sábado, 27 de junio de 2015

La política es un chiste (de mal gusto)

ALERTA AMARILLA. El PRO se quedó sin un triunfo
clave para las ambiciones políticas de Macri.
La confirmación de la derrota de Miguel Ignacio Torres del Sel en Santa Fe abre no poco interrogantes sobre el PRO como agrupación política.

El triunfo en las P.A.S.O. de Del Sel hacía presagiar un nuevo triunfo en las generales para toda la tropa macrista. Pero no: Roberto Miguel Lifschitz, Intendente de Rosario y candidato del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) logró imponerse por poco menos de dos mil votos y ,así, extender el poderío del socialismo en Santa Fe por otros cuatro años.

Fue vergonzoso el recuento de votos en las elecciones generales de Santa Fe. Pero no fue un caso aislado: fue también escandaloso lo ocurrido en las P.A.S.O. celebradas en abril pasado y, más aún, en las elecciones del año 2011.

Ni el oficialismo ni la oposición pudieron garantizar la transparencia de los comicios: quienes gobiernan, miraban para otro lado cuando se denunció la adulteración de actas, mientras que la oposición careció de los medios necesarios para fiscalizar.

En las últimas horas del domingo 14 de junio, el gobierno santafesino proclamaba el triunfo de su candidato a gobernador por una diferencia mínima, pero desde el PRO y el Frente para la Victoria denunciaron fraude debido a que la Junta Electoral provincial comunicaba los datos en base al "100% de las mesas" cuando en realidad habían alrededor de 245 mil votos sin escrutar.

Llama la atención que la ciudadanía santafesina siga apoyando al socialismo, que ya ha dado muestras de su corrupción y, lo que peor, haber permitido la instalación de poderosas bandas de narcotraficantes que operan con total impunidad en toda la Provincia, especialmente en la Ciudad de Rosario. 

El Gobernador Antonio Bonfatti se mostró exultante, se regodeó de "haberle escupido el asado al PRO", festejó que "Para el PRO, perder es como una patada al hígado" y apenas reconoció "errores humanos en la confección del telegrama y en la carga" (¡!).

Fue sospechoso el cambio de actitud del candidato del Frente para la Victoria: de ser el primero en pedir una revisión del escrutinio general a ser el primer opositor en reconocer el triunfo del socialismo. Apenas se conoció el resultado oficial, Perotti pidió que se abran las urnas para recontar los votos y bramó “de ninguna manera podemos reconocer, por unas mesas testigo, que alguien se adjudique el triunfo en una elección tan pareja donde hay apenas un uno y algo por ciento de diferencia entre los tres candidatos, mucho más cuando todavía quedan más de 60 mil votos entre anulados, recurridos e impugnados”. Pero, pocos días después, Perotti avaló los resultados difundidos por el gobierno santafecino. El "cambio de parecer" parece que será debidamente recompensado: Perotti tiene grandes chances de ser el próximo candidato a Senador Nacional por Santa Fe desde el FpV.

Tal como sucedió en el 2011, Torres del Sel quedó a poquitos votos de ser gobernador santafesino. Y, al igual que aquella elección general, en este año sucedieron cosas raras que oscurecieron el recuento de votos. Los santafesinos recuerdan cómo, en las elecciones del 2011, por esas cosas de la informática (!), "se cayó el sistema" cuando el escrutinio definitivo estaba dando ganador a Del Sel y, cuando "intervinieron" los técnicos, el recuento terminó cerrando con una exigua ventaja que consagró a Antonio Bonfatti.

Del Sel manifestó su indignación por la escasa transparencia de los comicios pero, al igual que Perotti, tampoco quiso ir al fondo de la cuestión y decidió reconocer el triunfo de Lifschitz. Apesadumbrado, ya había avisado “Si pierdo me vuelvo a casa y veo qué hago de mi vida, pero que pase esto me provoca una fea sensación; me vuelvo a casa y sigo ayudando desde otro lugar”.

Así, también festejan los narcotraficantes que el socialismo siga gobernando. Seguramente, podrán seguir haciendo sus negocios a costa de la vida de miles de personas, gracias al "progresismo". Ojo, también el Gobierno Nacional también reclama sus derecho$ de autor.


Política tipo nada

Del Sel saltó a la fama integrando el grupo cómico MiDaChi y, de la mano de Mauricio Macri, se convirtió en el principal referente político del PRO en la Provincia de Santa Fe. Cuando su incursión en la política sorprendió a propios y extraños, el cómico se excusó "me quieren y me votan porque no miento, no robo y porque laburé toda mi vida. Hay otros que no pueden dar la cara. ¿Qué culpa tengo?".

Es que, en la Argentina, la mayoría del electorado decide su voto en base a la imagen que construye cada político: es usual escuchar decir que tal  o cual político "parece buena persona", "es auténtica" y cosas por el estilo. A pocos argentinos les interesa conocer de antemano un plan de gobierno. De ahí que el "marketing político" se ha  tornado fundamental para la construcción de toda candidatura. A nadie parece importarle indagar sobre la capacidad y honestidad de un político. La democracia resulta estar sometida por la dictadura de la imagen... ya nadie se acuerda ya de exigir a los candidatos propuestas de gobierno y, menos aún, el debate genuino de ideas y proyectos.

El primero en darse cuenta de ésto fue Carlos Saúl Menem. Y así fue que el entonces presidente introdujo en el mundo de la política a figuras como Ramón "Palito" Ortega (fue Gobernador de Tucumán y candidato a Vicepresidente de la Nación), Carlos Alberto Reutemann (resultó ser Gobernador de Santa Fe y luego Senador Nacional), ¡Moria Casán!, y (el hoy "Nac & Pop") Daniel Osvaldo Scioli, entre otros.

Al igual que en su momento hizo Carlos Menem, Mauricio Macri supo leer ésto y rápidamente fue a buscar a Miguel Del Sel para presentarlo como "su" referente en Santa Fe. Pero no fue el único reclutado por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: también apeló al mundo del fútbol para encontrar a Héctor Baldassi, Javier Castrilli, Carlos McAllister, Julio Cruz, el polémico periodista Fernando Niembro y hacerlos sus candidatos. Otro tanto sucedió con la incorporación del modelo Tomy Dunster y el cocinero Martiniano Molina.

El kirchnerismo no se quedó atrás y terminó incorporando a su staff de candidatos a personajes como el humorista "Cacho" Buenaventura (y pensar que tanto que habían criticado a Macri por llamar a Del Sel), Jorge "Acero" Cali, Carlos "El Chino" Tapia, Mariano Dalla Libera, el ex piloto de TC Julio Catalán Magni. Mientras que Sergio Massa logró incorporar a su "Frente Renovador" al periodista deportivo Walter Queijeiro y a la ex boxeador Marcela "Tigresa" Acuña.

En definitiva, una buena imagen parece ser más que suficiente para conquistar votos. Los principales dirigentes políticos se apoyan más que nada en "asesores de imagen", más que en equipos técnicos que les asesoren sobre salud y educación. Nuestra democracia se reduce a un juego de apariencias y se va vaciando peligrosamente de contenido: nos terminamos creyendo eso de que "el pueblo gobierna a través de sus representantes". Está todo bien.

jueves, 18 de junio de 2015

Es el peronismo, estúpido

CHAU, FLOPPY, GRACIAS POR TODO. Haberse convertido en un fanático
soldado de "el proyecto" no le alcanzó a Randazzo para ser ungido como el
candidato oficialista. Su jefa política lo invitó cordialmente a bajarse.
A poco de ser re-reelecto como Gobernador de Salta en mayo pasado, Juan Manuel Urtubey concedió una entrevista al Diario La Nación en la que, entre otras cosas, describió de manera visceral como es el proceder de los muchachos peronistas para mantenerse al calor del poder.

Contrariamente a lo que muchos dirigentes hoy declaran ante la prensa, el salteño se animó a relativizar la incidencia que podría tener Cristina Elisabet Fernández sobre el accionar del próximo presidente.

Al respecto, el Gobernador Urtubey explicó sin vueltas: "cuando tenga un candidato a presidente, que todavía no lo tengo, me va a empezar a parecer un gran dirigente; en septiembre, me va a parecer que es lo más cercano a los postulados del peronismo, y en octubre, cuando gane las elecciones, me va a parecer la reencarnación de Perón. Así somos nosotros. Si le va bien dentro de cuatro años militaremos su reelección, y si no le va bien, nos lo llevaremos puesto. Hoy no podés preanunciar qué vas a hacer porque es muy dinámico todo".

A todo ésto, Urtubey ya avisó que le gustaría ser Presidente de la Nación en el 2019 (!).

Esta introducción nos ayuda a interpretar dos sucesos que sacudieron la escena política argentina:
- la sorpresiva designación de Carlos Alberto Zannini como precandidato a Vicepresidente de la Nación acompañando en la fórmula a Daniel Scioli y, acto seguido,
- la intempestiva renuncia de Florencio Randazzo a su precandidatura presidencial.

Como es sabido, Zannini tiene como único mérito ser un hombre de extrema confianza para la familia Kirchner, lo cual podría garantizarles una considerable influencia sobre una hipotética presidencia de Scioli. Este cordobés de 60 años de edad fue un gran lugarteniente de Néstor Carlos Kirchner desde el año 1984 cuando empezó a militar en el peronismo de Río Gallegos; de allí en más, ocupó distintos cargos de la mano de Kirchner y su esposa: Actualmente, es el Secretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación.

En el kirchnerismo necesitan alguien que les garantice "reelección de el proyecto" (?). Y el elegido es don Carlos Zannini. Es que, desde un primero momento, los kirchneristas duros miraron siempre con desconfianza a Daniel Scioli. Basta repasar las innumerables declaraciones de distintos referentes del kirchnerismo que lanzaron sus dardos envenenados contra el gobernador bonaerense.

No es creíble que Scioli haya sido quien eligió a Zannini como su compañero de fórmula. Es una imposición, como en su momento ocurriera con Gabriel Mariotto, "propuesto" como candidato a vicegobernador de Buenos Aires en las últimas elecciones. Al igual que ocurrió con Mariotto, Scioli aceptó sin reparos ser acompañado por Zannini. Todo sea para poder contar con el aparato kirchnerista para ser el próximo Presidente de la Nación.

Para echar más leña al fuego K, el ex Presidente Eduardo Duhalde aseguró en mayo de este año "quien conoce a Scioli sabe que es la contrafigura del kirchenrismo: es un hombre de consenso, de acuerdo, por eso para el kirchnerismo es difícil poder aceptarlo". Hoy Duhalde es mala palabra dentro del kirchnerismo pero bien sabemos que, sin el espaldarazo de Duhalde, Kirchner nunca hubiera llegado a convertirse en Presidente de la Nación.

AND THE WINNER IS... Finalmente, a pesar de los intentos de la Presidente,
al PJ no le queda otra que alinearse atrás de la candidatura de Daniel Osvaldo Scioli.
Néstor Kirchner en su momento y Cristina Fernández supieron lanzar duras críticas contra Scioli, llegando a humillarlo públicamente en más de una ocasión. Con una paciencia asombrosa, el actual candidato presidencial del FpV solo respondía a las agresiones con una sonrisa. Durante estos años de "Década Ganada", Scioli fue por lejos el dirigente más cuestionado dentro del kirchnerismo; podemos citar unos ejemplos:

►  Florencio Randazzo dijo a viva voz en enero de este año que “el candidato del Grupo Clarín en las primarias del FpV es Daniel Scioli”;

►  en marzo pasado, la polémica Hebe Pastor de Bonafini cargó contra el gobernador bonaerense en declaraciones radiales al decir "a Scioli lo veo muy falso y muy hipócrita, como lo que es. Además él cuenta lo que hicieron Cristina y Néstor, ¿por qué no cuenta lo que hizo en la Provincia? La hizo mierda" y cerró vaticinando "a mí me gustan todos los candidatos, tenemos muchos y buenos. Cualquiera que sea, yo estoy. Tengo el que me gusta más, pero no lo voy a decir. Menos Scioli, cualquiera".

►  El Diputado Carlos Kunkel disparó también contra Scioli, como cuando en junio de 2012 que se refirió a la gran inseguridad que se vive en Buenos Aires aseverando La inseguridad es responsabilidad del gobernador. Creo que 54 meses de gestión es un tiempo más que prudencial para ver que algunos aspectos de la política hay que cambiar”.

Por su parte, Florencio Randazzo procuró afanosamente seducir a la militancia kirchnerista mostrándose como incondicional de la Presidente Cristina Fernández. Tanto se dijo que "el modelo" debe continuar más allá de Cristina Fernández, que Randazzo intentó asumir un rol casi mesiánico, como si él fuera el único que podría cumplir con ese cometido. Nomás en marzo pasado sacaba pecho y quería convencernos de que era "el elegido" por Cristina Fernández; llegó a afirmar "siento la confianza de la Presidente, me siento apoyado por ella". Así, Floppy Randazzo fue adquiriendo un perfil cada vez más alto y era puesto en lugares preferenciales en cada acto encabezado por la primera mandataria. A su vez, el periodismo militante no ocultaba su preferencia por el actual Ministro del Interior y Transporte.

También es cierto que Florencio Randazzo nunca llegó a obtener la simpatía de los gobernadores justicialistas. De ahí se explica la casi nula adhesión que tenía la precandidatura del Ministro a lo largo y a lo ancho del país. Todo lo contrario ocurre con Scioli, quien casi desde un primer momento se mostró cercano a los principales mandatarios provinciales.

Los tiempos se fueron acortando y la Presidente Fernández entendió que Randazzo no ganaba adhesión popular pese a tantos intentos de la militancia. Distintos sondeos muestran que el preferido de la ortodoxia kirchnerista está muy por debajo de la intención de voto que ostenta Daniel Scioli. Entonces, imperó la lógica peronista para permanecer en el poder: cerrar filas atrás de Scioli... pero poniéndole a Zannini, un hombre fuerte de la ortodoxia kirchnerista para marcarle la cancha.

Floppy Randazzo seguramente se sintió traicionado con esa movida: Habrá caído en la cuenta de que poco le valió mostrarse como un encarnizado soldado de "el proyecto", poco creíble fueron sus actuaciones cuando criticó a Scioli en varias ocasiones (hasta llegó a burlarse). De todas maneras, mal que le pese, Randazzo acabará por entender que sus chances de ganar en las P.A.S.O. eran mínimas y que ningún peronista deseaba acompañarlo hacia una derrota casi segura.

A pesar del dolor de verse ahora desplazado, Floppy se esmeró en dejar en claro su pertenencia al kirchnerismo cuando permitió que se publique una carta que él envió a la Presidente para explicar los motivos de su renuncia a la precandidatura y su rechazo al premio consuelo de ser precandidato a Gobernador de Buenos Aires. Resta saber si, con el correr del tiempo, Randazzo es capaz de mantener tantos elogios hacia Cristina Fernández.

También resta saber cuál sería el escenario dentro del Partido Justicialista en el caso de una derrota de Scioli. El pase de facturas no tardará en producirse y serán varios los heridos que quedarán.

Al contrario de lo que hacía Kirchner, Cristina Fernández toma las decisiones partidarias prácticamente en soledad. La elección de Zannini como vice de Scioli es comparable con la también sorpresiva designación de Amado Boudou como candidato a Vicepresidente de la Nación en el 2011; Cristina Fernández vuelve a repetir un mensaje a todo el peronismo: pondera gente de su confianza por encima de la estructura partidaria.

Y, aunque ante la prensa se muestre como que todo está bien, eso genera resentimientos profundos.  Podemos citar el caso de Hugo Moyano, quien se apartó del kirchnerismo cuando se sintió desplazado en el armado de listas de candidatos de las elecciones generales del 2011; a partir de allí, el referente del Sindicato de Camioneros se transformó en crítico acérrimo de la Presidente y su entorno.

Aún así, con la oposición dividida, Daniel Scioli tiene grandes chances de convertirse en el próximo presidente de los argentinos. Scioli supo contruir una imagen pública, a partir de un hábil menajo mediático, más que un historial de demostraciones de capacidad ejecutiva. Resulta increíble que un tipo como Scioli que ya ha dado sobradas muestras de ineptitud para gobernar la principal provincia de la Argentina sea quien actualmente esté a la cabeza de las preferencias del electorado nacional. Ello tampoco habla bien de la ciudadanía argentina.


Somos todos sciolistas en 3, 2, 1...

Lentamente, aunque a más de uno le moleste, ya se empieza a observar el encolumnamiento de la militancia kirchnerista tras la figura de Daniel Scioli. El caso más patético lo representa "Carta Abierta", espacio de supuestos "intelectuales" que adhieren hasta el fanatismo.

MENEM LO HIZO. El riojano introdujo a Scioli en el mundo de la política.
En mayo de 2014, la gente de Carta Abierta se reunió en la Biblioteca Nacional para reflexionar acerca de los posibles candidatos que tendría el Frente para la Victoria en las elecciones de este año. En ese cónclave, Ricardo Forster manifestó su oposición a una candidatura del ex motonauta cuando aseguró "a mí Scioli no me representa”; por su parte, Eduardo Jozami analizó “seria peligroso y negativo que Scioli fuera nuestro candidato(...) no puede ser la continuidad del proyecto kirchnerista”, mientras que Aurelio Narvaja fue más duro al decir “yo si Scioli me jura los 10 mandamientos, yo no lo creo”. Como fruto de esa reunión (?), la muchachada intelectual emitió un documento en el que, sin nombrarlo, dejaban por sentado a aversión por el Gobernador Scioli cuando afirman "Carta Abierta no elige candidatos, aunque no renuncia a apoyar en su oportunidad a quien se identifique más con el programa popular, pero tiene la obligación de decir que el postulante hoy mejor instalado en las encuestas está lejos de cumplir esa condición".

Ayer mismo, mostrándose muy afectuoso con Karina Rabolini, Ricardo Forster aseguró a los periodistas presentes que "apoya absolutamente la candidatura de Scioli como presidente" y hasta pronosticó "más de uno se va a sorprender" (¿¿??) con la candidatura presidencial del gobernador bonaerense, ya que "Scioli ha tomado la opción de construir una política de la distribución de la riqueza. El acuerdo con Zannini va en esa dirección".

Y sí, hay que ponerse la camiseta nuevamente y estar en sintonía con los dictados de la "Reina Madre". Uno recuerda algo similar que aconteció cuando el Cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido como Sumo Pontífice y los kirchneristas hacían fila para pegarle al entonces Arzobispo de Buenos Aires... cuando notaron que el carisma del Papa Francisco calaba hondo en el mundo entero, dieron golpe de timón, y todos empezaron a convertirse en "más papistas que el Papa". Hasta le inventaron un pasado militante cuando alguien lo definió como "el Papa peronista" (¿?).

Nada sorprende del bueno de Forster, cuyo cargo en el Gobierno Nacional en el Ministerio de Cultura como "Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional" (¿?). En definitiva, a esos cráneos la ciega militancia les nubla la sabiduría.

A LA CABEZA. Scioli mucho le debe también a Duhalde, quien lo convocó
para integrar su gabinete durante su corta presidencia y luego se lo propuso
a Kirchner como compañero de fórmula en las elecciones del 2003. 
En algunas provincias Randazzo logró tener algún candidato para elecciones locales, aunque sin gravitación en la opinión pública. Tal es el caso de Ruperto Godoy, quien en San Juan se animó a enfrentar a José Luis Gioja en las internas bajo el paraguas de Randazzo; como Floppy ya declinó su postulación, al Peto Godoy no le queda otra que sumarse al sciolismo (¡!). De todas maneras, al igual que Randazzo, por más militancia K que invoque, Godoy no logra seducir al electorado y son pocas sus chances de superar las P.A.S.O. 

Daniel Scioli es un claro ejemplo de lo camaleónico y extremadamente pragmático que resulta ser el Partido Justicialista. Como la gran mayoría de sus compañeros partidarios, el primer mandatario bonaerense pasó por el menemismo, el duhaldismo y el kirchnerismo. En los 90´s fue privatista y neoliberal y actualmente es estatista y "nacional y popular". De ahí, que es más que entendible el miedo que hoy invade a la militancia K: saben bien que, sutilmente, Scioli es capaz de romper filas para convertirse en el nuevo líder del PJ.

Al fin de cuentas, las crudas palabras de Urtubey citadas al principio de este post terminan siendo más que apropiadas para graficar lo que es el peronismo desde sus inicios.Ya todos fueron menemistas, fueron duhaldistas, son kirchneristas y pronto serán todos sciolistas... hasta nuevo aviso, claro.

miércoles, 10 de junio de 2015

¡Aprendé, Merkel!

¿ALEMANIA ES MÁS POBRE QUE ARGENTINA? Para ilustrar la lógica kirchenrista,
esta foto  habría sido tomada en las afueras de Berlín (?)
La Presidente Cristina Elisabet Fernández cerró su mini gira por Europa participando en la Expo 2015 en la Ciudad de Milán, donde se detuvo en el Pabellón de Argentina.

Luego de visitar al Papa Francisco en El Vaticano, la primera mandataria disertó en la 39ª Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en donde resaltó todos los logros de "La Década Ganada" y, por ello, nuestro país recibió una distinción por haber mantenido la desnutrición por debajo del 5 % (¡¡!!). Extasiada ante la audiencia, Fernández se animó a decir que en la Argentina hay menos pobreza que en los países del norte de Europa.

De este lado del Atlántico, como era de esperarse, Aníbal Fernández salió a apoyar las afirmaciones de la Presidente y recalcó que nadie el O.N.U. se animó a contradecirla. Al respecto, el Jefe de Gabinete, manifestó que los del Norte de Europa "son países que no la están pasando bien (...), países como Alemania no la están pasando bien en términos de pobreza, aunque no lo quieran creer: tienen 20 por ciento de pobreza estructural".

Por su parte, el Ministro Axel Kicillof también celebró esa distinción, destacó que en Alemania utilizan un sistema multidimensional para medir la pobreza y que en este país "se ha banalizado". Llama la atención estas declaraciones del bueno de Kicillof cuando recordamos cuando en marzo de este año sorprendió a todos asegurando desconocer la cantidad de pobres que residen en la Argentina porque "es una medida estigmatizante" (¿?). Como hoy esa "medida estigmatizante" le valió una distinción a su líder partidaria, está todo más que bien.

Como si fuera poco, el titular de la cartera de Economía disparó contra Yamilee Bastien, agregada comercial de la Embajada de los Estados Unidos, quien criticó duramente la limitación a la compra de divisas que rige en la Argentina. Sobre la osadía de Bastien, Kicillof dijo “que una funcionaria norteamericana, a la que alojamos, opine sobre nuestra economía me parece un acto de intromisión y ofensivo. No entiende un comino, nos tienen un poco cansados, se deberían dedicar a los problemas de ellos. Habría que recordarle al Ministro que nuestra Presidente gusta opinar livianamente sobre las distintas realidades de otros países

Hilando más fino, podemos entender que la distinción que recibió Cristina Fernández es porque, desde el año 1990 hasta el 2015, nuestro país cumplió con las metas conocidas como MDG 1 (Millenium Development Goal 1) asociadas al hambre y la desnutrición, según se desprende del "The prevalence of undernourishment in Argentina is below 5 percent of the population, according to latest State of Food Insecurity in the World, released last month", tal como se titula el informe publicado por la F.A.O.

Vale aclarar que la F.A.O. saca sus conclusiones a partir de datos estadísticos proporcionados por los gobiernos de cada país, los cuales no son corroborados ni contrastados con mediciones propias.

Los medios "militantes" festejaron la distinción otorgada por la O.N.U. y no repararon en que, si fuera cierto que la cantidad de gente desnutrida en la Argentina es poco menos del 5%, estamos hablando de casi dos millones de argentinos en pésimas condiciones alimentarias.... ¿hay que festejarlo? ¿debemos sentirnos orgullosos de que en otros países hay más desnutridos?

APRENDÉ, MERKEL. Alemania envidia a la Argentina.
Con total cinismo, agregó "Como ustedes pueden ver es una combinación de políticas muy fuertes, muy activas, que nos han permitido hoy tener un índice de pobreza por debajo del 5% y de indigencia del 1,27%, si mal no recuerdo, y convertirnos en uno de los países más igualitarios."

Hay que remarcar otro detalle no menor para entender semejante distinción otrogada desde la O.N.U.: la F.A.O. está presidida por el Ing. José Graziano da Silva, ex funcionario durante la presidencia de Luiz Inácio Lula Da Silvay, por ende, cercano ideológicamente  al kirchnerismo.

Entonces, según la lógica kirchnerista, el mundo admira y envidia el gran crecimiento que experimentado la Argentina desde el año 2003 hasta la fecha. En innumerables oportunidades, la Presidente Fernández describió como "infierno" todo lo que los argentinos vivíamos hasta que Nésto Kirchner asumió la Presidencia de la Nación y que, de ahí en más, esto es algo así como Disneylandia.

A más de doce años de kirchnerismo en la Casa Rosada, segimos maquillando nuestra realidad socioeconómica con más y más planes sociales, en lugar de haber generado puestos de trabajo genuinos. ¡Aprendan europeos! ¡ustedes no saben nada! 

lunes, 8 de junio de 2015

Agua (bendita) para su molino

UNIDAD BÁSICA "EL VATICANO". La militancia K hoy simpatiza con
Bergoglio y casi que lo presenta como otro admirador más de Néstor
y de Cristina.
Por quinta vez en dos años, el Papa Francisco recibió a la Presidente Cristina Fernández en su Residencia de Santa Marta.

Cristina Elisabet Fernández llegó a El Vaticano encabezando una comitiva oficial de veinte personas, entre los que se destacaron el Canciller Héctor Timerman y los sindicalistas Omar Viviani (taxistas) y Omar Suárez (obreros marítimos).

La primera mandataria argentina arribó a las 17 hs., extrañamente puntual y fue cordialmente recibida por Francisco. Antes de entrar a un salón privado para dialogar, Fernández detuvo al Sumo Pontífice para posar ante los fotógrafos diciéndole "tenemos que sacarnos una foto, porque si no..." (¿?) y, acto seguido, le pidió que extienda su mano con un "la manito, la manito..." para que su compatriota fuera retratado junto a ella en un gesto amistoso.

El encuentro duró aproximadamente una hora y cuarenta y cinco minutos en los que hubo gran hermetismo desde El Vaticano. Al salir de ver al Papa, la Presidente Fernández se mostró exultante y locuaz, aunque no dio demasiadas precisiones sobre la charla; entre otras cosas, declaró “nos gusta mucho hablar de lo regional, de lo global; nos vamos naturalmente hacia eso”, y destacó que los dos creen “en un mundo multipolar” (¡!). Al no conocerse públicamente la versión de Bergoglio sobre este encuentro, no se podrá constatar los dichos de Fernández.

Francisco ya había mandado a decir que no recibiría más a políticos argentinos hasta después de las próximas elecciones generales para evitar que su figura sea usada con fines meramente políticos.  Sin embargo, se dio tiempo para recibir a Cristina Fernández, lo que despertó la ira de la oposición y, por otro lado, las sonrisas socarronas en el Frente para la Victoria.

Elisa Carrió, diputada nacional y precandidata a Presidente de la Nación, siempre tiene algún micrófono de Clarín o de La Nación cerca cuando dsea asumir su papel pretendidametne mesiánico y esta vez no fue la excepción para ser la voz de muchos que explotaron al ver al carismático líder de la Iglesia Católica muy sonriente junto a la Jefe de Estado. Evidentemente enojada por el reciente encuentro, Carrió lanzó "Se lo digo en nombre de muchísimos argentinos creyentes, que hemos estado festejando. Yo lo sabía antes que nadie en la Argentina, que él iba a ser papa (...) ¡No me defraude Francisco, cumpla en no meterse en la política de la Argentina!". Más allá de sus constantes contradicciones, hay que reconocerle la dignidad de Carrió de no haber salido corriendo hacia la Ciudad de El Vaticano para obtener su propia fotografía junto a Francisco.

Está claro que a Cristina Fernández no le interesa Jorge Bergoglio sino que su deseo es mostrarse junto al Papa Francisco, tratando de capitalizar una supuesta cercanía junto a una de las personas más influyentes de todo el mundo. Los argentinos conocimos el desprecio que Néstor Kirchner y Cristina Fernández tenían por el Cardenal Bergoglio; de hecho, no sorprendió que su elección como sucesor de Benedicto XVI cayera muy mal en el seno del kirchnerismo y por eso llovieron acusaciones infundadas sobre quien fuera el primer americano en ser elegido como sucesor de Pedro.

Ahora el deseo de la titular del Ejecutivo Nacional es mostrar al Obispo de Roma como uno más del Frente para la Victoria. De hecho, en pleno giro de sus miradas sobre Francisco, luego de haberlo denunciado por ser funcional a la última Dictadura, no faltaron quienes definieron simpáticamente como "el Papa peronista" (¡¡!!). Tanto repitieron esa afirmación infundada que ya son muchos los que lo creen como cierto, a pesar de que no se conozcan afirmaciones salidas la boca del propio Bergoglio. Pero no les importa, la gente del kirchnerismo se cree con la suficiente autoridad como para reinterpretar la historia y sus protagonistas.

"COMPAÑERO" FRANCISCO. Fernández no quería perderse la oportunidad
de mostrarse nuevamente con Francisco y se apuró para estrechar su mano.
El hiperkirchnerista Página/12 aventura que esta no fue la última reunión entre Francisco y Cristina Fernández como Presidente de la Nación. Tal vez sea así.

A Bergoglio se le podrán criticar varias cosas pero no tiene un pelo de tonto. En todo el mundo son millones los que quieren "apropiarse" de Francisco, son millones los que lo reclaman como propio y, desde ahí, casi que le exigen ciertas conductas. Si el Papa actúa como esperan, lo aplauden y lo contrario sucede cuando él rompe esquemas y prejuicios.

En su tiempo, algo similar pasó con Cristo: al ver los prodigios que realizaba y la gran atracción que ejercía sobre multitudes, muchos lo quisieron manipular para amoldarlo a sus intereses....

Llama la atención cómo el Papa Francisco toma distancia de todo y de todos: su agenda no parece ser digitada ni por propios ni extraños, ni por "progresistas" ni "conservadores". Así, es cuanto menos intrigante saber cuáles son los verdaderos motivos que el Sumo Pontífice tiene para recibir nada menos a esta presidente, con quien poco y nada comparte en materia ideológica y religiosa. Sigue mostrándose como un hábil político, ejerciendo ahora una influencia a nivel global que muchos envidian. Su misión es divina... pero él no deja de ser un hombre de carne y hueso.

sábado, 6 de junio de 2015

#NiUnaHipocresiaMas

#NIUNAMENOS. No faltaron quienes desnudaron sus cuerpos para
protestar;  casualmente suelen ser las mismas chicas que participan
en los Encuentros Nacionales de Mujeres "Autoconvocadas", en los que
golpean y denigran a otras mujeres que no adhieran a sus postulados.
En varios puntos del país se realizaron marchas multitudinarias bajo la consigna #NiUnaMenos y en protesta contra la violencia contra mujeres, lo cual ya se ha cobrado varias vidas.

Son numerosas las historias que podemos conocer y que nos conmueven, tanto aquellas que se mediatizaron como otras (que son muchas más) que naufragan en el anonimato y la indiferencia. Se estima que en el 80% de los casos, las víctimas tenían un vínculo cercano con el homicida (esposo, novio o ex pareja). Otros aseguran que cada 30 horas una mujer muere en el país víctima de la violencia de género.

Ante semejante panorama, diversas agrupaciones convocaron a salir a las calles para expresar su indignación. Las manifestaciones en distintos puntos del país se volvieron heterogéneas y cada cual quiso imprimirle su propia impronta.

Se suponía que la manifestación no tenía fines partidarios, pero resultó una resistible tentación para políticos que están en plena campaña electoral. Todos sabíamos que es justo el reclamo y que iba a convocar a miles de argentinos que se iban a solidarizar saliendo a las calles...Pero no. Estamos en Argentina.

LLEGÓ FLOPPY, CHICAS. Las aspiraciones presidenciales del Ministro
no tienen eco en la ciudadania argentina y todo vale para sumar unos votos más.
El kirchnerismo picó en punta y mando a varios de sus referentes a pasearse en medio de los manifestantes por las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

Floppy Randazzo quiere instalar su precandidatura presidencial a toda cosa y no desaprovechó la ocasión para mostrarse cercano a la gente y exultante. 

La Presidente Cristina Fernández expresó su apoyo a las marchas desde su cuenta personal en Twittter, en donde escribió sobre prejuicios sociales y estigmatizaciones de la mujer, disparando contra medios de comunicación y jueces especialmente.

Uno recuerda aquel episodio en el que, en el año 2008, Cristina Fernández cuestionó públicamente al apitán de fragata Marcelo Toulemonde por "no controlar debidamente a su señora esposa..." (¿¿??). Recordemos que Mónica Liberatori, esposa de Toulemonde, irrumpió en un dicurso de la Sra. Fernández para pedir justicia por el Coronel Arturo Larrabure, secuestrado por la ERP y asesinado en cautiverio en el año 1974. Por la "insolencia" de la Sra. Liberatori, el Capitán Toulemonde fue sancionado en su trabajo. Parece que, ante el caso de mujeres que no son kirchneristas, la primera mandataria invoca al "control" de un hombre sobre su mujer...

IMPONENTE. Se calcula que 200 mil personas dijeron presente en Buenos Aires
Y el kirchnerismo se cree libre de toda culpa y con la suficiente autoridad moral como para juzgar a una nación entera sobre cualquier cuestión.

El Frente para la Victoria se forma por organizaciones que ya han protagonizado numerosos hechos de violencia contra mujeres por el solo hecho de que ellas, de una u otra forma, no adhieran a "el proyecto". De hecho, la agrupación kirchnerista que se llamó "Vatallón Militante" (!) se integraba por presidiarios que tenían beneficios y prerrogativas de todo tipo, entre los que se destacaba Walter Vázquez, ex baterista de Callejeros y condenado por el salvaje asesinato de Wanda Taddei, su pareja.

Otra hipócrita es la Sra. Susana Trimarco, titular de la polémica Fundación María de los Ángeles. Como todos sabemos, Trimarco hizo pública la búsqueda de Marita, su propia hija, que supuestamente habría sido secuestrada por una red de trata de personas y goza del ($uculento) apoyo del Gobierno Nacional y de organizaciones foráneas. Sin embargo, Trimarco nunca fue clara para dar explicaciones sobre las conversaciones telefónicas que mantuvo con su hija luego de la denuncia de su desaparición física; ni hablar de su  militancia kirchnerista que la llevó a ignorar causas que complicaran a sus aliados políticos, como es la violación y brutal asesinato de Paulina Lebbos, joven tucumana.

CUERPOS ENAJENADOS. Bajo la consigna "ser dueña de mi cuerpo",
las chicas no entienden otra forma más llamativa de manifestarse que la
de mostrar sus pieles desnudas.
Llamó la atención de aquellas que hablan de acabar con el "patriarcado", que gritan "el machismo mata" y que rechazan la cosificación del cuerpo femenino... pero son las primeras en manifestarse públicamente con violencia, ya sea con insultos, agresiones contra ciertas instituciones y quienes no piensan como ellas y hasta consigo mismas cuando desnudan su cuerpo ante la mirada de los demás como una forma de "llamar la atención".

Entonces, tomando esa lógica, podríamos preguntarnos "si el machismo mata, ¿el feminismo es lo que da vida?. Considero que no. Son las dos caras de la misma moneda. Justamente esas organizaciones que juran defender derechos de las mujeres son las que promueven, entre otras cosas, el aborto. Sí, gritan #NiUnaMenos, pero están a favor de la matanza de seres humanos que aún no nacen, muchos de los cuales son niñas.

Aunque se multipliquen las voces en contra de la "violencia de género", debemos hacernos cargo de que en nuestra sociedad en que vivimos triunfa un modelo de belleza que estigmatiza a la inmensa mayoría de mujeres. Muchas veces son las mismas mujeres las que sobreexigen sus apariencias físicas con tal de encajar en gustos y criterios que se imponen. Es que desde los medios de comunicación se entroniza el desenfreno y bajezas varias en las que el cuerpo humano pasa a ser un objeto de consumo: una mujer voluptuosa siempre tiene un lugar privilegiado en las cámaras de televisión, en un afiche promocional y hasta para mostrar su "arte".  Sin ir más lejos, gran mayoría de las mujeres que triunfan en los medios de comunicación lucen una belleza que es la que se condice con la que se consume masivamente.

VÍCTIMAS. La violencia se cobra vidas y gana impunidad,
siempre con la anuencia del poder de turno.
Miles de argentinos gritaron "Ni Una Menos" pero después, muchísimos de ellos, vuelven a sus hogares y no dudan en prender el televisor para ver programas denigrantes como el que conduce Marcelo Tinelli.

¿Y del Estado que hay? ¿qué tienen para decirnos muchos de los políticos que se muestran escandalizados por la "violencia de género"? Actualmente, rige desde marzo de 2009, la Ley 26.485 "Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales". Según la ley, la violencia contra las mujeres está determinada por: "Toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal".

Perfecto. Es más que obvio que ninguna ley puede solucionar mágicamente cualquier problema. Pero ¿qué es lo que está fallando en el Gobierno que, pese a una normativa, se siguen observando casos de violencia? ¿qué hace para favorecer el fortalecimiento de la familia como célula fundamental de la sociedad? Muchas veces nos impactan noticias de muertes absurdas... ¿qué medidas se toman para mejorar la seguridad?

DESAPARECIDAS EN DEMOCRACIA. Los desaparecidos y muertes
impunes no acabaron con las dictaduras militares,
sino que continuaron hasta estos días.
La violencia contra mujeres es una parte de toda la violencia que respiramos como sociedad. Hay violencia contra niños, contra jóvenes, contra adultos, contra ancianos.... independientemente de la sexualidad de cada ser humano. Hay violencia en los hogares, en los lugares de trabajo y en las escuelas, en espectáculos públicos.

La violencia no es cuestión de género. La violencia NO se combate no con endurecimiento de leyes ni con una justicia garantista, sino humanizándonos... ¿podremos lograrlo?
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina