miércoles, 29 de enero de 2014

La hipocresía alcanzó la Cumbre

UN DESTINO COMÚN (EN CUBA). Al menos según lo que dicen, para la monada "progre" Cuba es la panacea y quieren que todos los latinoamericanos vivamos en un regimen similar al de los Castro. Eso si, ellos no abandonarán sus ostentosas vidas.

Finalizó una nueva Cumbre de Estados de Latinoamérica y el Caribe en La Habana, la cual poco deja para el recuerdo. Como sucede en este tipo de eventos, resonaron eufemismos varios como reclamos al imperialismo estadounidense, apoyo al reclamo argentino por las Islas Malvinas, integración de los pueblos y bla-bla-bla.

Eso sí, entre tantos presidentes humanistas que se congregaron en Cuba ninguno dijo una sola palabra sobre las constantes violaciones a los derechos humanos en esa isla. Entre tantos presidentes demócratas que muy sonrientes posaron junto a Raúl Castro, ninguno exigió elecciones abiertas y libres en Cuba.

Algunos presidentes se peleaban para sacarse una foto junto a Fidel Castro. Entre tantos presidentes tan progresistas ninguno fue capaz de reunirse con dirigentes de la disidencia cubana. Evidentemente, para todos esos representantes de los pueblos latinoamericanos parece que no tiene valor alguno la ida de todos aquellos que murieron por oponerse a la "Revolución" de Castro y Guevara.

Para la Presidente Cristina Fernández, esta Cumbre fue una buena ocasión para huir por unos días del desmadre macroeconómico de nuestro país. Se dio el "gusto" de viajar a Cuba junto a su hija cineasta ¡tres días! antes de que se dé inicio al evento. Entre las frases que dejó la primera mandataria argentina, podemos rescatar una que la pinta de cuerpo entero: "el protocolo no es uno de mis frentes, pero sí lo es la sinceridad". ¿Sinceridad de Fernández? es una ironía justo de quien, entre tantas cosas, lleva años mintiendo sobre la inflación en la Argentina. Esta hipocresía es la que atrasa y nos atrofia como naciones.

FLORES PARA EL DICTADOR. A ¿contramano? del resto ed América, la Dictadura cubana no solo que goza de buena salud, sino que es festejada.

viernes, 24 de enero de 2014

Blues de Cris

¿SENSACIÓN DE DEVALUACIÓN? No era que había que esperar a otro Gobierno para padecer otra devaluación? Y pensar que muchos militantes celebraron la bravuconada de la Presidente.

Jorgen Milton Capitanich y Axel Kicillof hablaron hoy a la prensa para anunciar que la Casa Rosada autorizará a partir del lunes la compra de dólares estadounidenses para "tenencia y ahorro", previo llenado de un formulario que estará disponible en el sitio web de la AFIP. Capitanich evitó pronunciar la palabra "devaluación" y argumentó que "el Gobierno considera que el precio de la divisa ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica" (?).

A su turno, el Ministro Kicillof se mostró desafiante al decir "miren, los mismos que nos dijeron durante diez años que el dólar valía un peso, son los que hoy nos quieren convencer que vale 13, así que saquen sus propias conclusiones"; parece que Kicillof no quiere reconocer que muchos de aquellos fundamentalistas del "1 a 1" de Carlos Menem hoy están en este Gobierno, empezando por él y terminando por la Presidente Fernández. En declaraciones radiales, el niño mimado de la primera mandataria acusó a Shell Argentina de haber forzado una suba de la cotización del dólar con una compra de divisas a un precio superior al oficial.

El Banco Central de a poco va dejando que se achique paulatinamente la brecha entre el dólar "oficial" y el dólar "blue", frenando la sangría de sus languidecientes reservas. Aunque desde el kirchnerismo se resistan a reconocerlo, todo constituye la devaluación que ya se veía venir y que, como sucede siempre, terminará pagando el pueblo mismo. Que, horas antes del anuncio y de la abrupta subida del dólar "oficial", el Ministro Axel Kicillof haya estado negociando con el Club de París en Francia parece no ser casualidad ya que puede haber sido una medida impuesta desde el exterior.
  
Claro que no se sabe bien cómo se instrumentará en la práctica, porque los detalles no se han revelado. Como también se desconoce si esta devaluación está enmarcada dentro de algún plan estratégico para mitigar su impacto en las economías hogareñas.

Lo cierto es que, en la Argentina, la moneda nacional hace agua por todos lados y no provoca confianza, por lo que el dólar aparece como el refugio más seguro ante la (maldita) inflación

Inmediatamente, la devaluación se trasladará a los precios de bienes y servicios que, en su gran mayoría, experimentarán una suba sensible. ¿Y los sueldos de los trabajadores? Dentro de poco habrán paritarias y esta devaluación será punto de controversia entre las demandas salariales y lo que ofrezcan las patronales. Hasta el momento es una incógnita cuál será la reacción de los ciudadanos ante este nuevo avasallamiento del Estado.

SENSACION DE DEVALUACIÓN. Un tuit del que se podría decir que cualquier parecido con aquel tristemente célebre "el que depositó dólares recibirá dólares" no es pura coincidencia.

Algunas de las cadenas comerciales más importantes del país suspendieron sus ventas on line, retiraron productos de sus góndolas y subieron los precios de otros en un 20%. La incertidumbre va ganando la calle. Volvemos al "sálvese quien pueda"

A simple vista, se podría afirmar que el sector exportador es el principal beneficiado con esta neuva subida del dólar, pero semejante pronóstico es un tanto incierto si tomamos en cuenta cómo sus costos se verán afectados por la inflación.

¿Y la oposición? ¿qué dice? Hasta el momento, no hay pronunciamientos. Mauricio Macri y Sergio Massa informaron sobre reuniones con sus equipos económicos para analizar esta situación pero, como sucede casi siempre, no esgrimen alguna alternativa viable para que la Argentina zafe de la zozobra. Su mezquindad es tal que están más focalizados en saciar sus apetencias personales y miran solo al 2015.

La economía argentina transita momentos muy difíciles debido a la devaluación que está implementando el Gobierno Nacional, a pesar de que la Presidente Cristina Fernández ya había dicho a los cuatro vientos que no lo haría. Otra muestra de cómo el relato kirchnerista se resquebraja rápidamente.

DÓLAR "REVOLUCIONARIO". Gráfico en el que se puede ver la evolución del dólar desde el 03 de enero de 2011 hasta hoy (fuente: www.lanacion.com.ar)

San Juan sin energía

RIVERA PRUDENCIO Y ENERGÍASJ. Juntos a la par.
La crisis energética golpeó también a San Juan, aunque no en la proporción que la sufrieron en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. En estos días hubieron cortes intermitentes en varias partes de San Juan, con todos los trastornos que ello implica en miles de hogares.

Fue entonces que las miradas se posaron sobre Energía San Juan y el Ente Provincial Regulador de Energía quienes, se supone, deben dar las respuestas del caso y ponerse a trabajar en consecuencia.

Jorge Rivera Prudencio fue entrevistado por Diario de Cuyo y anticipó que habrán sanciones para la empresa prestadora del servicio de electricidad, sobre la que tuvo una opinión un tanto ambigua "Energía San Juan está cumpliendo un ciclo de inversiones ajustado a una demanda que luego es superada, entonces Energía San Juan tiene que invertir más porque recibe más dinero, y eso está costando un poco porque conseguir dinero en los bancos es complicado; pero tiene la obligación de hacerlo, y por eso va a recibir la sanción que corresponde". Lejos de asumir culpas, Rivera Prudencio se excusó manifestando "la tarifa hay que ajustarla para mejorar el servicio", por lo que el próximo 6 de febrero habrá una "audiencia" en la que seguramente se definirá un aumento tarifario. Evidentemente, el funcionario giojista no tiene otra respuesta.

En mayo del año pasado, Rivera Prudencio anticipaba que “seguramente habrá un aumento tarifario que será razonable”, aunque no iba a ser reajustado de acuerdo al índice inflacionario que publica el INDEC. Después, en junio de 2013, el ex militante de izquierda devenido en giojista se reunió con los Diputados Provinciales para conversar con aspectos relacionados a las labores del EPRE e, indirectamente, deslizó la necesidad de aumentar las tarifas cuando analizó “el crecimiento en los costos de la distribución de energía han aumentado un 54%, si se compara con el incremento salarial es de 7 veces más, aunque no es tan alto para el bolsillo de los usuarios”. Nada de apuntar contra Energía San Juan. Pero bueno, como en los últimos años la Legislatura es manejada a control remoto por José Luis Gioja, ningún diputado se animó a cuestionar a don Rivera Prudencio quien más que defender los intereses de San Juan se ha comportado como un agente de prensa de Energía San Juan.

Lo cierto es que la tarifa por la luz que se paga en San Juan es una de las más caras del país pero no por eso no se puede evitar que ante cualquier viento, lluvia y las tradicionales subas de temperatura en verano, el servicio colapsa. 

Si uno mira atrás en el tiempo, desde que el servicio provincial de energía fue privatizado en el año 1996, nunca fue óptimo. Con sus limitaciones, Servicios Eléctricos Sanjuaninos Sociedad del Estado no era una empresa deficitaria pero no resistió a la ola privatizadora del menemismo que en nuestra Provincia encabezaban Jorge Alberto Escobar y José Luis Gioja.

Al día de hoy, San Juan aún no cuenta con un servicio de electricidad a la altura de las circunstancias. Lo que alarmante, la oposición mira para otro lado. Nadie se hace cargo. Nadie tiene la dignidad de renunciar por ineptitud. No importa, ya se viene la Fiesta Nacional del Sol.

jueves, 23 de enero de 2014

Aguante el Ni-Ni

VOLVIÓ LA ALEGRÍA (?) "Hay que enojarse con los que dicen mentiras, 
el pecado es mentir", dijo hoy la primera mandataria... será?
La Presidente Cristina Fernández reapareció en público luego de poco más de 40 días en los que poco y nada se supo de ella.

En esta ocasión, encabezó un acto para lanzar el programa "PROG.R.ES.AR", con el cual el Gobierno Nacional pretende asistir con $ 600 mensuales a jóvenes de entre 18 y 24 años que no estudian y no trabajan o que en caso de que trabajen, lo hagan informalmente o que cuyos ingresos no superen el Salario Mínimo Vital y Móvil ($ 3.600).

Al momento del anuncio, Fernández explicó que el objetivo de esta medida es un "reconocimiento a cambio de estudios, una contraprestación de 600 pesos mensuales" y abarcará a un millón y medio de jóvenes. Según la visión de la titular del Ejecutivo Nacional, "estos chicos (los beneficiarios del plan) son los hijos del neoliberalismo, sus padres no tenían trabajo"... como acostumbra, Cristina Fernández habla pestes del "neoliberalismo de los 90's" como si ella ni su difunto marido nada hubieran tenido que ver con el menemismo.

El anuncio estuvo acompañado con nuevos ataques al periodismo porteño que estuvo criticando sus días de silencio, como remarcar una y otro vez lo que ella considera como hitos de "la década ganada". La presidente cuyo patrimonio personal se mide en millones de pesos volvió a pontificar sobre "igualdad" para todos los aplaudidores que la vivaron.

Una de las frases que dejó la Presidente Fernández fue "está molestando un régimen de plena ocupación, molesta el nivel de participación de los salarios en el PBI". Sin embargo, la respuesta de su Gobierno es incrementar el asistencialismo para que un millón y medio de jóvenes hagan algo por sus vidas... entonces, la teoría del "pleno empleo" se desvanece rápidamente.

De lo que no habla la Presidente Fernández es de la marginalidad de miles de jóvenes argentinos, a los cuales "el modelo" del que tanto se ufana no sabe dar respuestas. Con todos los programas que ha estado impulsando el kirchnerismo, la Argentina sigue sin generar trabajo genuino y, lo que es peor, el trabajo en negro no ha decaído en todos estos años.

Para hablar de los resultados de las políticas asistencialistas del kirchnerismo podemos tomar el ejemplo de la Asignación ¿Universal? por Hijo, la cual no es eficaz en la inclusión de millones de niños en este país. Desde el oficialismo sacan pecho al decirnos que con este programa muchos chicos regresan a la escuela... pero la realidad nos indica que son muchísimos los pibes que son empujados a las escuelas al inicio del ciclo lectivo y obtener el correspondiente certificado de escolaridad pero la mayoría no termina de cursar porque, más allá de los motivos que se esgriman en cada realidad, los niños no cuentan con una contención adecuada en sus hogares. Y eso que el Ministerio de Educación de la Nación ya ha bajado línea a directivos y docentes de las escuelas para que ningún niño repita ni primer ni segundo grado de la educación primaria.

Dicho esto, uno puede permitirse se escéptico acerca de los resultados a mediano y largo plazo de la implementación del PRO.R.ES.AR. La voluntad y el deseo de autosuperación no se logra con dinero sino que son valores adquiridos en la educación. Si hay millones de jóvenes argentinos que actualmente no estudian ni trabajan no es culpa de Menem, o de De la Rúa o de Tinelli: debemos cuestionarnos cómo están las familias de todos esos jóvenes.

¿Por qué no incentivar a los jóvenes que ya están estudiando? ¿por qué no generar condiciones para que el mercado laboral crezca y brinde más y mejores oportunidades para nuestros jóvenes?

¿En la oposición hay preocupación por el irresponsable incremento del gasto público en asistencialismo? La respuesta es "NO". Es que esta medida cuenta con el inesperado respaldo de la Diputada Elisa Carrió y de algunos referentes del Frente Renovador (?). Carrió consideró que "PROG.R.ES.AR." constituye "un programa de contención prudente y correcto".

Una vez más, en la Argentina el que más se esfuerza no es el premiado. Todo lo contrario. Quien se dedica trabajar honestamente y pagar sus impuestos es castigado con una presión fiscal que se va haciendo cada vez más asfixiante. El Estado Nacional se ha convertido en un socio tan ocioso como caro para todos los trabajadores argentinos, tanto los que pagan el Impuesto a las Ganancias de sus propios sueldos como todos los que padecemos la creciente pérdida del poder adquisitivo de nuestro dinero a causa de la inflación.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina