jueves, 18 de julio de 2013

¿Nada más argentino que YPF?

BRAMIDOS CYBERMILITANTES. Ni Repsol, Ni Bulgheroni, Ni Ezquenazi,
Ni Exxon, Ni Chevron, Ni Shell.. (bla, bla). NI PRIVADA, NI EXTRANJERA.
100% ESTATAL, 100% PUBLICA. Con Control Social. LUCHE Y VUELVE (?).
YPF y Chevron Corp. suscribieron un acuerdo para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, ubicado en la Provincia de Neuquén para la producción de hidrocarburos no convencionales.

La Presidente Cristina Fernández recibió a los CEO de YPF, Miguel Galuccio y de Chevron Corporation, John Watson en la Casa Rosada, junto a al Ministro de Planificación Julio De Vido, al Viceministro de Economía Axel Kicillof y al Gobernador de Neuquén, Jorge Sapag.

Según informó (y festejó) Página/12, el mencionado acuerdo implica una inversión de 1240 millones de dólares por parte de la firma norteamericana hasta el año 2017, requerirá la perforación de 1500 pozos y se estima que la zona a desarrollar (ubicada dentro de la prometedora superficie de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén) podrá alcanzar una producción diaria de 50 mil barriles de petróleo y tres millones de metros cúbicos de gas natural asociado.

¿EN DÓNDE SE METERÁN AHORA ESTOS AFICHES? Ella e YPF, argentinas...
al mejor postor.

Ante algunas críticas que se escucharon, la Presidente Fernández arremetió "nos decían que no traíamos inversiones extranjeras y ¿ahora se molestan? Parecen la gata flora" y justificó al agregar "sé que es importantísimo lo que firmamos con una de las principales petroleras del mundo".  Axel Kicillof, uno de los funcionarios más mimados por la primera mandataria, opinó en el programa 678 que "no hay una gran empresa estatal de petróleo en el mundo que no esté asociada a capitales extranjeros" y apuntó a la oposición cuando espetó "pasamos de chavistas a vende patrias en un día" (en la lógica kicillofiana, ¿ser chavistas es entonces ser patriotas?)

Parece mentira. Un chiste de mal gusto. Si YPF pasó a manos extranjeras en el año 1992 fue, ni más ni menos, por las presiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, quienes por aquellos años consideraban que era lo mejor para la Argentina... y en estos última diez años fueron los defensores del estatismo y demonizan los años noventa de "neoliberalismo".

Desde sus inicios, YPF fue llamada a ser la gran empresa argentina. Por esas cuestiones que solo los argentinos tenemos, la trayectoria de esta empresa que nunca debería haber sido privatizada suma otro capítulo a su zigzagueante historia.



Mapuches exigen lo$ e$tudio$ de impacto ambiental previo$

Los que se movilizaron para repudiar el inicio de actividades en Vaca Muerta fueron miembros de la comunidad Mapuche quienes, en su carácter de dueños "originarios" de las tierras, paralizaron las obras.

Lefxaru Nahuel, integrante de la Confederación Mapuche de Neuquén, declaró a la prensa "Detenemos la actividad petrolera para exigir que venga la máxima autoridad de YPF en Neuquén. Queremos que nos muestren los estudios de impacto ambiental previos", a lo que agregó "esto es históricamente territorio comunitario mapuche porque las familias que están asentadas están desde antes que el Estado argentino; estamos en una situación de precariedad sobre nuestras tierras”.

Cristina Fernández dejó a un costado por un momento su habitual ternura por los "pueblos originarios" y le dedicó duras críticas a esa comunidad al manifestar "pasaron cosas, rompieron algunas vallas en un edificio, sé que algunos se subieron a torres de YPF, pero con todo respeto a los que se expresan, ¿por qué no lo hacían cuando Repsol se llevaba toda la guita (sic) de la Argentina y no invertía nada acá?". Con ese brillante razonamiento, habría que reclamarle a la muchachada mapuche que hubieran salido a protestar cuando Néstor Kirchner hizo desaparecer los millones de dólares que la Provincia de Santa Cruz cobró por la privatización de YPF...

El chamuyo originario tiene bastante eco (y eficacia) en las Provincias de Neuquén y Río Negro, sobre cuyos territorios siguen avanzando individuos que con el solo hecho de invocar su ascendencia mapuche les significa derechos para apropiarse de vastas extensiones de tierra... especialmente, en las inmediaciones de pozos petroleros y sitios de gran interés turístico. Ningunos zonzos.

En cualquier libro de historia podemos leer que los mapuches son, en realidad, originarios de Chile. Fue a mediados del Siglo 18 cuando cruzaron la Coordillera de los Andes para avasallar sobre las naciones tehuelche, pehuenches. Y desde el sur del Río Colorado ahí, amenazaban a los criollos en malones saqueando, robando ganado, secuestrando mujeres y asesinando.

Ya en el Siglo 21, los mapuches vuelven a la carga reclamando tierras que, a decir verdad, no les pertenecen y extorsionando a personas y empresas privadas. Es que, gracias a sucesivas presentaciones judiciales, han logrado hacerse de miles de hectáreas. Así, con total impunidad y en nombre de "derechos ancestrales" logran que empresas que tengan sus intereses en "sus" tierras, tienen que pagarles peajes millonarios. Lo que menos quieren es trabajar, solo sacar ventaja de esa farsa que supieron montar y que, hay que reconocerlo, muchos "progres" han comprado livianamente.

Ellos dicen no sentirse argentinos pero exigen al Gobierno Nacional como si fueran ciudadanos privilegiados. No contentos con ello, quieren ir por más. Progresismo que le dicen.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina