miércoles, 14 de agosto de 2013

Massa, el nuevo superhéroe (mediático)

MASSITA, EL (EX) KIRCHNERISTA. Hoy, el líder del Frente Renovador se convirtió
en la increíble esperanza del "no-kirchnerismo". En los últimos 50 años en la Argentina,
la historia es así: los hijos de Don Juan Domingo arman los líos, luego se desentienden
para luego presentarse ante la sociedad como "los salvadores de la Patria"...
lo peor de todo es que, así, lejos de terminar en la cárcel, ganan elecciones una y otra vez.
Sergio Massa es la nueva estrellita de la polítca argentina, luego de ser gran el vencedor en las elecciones P.A.S.O. de la Provincia de Buenos Aires.

Los referentes del Partido Justicialista observan con atención este gran momento de la trayectoria política de Massa. Habrá que ver si con el correr de los meses tiene la capacidad de liderar una enésima reinvención del peronismo. De ser así, la tradición de los hijos de Don Juan Domingo indica que todos irán abandonando sigilosamente el kirchnerismo para enrolarse en las filas del massismo (¿?). Y sí, los mismos que hoy son kirchneristas, hace una década fueron duhaldistas y, unos pocos meses antes, acérrimos menemistas.

De ser Massita una figura realmente opositora, Cristina Fernández lamentará haberle dado espacio y protagonismo en el Frente para la Victoria. La primera mandataria tendrá motivos para sentirse traicionada... sentires similares a los que en su momento padecieron Eduardo Duhalde y su esposa Hilda González por haber puesto su entonces poderoso aparato bonaerense a disposición de los Kirchner. Es que, de no haber sido por Duhalde, Kircner nunca habría llegar a ser lo que fue. De igual modo, Massa no ostentaría esta imagen pública increíblemente alta y una formidable proyección si no hubiera sido por Kirchner.

Hasta el momento, se desconoce la capacidad para legislar y, eventualmente, la preparación que Massa pueda llegar a tener para conducir a la Argentina. Nomás conocidos los resultados de las P.A.S.O. en Buenos Aires, Sergio Massa anunció que presentará nada menos que 60 proyectos en en el Congreso de la Nación a la brevedad... nadie sabe a ciencia cierta sobre qué versan las mencionadas iniciativas.

Es evidente que Massa es un hombre con una buena estrella que, a pesar de su militancia liberal en la Unión de Centro Democrático (capítulo que él mismo calla en su sitio oficial), logró posicionarse en las filas del Partido Justicialista. Con tan solo 27 años de edad, logró ser electo Diputado Provincial desde el P.J. y, años más tarde, el entonces Presidente de la Nación Eduardo Duhalde lo nombró al frente de la Administración Nacional de Seguridad Social en el 2002.

Hacía rato que los medios periodísticos más influyentes del país estaban  esperando que una nueva no kirchnerista prendiera en la opinión pública hasta que encontraron al actual Intendente de Tigre. Como botón de muestra, ya en mayo pasado, el polémico periodista Joaquín Morales Solá escribió una columna en Diario La Nación titulada "una candidatura que podría cambiar la política" en que deslizaba los beneficios de una hipotética postulación de Massa en las elecciones legislativas de este año. Ante el discurso belicoso de Cristina Fernández, aparece la contracara de Sergio Massa: "medido" y "conciliador". Como si fuera poco, el ex Jefe de Gabinete hoy se anima a mencionar las palabras "inflación" e "inseguridad" y hasta responde a los periodistas porteños... cosas que ni amagaba cuando era uno de los hombres fuertes del Gobierno de Fernández.

Cuando el menemismo ya estaba en el ocaso, fueron Clarín y La Nación los que catapultaron a nivel nacional a figuras como Fernando De la Rúa, ¡Carlos "Chacho" Álvarez! y Graciela Fernández Meijide. La única propuesta de gobierno fue la "Carta a los Argentinos", un vago compendio de promesas que fue ampliamente festejado hasta la exageración por la prensa dominante. Otros personajes que hasta ahora no se les conocen una propuesta de gobierno y gozan de la simpatía de medios dominantes son Margarita Stolbizer, Patricia Bullrich y Elisa Carrió.

Años más tarde, la fascinación mediática tuvo como destinatario a Francisco De Narváez. Néstor Kirchner y Cristina Fernández embestían contra el Grupo Clarín y la Sociedad Rural hasta que De Narváez, asociado con ¡¡Mauricio Macri y Felipe Solá!!, resultó ser el antídoto ante las ambiciones de los líderes del Frente para la Victoria. El apogeo de De Narváez era tal que hasta no faltaron los analistas políticos vaticinaron una probable candidatura presidencial del referente de "Unión PRO"... pero, por ineptitud propia, De Narváez vio diluir su popularidad cuando el vacío de su discurso quedó al desnudo.

Hoy encontramos a Massa en el centro de la escena. Los medios poderosos enardecen su enfrentamiento con la Casa Rosada instalando al actual Intendente de Tigre como un posible candidato a ¡¡Presidente de la Nación!! en las elecciones del año 2015.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina