miércoles, 10 de junio de 2015

¡Aprendé, Merkel!

¿ALEMANIA ES MÁS POBRE QUE ARGENTINA? Para ilustrar la lógica kirchenrista,
esta foto  habría sido tomada en las afueras de Berlín (?)
La Presidente Cristina Elisabet Fernández cerró su mini gira por Europa participando en la Expo 2015 en la Ciudad de Milán, donde se detuvo en el Pabellón de Argentina.

Luego de visitar al Papa Francisco en El Vaticano, la primera mandataria disertó en la 39ª Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en donde resaltó todos los logros de "La Década Ganada" y, por ello, nuestro país recibió una distinción por haber mantenido la desnutrición por debajo del 5 % (¡¡!!). Extasiada ante la audiencia, Fernández se animó a decir que en la Argentina hay menos pobreza que en los países del norte de Europa.

De este lado del Atlántico, como era de esperarse, Aníbal Fernández salió a apoyar las afirmaciones de la Presidente y recalcó que nadie el O.N.U. se animó a contradecirla. Al respecto, el Jefe de Gabinete, manifestó que los del Norte de Europa "son países que no la están pasando bien (...), países como Alemania no la están pasando bien en términos de pobreza, aunque no lo quieran creer: tienen 20 por ciento de pobreza estructural".

Por su parte, el Ministro Axel Kicillof también celebró esa distinción, destacó que en Alemania utilizan un sistema multidimensional para medir la pobreza y que en este país "se ha banalizado". Llama la atención estas declaraciones del bueno de Kicillof cuando recordamos cuando en marzo de este año sorprendió a todos asegurando desconocer la cantidad de pobres que residen en la Argentina porque "es una medida estigmatizante" (¿?). Como hoy esa "medida estigmatizante" le valió una distinción a su líder partidaria, está todo más que bien.

Como si fuera poco, el titular de la cartera de Economía disparó contra Yamilee Bastien, agregada comercial de la Embajada de los Estados Unidos, quien criticó duramente la limitación a la compra de divisas que rige en la Argentina. Sobre la osadía de Bastien, Kicillof dijo “que una funcionaria norteamericana, a la que alojamos, opine sobre nuestra economía me parece un acto de intromisión y ofensivo. No entiende un comino, nos tienen un poco cansados, se deberían dedicar a los problemas de ellos. Habría que recordarle al Ministro que nuestra Presidente gusta opinar livianamente sobre las distintas realidades de otros países

Hilando más fino, podemos entender que la distinción que recibió Cristina Fernández es porque, desde el año 1990 hasta el 2015, nuestro país cumplió con las metas conocidas como MDG 1 (Millenium Development Goal 1) asociadas al hambre y la desnutrición, según se desprende del "The prevalence of undernourishment in Argentina is below 5 percent of the population, according to latest State of Food Insecurity in the World, released last month", tal como se titula el informe publicado por la F.A.O.

Vale aclarar que la F.A.O. saca sus conclusiones a partir de datos estadísticos proporcionados por los gobiernos de cada país, los cuales no son corroborados ni contrastados con mediciones propias.

Los medios "militantes" festejaron la distinción otorgada por la O.N.U. y no repararon en que, si fuera cierto que la cantidad de gente desnutrida en la Argentina es poco menos del 5%, estamos hablando de casi dos millones de argentinos en pésimas condiciones alimentarias.... ¿hay que festejarlo? ¿debemos sentirnos orgullosos de que en otros países hay más desnutridos?

APRENDÉ, MERKEL. Alemania envidia a la Argentina.
Con total cinismo, agregó "Como ustedes pueden ver es una combinación de políticas muy fuertes, muy activas, que nos han permitido hoy tener un índice de pobreza por debajo del 5% y de indigencia del 1,27%, si mal no recuerdo, y convertirnos en uno de los países más igualitarios."

Hay que remarcar otro detalle no menor para entender semejante distinción otrogada desde la O.N.U.: la F.A.O. está presidida por el Ing. José Graziano da Silva, ex funcionario durante la presidencia de Luiz Inácio Lula Da Silvay, por ende, cercano ideológicamente  al kirchnerismo.

Entonces, según la lógica kirchnerista, el mundo admira y envidia el gran crecimiento que experimentado la Argentina desde el año 2003 hasta la fecha. En innumerables oportunidades, la Presidente Fernández describió como "infierno" todo lo que los argentinos vivíamos hasta que Nésto Kirchner asumió la Presidencia de la Nación y que, de ahí en más, esto es algo así como Disneylandia.

A más de doce años de kirchnerismo en la Casa Rosada, segimos maquillando nuestra realidad socioeconómica con más y más planes sociales, en lugar de haber generado puestos de trabajo genuinos. ¡Aprendan europeos! ¡ustedes no saben nada! 

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina