viernes, 27 de diciembre de 2013

Década ganada sin luz

El sistema energético argentino está al borde del colpaso, especialmente en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, en donde hay zonas en las que se registran cortes de luz que ya llevan varios días, con todos los trastornos que acarrea.

Como suele pasar en todo problema que aqueja a la Argentina, el Gobierno Nacional tiene como única respuesta echarle la culpa a cualquier otro para no asumir ningún tipo de responsabilidad.

En este caso, sus funcionarios y militantes se dedicaron a culpar de todo a las empresas prestatarias de servicios, a quienes acusa de no haber realizado las inversiones durante todos estos años. A su vez, la prensa "militante" se dedicó a titular "record de consumo" energético, como una señal inequívoca de que "el país está creciendo"; los periodistas adictos al poder volvieron a tratarnos de estúpidos a todos los argentinos.

La indignación de miles de argentinos va creciendo a medida que los días pasan y el servicio no se normaliza. Se escucharon cacerolazos y hasta hubieron piquetes como medida para reclamar por un servicio adecuado.

Claro que el Gobierno está en lo cierto cuando se queja de que las empresas prestadoras de energía no han hecho las inversiones correspondientes. Pero también es cierto que, en estos últimos diez años, las tarifas han quedado desactualizadas respecto al (real) índice inflacionario que aqueja a la Argentina. Para cualquier entidad se hace imposible brindar un servicio de primera calidad al precio que actualmente tiene la energía eléctrica. Y aquí está la responsabilidad de la Casa Rosada la que, para evitar perder más votos, impidió la indexación del precio que pagan los usuarios de energía.

En declaraciones a la prensa, Jorge Milton Capitanich presionó a las empresas a realizar todas las inversiones necesarias para que el servicio se normalice. El dirigente chaqueño llegó a amenazar con estatizar el servicio lo cual, se sabe, es inviable dada la indemnización que debería pagar para terminar abruptamente con las concesiones como así también la carencia de recursos financieros para poner de pie al sistema energético. Las reestatizaciones de Aerolíneas Argentinas y de YPF nos sirven de muestra de la (in)capacidad del equipo de la Presidente Cristina Fernández para administrar empresas públicas.   

TUITS REVOLUCIONARIOS. Rodríguez se burla de los oligarcas, mientras vacaciona en playas exclusivas.
En medio de todo este desmadre, desde las redes sociales, una funcionaria kirchnerista escribió en Twitter una frase que pinta de cuerpo entero el pensamiento kirchnerista. Claudia Rodríguez, funcionaria del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, celebró en su cuenta: "Se cortó la luz en Recoleta!!... Bien ahí!! A LOS ENEMIGOS GORILAS NI JUSTICIA!!". Si bien se trata de una funcionaria de nulo peso específico en la escena política nacional, expresa en forma descarnada la mirada de la realidad tan sectaria y cargada de resentimiento que los kirchneristas ostentan. La contradicción K también se observa en la Sra. Rodríguez: jura odiar a la oligarquía pero gusta veranear en exclusivas playas en México y en Ibiza, además de Pinamar según ella misma publicó en su cuenta personal en Facebook.

¿HUMOR? DE PÁGINA/12. Daniel Paz retrató el odio clasista que el peronismo siempre alentó para luego capitalizarlo.
¿El Gobierno Nacional está a la altura de las circunstancias? Indudablemente, no. Ya no tiene cómo sostener su irresponsable populismo y la situación se le está yendo de las manos. El eufemismo de la "década ganada" hace agua por todos lados.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina