martes, 25 de febrero de 2014

Ahora, el culpable es... el almacenero

¿PRECIOS CUIDADOS? Rep y Página/12 nos retratan la visión simplista del kirchnerismo: para ellos, la culpa es de los comerciantes y de los consumidores.

La inflación sigue siendo un ajuste solapado que castiga más duramente a los individuos más vulnerables de la economía nacional y la falta de respuestas del Gobierno Nacional sigue siendo muy preocupante.

Lejos de asumir la responsabilidad que le toca, la Presidente Cristina Fernández siempre busca un enemigo y/o alguien a quien culpar de los males del país. En este caso, los apuntados son los supermercados y almacenes a quienes responsabiliza de las subas de precios.

Con esta premisa, el Gobierno Nacional creó el Programa "Precios Cuidados" y se pidió a la población en general que se convierta en una suerte de centinela de ese programa. Se anunció que se había llegado a un "acuerdo de precios" con cadenas de supermercados para impedir la escalada de los precios de los productos de primera necesidad. Es decir, lo que alguna vez no pudieron cumplir sus regalones de "La Cámpora" con aquella movida que denominaron "Mirar Para Cuidar" lo tenemos que hacer todos los argentinos.

El mensaje es claro: la inflación es provocada exclusivamente por "especuladores" (!). Esos "oportunistas" son los nuevos "desestabilizadores" del Gobierno Nacional & Popular, aquel que fue elegido por el 54% de los argentinos, aquel que es el mejor en 200 años de historia argentina, bla bla bla. Y se ha repetido incesantemente por los periodistas "militantes" y en la publicidad estatal.

En este verano, los fundamentalistas K sacaban pecho repitiendo que "las playas están llenas de gente", por ende, no hay razón alguna para cuestionar a "el modelo"... uno recuerda cuando durante los años 90's, los fundamentalistas del menemismo se ufanaban de todo lo que los argentinos comprábamos en "cómodas cuotas", mientras aquel celebrado "1 a 1" destruía economías regionales y llevaba el desempleo a niveles históricos. La historia se repite: el peronismo nos anestesia con consumismo. La fórmula tan exitosa como cínica vuelve a funcionar.

FRÁVEGA CONTRA EL MODELO (!). "La Cámpora" escrachó
 a la cadena, aunque les "falló" Google y terminaron poniendo la
imagen de la Diputada Liliana Schwindt en lugar de Liliana Frávega,
titular de la mencionada empresa.
Eso sí, nada de medidas macroeconómicas para atacar las causas del mal (muchas veces son antipáticas y restan votos....), nada de crear condiciones favorables para la inversión: al contrario, la presión fiscal no da tregua. Mientras tanto, la Casa Rosada hace hasta lo imposible para que la "fiesta del consumo" no pare y emite moneda descontroladamente, además de aumentar los subsidios a una parte de la población. Así, es el Banco Central el que atenta contra el valor de la moneda nacional.

Cristina Fernández sigue observando todo desde su pedestal (?) sin hacerse cargo de nada. Su debilidad es tal es que siempre necesita de un enemigo para culpar de su propia impericia: Héctor Magnetto es el más elegido, Shell es otro de los "demonios" elegidos y, últimamente, lo son las cadenas de supermercados y de ventas de electrodomésticos.

La apuesta del kirchnerismo es esperar a que la bomba explote después del 2015.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina