martes, 26 de mayo de 2015

Néstor y Cristina, los fundadores de la Argentina (?)

¿DIRECTO AL BRONCE? Sin ninguna autocrítica, Fernández aseguró  
"No tengo nada de qué avergonzarme. No tengo ninguna cuenta en el 
exterior que me puedan descubrir" (?)
Pasó otro 25 de mayo en este país y el Gobierno Nacional lo tiñó con sus mezuinos intereses políticos. Se suponía que leit motiv del festejo era el 205º aniversario de la Revolución de Mayo pero no: todo giró en torno a los doce años continuados de kirchnerismo en la Casa Rosada.

La Plaza de Mayo fue copada por la militancia desde pasado el mediodía, dando un marco multitudinario y festivo al acto. El aparato kirchnerista estuvo a pleno: un gran despliegue logístico, decenas de artistas nacionales y foráneos que cantaron a su majestad (!) y miles de personas fueron movilizadas desde distintos puntos del país... a un costo económico que desconocemos y que difícilmente haya sido asumido desde los bolsillos de los mismos militantes.


Nuevamente, la Presidente Cristina Fernández aprovechó otro acto público para llenarse de elogios a si misma y a su difunto marido, como si la Argentina es Argentina gracias a ellos dos.

Cristina Fernández habló durante poco más de una hora, en donde además de elogiarse a si misma, se dedicó a atacar (otra vez) a opositores, periodistas, sindicalistas y hasta a quienes la precedieron en la Casa Rosada, salvo a Néstor, claro está.

La "jefa espiritual" del Frente para la Victoria volvió a reivindicar la "política de derechos humanos" del kirchnerismo y disparó contra quienes nunca se hicieron cargo del drama de los desaparecidos en este país... justamente ella, quien durante los años 70's acompañó a Kirchner, quien usaba su título de abogado para usufructuar con  remates hipotecarios y nunca presentó un solo hábeas corpus por algún detenido por cuestiones políticas.

Ya suena redundante detenerse en las numerosas definiciones de la primera mandataria, las cuales se repiten una y otra vez. La Televisión Pública se deshizo en alabanzas a las figuras de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández, cuyas varas se veían multiplicadas en infinitas banderas, remeras y gigantografías... ni una alusión a los patriotas de la gesta de Mayo.

Estos días previos al 25 de mayo estuvo marcado por actos en el que, como nunca, se vieron mezclados hechos históricos con mero partidismo. Desde la inauguración del Centro Cultural Néstor Kirchner hasta el traslado del sable corvo del Gral. San Martín (sí, al mismo lugar de dodnde lo robó alguna vez la "resistencia peronista"...).

Kirchner y Fernández tomaron nota de aquella célebre definición de Joseph Goebbels, ministro del gobierno de Adolph Hitler: "Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad". De allí a que conceptos como "el modelo", "redistribución de la riqueza", "desendeudamiento histórico", "inclusión social" han sido repetidos hasta el hartazgo desde la Casa Rosada y fielmente repetidos por sus fieles militantes.

Entre tanta salamería no sorprendieron las palabras de la siempre polémica Hebe Pastor de Bonafini cuando aseguró "Lo que nos da Cristina es una cosa que no se puede creer: ha superado a Eva Perón porque son muchos más años de lucha y más agresión (...) ella tuvo que luchar contra todos (...) Eva tenía un transatlántico y Cristina un bote (?) le pegan y le pegan y sale con una entereza que no se puede creer: es una reina".

Semejante comparación ya ha escandalizado a la ortodoxia peronista, que no soporta cuestionamiento alguno sobre su "jefa espiritual". De todas maneras, esas palabras hay que ponerlas en contexto: al igual que Luis D'Elia en otros momentos, la titular de Madres de Plaza de Mayo se encarga de divulgar el pensamiento kirchnerista de modo visceral, sin filtro alguno... todo a cambio del cajoneo de causas como los millonarios desmanejos de "Sueños Compartidos" y de la Universidad de las Madres. Así que deberíamos tener en cuenta que la comparación entre Eva Duarte y la actual Presidente responde más a un íntimo sentimiento de la conductora del Frente para la Victoria.

Tanta autorreferencia de la actual Presidente rememora a Carlos Menem, cuando en pleno apogeo de su poder político allá por los años 90's, solía repetir que el suyo era el mejor Gobierno que haya existido en nuestro país. La inmensa mayoría de justicialistas de aquel entonces aplaudía como foca cada afirmación del riojano... de hecho, en youtube puede verse un video en donde, Néstor Kirchner, el entonces Gobernador de Santa Cruz, vociferaba en acto público que el de Menem era "el mejor presidente desde Perón" (¡¡!!) en ese mismo del que hoy reniegan.

A la luz de los hechos, observamos que el kirchnerismo sostiene su poder político en los millones de pesos que distribuye en planes sociales y subsidios varios. Todo ese dinero proviene de los fondos de la A.N.Se.S. y de préstamos tomados en el exterior: a doce años de kirchnerismo, el asistencialismo sigue tornándoseles imprescindible para maquillar la alarmante falta de educación y de trabajo genuino. El asistencialismo es lo que, en definitiva, sigue creciendo en la Argentina.

DE REGRESO, BOUDOU. Pese a estar procesado judicialmente,
el Vicepresidente reapareció públicamente y tuvo un lugar
de privilegio en el escenario junto a Cristina Fernández.
Nos habla de soberanía un Gobierno que rifó los recursos de la Cordillera de los Andes a empresas multinacionales. Nos habla un Gobierno que se endeudó colocando títulos públicos bajo leyes estadounidenses. Nos habla de soberanía un gobierno que ya ha entregado miles de hectáreas en Neuquén a supuestos "pueblos originarios" que no hacen más que sembrar el terror con hechos vandálicos. Nos habla de soberanía un Gobierno que cerró un acuerdo con la transnacional Chevrón, que explotará recursos naturales bajo cláusulas "secretas". Nos habla de soberanía un Gobierno que mantiene relaciones carnales con China. Nos habla de soberanía un Gobierno que abrió de par en par las puertas de nuestras fronteras al narcotráfico.

Para olvidarnos de todo (?), este 25 de mayo hemos celebrado que esos fondos de todos los argentinos se gastan en cuestiones tales como la televisación de los goles que habían sido "secuestrados" (?) o para financiar nuestra ineficiente "aerolínea de bandera", que no es más que otro espacio en donde son contratados los muchachos de "La Cámpora", esos "pibes para la revolución".

Ya en los últimos meses como Presidente de la Nación, la Presidente Fernández exhibe como nunca su obsesión por quedar a la altura de los próceres de nuestro país... en sus fueros íntimos, Fernández debe estar harto convencida de que tanto ella misma como Néstor Kirchner están un escalón más arriba que José de San Martín y Manuel Belgrano.

Seguramente, Cristina Fernández volverá a repetir todas estas definiciones en ocasión del próximo 20 de junio, Día de la Bandera. No debería sorprendernos que Belgrano sea presentado nuevamente como una suerte de kirchnerista del Siglo 19. Ya no dirán que es "el mejor gobierno de los últimos 200 años", sino que es el mejor de toda la historia de la humanidad. Todo ante la atenta mirada de Néstor, quien desde el más allá, nos bendice. El kirchnerismo ya pasó a ser algo místico (!)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina