martes, 23 de julio de 2013

Milani ya no es very grosso

Finalmente, parece que el Congreso de la Nación no aprobará la designación del bueno de César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani como Jefe del Ejército Argentino, luego de que Jorge Lanata difundiera un informe sobre la participación de este militar en episodios relacionados a violaciones a los derechos humanos.

Poco efecto surtieron las negaciones y relativizaciones de algunos referentes del kirchnerismo, luego de que Lanata hiciera público un extenso informe sobre César Milani. Estela Barnes de Carlotto fue quien más salió a poner en duda las acusaciones del equipo periodístico de Periodismo Para Todos... a partir de hoy, es probable que se llame a silencio.

Desde la Casa Rosada ya se bajó la orden de frenar el proceso de designación de César Milani al frente del Ejército... aunque, en los hechos, el militar kirchnerista de probados vínculos con la represión ilegal seguirá al mando. Probablemente, en breve baje la esfervecencia mediática respecto a este escándalo para que, luego de las elecciones, el Congreso de la Nación apruebe silenciosamente el pliego del ascenso de Milani.

Otra contradicción del modelo. Más hipocresía del kirchenrismo.


PERRO MALO. El Sumo Pontífice en derechos humanos ya había asegurado
que Lanata “es una persona que carece de calificaciones éticas mínimas”. Amén.
La rabia del Perro

Horacio Verbitsky, sumo pontífice en derechos humanos, tuvo que reconocer públicamente que don Milani está "flojo de papeles".

En su habitual nota de opinión en la edición dominical de Página/12, el ex "doble agente" exhortó al militar para que dé un paso al costado para no perjudicar al Gobierno que lidera Cristina Elisabet Fernández y, de esta manera, "servirle de fusible en vez de usarla como paraguas" (¿¿??). La sugerencia del Perro se puede leer recién en el último párrafo, ya que en los anteriores destiló por enésima vez toda su rabia contra los diarios Clarín y La Nación, además de Jorge Lanata.

Si de contradicciones hablamos, recordemos que, la semana pasada, Verbitsky había remitido una carta al Diario La Nación en su carácter de Presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (C.E.L.S.) a los efectos de "aclarar" que dicho organismo "no impulsa, promueve o defiende ascensos en el ámbito militar", además de informar que no encontró "archivos" que vinculen a Milani "con violaciones de los derechos humanos o acciones contra el orden democrático" (!). Así, el célebre Perro procuró despegarse de las polémicas designaciones remarcando en la misma misiva que, desde la vuelta de la democracia en el año 1983, el C.E.L.S. "se trazó como objetivo prioritario el desarrollo de la necesaria depuración de las fuerzas armadas como base para un proceso de institucionalización democrática, de modo complementario a su rol en los procesos de justicia por delitos de lesa humanidad" (¿se vendrá la postulación de Horacio Verbitsky para el próximo Premio Nobel de la Paz?).

A pocos días de sus autolegios, Verbitsky tuvo que volver sobre sus pasos. Masticando iras y resentimientos, Verbitsky se vio obligado a reconocer tácitamente la veracidad de la denuncia de Lanata y, por ende, envió una carta al Senador Marcelo Guinle, titular de la Comisión de Acuerdos en la Cámara Alta, en la que concluye que "el ascenso del oficial César Santos G erardo del Corazón de Jesús Milani debe ser rechazado". Aunque el C.E.L.S. (o sea, Verbitsky) jure que no interfiere en las designaciones en las Fuerzas Armadas, los legisladores kirchneristas cajonearon el ascenso de Milani hasta quien sabe cuando... bah, quizás el C.E.L.S. lo sepa. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

DA NAUSEAS ESTE GOBIERNO CORRUPTO

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina