Argentina; bien sabemos que la banca internacional necesitará de otras garantías como para tomarse el tiempo que quiera para evaluar futuros préstamos para nuestro país

Recientemente, el presidente habló de suba en el mínimo imponible del Impuesto a las Ganancias y de reducción de la alícuota del I.V.A. en algunos alimentos de la canasta básica. Pero no se avisora un plan económico que abarque una conjunto de medidas concretas y coordinadas para hacer frente a esta dura situación.

OTRA ZANAHORIA PARA EL BURRO. Tal como en su momento fueron frases
como "revolución productiva" o "el que deposita dólares recibirá dólares", el
eslogan "Pobreza Cero" se está despedaza rápidamente al chocar con la realidad.
Dentro del PRO, sus dirigentes debaten entre implementar medidas gradualistas y dar luz verde a un brutal ajuste.

Algunos economistas sostienen que la solución sería ir a fondo con ajuste drástico para sanear las cuentas públicas... pero bien saben que ello debilitaría notablemente el apoyo popular hacia este Gobierno, más aún teniendo en cuenta de que el oficialismo necesita imperiosamente llegar fortalecido para las elecciones legislativas del próximo año.

Tal como está la situación, hay muy poco margen para que las medidas impopulares sean mínimas y no hagan mella en la imagen positiva que Mauricio Macri aún conserva. Una vez más, colisionan intereses económicos y políticos.  

Mientras tanto, Macri empieza a reducir el nivel del gasto público, la inflación sigue creciendo preocupantemente y la recesión empieza a golpear cada vez más fuerte. En lo que va del año, crecieron los despidos en el sector privado. Los sectores más afectados son los de la construcción, el gastronómico, el textil, el minero y lo poco que queda de las economías regionales. Tendencia Económica, una consultora privada (ligada al kirchnerismo), estima que serían alrededor de 107.000 las personas que perdieron su trabajo en estos tres primeros meses del 2016; llama la atención que esta consultora privada salga de su letargo y recién ahora se preocupe en dar cifras concretas sobre la economía doméstica.

Claro que todos estos males no arrancaron el 10 de diciembre de 2015, sino que es producto de largos años de decisiones erradas de los gobiernos anteriores. De hecho, la historia de la deuda externa de la Argentina tiene no pocos capítulos turbios y nunca investigados a fondo. El kirchnerismo fue retrasando la explosión de la bomba, falseando escandalosamente datos de la macroeconomía, aumentando la presión impositiva sobre el empresariado y hasta los mismos trabajadores y dilapidando impúnemente fondos públicos. 

AFILANDO COLMILLOS. Que el barco se hunda para que
los muchachos peronistas lo tomen (nuevamente) por asalto.
Y, en la oposición, la mezquindad está a flor de piel. Los referentes del PJ no se hacen responsables por todos sus atropellos y torpezas de cuando gobernaron este país, disparan dardos de todo tipo y hasta parecen disfrutar esta zozobra de este nuevo Gobierno. Digan lo que digan, los hijos de Don Juan Domingo ostentan un sentido de supervivencia política que está por encima de todo patriotismo.

Ya se acalló el clima de estudiantina que se vivía con la recurrente diatriba de "Patria o Buitres" y demás eufemismos que, al fin de cuentas, terminó surtiendo el efecto contrario al esperado para los intereses del país. Es que por más berrinches de la ex Presidente Cristina Fernández y lluvias de papelitos que le tiraba su militancia, bien se sabía que había que pagar porque se habían agotado todas las instancias en la Justicia de los Estados Unidos.  

Daniel Scioli, ex candidato del FpV, ya salió a decir que si él hubiera sido elegido Presidente de la Nación, "jamás hubiese devaluado ni llevado los precios estos índices; de ninguna manera". Claro que, como buen peronista que es, el ex Gobernador de Buenos Aires ya borró de su memoria el desastre financiero que sus dos gestiones consecutivas y hoy es otro que da clases de administración pública. Y, como si fuera poco, todavía esperamos que explique públicamente la conformación de su patrimonio.

Seguramente, la muchachada peronista atesora el sueño de un Macri desbordado por el caos y huyendo despavorido de Casa Rosada, tal como sucedió en su momento con Fernando De la Rúa. Cruzan los dedos para que así sea.

Macri sabe bien que, a su favor, tiene la posibilidad de impulsar políticamente causas judiciales sobre todos aquellos que integraron el gobierno anterior, Cristina Fernández incluída. Sin dudas, que haya cárcel para polémicos personajes como Amado Boudou, Julio De Vido y Luis D'Elia sería un bálsamo para la popularidad del primer mandatario.

En el medio de todo este menjunje de números macroeconómicos y disputas de poder, queda atrapado el pueblo argentino. Nos hablan de "sinceramiento" de la economía pero nadie se hace cargo de las mentiras anteriores y, menos aún, nadie . Está claro que no existen soluciones mágicas para tantos años de desmanejos financieros pero, como ha sucedido a lo largo de nuestra historia, los desastres económicos los terminan pagando los argentinos con caídas de los salarios reales, desempleo y más pobreza.

Así, se desvanece en la realidad aquel eslógan proselitista de "Pobreza Cero" con el que se embanderó la campaña proselitista de Cambiemos. La realidad, por enésima vez, nos asoma cruel.

domingo, 6 de marzo de 2016

Sabbatella, víctima de su kirchnerismo

EL BUFÓN DE LA REINA. Sabbatella necesita protagonismo.
El sábado pasado, casi sobre medianoche, la inauguración de un local de la agrupación "Nuevo Encuentro" se vio manchada con un confuso episodio en el que, según denunciaron, alguien irrumpió disparando sobre la muchedumbre. Según informaron los militantes de "Nuevo Encuentro", dos mujeres resultaron heridas productos de disparos provenientes desde un edifico vecino (¡!); a una de ellas, una bala le atravesó un brazo y, a la otra, otra bala le rozó un hombro; ambas militantes están fuera de peligro.

A la hora de analizar este hecho, los líderes de "Nuevo Encuentro" se mostraron totalmente convencidos de que se trató de de amedrentar a la militancia kirchnerista.

Martín Sabbatella exigió públicamente un enérgico repudio de parte del Presidente Mauricio Macri ya que, según él entiende, “es el inicio más violento de un mandato presidencial en las últimas décadas (...) no recuerdo hechos de violencia política de este tipo desde la reapertura democrática (...) esto es un atentado a la democracia y nos preocupa que sea quien sea, sienta que existe un discurso institucional que lo habilita para hacerlo. Por su parte, la legisladora Andrea Conde fue más allá cuando aseguró “no puede leerse esto de modo aislado sino en una trama instalada a partir del 10 de diciembre que incita a la violencia: en la calle, en las redes, hay un sector radicalizado de violencia anti-K que siente como que ahora puede: están legitimados para ser violentos mas abiertamente”.

QUÉ PAR DE PÁJAROS LOS DOS. La fidelidad de Sabbatella a "el proyecto"
fue premiada cuando secundó a Aníbal Fernández para competir por la
gobernación bonaerense desde el FpV y así les fue.
Sabbatella alcanzó notoriedad cuando la entonces Presidente Cristina Fernández lo designó al frente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), desde donde se encargó de cumplir al pie de la letra todas las órdenes impartidas desde la Casa Rosada. Su nula independencia política en la AFSCA fue objeto de numerosos cuestionamientos de la oposición, como así también cuando se conoció que se dedicó a nombrar a gente de su agrupación política en la estructura de dicho organismo, a quienes les descontaba un diezmo de sus sueldos.

Fue candidato a Vicegobernador de Buenos Aires, acompañando en la fórmula a Aníbal Fernández. La perfomance de esa dupla kirchnerista estuvo lejos de lo esperado y significó un duro golpe a las aspiraciones de ambos dirigentes polémicos. De hecho, Sabbatella no cosechó apoyo ni siquiera en Morón, su propio territorio.

LA FIESTITA PARA CRISTINA EN EL POSADAS. El cotillón kirchnerista se mostraba a full, 600 mil razones mediante.
Hace poco, el titular de "Nuevo Encuentro" se vio envuelto en otra polémica por los desmanejos de fondos en el Hospital "Prof. Alejandro Posadas". Según una investigación judicial, se está analizando el desvío de más de 600 mil pesos para solventar los gastos de movilización y el cachet de Víctor Heredia para celebrar un acto que encabezó la entonces Presidente Fernández por la inauguración de obras en dicho nosocomio.

El Director en ese momento era Domingo Martín Latorraca, cercano a Sabbatela, quien, según la investigación dispuso "contratar ómnibus desde y hacia distintos puntos de la provincia; servicios de vallado, sonido y luces; un catering para casi 300 personas, y la actuación del cantante Víctor Heredia". Latorraca había asumido en ese cargo en abril de 2015 para reemplazar a Donato Spaccavento, quien denunció haber sido desplazado de dicho nosocomio a causa de haberse negado a incorporar a 1700 militantes de la agrupación que lidera Sabbatella; Spaccavento dijo que el Hospital Posadas "pretendía ser utilizado como botín político por Nuevo Encuentro" y aseguró que lo presionaban "para que ingrese más gente al hospital cuando sobraban personas".

Cuando fue consultado por un periodista acerca de ese desvío de fondos, sin ponerse colorado, Sabbatella se defendió preguntando "¿Qué tiene de malo que se paguen ómnibus para un acto con fondos del hospital?", "¿Cómo no se va a poder contratar a Víctor Heredia por 30 mil pesos?". Como si los que lo criticaron fueran dementes, el ex funcionario kirchnerista lanzó "se invirtieron $351 millones en el Posadas y se denuncia un acto que costó $600 mil".

TODOS POR ELLA. Pensándolo bien, no sería mala idea
que la Justicia cite a todos los funcionarios corruptos.
Otro hecho que lo tuvo como protagonista es cuando, desde su cuenta personal en Twitter, llamó a la militancia kirchnerista a acompañar masivamente a Cristian Elisabet Fernández a Tribunales, en caso de que ella sea citada a declarar en el marco de la causa que el Juez Bonadío lleva adelante por la venta de dólar futuro a un valor inferior al del mercado, con un alto costo económico para la próxima administración.

En estos últimos meses, Sabbatella fue perdiendo terreno y protagonismo no solo dentro de la escena política nacional sino también dentro del kirchnerismo. Desde ahí es que podemos interpretar sus desesperados intentos por llamar la atención de la ciudadanía. Esto de los hechos sospechados de autoatentados no es una invención de Sabbatella. Abundan ejemplos.

Uno puede recordar cuando en diciembre del año 2009, el Gobierno Nacional denunció que la Presidente Cristina Elisabet Fernández habría sido amenazada de muerte mientras volaba en helicóptero desde la Residencia de Olivos hacia la Casa Rosada. Para probar semejante acusación, divulgaron un audio en donde se escuchaban voces masculinas que ordenaban "maten a la yegua", mientras de fondo se escuchaba la tradicional Marcha de las Camelias (la misma que sonó de fondo cuando se leyó en Cadena Nacional el Comunicado Nº 1 de la Junta Militar cuando tomaron el poder el 24 marzo de 1976)... Y desde allí, empezando por Néstor Kirchner, todo el kirchnerismo se mostraba horrorizado por ese supuesto intento de atentado a la Presidente, argumentando que "no les perdonaban" el impulso político que le dieron a los juicios contra militares represores.

DOS "SECUESTROS". Gerez y Puthod aseguraron haber sido secuestrados
por "grupos de tareas" y sus respectivas "liberaciones" dieron pie a numerosos
elogios y reivindicaciones a Néstor y Cristina. Salud!
Un poco más atrás en el tiempo, podemos recordar los extraños casos de los supuestos secuestros de Juan Evaristo Puthod y Luis Gerez, ambos militantes kirchneristas. Si bien sus "secuestros" ocurrieron en 2008 y 2006, respectivamente, ambos casos guardan curiosas similitudes: ambos denunciaron haber sido víctimas de "grupos de tareas", nadie presenció los momentos en que fueron secuestrados, ambos reaparecieron por sus propios medios luego de sendos discursos presidenciales reivindicando las políticas de Cristina Fernández y Néstor Kirchner y en ninguno de los dos casos se siguió investigando luego de que hablaran ante las cámaras del periodismo. 

El común denominador de todos esos hechos no es encontrar la verdad ni, mucho menos, que se haga Justicia: tan solo cuenta llamar la atención de la opinión pública, sembrar confusión y llevar agua para su molino. Prácticas despreciables y bajas. Nada más. Nada más kirchnerista. 

viernes, 4 de marzo de 2016

La verdad suicidada una y otra vez

¿QUE NO DESCANSE EN PAZ?. Pasa el tiempo y la muerte de Nisman se
oscurece más y más. Las mentiras terminan siendo verdades.
La aparición del ex espía Antonio "Jaime" Stiuso sacudió la opinión pública y enciende más polémicas acerca de las turbias circunstancias que envolvieron la muerte del Fiscal Alberto Nisman.

Antonio Horacio Stiuso regresó a la Argentina y se presentó en tribunales para declarar ante jueza Fabiana Palmaghini, la fiscal Viviana Fein y los abogados de todas las partes que intervienen en la causa sobre la muerte de Nisman. Ahora, Stiuso no dudó en señalar que la muerte de Nisman se trató de un asesinato porque tanto a Irán como al Gobierno que lideraba Cristina Elisabet Fernández les molestaba la investigación que Nisman venía realizando.

Esas fuertes palabras rebotaron por toda la escena política nacional porque Stiuso supo decir lo que muchos sospechaban desde un primer momento: Nisman habría sido asesinado por orden expresa de la ex Presidente Cristina Fernández. Sin pruebas contundentes (hasta su abogado lo admitió públicamente), semejante acusación del ex agente puede crearle grandes problemas judiciales tanto a Fernández como a varios de sus ex colaboradores y, porqué no, usada como otra chanza que puede usar el macrismo para apretar al Frente para la Victoria.

La nueva declaración de Stiuso ya produjo un efecto de gran contundencia: Palmaghini, se declaró “incompetente” y remitió la investigación al fuero federal, además de promover una denuncia contra la fiscal Fein por omisión de información, al considerar que no tuvo en cuenta datos aportados por el ex agente de la SIDE. Esto resultaría un gran triunfo para Sandra Arroyo Salgado, Jueza Federal de San Isidro y ex esposa de Nisman, quien desde un primer momento insistió con la hipótesis del asesinato y exigía que sea la justicia federal la que debería hacerse cargo de la investigación. Claro que los plazos pueden alargarse si esa resolución de Palmaghini es apelada.

Y, como si todo ésto fuera poco, Stiuso protagonizó un insólito episodio cuando realizó una llamada telefónica a "Intratables", programa emitido por América TV, para increpar en vivo a Luis Moreno Ocampo quien justo en ese momento estaba hablando de las oscuras conexiones del ex espía con personajes de la política y de la Justicia. El ex agente logró salir al aire a través de un simple teléfono móvil, fue breve, se dirigió a Moreno Ocampo y se limitó a hacerle "recordar" que él lo conoce personalmente y que sabe que "cobró" (¿?)... Quedan dudas acerca de la "espontaneidad" del llamado y cómo sabemos si el que llamó era, efectivamente, el bueno de Stiuso.

Desde el momento mismo de la muerte de Nisman, la verdad intenta aflorar pero es rápidamente ensuciada y distorsionada. Basta recordar al entonces Secretario de Seguridad Sergio Berni quien fue uno de los primeros en llegar a la escena del crimen (¡!) para rápidamente salir a declarar que "no cabía duda" de que era un suicidio (?). Poco tiempo despúes, el siempre polémico Aníbal Fernández motorizó una campaña de difamación de Nisman con la divulgación de datos que insuaban lavado de dinero, como así también fotografías del fallecido fiscal junto a jóvenes mujeres en fiestas y viajes por playas paradisíacas. En aquel momento, el ex Jefe de Gabinete fue lapidario sobre el fiscal cuando declaró "se le dieron muchísimos fondos para que esclarezca el caso AMIA y él la dedicaba para salir con minas y pagar ñoquis (...) entonces se mofó durante todo este tiempo de 85 víctimas y más de 300 heridos que provocó el atentado (...) un sinvergüenza de los que pocos se han visto en este país".

Y, muy obedientes, toda la militancia kirchnerista empezó a darnos clases de moral y buenas costumbres cuando reflexionaban escandalizados acerca de la "lujuriosa" vida del fiscal Nisman. Fue otro intento desesperado por desviar el foco de atención para que todos olvidáramos que nos mataron a un fiscal que, equivocado o no, había denunciado a la Presidente de la Nación por encubrimiento en una causa tan sensible como el Atentado a la AMIA.


Carpetazos para todos y todas

Sin duda, la reaparición de "Jaime" Stiuso está poniendo nervioso a más de un poderoso. Es ingeniero en electrónica y experto en informática, y ha sido directivo de los servicios estatales de inteligencia por más de tres décadas. Por ende, supo tener la habilidad para obtener información sensible de distintas personalidades de nuestro país y entabló estrechas relaciones con espías de otros países, lo cual usó también como herramienta de extorsión en más de una oportunidad.

JAIMITO, EL TERRIBLE. Stiuso habla y más de uno tiembla.
Fue el entonces Presidente Néstor Kirchner el que depositó su confianza en Stiuso, ya que de él obtenía información precisa acerca de los movimientos de propios y extraños. Pero, por alguna razón, fue Cristina Fernández la que tomó la decisión de desplazarlo de la Secretaría de Inteligencia y, de ahí en más, Stiuso se transoformó en enemigo del kirchnerismo.

El extraño episodio que Stiuso protagonizó en "Intratables" es tan solo un botón de muestra sobre su siniestro proceder; en ese caso, fue Moreno Ocampo quien recibió una advertencia solapada del ex agente.

Toda la información que Stiuso dispone termina convirtiéndose en una suerte de Espada de Damocles sobre más de un político argentino. Bien lo sabe el ex espía, por lo que puede darse el lujo de manejarse prácticamente a su antojo a sabiendas de que su hipotética caída en desgracia puede arrastrar consigo a más de pez gordo.

Alberto Nisman trabajaba junto a Antonio Stiuso y, quizás, el fallecido fiscal se convirtió en otra espada (una más) que el ex espía esgrimió ante la ex Presidente Fernández. De hecho, a poco de que Stiuso fue eyectado de los servicios de inteligencia, la ex primer mandataria fue acusada por Nisman como presunta encubridora de los responsables del Atentado a la AMIA.

Nisman fue usado también por los medios de comunicación opositores al kirchnerismo. Antes de morir, el fiscal se paseaba por los principales programas de televisión para dar entrevistas anticipando detalles de su denuncia contra la Presidente Fernández. Su muerte repentina nos tomó a todos de sorpresa.

Actualmente, la investigación de la muerte de Nisman es una papa caliente que nadie quiere tomar en la Justicia porque, seguramente, ahondar en ella implicará desentrañar tramas siniestras del poder político de la Argentina. Resta saber si nuestra Justicia será capaz de romper con esta inercia tan perversa y, de una buena vez, proceder libremente hasta encontrar a todos los responsables de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

jueves, 3 de marzo de 2016

De sacralización y derechos humanos

LOPÉRFIDO, OTRO "HEREJE". Ex integrante de la Alianza y hoy en las filas
del PRO es quien tuvo la osadía de reconocer su descreímiento a una de las
"verdades reveladas" que nos imponen organizaciones de derechos humanos.
A fines de enero pasado, Darío Lopérfido, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, puso en duda la histórica cifra instalada por orgazaniciones de derechos humanos al declarar "en Argentina no hubo 30 mil desaparecidos". Como redoblando la apuesta, el funcionario macrista argumentó que esa cifra "se arregló en una mesa cerrada" para "conseguir subsdidios".

Como era de esperarse, una cataratas de críticas y acusaciones llovieron sobre Lopérfido, especialmente desde Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. Estela Barnes de Carlotto se mostró horrorizada por las declaraciones del funcionario y explicó “Nosotros manejamos esa cifra porque los propios depredadores lo llevaron a 45 mil (¡!), hay montones de denuncias que no han quedado registradas porque hubo familias enteras que fueron diezmadas (...) se registraron las denuncias como se pudo y todavía seguimos recibiendo denuncias de nietos nacidos en cautiverio”. Nora Cortiñas, titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, no solo que solicitó la renuncia de Lopérfido sino que lo calificó como "una pobre persona y un pobre individuo".

Más visceral, Hebe Pastor de Bonafini lanzóestuvieron con los militares, estuvieron de acuerdo con la tortura, con la muerte y la desaparición (...) odian a nuestros hijos y tienen el mismo odio contra las Madres y las Abuelas”.

DERECHO$ HUMANO$. En su avidez de poder y millonarios subsidios mediante,
Néstor Kirchner supo capitalizar en beneficio de su Frente para la Victoria a Estela Barnes
de Carlotto y a Hebe Pastor de Bonafini. Así, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo pasaron
a ser parte de esa peculiar transversalidad del FpV y defendieron a capa y espada
cada acto de gobierno del gobierno kirchnerista.
Esos organismos junto a un grupo de actores que también repudiaron esas declaraciones han estado presionando a Horacio Rodríguez Larreta, Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para exigirle el inmediato desplazamiento de Lopérfido de la función pública.

Ante tanta presión, Darío Lopérfido publicó una carta en la que intenta aclarar que condena el golpe cívico militar del año 1976 y reivindica la lucha de Estela de Carlotto, aunque no se retracta de sus polémicos dichos acerca de la cifra de desaparecidos. Según trascendió, Rodríguez Larreta atendió personalmente los reclamos de las agrupaciones de derechos humanos pero se negó a exigir la renuncia de su funcionario al entender que con esa carta difundida se daba por cerrada la polémica

Las críticas más sensatas vinieron de Graciela Fernández Meijide quien afirmó “no se puede hablar con tanta ligereza de la tragedia que nos ocurrió” y agregó “no me pareció bien la forma en que se refirió a los desaparecidos; la discusión no es la cifra, porque así se desvía la atención de lo importante, que es que aquí hubo terrorismo de Estado, un accionar ilegal de las fuerzas armadas y que hubo desaparecidos; el número, finalmente, termina convirtiéndose en un símbolo, y los símbolos son importantes”. Aún así, Fernández Meijide resaltó que el actual Ministro de la Ciudad de Buenos Aires "tiene como persona todo el derecho del mundo de decir lo que cree que es cierto y discutir el número si quiere" y sostuvo "lo que me pareció desmesurado totalmente es que por eso un grupo de intelectuales y artistas le pidieran la renuncia; se puede pedir la renuncia de un funcionario si es mal funcionario, pero no por lo que piensa; sino vamos a seguir con los autoritarismos hasta el día de nunca acabar". Fernández Meijide es otra voz autorizada ya que sufrió la desaparición forzada de su propio hijo durante aquellos años oscuros, por lo que integró la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos durante los años dictadura y, posteriormente, fue miembro de la célebre CONADEP; de todas maneras, no goza de la simpatía de las agrupaciones de DD. HH. porque, en más de una oportunidad, se animó a desmitificar el accionar de la guerrilla setentista y desnudar sus miserias

OTROS NÚMEROS QUE NO CIERRAN. Mientras nos peleamos por si fueron 10, 1000 ó 30000,
Hebe Pastor de Bonafini no da explicaciones en la Justicia sobre lo que hizo con el dinero de
"Sueños Compartidos" y la "Universidad de las Madres". Su fervorosa militancia kirchnerista
le bastó para gozar de total impunidad y, claro está, hacerse de unos pesitos extras.
En medio de toda esta controversia, Barnes de Carlotto pidió públicamente “que Lopérfido nos dé la lista de los que piensa que son los desaparecidos”... aunque esta señora debería reconocer que ni ella ni ninguno de los representantes de los organismos que juran defender los derechos humanos pueden aportar pruebas contundentes de que los desaparecidos con efectivamente 30 ó 45 mil.

Tal como dijo Fernández Meijide, el debate acerca de la desaparición forzada de personas en nuestro país no es sincero ni menos abierto y nos centramos en el número de desaparecidos, como si fuera el quid de la cuestión. Así hubiera sido tan solo una persona la víctima del Terrorismo de Estado, ya es un hecho revistiría extrema gravedad. Nadie niega ni justifica el Terrorismo de Estado, el cual merece ser duramente juzgado con seriedad.

Pero, también hay que reconocer que aquella "juventud maravillosa" nunca quiso hacerse del poder mediante elecciones democráticas sino mediante la violencia y el terror, medios por los cuales arrasaron con no pocas vidas inocentes. No hay que rastrear demasiado en diarios de la época para hallar noticias de los crímenes cometidos por esos cobardes. Lamentablemente, las víctimas de las atrocidades de esos "jóvenes idealistas" están perversamente ninguneadas por la historia reescrita por el kirchnerismo.

SAN ERNESTO Y SAN FIDEL. Según la óptica "progre", Guevara y Castro
merecen honor y gloria por su gesta en Cuba y su lucha contra el imperialismo.
Pero, ellos dos también secuestraron, toruraron y asesinaron a quienes no
les rendían pleitesía pero bueno, eso no se llama genocidio ni terrorismo sino
"revolución"  e "ideales" (¿?).
Hoy en día, personajes como Barnes de Carlotto, Pastor de Bonafini o Cortiñas asumen un papel mesiánico y no admiten ningún tipo de cuestionamiento. Estas señoras lograron imponer sus condiciones a la sociedad y la Justicia terminó tiñiéndose de los intereses políticos de quienes aún hoy reivindican la lucha armada. La balanza se inclinó caprichosamente para un lado.

En la Argentina se puede dudar de cosas como la existencia de Dios, de la teoría de la gravedad, de que la Tierra es redonda o de que uno más uno es dos... pero parece estar terminantemente prohibido de los postulados de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Quien tenga la osadía de hacer un mínimo cuestionamiento merecería múltiples condenas y acusaciones de asesino, fascista, cipayo, oligarca y demás rotulamientos de esa índole. En estas semanas fue Lopérfido, pero no es el primero que se animó ni tampoco el último.

La historia se tergiversa según los intereses de turno y lo referido a los derechos humanos no es la excepción. Mientras la revisión histórica adolezca de honestidad y siga contaminada por intereses sectarios, no habrá paz ni justicia entre nosotros. 

miércoles, 2 de marzo de 2016

La foto de la política argentina

El Presidente Mauricio Macri dio inicio al 134º periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación con un discurso en el que marcó algunos lineamientos de su gobierno, como así también duras críticas a los largos años de gobiernos kirchneristas.

Más allá de las duras afirmaciones vertidas por el primer mandatario, bastó observar el marco de este acto tradicional como para entender cómo funciona la política nacional.

De movida se nota el cambio de estilo que Macri está imponiendo con más formalidad que la ex Presidente Cristina Fernández. Algunos podrán hablar de frialdad del líder del PRO y otros podrán sostener que hay más "institucionalidad".

COMBATIENDO AL CAPITAL (?) La muchachada peronista montó
su propio show, avisándonos "vamos a volver" (!).
No hubo despliegue de militantes del PRO ni de "organizaciones sociales" como solía ocurrir cada vez que Cristina Fernández encabezaba este acto. En redes sociales, no faltaron los simpatizantes K que se mofaban de la casi nula movilización de gente por entender que "el pueblo no apoyó a Macri", cuando en realidad uno podría decir que a esa misma hora el pueblo se encuentra mayoritariamente en sus lugares de trabajo.

Lo penoso fue el comportamiento de los legisladores del Frente para la Victoria quienes se comportaron como un grupo de niños caprichosos, como no queriendo aceptar que los sacaron del centro de la escena y haciendo berrinches para hacerse notar.

De ahí que, como si fueran barras bravas, los legisladores ahora opositores se dedicaron a interrumpir con gritos y silbidos en diversos tramos del discurso del Presidente, como así también pegar carteles en las paredes con leyendas como "basta de represión", "no a los despidos" y "respeto por el pueblo". No faltó el kirchnerista desorientado que pegó el cartel "No a los despidos en CN23", olvidando que fue nada menos que el empresario K Cristóbal López (y no alguien vinculado al PRO) quien dispuso esa medida contra los trabajadores del canal de televisión.

La ausencia más notoria fue la de Máximo Kirchner, Diputado Nacional, quien optó por estar presente en Santa Cruz como oyente del discurso que su tía Alicia Kirchner, daba en la Legislatura de esa Provincia. Sabemos del poco apego al trabajo que ostenta el bueno de Máximo, así que su inasistencia no resulta tan sorprendente. A pesar de ello, el hijo de la ex Presidente se dio tiempo para lanzar duras críticas a Macri.

ALICIA EN LA PROVINCIA DE LAS MARAVILLAS. La hermana de Néstor Carlos
y actual Gobernadora de Santa Cruz condicionó futuros pagos a estatales a la ayuda que
reciba de Nación y llamó a "reconstruir Santa Cruz", Provincia que el kirchnerismo
gobierna/somete desde 1991 (¡!) Su sobrino Máximo aplaudía ese discurso no mediocre.  
Los resabios de la prensa kirchnerista tampoco se quedó atrás y fue lapidaria con el discurso presidencial. Sin ir más lejos, Página/12 se quejó del "tono agresivo" de Macri, como si Cristina Fernández se hubiera caracterizado por alocuciones conciliadoras. Como sucedió durante todos estos años, los análisis políticos de la militancia K parten de conceptos trillados y vagos como "centroderecha", "neoliberalismo", todas cuestiones que impiden la profundización del debate político.

El Presidente sabe bien que no la tendrá fácil durante estos cuatros años con el FpV enfrente. Fiel a su tradicional posición cuando le toca ser oposición, el peronismo pondrá varios palos en la rueda hasta ver caer a pedazos al Gobierno. Al margen de las rencillas políticas que se vengan, resta saber como le irá la país en los próximos años.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina