jueves, 6 de octubre de 2016

Siga, siga

VIOLENCIA ES MENTIR. El Gobernador Uñac quedó en el centro de un
confuso episodio en el que fue increpado y agredido por ambientalistas
jachalleros. Y sí, las cámaras de los periodistas estaban encendidas y
se montó la escena de lo que nunca hubo en San Juan: diálogo. 
Luego de tantos golpes recibidos, la cofradía minera puede celebrar que la Justicia habilitara la reanudación de las actividades en la Mina Veladero al comprobar que Barrick Gold ha realizado todos los trabajos preventivos para evitar nuevos incidentes (¡!).

Es que, luego de que otro derrame de solución cianurada ocurrido a mediado de septiembre pasado se conociera en todos los medios nacionales, esta causa pasó a ser una brasa caliente de la que el Gobernador Sergio Uñac hizo (mediáticos) intentos para despegarse y del que no había algún magistrado que tuviera el coraje para tomar cartas en el asunto.

Lo que más molestó a la cofradía minera fue que este episodio alcanzara repercusión a nivel nacional, más que nada porque ellos están acostumbrados a guardar bajo la alfombra todo lo que no les conviene y cuentan, claro está, con una prensa que no para de cantarles loas. Acá en San Juan estas cosas se tapan fácilmente, pero últimamente a los poderosos se les escapa de las manos y no pueden censurar como quisieran el uso de las redes sociales.

Cuando los flashes de las cámaras de periodistas porteños se apagaron, volvieron las presiones políticas y mediáticas para que un Juez dictamine lo que el giojismo esperaba: que todo continúe como si nada pasara. Pablo Ortija, juez de la Segunda Circunscripción Judicial de Jáchal, era quien venía siguiendo la actividad de Barrick en la coordillera sanjuanina y había dictaminado la suspensión de las actividades luego de que trascendiera un nuevo derrame de solución cianurada en las aguas del Río Jáchal,.. como Ortija anunció que se tomaría vacaciones, la causa pasó a manos de la Juez Silvia Beatriz Rodríguez, quien ese mismo día pidió una licencia por parte médico y, de allí, la brasa caliente pasó a manos de Horacio Quiroga, Juez de Paz del Departamento Iglesia, quien receptó los informes presentados por la transnacional de origen canadiense y rápidamente autorizó a la muchachada de Barrick a continuar con su faena.

JÁCHAL SÍ SE TOCA. Un grupo de personas se opone férreamente a Veladero, desde el Gobierno lo califican como intrascendente pero siempre dieron muestras de temerle a una consulta popular acerca de la minería.
La Asamblea "Jáchal No Se Toca" radicalizó su posición y no hizo más que generar más molestia al giojismo con sus protestas. El más reciente capitulo fue la toma del edificio de la Municipalidad de Jáchal, en dónde los manifestantes se encadenaron hasta tanto no recibieran alguna respuesta favorable a sus exigencias. Cn la rapidez y rigurosidad que no los caracterizan para proceder contra las empresas mineras, el Fiscal de la Corte, Eduardo Quatropani, ordenó el desalojo de los activistas; entre sus declaraciones a la pren$a, El Ministro de Gobierno Emilio Baistrocchi afirmó que “un grupo minúsculo no puede entorpecer la vida institucional del departamento”... a primera impreesión un pensaba que se refería a la casta gobernante que opera a favor de las mineras transnacionales pero no: apuntaba a "Jáchal No Se Toca".

Ortija apenas había alcanzado a procesar a algunos directivos de Minera Argentina Gold S.A. (MAGSA), subsidiaria argentina de Barrick Gold, pero a años luz estuvo de siquiera cuestionar responsabilidades políticas de este escándalo.

José Luis Gioja optó por hacerse el otario y se llamó a silencio. El hoy legislador nacional por San Juan tuvo la caradurez de pedir informes a los ministerios de Energía y Minería y de Ambiente de la Nación acerca del daño ambiental de la actividad minera en el norte sanjuanino... actitud que nunca tuvo durante los largos años de kirchnerismo del que él fue parte activa. Como buen peronista, José Luis Gioja hoy actúa como si nada tuviera que ver.

En tanto, el Gobernador Sergio Uñac optó por acudir a periodistas como Jorge Lanata y Alejandro Fantino para mostrarse preocupado por la situación, aunque no supo dar demasiadas precisiones acerca de su compromiso en favor de San Juan. En sendas entrevistas se limitó a vagos eufemismos para salvaguardar su imagen y evitó dar demasiadas precisiones.

¡YUPI YUPI! Como no podía ser de otra manera, Diario de Curro saludó
la "liberación" de las actividades en la Mina Veladero.
Al fin de cuentas, los glaciares cordilleranos siguen sin ser protegidos de la voraz acción de la minería. Durante largos años, Barrick continuó destruyendo esas preciadas reservas de agua mientras los Gobiernos Nacional  y, especialmente, el Provincial miraban para otro lado.

Asimismo, preocupa la situación socioeconómica de los departamentos coordilleranos en donde se la merma de la actividad minera ha golpeado duramente. El portal Infobae se hizo eco de un informe publicado por Diario Huarpe, el cual basado en relevamiento en los departamentos de Iglesia, Calingasta, Jáchal, Sarmiento y Valle Fértil, halló que el desempleo es, en promedio, del 25%. Esto desnuda la farsa de la sustentabilidad de la actividad minera, tal como la plantean José Luis Gioja y Sergio Uñac. Las empresas hacen sus negocios y se llevan todo lo que pueden y acá los sanjuaninos nos quedamos mirando los espejitos de colores.

La culpa no es de Barrick Gold sino de los políticos que deberían haber defendido los intereses de San Juan, en vez de haberse comportado como gerentes de la transnacional minera. Es indudable que el dinero que aportó la minería a las arcas estatales no se ve reflejado en obras de infraestructura ni, mucho menos, en generar otras fuentes de trabajo sostenibles en el tiempo.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina