miércoles, 14 de mayo de 2014

Todos los argentinos somos D.T.

SABELLA NAC & POP. Kirchnerismo y Selección, un solo corazón.
Alejandro Sabella dio la lista preliminar de 30 convocados para representar al fútbol argentino en Brasil 2014, en la cual no se produjeron grandes sorpresas.

La lista de Sabella ha sido tomada como una cuestión de Estado (?), al punto de que su publicación se realizó en un acto en el que estuvieron presentes funcionarios de primera línea del Gobierno Nacional, además de numerosos militantes que se sumaron al "aguante" del kirchnerismo. Tal como ya hizo con el Papa Francisco, Cristina Fenández quiere apoderarse también de la Selección Argentina.

Sabella ya ha manifestado abiertamente su simpatía por el kirchnerismo y hasta confesó su adhesión al peronismo desde temprana edad al declarar "desde chico, ya escuchaba y leía lo que profesaba el peronismo".

Fiel a su estilo, Sabella mantuvo su coherencia y se mostró impermeable a la presiones mediáticas que le inducían a agregar o quitar algunos nombres de entre sus preferidos. Cero demagogia.

Los puntos más débiles de la Selección Nacional son el arquero y la defensa. Aunque lo más preocupante está entre los arqueros convocados. No sorprende que Sabella siga apostando por Sergio Romero y Mariano Andújar. Ambos ya han contado con numerosas oportunidades en el combinado albiceleste y nunca transmitieron la seguridad necesaria para ese puesto tan delicado. Si a esto le sumamos que el titular seguirá siendo Romero, cuesta entender más la decisión del entrenador porque el ex Racing ni siquiera es titular en su actual club. Hay otros arqueros como Willy Caballero o Agustín Marchesín que largamente merecieron su oportunidad pero nunca fueron tenidos en cuenta por el ex DT de Estudiantes. Ya han pasado muchos por el arco de la Selección Argentina en las últimas décadas pero considero que el último indiscutido bajo los tres palos en la Selección fue Ubaldo Matildo Fillol y, lamentablemente, nunca más apareció otro que exhibiera un nivel superlativo.

La no inclusión de Carlos Alberto Tévez entre los seleccionados despertó airadas quejas en el pueblo futbolero de nuestro país. Ninguno de los protagonistas de esta historia lo ha reconocido públicamente, pero queda claro que la personalidad de Tévez no es del agrado de la mayoría del los que habitualmente forman parte del seleccionado argentino, especialmente de Lionel Messi. Hace aproximadamente un año declaraba que se sentía bien sin la Selección aunque últimamente reconocía que aguardaba una citación.

Al margen de toda polémica, tampoco sorprendió que el actual delantero de la Juventus haya quedado afuera de la cita mundialista. Tévez nunca fue llamado por Sabella para formar parte de su Selección.

PARA TÉVEZ QUE LO MIRARÁ POR TV. Guste o no,
no sorprendió la exclusión del Apache.
Tévez es un gran futbolista, ha paseado su clase y ha cosechado títulos importantes no solo en Boca Juniors sino también en Brasil, Inglaterra e Italia. Tuvo sus idas y venidas con la Selección, asumió el mote de "Jugador del Pueblo" por su fervorosa manera de jugar.

El ex Boca Juniors usó los medios de comunicación para presionar a Sabella durante estos últimos meses pero, a la luz de los hechos, no surtió el efecto que él esperaba. En anteriores ocasiones, sus operaciones mediáticas fueron decisivas para ser incluído en el once titular nacional; en sus respectivos momentos, José Pekerman, Alfio Basile, Diego Maradona y Sergio Batista pueden dar fe de ésto, ya que tuvieron que ceder para darle un lugar al Apache, aunque ello haya implicado descompensar al equipo. Su fuerte personalidad ya le ha valido no poco conflictos en todos los clubes por los que pasó, ya que no tuvo ningún problema en imponer sus propias condiciones tanto a entrenadores como a dirigentes.

Un caso contrario al de Tévez fue el de Diego Milito quien, en la previa del Mundial 2010, venía de ser campeón de todo y goleador en el Inter de Milán y hasta fue elegido como el mejor futbolista de Europa y sin embargo fue suplente en la Selección Nacional. Pero Milito siempre prefirió el perfil bajo y eludió hacer declaraciones explosivas... en un país como Argentina, pasó lo esperable: nadie reclamó por el delantero del Inter, ni siquiera el periodismo deportivo ni la afición.

Desde que asumió como DT de la selección, la prioridad de Sabella ha sido mantener siempre contento a Lionel Messi. Su primera medida fue nombrarlo capitán y referente, condición que el rosarino no demuestra sentir. El liderazgo futbolístico de La Pulga pasa por otro lado, acaso un tanto más desapercibido para la afición y el periodismo. El 10 del Barcelona es el mejor del mundo, más allá de que últimamente su nivel haya decaído sensiblemente. Y desde la A.F.A. ya se ha dispuesto que, quien se sume a la Selección, debe ser del agrado de Messi.

Gran parte de la afición argentina no está ilusionada con este plantel diseñado por Alejandro Sabella. Hay razones que minan toda esperanza para que la Selección Argentina esté al menos entre las cuatro primeras del próximo mundial. Tal vez, este punto juegue a favor del grupo que lidera Lionel Messi: uno recuerda los meses previos a los mundiales de 1986 y de 1990, en los que la gente no confiaba en la Selección pero terminaron siendo de las mejores perfomances que se vieron de la Argentina. Ojalá sea así esta vez.

2 comentarios:

Hector dijo...

Yo creo que delanteros hay, el tema va ser del medio para atras, je.

Me preocupa mas la reestructuración que aprobó AFA (Grondona+súbditos), que no se sabe si el año que viene va haber 30, 32 o 150 equipos en 1ra (?). Como se jugará, y cuanto mas le costará al estado la televisación...

mario dijo...

Coincido con vos, Héctor!

e gusta Tévez pero no es imprescindible en este equipo, lo que sí hhace falta reforzar el arco y la defensa.

Lo del nuevo campeonato me parece un mamarracho. Pobre nuestro fútbol.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina