jueves, 28 de julio de 2016

¿Macri al Bailando?

DOS ACTORES. Macri y Tinelli intercambian rostros en Snapchat (¿?)
Y, finalmente, ayer se dio: se concretó la reunión cumbre (?) entre Mauricio Macri y Marcelo Tinelli.

Desde hacen varios meses que ambos mantienen un enfrentamiento duro aunque sutil por momentos por cuestiones de poder.

Es que Macri no soportó la predilección que Tinelli tuvo en su momento por Daniel Scioli en plena campaña electoral y se lo "cobró" trabando la llegada del animador televisivo a la conducción de la A.F.A. Al parecer, ahora ambos decidieron firmar la paz.

Que Marcelo Tinelli sea una de las personalidades más influyentes en la Argentina nos da una imagen nada buena de lo que somos como pueblo. El conductor de Showmatch ostenta millones de seguidores y ha sido multipremiado, conduce un programa televisivo que es un éxito en audiencia desde hacen más de dos décadas. Su propuesta siempre se caracterizó por su bajo vuelo artístico pero, como se volvió masivo, no le preocupó evolucionar: Showmatch no ha diferido mucho a lo largo de todos estos años, en clave de humor y escándalo.

Lo insólito es que, como si no hubieran otras noticias, al día siguiente de cada emisión de Showmatch, son decenas los portales de noticias replican lo sucedido en lo de Tinelli. Y ni hablar de otros programas televisivos que también pasan  resúmenes e imágenes de cada envío.

Desde que arrancó con sus programas televisivos, casi todos los presidentes pasaron por Showmatch: Menem, De la Rúa, Kirchner, Fernández. Todos quisieron una foto sonrientes con Tinelli. Y, como era de temerse, el actual líder del PRO no quiso ser la excepción y se deja encandilar por la popularidad de un personaje de la televisión argentina. La metodología de Tinelli para relacionarse con el poder político mucho no difiere de los grandes multimedios nacionales: los alaba, los critica, los abraza, toma distancia, los mima, los ataca... según su propia conveniencia, claro.

Bastó una (pésima) imitación de Macri en Showmatch para enojar al Presidente. Nada le gustaron las sátiras sobre los recientes aumentos de tarifas y por ello se sintió obligado a responder ante las críticas de Tinelli a través de los medios y hasta lo convocó a una reunión cara a cara.

Miles de tuiteros se equivocan en su diagnóstico: Tinelli no es K, Tinelli es tinellista. Él hace su show, millones lo siguen y él vé acrecentar su poder sobre la opinión pública y, claro está, su patrimonio personal.

Como si no tuviera cosas más importantes para atender, el Presidente de la Nación hizo un lugar en su agenda para recibir en la Quinta de Olivos al animador televisivo para que disminuya las críticas. No vaya a ser que en el 2017, Cambiemos haga una mala elección legislativa por culpa de Tinelli (¡!) 

Al fin de cuentas e hilando un poco más fino, esta "cumbre" tiene cierta lógica: Macri y Tinelli quieren más rating (¡!). La inescrupulosidad del animador televisivo ya lo conocemos pero bien vale remarcar un detalle no menor del Presidente de la Nación: su propia popularidad le importa más que cualquier problema de la Argentina. De ahí que podemos entender que Jaime Durán Barba, gurú de su imagen política, sea uno de los asesores más escuchado por el primer mandatario.

Esperemos que el actual Jefe de Estado pueda cambiar el foco de su atención y centrarse más en lograr un plan de gobierno acorde a estos tiempos difíciles que atravesamos los argentinos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina