martes, 2 de julio de 2013

Crocodile's tears

SNIF, SNIF... Obama conmovido (hasta las lágrimas?) en la celda en
la que estuvo preso Nelson Mandela, ex Presidente de Sudáfrica.
Barack Obama anduvo de visita oficial por Sudáfrica y se dio tiempo para visitar la celda en la que Nelson Mandela pasó detenido casi 18 años, entre julio de 1964 y marzo de 1982.

Allí, el actual Presidente de los Estados Unidos fue recibido por Jacob Zuma, primer mandatario sudafricano, quien no le ahorró elogios. Obama dijo que Mandela fue su "fuente de inspiración personal". Al igual que su admirado Mandela, el bueno de Obama fue también galardonado con el Premio Nóbel de la Paz.  

El primer mandatario estadounidense se mostró "conmovido" ante las cámaras que retrataron su visita. Snif, snif...

Sería bueno que, dada su gran sensibilidad por los derechos humanos, Obama se digne de recorrer el campo de concentración ubicado en Guantánamo en la que el Gobierno que él mismo lidera no solo priva de la libertad a "enemigos ilegales", sino que también los tortura impúnemente. El de Guantánamo no es el único campo de concentración que los hijos del Tío Sam poseen en el Planeta, sino que existen otros ubicados en Afganistán e Irak.

Obama, pacifista según la célebre Fundación Nóbel, debería ser coherente con su declamado humanismo y, de una buena vez, dejar de hacer oídos sordos a los insistentes reclamos de organizaciones internacionales de derechos humanos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina