viernes, 29 de mayo de 2015

La F.I.F.A. en offside

Y EL VIENTO LOS AMONTONABA. No sabemos hasta donde
llegan las trave$ura$ de Julio Grondona
Tremendo escándalo se ha desatado en torno a la acusación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre la F.I.F.A. por millonarios sobornos y tráficos de influencias.Y ya se produjeron siete detenciones de máximos dirigentes del ente mayor del fútbol mundial.

Este escándalo involucra, entre otras cosas, las designaciones de las sedes de los próximos dos mundiales, Rusia 2018 y Qatar 2022, más la venta de los derechos televisivos de la Copa América. Todo esto estalla cuando se está por celebrar una asamblea de renovación de autoridades en la F.I.F.A., en la que Blatter ya había anunciado que iba por su cuarta reelección consecutiva como Presidente de dicho organismo.

Cuando todas las miradas del mundo del fútbol lo apuntan, Joseph Blatter esbozó una tímida defensa al declarar en el inicio de un Congreso en Zurich: "mucha gente me cree responsable de las acciones de la FIFA (!) pero yo no puedo controlar a todos, todo el tiempo" y agregó un tanto amenazante "Yo tengo que llevar la responsabilidad de la FIFA. No voy a permitir que las acciones de unos cuantos destruyan el trabajo de tantos que trabajan duro por el fútbol". El bueno de Blatter suda agua bendita.

Que se hable de corrupción en la F.I.F.A. no es nada nuevo. Lo sorprendente es que, en este caso, es la Justicia de Estados Unidos la que encabezó esta fuerte ofensiva. Como nunca parece desmoronarse ese mundo de hipocresía que es la F.I.F.A., en el que dirigentes y "empresarios" se enriquecen mientras numerosas ligas nacionales se van debilitando.

BURZACO: TE BUSCAN. El CEO de Torneos está acusado de
pagar coimas a encumbrados dirigentes; aquí se lo ve de gorra
en el campo de juego junto a Agustín Orion, en medio
del escándalo que explotó en el último partido que disputaban
Boca  y River por Copa Libertadores.
Tres "empresarios" argentinos están en la lista de quienes han sido investigados por la justicia estadounidense. Entre ellos se destaca Alejandro Burzaco, Presidente de Torneos y Competencias, célebre empresa que durante largos años ostentó la exclusividad de la televisación de partidos del fútbol argentino y que, luego de que irrumpiera Fútbol Para Todos, continuó vinculado a la transmisión de partidos de la selección argentina y de campeonatos y eventos internacionales. Durante largos años, Burzaco pudo hacer grandes negocios gracias a su "estrecha" relación con Grondona.

Quien está seriamente acusado de haber recibido coimas millonarias es Julio Humberto Grondona, histórico mandamás de la Asociación del Fútbol Argentino. Al fallecido dirigente argentino se lo acusa de haber exigido coimas de "siete cifras" (!).

En la Argentina hemos sido testigos de la forma poco clara en que Grondona se hizo "dueño de la pelota". En este país pasaron dictadores y Presidentes de la Nación, empresarios de distinta índole que fueron y vinieron, futbolistas y técnicos... todos pasaron, menos Don Julio: no tuvo empacho de fotografiarse sonriente con Jorge Rafael Videla, Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández. En el fútbol argentino nada pasaba sin el visto bueno del "eterno" titular de la A.F.A. Supo cooptar a dirigentes de todas las categorías, quienes a cambio de vaya a saber qué cosa, no dudaban en aprobar unánimemente cada iniciativa de Grondona.

Grondona cosechó numerosos elogios durante toda su gestión al frente de la A.F.A.

El siempre polémico Lázaro Jaime Zilberman, más conocido como Marcelo Araujo, supo elogiar públicamente a Grondona en numerosas ocasiones, tal como aconteció en el 2011 durante una transmisión en vivo de Fútbol Para Todos: "Nunca el fútbol argentino tuvo tanta representación en una de las multinacionales más importantes del mundo. El maneja las "finanzias" (sic). Dio la orden de pasarse del dólar al euro, y los depósitos crecieron fuertemente. Era y es el Kirchner de la FIFA". Queda flotando el chiste fácil: hoy, más que nunca suena acertado el paralelismo entre Kirchner y Grondona: personalistas, mafiosos, millonarios y murieron eludiendo cualquier posibilidad de enfrentar a la Justicia.

Como Grondona ya falleció, no alcanzaremos a dimensionar todos sus entuertos (y lo mismo pasó con Néstor Carlos).

$OCIO$. Julio Gondona y Joseph Blatter, dirigieron los destinos
del fútbol mundial... e hicieron sus negocios.
Las repercusiones son muchas en todo el mundo. Acá en Argentina, los periodistas salieron a buscar (otra vez) a Diego Armando Maradona, histórico enemigo de la F.I.F.A., quien afirmó que dicha entidad "odia al fútbol y la transparencia" (!)...

Maradona es una de las figuras del fútbol que apoya la candidatura a Presidente de la F.I.F.A. de Ali bin al Hussein, un príncipe jordano de tan solo 39 años de edad, quien es el único oponente a Blatter. Hacen unos meses, el ex técnico de la Selección Argentina explicó su relación con el príncipe jordano al declarar "Lo apoyo porque no tiene necesidad de robar, tiene su dinero y tiene mucho. No tiene necesidad de hacer lo que hace Blatter, de creerse el todopoderoso del fútbol cuando no pateó una pelota". Aunque, a decir verdad, Al Hussein tampoco pateó una pelota en toda su vida: entró al mundo del fútbol en el año 1999 como dirigente en su país y, desde allí, paulatinamente, llegó hasta la Vicepresidencia de la Confederación Asiática de Fútbol.

Lo cierto es que, luego de este vergonzoso escándalo, el dirigente jordano aparece con grandes chances de destronar a Blatter.
DIEGOTE, TRANSPARENTE. Maradona es otro que dispara contra la FIFA y pide"transparencia"... justamente él, involucrado con la camorra italiana y siempre sospechado de recibir dinero a cambio de circunstanciales simpatía políticas, como su reciente "apoyo" a la candidatura del ¡¡príncipe joradano Al Hussein!!
Resulta cuanto menos sospechosa esta admiración de Maradona por el príncipe jordano... el célebre Pelusa no mueve un dedo sin antes asegurarse que recibirá algo a cambio. Si se trata de muchos billetes verdes, mejor para Diegote Justamente él, que durante toda su vida se mostró gustoso para rodearse con reyes, príncipes, dictadores, presidentes y poderosos empresarios.

Todos sabemos que el fútbol es el deporte más popular de todo el Planeta y que se convirtió en un circo perverso que mueve millones de dólares por año. Tal como está planteado, difícilmente podamos esperar una profunda depuración en la F.I.F.A. debido hay que hay de por medio miles de millones dólares. A lo sumo, una docena de dirigentes podrán ser separados del organismo, incluído Blatter... pero ¿quién puede asegurarnos que los que quedan son honestos y capaces?
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina