domingo, 3 de noviembre de 2013

Guillermo Moreno: el soldado, el muchacho peronista

MORENO, EL MUCHACHO PERONISTA. "El peronismo era el responsable
de las grandes alegrías del pueblo y de las grandes tristezas"
Guillermo Moreno es uno de los hombres más polémicos del kirchnerismo, dados los modales que rigen su comportamiento. Si bien su responsabilidad en el Gobierno Nacional es se Subsecretario de Comercio Interior, Moreno ha sido uno de los principales actores de las políticas económicas de la Casa Rosada en los últimos diez años.

El portal hiperkirchnerista Tiempo Argentino publica una entrevista que el mismo Guillermo Moreno le concedió.  Allí, este militante peronista nacido en 1955 entrega varias definiciones sobre los últimos 30 años de democracia en Argentina que no solo lo pintan a él de cuerpo entero, muestra con crudeza la visión que, hoy por hoy, es el común denominador en los militantes del justicialismo.

Moreno es un personaje que tiene una fuerte pertenencia al peronismo. Tiene la camiseta puesta y no le importa quedar bien con nadie más que con sus propios jefes partidarios. De ahí que su visión de la realidad queda sesgada para exculpar al movimiento peronista de todo mal de la Argentina. De ahí que él crea que Raúl Alfonsín no fue echado de la Presidencia de la Nación por el PJ y los grupos económicos, sino por Héctor Magnetto. De ahí que podemos entender porqué para Moreno la culpa de los males de este país no son responsabilidad de este Gobierno sino que se debe al accionar de los medios de prensa opositores y de empresarios inescrupulosos. No solo que niega la inflación, sino que Moreno se anima a decir que ¡¡¡la carne no aumenta desde hacen tres años!!!.

Si bien es Licenciado en Economía graduado en la Universidad de Argentina de la Empresa, Guillermo Moreno entiende que la macroeconomía se maneja a garrotazo puro. A pesar de su título universitario que supone uno determinado acervo de conocimientos, muchas de las políticas económicas de Moreno fracasaron estretepitosamente: la tarjeta de crédito del Gobierno para usar en los supermercados, aquel programa de "Mirar Para Cuidar" con el que militantes querían "vigilar" a los grandes comerciantes para que no aumenten los precios de alimentos básicos, los dos "blanqueos" de capitales, fijación de precio del pan.

Él niega ser ideólogo de las medidas del Gobierno Nacional que lo tuvieron como cara visible, ya que se dice de si mismo "simplemente acompañé las decisiones del Poder Ejecutivo, que es unipersonal". Es un soldado fiel de la causa kirchnerista, causa que muchas veces recurre a la demonización de adversarios y a la construcción de realidades paralelas.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina