viernes, 31 de mayo de 2013

Pascua Lama al freezer, Barrick a hacer los deberes en Chile

GIOJA Y PIÑERA. Dos maneras de administrar políticas mineras:
uno a favor de las empresas y el otro a favor de su país.
El Gobierno de Chile, a través de la Superintendencia de Medio Ambiente (S.M.A.), aplicó una millonaria multa a Barrick Gold por el daño ambiental ocasionado en glaciares y el curso de ríos en la Mina Binacional Pascua Lama. Dicha multa asciende a la suma 16,4 millones de dólares... mucho dinero para cualquier mortal pero de todas maneras, es un importe irrisorio para el nivel de ingresos de la minera transnacional.

La controversia se originó en la acusación formal que realizó una comunidad diaguita que señaló que Barrick Gold está afectando los glaciares Toro I, Toro II y Esperanza, los cuales alimentan al Río Huasco. 

Mientras las autoridades de Barrick en Chile juraban que estaban trabajando "en base los más altos estándares internacionales" (bla, bla, bla), los problemas ambientales se incrementaban. A posteriori, el gobierno chileno comprobó que las aguas contaminadas que vertía la Mina Pascua Lama se estaba mezclando con la que emanaba de los glaciares y está envenenando las aguas del río en cuestión afectando a las poblaciones cercanas. Ante las evidencias, Barrick tuvo que reconocer el daño ambiental y por eso removió a todas sus autoridades de su filial en Latinoamérica.

Las autoridades trasandinas ordenaron la inmediata paralización de los trabajos hasta que la minera transnacional "no ejecute el sistema de manejo de aguas en la forma prevista en su Resolución de Calificación Ambiental". Cecilia Pérez, Secretaria de Estado, defendió esta medida ante la prensa de su país declarando que Pascua Lama no puede seguir funcionando hasta tanto no cumplan con los requisitos ambientales que rigen en Chile, ya que se pretende “proteger la salud de las personas, cuidar el medio ambiente y los proyectos que tienen problemas tienen que resolver sus problemas”.

La oposición apoyó al oficialismo en la sanción impuesta a Barrick, aunque no la consideran suficiente. Así se manifestó Isabel Allende quien analizó que la multa aplicada resulta “ejemplar, pero simbólica en relación al daño irreversible que la Superintendencia señala ha hecho el proyecto. Barrick ha incurrido en un incumplimiento gravísimo y cuatro incumplimientos graves de lo que la empresa se comprometió en su RCA (Resolución deCalificación Ambiental).

Barrick Gold comunicó que para cumplir con las exigencias del gobierno chileno necesitará erogar unos 29 millones de dólares y estimó que los trabajos demandados llevarán un tiempo aproximado de siete meses. Al respecto, Juan Carlos Monckeberg, titular de la S.M.A. opinó sobre la hipotética demora de Barrick en realizar obras para amoldarse a lo ordenado por el gobierno chileno "depende de que tan diligente es la empresa (...) podría ser un año, dos años (la construcción de obras definitivas)", aunque valoró que "la empresa por lo menos respecto a nuestro procedimiento se ha mostrado en una lógica de cumplir todo lo que nosotros les estamos exigiendo".

Ayer Sebastián Piñera, Presidente de Chile, viajó a Canadá para firmar acuerdos comerciales con las autoridades de ese país norteamericano. Allí, Piñera mantuvo una reunión con Stephen Harper, primer ministro canadiense, para ratificarle la sanción impuesta a Barrick, comentándole que las inversiones en Chile son bienvenidas pero que deben cumplir las leyes y controles establecidos por su Gobierno.

Mientras fue Presidente de Chile, Michelle Bachelet apoyó los trabajos de Barrick en Pascua pese a las denuncias de contaminación ambiental que acumulaba. Poco le importó al Gobierno de Piñera que las obras en Pascua Lama están en un 80% de avance, que la inversión de la transnacional de origen canadiense lleva invertidos 8.500 millones de dólares.

La controversia ambiental que se vive en Chile es seguida con suma atención (y angustia, hay que decir también) desde el Gobierno de San Juan y empresarios locales. Es que, más allá de que públicamente declaren lo contrario, saben que Lama no es económicamente viable sin Pascua.

MINERO$ UNIDO$. Una foto tomada en el año 2010 durante un almuerzo que compartieron en Canadá la Presidente Cristina Fernández, el Vicepresidente Amado Boudou, los Gobernadores José Luis Gioja, Luis Bedder Herera y Juan Urtubey y el Secretario de Minería Jorge Mayoral, junto al CEO de Barrick Gold Corporation Peter Munk.
A fines de abril pasado,el Gobernador José Luis Gioja mantuvo una reunión privada con Kelvin Dushnisky, vicepresidente de Barrick Gold a nivel mundial, para analizar los pasos a seguir (?). Desde que la noticia llegó a este lado de la Cordillera, Gioja bajó un mensaje tan claro como poco creíble: la suspensión de Pascua no afectará a Lama y que no hay contaminación en Argentina. De ese encuentro, poco se supo salvo un comunicado difundido por el gobierno provincial en el que se asegura que “Dushnisky confirmó que las tareas de construcción de la planta en Lama, en territorio argentino, avanzan dentro de los plazos originalmente determinados, sin inconvenientes, transmitiendo tranquilidad a las empresas contratistas, proveedores y trabajadores vinculados al proyecto”.

Juan José Igualada, titular de la Cámara Servicios Mineros, se mostró optimista en sus declaraciones a Radio Light. Igualada negó el daño ambiental de Pascua Lama (¡¡!!), argumentando que hay desinformación en la prensa chilena (¿?). Si bien lamentó el retraso de la mina binacional, habló de que se están estudiando alternativas para "mitigar" el impacto económico negativo que la medida de la Justicia de Chile tendrá en empresarios argentinos... Esto es lo grafica mejor como es la política minera de la Argentina.

lunes, 27 de mayo de 2013

10 años de fiesta

"Década Ganada" es el concepto que ha instalado recientemente el kirchnerismo.

"Década Ganada" le llaman a estos diez años que el Frente para la Victoria lleva en la cima del poder político de la Argentina, contando a partir de la asunción de Néstor Carlos Kirchner como Presidente de la Nación en aquel 25 de mayo de 2003.

Con esa fascinación, el Gobierno que lidera Cristina Elisabet Fernández decidió desplegar todo su histrionismo para celebrar la década de poder kirchnerista. Miles de banderas, pancartas, mapping, bailarines en el aire, una banda que invitaba al baile desde una estructura móvil que desplazaba a una decena de metros del suelo y espectacular pirotecnia. Antes de las palabras de la Presidente, cantaron Silvio Rodríguez y Fito Páez, más tarde Os Paralamas do Succeso. Desde el kirchnerismo, se calcularon más de 700 mil personas (¡¡!!).

Cual estrella de rock (¡!), Cristina Fernández entró saludando a la multitud con "Rezo por Vos" sonando a todo volumen. La titular del Ejecutivo Nacional se mostró eufórica por el décimo aniversario, asegurando que "es necesario empoderar al pueblo con estas conquistas para que nadie pueda arrebatárselas" y que "mal que les pese a algunos, es una década ganada. No por el Gobierno, ganada por el pueblo". Hasta se exculpó del fenómeno inflacionario afirmando “dicen que la suba de salarios genera inflación, pero los precios no los ponen los trabajadores ni el Gobierno, sino los empresarios y los grandes monopolios.

Gobernadores, intendentes y legisladores cumplieron con el deseo de la Presidente y movilizaron a miles de "militantes" para copar la emblemática Plaza de Mayo y así rendir pleitesía a su líder política. Un marco popular con una importante dosis de ficción, ya que de no haberse movilizado gente hasta Plaza de Mayo, no se hubieran acercado ni la décima parte de los que se hicieron presentes. Decenas y decenas de colectivos arribaron a la Ciudad de Buenos Aires desde distintos puntos del país. Nomás desde San Juan, se contaron casi dos mil personas que, en 36 colectivos, fueron llevadas para participar en el megaevento kircnerista; los organizadores juraron que el dinero salió del mismo Partido Justiticialista (...).

Una vez finalizado el discurso de la primera mandataria, la Televisión Pública registró las elogiosas opiniones de hombres del kirchnerismo. Llamaron la atención las palabras del Gobernador José Luis Gioja quien, además de ensalzar la figura de Néstor Kirchner y sin ponerse colorado, se quejó de "las corporaciones" que atentan contra el país

TUVO FICCIÓN. El kircnerismo quería
ficción  y la tuvo, al menos TELAM se la creyó.
Lo cierto es que el éxtasis kirchnerista (casi como écshtashis bovedístico) se basa en indicadores macroeconómicos aportados por el I.N.D.E.C. Lejano en el tiempo parece haber quedado aquel 2008 del insólito conflicto con los exportadores agropecuarios que, sumado a aquel "voto no positivo" de Julio Cobos, casi hizo naufragar al Goierno de Cristina Fernández. En los últimos años, las estadísticas confeccionadas por el mismo Gobierno dibujan una realidad que sonríe y que muchos aplauden.

La muerte y canonización de Néstor Kirchner fue un efectivo golpe de efecto que el oficialismo supo capitalizar en su beneficio. El aparato propagandístico del kirchnerismo ha tenido sus triunfos en la gente, imponiendo conceptos como "militancia", "nacional y popular", "oligarquía", "medios monopólicos", "gorilas" y demás. Así, se multiplican consignas como "redistribución del ingreso", "el modelo", "crecimiento histórico".

A decir verdad, más allá de derechas e izquierdas, el kirchnerismo apeló a un recurso que históricamente fortaleció el poder político de cada gobierno peronista: estimular el consumo a cualquier precio. Es cierto que Cristina Fernández y, más aún, Néstor Kirchner, contaron con un excelente marco económico que representó una gran oportunidad para el crecimiento del país: precios de los commodities, especialmente los granos, que terminaron representando notables aumentos en los ingresos fiscales debido a la gran presión tributaria que el Gobierno Nacional viene ejerciendo.

CONVOCATORIA ¿ESPONTÁNEA?. La logístca K a full para armarle la fiestita a Cristina Fernández, ¿quién pagó todo?
Si no es década ganada, ¿será entonces década perdida?. Han habido sectores que, durante todos estos años, han sido perjudicados como el ganadero, el lácteo, la vitivinicultura, entre otros. A ésto hay que sumarle la destrucción de la moneda nacional, la cual sigue perdiendo terreno con respecto al dólar estadounidense, con las nefastas consecuencias que trae aparejada para el poder adquisitivo de la gente. La "fiesta del consumo" de esos años no nos permite tomar dimensión real de las consecuencias de las políticas económicas. Ni hablar del tan mentado "desendeudamiento" que la Presidente de la Nación porque se han seguido tomando créditos y, peor aún, dilapidando dinero de la A.N.Se.S.

Aunque ella misma diga lo contrario, la Presidente Fernández juega sus fichas a una nueva reelección en su cargo. Ella dice que no es eterna, pero sus alcahuetes y fanáticos ya claman por un nuevo periodo. Que siga la fiesta.

miércoles, 22 de mayo de 2013

FPT: Fútbol Para Tapar

678 ES UN FRACASO. El programa ultrakirchnerista no cumple con el objetivo
para  el que fue creado; por eso parece que hay que anular a Lanata a cualquier
precio. El periodismo "militante" está que trina contra "la corpo".
La Asociación del Fútbol Argentino comunicó que, a partir del próximo domingo 26, Boca Juniors y River Plate se alternarán para disputar sus respectivos partidos a las 21:30 hs., acatando nuevas directivas de la TV Pública.

Ningún referente del kirchnerismo salió a reconocerlo, salvo el Vicegobernador Gabriel Mariotto quien admitió que esta nueva disposición es para restarle audiencia a "Periodismo Para Todos", programa televisivo que conduce el periodista Jorge Lanata y que tanto ofusca al Gobierno Nacional. Mariotto elogió el cambio de horario opinando Me parece perfecto que los canales compitan. No hay competencia y ante un muy buen programa de televisión como el de Lanata, Canal 7 también quiere competir con Fútbol para Todos".

Fue precisamente Lanata quien anticipó el cambio de horario de los partidos de los dos clubes más populares de la Argentina. Y quien le salió con los tapones de punta fue Ernesto Cherquis Bialo, también periodista y hoy vocero de la A.F.A., calificó a Lanata como "la voz de la oposición" (¡¡!!) y a su programa como "un show humorístico y recreativo" (¡¡!!).  

Los cuestionamientos al cambio de los horarios de los partidos de Boca y River son, básicamente, dos: la complicación en materia de seguridad para partidos que movilizan a miles de personas, los trastornos que podría ocasionar el hecho de que los espectadores salgan de los estadios a altas horas de la noche. Ambos cuestionamientos tienen su lógica, aunque ya en años anteriores se disputaban encuentros en ese horario en el fútbol argentino, sumado a que aún hay partidos de la Copa Libertadores de América que se juegan después de las 21 hs.

Mauricio Macri, cada vez más metido en su papel de alfil político de Clarín, consideró que la medida representa "una agresión gratuita a los hinchas de fútbol". Desde los clubes directamente involucrados, algunos protestaron contra la medida como fueron Daniel Angelici, Presidente de Boca Juniors, y de Ramón Ángel Díaz, técnico y uno de los máximos ídolos de River Plate. Las hordas kirchenristas le cayeron con críticas furiosas para ambos: a Angelici le dieron por su cercanía a Mauricio Macri y a Díaz por su histórica afinidad a Carlos Menem.

Desde que Lanata arrancó el año pasado con "Periodismo Para Todos", los principales actores del kirchnerismo salieron a criticarlo una y otra vez; recientemente, Oscar Parrilli, Secretario general de la Presidencia, habló de "los alcahuetes mediáticos de Magnetto y compañía, que intentan crear y generar un clima, un ambiente de miedo, de terror, donde se cae todo, donde está todo mal", mientras que el Senador Aníbal Fernández sostuvo al respecto "Ese es un chusmerío estúpido, por toda definición. No pueden demostrar nada, es todo traído de los pelos. Si se piensa, lo que dicen hace agua por los cuatro costados. que se haga cargo quien quiera ser funcional a las estupideces que dice Lanata en Canal 13".

Desde la militancia, se enarboló la opinión que Alejandro Dolina dio en su programa radial "La venganza será terible" en el que manifestó "Si alguien está desilusionado porque Lanata hace denuncias, porque la situación económica está mal, porque no se puede hacer nada sin tener un negocio detrás, es que le creen todo a Lanata. Entonces no importa si es cierto o no es cierto, lo que importa es la metodología. Si vos estás interesado en una situación de destitución lo que tenés que hacer es exactamente esto y lo mejor que podés conseguir es esto"  y, acto seguido, se dirigió a su colega advirtiendo "Cuidado con esto, cuidado con los jueguitos, cuidado con la televisión Jorge, porque la gente cree todo lo que escucha. Yo sé de qué lado me acuesto, pero en este caso me parece que hay que parar".(¡¡!!). Evidentemente, Dolina también piensa que todos los argentinos somos estúpidos.

A ver: "Fútbol Para Todos" tiene todo el derecho de cambiar los horarios de los partidos. Como decía recién, el horario nocturno para el fútbol no es algo inédito en este país.

MÁS PAN Y CIRCO. La ANSES financia el fútbol "gratis"... y pensar que
este Gobierno acusaba a las ex AFJP de no cuidar el dinero de los argentinos
Más allá de la cataratas de críticas, observo el evidente malestar del kirchnerismo por la repercusión del programa dominical de Jorge Lanata y, además, la ineficacia de 678 y de "Bajada De Línea" (conducido por el converso Víctor Hugo Morales), programas alineados con el oficialismo y que se emiten al mismo horario de "Periodismo Para Todos". Ante este panorama, la Presidente Cristina Fernández redobla nuevamente la apuesta contra el Grupo Clarín. Toda la artillería desplegada por el multimedio K resulta ineficaz ante la popularidad de Lanata.

Nadie sabe exactamente cuáles son las cifras exactas de todo el dinero que la Presidente Cristina Fernández ha destinado para "Fútbol Para Todos", entre el dinero que recibe la A.F.A. y la abundante propaganda oficial derramada en cada partido. Todo con dinero tomado de la Administración Nacional de la Seguridad Social (A.N.Se.S.) que, se supone, el Estado debería cuidar porque es de los trabajadores argentinos.

Como en otros episodios oscuros de nuestro país, el fútbol vuelve a ser usado como anestesiante del pueblo. El fútbol está cada vez más contaminado por intereses políticos y económicos. Otra vez, la A.F.A. vuelve a ser cómplice de un gobierno de turno.

domingo, 19 de mayo de 2013

Murió el perro pero no acabó la rabia

La muerte de Jorge Rafael Videla fue la noticia de la semana en la Argentina.

Su deceso se produjo en el Penal de Marcos Paz, en donde el dictador, de 87 años de edad, estaba condenado por numerosos crímenes de lesa humanidad.

Su muerte generó sensaciones encontradas por ser la cara visible emblemática del Terrorismo de Estado que nuestro país padeció entre los años 1976 y 1981. Sí, murió Videla... y hubo como un tsunami de sentires por este hecho: angustia, temor, angustia, rencor, odio, alivio, regocijo.

Videla nunca se mostró arrepentido del papel que libremente asumió en aquellos años. Cada vez que tuvo oportunidad, se jactó de la lucha armada que lideró contra la subversión sin eludir la responsabilidad que le tocaba, sosteniendo el mismo discurso durante más de tres décadas.

Luego de años de idas y vueltas, el ex presidente de facto murió en una cárcel común, condenado y repudiado. Ya murieron Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti, con quienes conformó el trío que no solo sembró el terror en este país, sino que fueron responsables de la implementación de un plan económico que destruyó la economía argentina y comprometió las finanzas futuras al incrementar en el endeudamiento externo.

Hoy en día es políticamente correcto putear a las Fuerzas Armadas por aquellos jerarcas que la lideraron durante aquellos años. Es cierto que se hacía necesario que hubiera Justicia para aquellos que cometieron sangrientos excesos desde el mismo Estado. Pero no nos equivoquemos: ellos no son los únicos que deben pagar sus crímenes. Hubo toda una sociedad civil que tácitamente avaló aquel Golpe de Estado... y hubieron otros también que se encargaron de sembrar odios y muertes.

A medida que aquellos personajes fueron demonizados, otros igualmente impresentables fueron prácticamente canonizados: aquella "juventud maraviollosa", aquellos "jóvenes idealistas"... imberbes que, al igual que Videla y sus cómplices, querían tomar el poder político por asalto, eludiendo cualquier sometimiento a la voluntad popular.

TODO UN MENSAJE. En 2004, Néstor Kirchner ordenó sacar el cuadro de 
Jorge Rafael Videla  del Colegio Militar; en aquel acto dsurdas declaró a los 
presentes "Nunca más tiene que volver a subvertirse el orden institucional".  
Entre los que lo aplaudían se encontraba nada  menos  que su hermana Alicia, 
ex funcionaria del Proceso Militar y aún Ministra de Desarrollo Social de la Nación...  
ironías absurdas de esta Argentina que aún nos duele
En su afán de poder, aquella "juventud maravillosa" asumió un papel de heroísmo que no le cabía y, en nombre de sus "ideales", también sembraron el terror en la Argentina. Hoy es políticamente correcto reivindicar aquella guerrilla que tanto daño le hizo al país.

En el kirchnerismo sobran moralistas y (pseudos) catedráticos de historia argentina. La figura de Videla les ha sido sumamente útil. Y lo seguirá siendo. Claro que entre ellos encontramos a muchos que en los años noventa vivaron a Carlos Menem cuando decretaba el Indulto,,, y también podemos contar a Néstor Kirchner y Cristina Fernández que en aquellos años estaban empecinados en hacerse ricos y, como otros millones de argentinos, permanecieron indiferentes al drama.

Debemos desalentar pasiones y dejar que la Justicia proceda libremente para, de una buena vez, cerrar nuestro pasado y poder vivir nuestro presente sin estériles rencores.

Lamentablemente, la sombra de Jorge Rafael Videla seguirá presente. A quienes hoy lucran con los derechos humanos les conviene agitar su fantasma de tanto en tanto. El desafío para la Argentina es sabe si aprenderemos la lección.

jueves, 16 de mayo de 2013

Fernández y su deseada politización de la Justicia argentina

CRISTINA, LA DEL BARRIO. "He venido a decir lo que siento y lo 
que vivo, que muchas veces la gente te lo dice en la calle, en el barrio".
La Presidente Cristina Fernández encabezó el acto de clausura del Encuentro “La sociedad le habla a la Justicia”, el cual tuvo lugar en la Universidad Nacional de La Matanza. Sobre ese evento, la primera mandataria enfatizó "más que hablarle, la sociedad estaba interpelando a la Justicia como siempre la sociedad interpela a los poderes del Estado".

Fernández se mostró acompañada por un panel integrado por Estela Barnes de Carlotto, Susana Trimarco y familiares de crímenes impunes de los últimos años.

Entre tantos dichos, la titular del Poder Ejecutivo Nacional procuró mostrarse cercana y, tal como acostumbra, regó su discurso con eufemismos como "Yo no vine acá esta tarde para quedar bien, agradar, dar un discurso pour la galerie frente a magistrados, abogados y fiscales. He venido a decir lo que siento y lo que vivo, que muchas veces la gente te lo dice en la calle, en el barrio…".

Parece que Cristina Elisabet Fernández se ha decidido a reconocer el complejo drama de la inseguridad de nuestro país aunque, lejos de hacerse cargo de lo que le toca, endilgó toda responsabilidad en la Justicia cuando sentenció "la primera gran ecuación que tenemos que resolver en la Argentina es: Justicia y seguridad íntimamente vinculadas también con fenómenos contemporáneos como el narcotráfico y las complicidades también" y acusando "La Justicia no puede tener una agenda mediática; la Justicia debe tener una agenda que sea la agenda de la sociedad, la de juzgar y castigar a los culpables, cualquiera sea su rango, condición social, ubicación política, corporativa".

Para redoblar su apuesta, la Presidente Fernández planteó la necesidad de una reforma en la Carta Magna cuando afirmó "Esta Constitución sabemos, que para hacer una verdadera y profunda reforma de la Justicia, debería ser modificada. Lo digo con todas letras, debería ser modificada". Luego de tirar la piedra, escondió su mano cuando añadió "Pero no, no, no voy a proponer ninguna modificación de la Constitución y por eso envié estos 6 proyectos".

Se escucharon distintas voces respaldando las iniciativas de la Presidente como la del jurista Alberto Binder quien señaló “hay una profunda discordancia entre los tiempos de la Justicia y los de la gente” (¿¿??). Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas del Atentado a la A.M.I.A., remarcó “la paz sólo llegará con una gran reforma de la Justicia”. A su vez, Trimarco le habló a los estudiantes de abogacía indicando “estoy acá para romperles el negocio a los caraduras de la Justicia.

No vamos a negar fallas en la Justicia de nuestro país, no pocas que son para beneficiar a los más poderosos de nuestra sociedad. Muchas veces son las corporaciones políticas las que embarran investigaciones por delitos y crímenes en las que están implicados. Pero también es cierto que impartir justicia no debe ser tomado livianamente ni, mucho menos, obedecer a hordas populares que muchas veces son agitadas desde las sombras por oportunistas.

La consigna repetida hasta el hartazgo es "democratización de la Justicia"... aunque, por más que se escuden en "la gente", en los hechos observamos que lo que esta Presidente desea es la politización del Poder Judicial. Esto es:
- que los magistrados respondan a los dictados del político de turno (o sea, Ella),
- que las sentencias judciales de causas resonantes sean dictadas desde algún atril de algún acto político.

Creo que, antes de exigir "democratización de la Justcia", Fernández debería poner más empeño en democratizar el Poder Ejecutivo Nacional para que esté en defensa del bien común y no tanto de la protección de delincuentes de "guante blanco".

jueves, 9 de mayo de 2013

Lavandera de la Patria Mía

FERNÁNDEZ Y LORENZINO SE (NOS) RÍEN. Al parecer, el Ministro
ya no se quiere ir; en Twitter se leyeron cosas como "Abran al público 
las bóvedas de Cristina y mañana tenés el blue uno a uno".
"El dólar no le importa a nadie", había asegurado Hernán Lorenzino, nada menos que el Ministro de Economía de la Nación. Días atrás, el Vicepresidente Amado Boudou se refirió al dólar "blue" como "una cuestión especulativa, marginal, que tiene que ver con muy poquitos argentinos".

Anteayer, el equipo económico que lidera Lorenzino presentó un plan para blanquear "ahorros" en dólares estadounidenses. La medida apunta a generar incentivos para introducir en el circuito económico todos sus dólares y, de esta manera, paliar la falta de divisas extranjeras en la Argentina. Página/12 festejó este anuncio explicando que esta nueva iniciativa oficial se trata de un bono que se utilizará para fondear al sector energético, en particular a YPF, y un certificado de pago emitido por el Banco Central destinado al sector inmobiliario (llamado "Certificado de Depósito para la Inversión Inmobiliaria"). Como si fuera poco, a los que quieran jugar de "lavanderos" no se les cobrará impuestos retroactivos (una vez más, un gobierno argentino ratifica que el que se mantiene al día con los impuestos, queda como estúpido). En fin, este proyecto será girado a la brevedad al Congreso de la Nación el que, al tener mayoría kirchnerista, seguramente convertirá en ley.

Para presentar en sociedad este proyecto, el equipo que dirige la economía argentina se mostró a pleno como nunca. El Ministro Lorenzino estuvo acompañado por la Presidente del Banco Central Mercedes Marcó del Pont; el titular de la AFIP Ricardo Echegaray, y los secretarios de Política Económica y Comercio Interior, Axel Kicillof y Guillermo Moreno (¿hay equipo?). Además de los anuncios, los funcionarios se dedicaron a defender las mediciones que habitualmente publica el I.N.D.E.C. y la no devaluación del peso.
 
Lorenzino dijo que "Apuntamos a los que tenga ahorros en dólares sin declarar los utilicen para invertir, dinero que tienen debajo del colchón, en una caja de seguridad, o peor, en un paraíso fiscal". Por su parte, Kicillof amenazó a los rebeldes dolarizados "le damos tres meses para que se regularicen" e hizo docencia elogiando al bono inmobiliario argumentando "es mejor que atesorar dólares, es más seguro, los dólares te lo roban y andá a cantarle a Gardel" (¡¡!!), ya que "con el CEDIN se pueden comprar propiedades inmobiliarias sin que le pregunten de dónde sacó los dólares (¿¿??), este certificado funciona como un cheque: quien los recibió, puede ir al otro día al banco y cambiarlo por dólares, o guardarlo en su casa sin el riesgo para la seguridad de tener dinero en el hogar" (Axel: no le creas a los medios monopólicos, podés tener tranquilamente tus dólares en casa, ¡no hay inseguridad!). A su vez, Ricardo Echegaray, titutar de la A.F.I.P., advirtió que estos "beneficios" no estarán disponibles para quienes estén imputados en alguna causa judicial por lavado de dinero y mencionó a personajes como Lázaro Báez, Francisco De Narváez y Héctor Magnetto, como tampoco funcionarios de los años '80 y '90 (¿¿??). Muchachos K de Puerto Madero: a lavar se ha dicho!! Cómo? No quieren traer sus dólares de Panamá ni de Punta del Este?

Llama la atención que este Gobierno que tanto condenó a los que ahorraban en dólares y que hay que pesificar hasta nuestros pensamientos, entra en la desesperación por hacerse de los pocos dólares que quedan en la Argentina.

Ya en el año 2009, la Presidente Cristina Fernández impulsó la "repatriación de capitales". Aquella medida también tuvo como objetivo crear un marco atractivo para que ahorristas e inversores pongan sus dólares en la economía formal de nuestro país. Lo cierto es que esa medida fracasó rotundamente.

Aquella como esta nueva arremetida recuerdan a aquellos anuncios del entonces Presidente Carlos Menem quien repetía una y otra vez que la Argentina necesitaba dólares "sin importar su origen" (ayyyy!). Este nuevo proyecto no tiene mejores perspectivas que su antecesor: el Gobierno pretende que ahorristas e inversores se desprendan de dólares ofreciendo ¡¡bonos!! que se ajustan por índices... que publica el I.N.D.E.C.

El dólar blue ya superó la barrera de los diez pesos, lo cual genera preocupación por las consecuencias que trae en las economías familiares. A este Gobierno más le altera los ánimos el hecho de que transitamos un año electoral.

martes, 7 de mayo de 2013

Nos gustaría ver obras de infraestructura en San Juan con dinero de la minería

SAAVEDRA CHICANEA. Se ríe el muerto del degollado.
"Me gustaría ver más obras en Iglesia" declaró el Ing. Felipe Nelson Saavedra, el polémico Ministro de Minería de la Provincia de San Juan, en una entrevista concedida a Radio Sarmiento y reproducida por Diario de Curro, ambos partes del multimedio de propiedad de la Familia Montes.

La noticia fue parte de la edición dominical del más influyente diario sanjuanino, en la que, entre otras cosas, el funcionario provincial se refirió a la utilización de las regalías mineras en el Departamento Iglesia cuando criticó "Me hubiera gustado que se hagan más obras de infraestructura en Iglesia. Por ejemplo obras de saneamiento como agua potable, electrificación, que permitan generar la infraestructura para el desarrollo de otras actividades productivas. Pero no somos el intendente, son deseos, se lo hemos hecho conocer, pero es él el que toma la decisión junto con el Concejo Deliberante".

La utilización del dinero proveniente de la actividad minera en Iglesia es algo que, cada tanto, ¿preocupa? al Gobierno Provincial. Es una triste realidad que en ese hermoso departamento del norte sanjuanino no se está aprovechando la explotación minera.

Diario de Curro, ávido de polémicas que no llevan a ningún lado, fue a buscar a Mauro Marinero, Intendente de Iglesia, para conocer su opinión sobre los dichos del titular de Minería. El jefe comunal asegura que se han hecho unas 600 "obras chicas" y contraatacó con un "yo también puedo decir que la provincia trabaja bien, pero que se podrían hacer más obras". Duro golpe de realismo para el giojismo.

Claro que los sanjuaninos seguimos esperando obras de infraestructura en toda la Provincia con dinero recaudado de la actividad de las grandes mineras. Porque, si analizamos las obras emblemáticas de los gobiernos de José Luis Gioja, caeremos en la cuenta que ninguna de ellas fue hecha por los impuestos que pagan las transnacionales que operan en nuestros cerros. 

Hacen un par de semanas, el Gobierno de José Luis Gioja ha empapelado las paredes de la Ciudad de San Juan resaltando el fuerte impacto de la actividad minera en la economía provincial. Según las estimaciones oficiales plasmada en dicha publicidad, las exportaciones sanjuaninas crecieron más de un ¡¡1500 por ciento!! desde que Gioja gobierna San Juan.

Lo que muchos sanjuaninos ignoran es que las grandes empresas mineras ostentas escandalosas ventajas impositivas. Barrick Gold basa su aporte al Estado Nacional y al Provincial partiendo de las declaraciones juradas que presenta, en la que especifica la cantidad de minerales extraídos... aunque nadie audita esas cifras. De ahí en más, como si fuera poco, la transnacional minera cuenta con excenciones varias que van reduciendo a la mínima expresión aquel 3% inicial de regalías que, se supone, debe abonar.

Resuenan aún aquella frase que César Ambrosio Gioja dijera en el Senado de la Nación allá por abril del 2011:

Es fundamental para la Barrick que siga este gobierno provincial, para que no cambien los mecanismos de distribución de la renta minera”.



Besos mineros

José Luis Gioja y Felipe Saavedra
Hace casi un año, a mediados de abril de 2012, Felipe Saavedra fue denunciado por abuso sexual por una joven mujer que trabajaba en el Ministerio de Mineria. La causa llegó a manos del Juez de Instrucción Guillermo Adárvez, quien ordenó pericias psicológicas a la joven y se determinó que ella no mentía.

Presionado por las evidencias de su cobarde accionar, Saavedra se vio obligado a tomarse una "licencia" como Ministro hasta "resolver" su situación ante la Justicia.

Fue poco más de un mes después que el funcionario pudo esquivar el procesamiento, llegando a un "acuerdo" con la denunciante y así ser sobreseido de la causa. A principios de junio del año pasado, el Ministro Saavedra aseguró sentirse muy tranquilo y "apoyado por el Gobernador en todo momento del proceso".

Todo quedó en la nada. Como se esperaba. Como se temía.

lunes, 6 de mayo de 2013

Subsidiar o no subsidiar, esa es la cuestión

El transporte público de larga distancia en la Argentina atraviesa un difícil momento luego de que el Gobierno Nacional decidiera quitarle los subsidios al combustible, los cuales frenaban incrementos en el costo de los pasajes para los usuarios.

Mario Verdaguer, titular de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), describió un panorama sombrío al asegurar a los medios que, de no reestablecerse la política de subsidios, habrán unos seis mil despidos en el sector para lo que "Hemos sido informado de que el Estado no tiene nada para resolver. Están haciendo falta 100 millones de pesos. Si esto es subsidio o no, llámenlo como quieran. Nosotros estamos pidiendo auxilio económico bajo cualquier nombre que ellos quieran". Roberto Carlos Fernández, Secretario General de la Unión Tranviarios Automotor, apoyó al empresariado cuando afirmó “No estoy en contra del Gobierno, pero al empresario lo defiendo porque me da trabajo” (¡¡!!) y acusó al Gobierno Nacional de reírse de todos.

Desde Presidencia de la Nación se ratificó el cambio en la política de subsidios. Florencio Randazzo, Ministro del Interior y de Transporte se quejó ante los medios declarando "No quiero pensar que hay complicidad entre empresarios y algunos dirigentes sindicales para volver al sistema de subsidios". A su vez, ; por orden de Randazzo, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) dispuso sanciones para 130 empresas de transporte público. Carlos Tomada, Ministro de Trabajo, calificó de inadmisible la medida de fuerza tomada por las empresas recalcando que "No se puede plantear un reclamo de esa naturaleza vía lock out patronal".

El conflicto ya va por el quinto día consecutivo y tiene varados a miles de personas que no pueden viajar.

Algunos empresarios sostienen que esta quita de subsidios a las empresas de colectivos de larga distancia tiene como objetivo beneficiar a Aerolíneas Argentinas. Es que cayó muy mal una campaña publicitaria gráfica que la empresa estatal desplegó en la Ciudad de Buenos Aires, especialmente en Retiro, en la que se resaltaban las ventajas de viajar en avión en comparación a viajar en colectivo con el lema "Llegá volando. Viajá mejor". Roberto Fernández se despachó contra los funcionarios de Cristina Fernández diciendo “Dicen que son un gobierno popular pero gobiernan para los que tienen plata para viajar: con los subsidios a Aerolíneas te sale más barato viajar al exterior que en micro por Argentina”.

La solución de este conflicto no es mantener los subsidios, es mucho más profunda: atacar decididamente la cuestión inflacionaria que padece actualmente la Argentina. Seguir con los subsidios seguiría siendo una negación de un problema mucho más profundo.


Un detalle no menor es que este conflicto es otra arista de la cuestión inflacionaria que la Presidente Cristina Fernández se empeña en negar y ocultar. Es indudable que al Gobierno Nacional le es cada vez más difícil sostener precios; poco y nada se arregla con declaraciones altisonantes para el aplauso (fácil). Ni hablar del precio del dólar estadounidense, cuyo valor (ilegal) sigue subiendo hasta arañar los diez pesos, con las nefastas consecuencias que eso trae para la economía doméstica.

Digan lo que digan desde el kirchnerismo, la inflación creciente sigue siendo un ajuste encubierto que estamos pagando todos los argentinos. Los usuarios del transporte público de larga distancia ya sienten el rigor de la escalada inflacionaria.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina