jueves, 9 de mayo de 2013

Lavandera de la Patria Mía

FERNÁNDEZ Y LORENZINO SE (NOS) RÍEN. Al parecer, el Ministro
ya no se quiere ir; en Twitter se leyeron cosas como "Abran al público 
las bóvedas de Cristina y mañana tenés el blue uno a uno".
"El dólar no le importa a nadie", había asegurado Hernán Lorenzino, nada menos que el Ministro de Economía de la Nación. Días atrás, el Vicepresidente Amado Boudou se refirió al dólar "blue" como "una cuestión especulativa, marginal, que tiene que ver con muy poquitos argentinos".

Anteayer, el equipo económico que lidera Lorenzino presentó un plan para blanquear "ahorros" en dólares estadounidenses. La medida apunta a generar incentivos para introducir en el circuito económico todos sus dólares y, de esta manera, paliar la falta de divisas extranjeras en la Argentina. Página/12 festejó este anuncio explicando que esta nueva iniciativa oficial se trata de un bono que se utilizará para fondear al sector energético, en particular a YPF, y un certificado de pago emitido por el Banco Central destinado al sector inmobiliario (llamado "Certificado de Depósito para la Inversión Inmobiliaria"). Como si fuera poco, a los que quieran jugar de "lavanderos" no se les cobrará impuestos retroactivos (una vez más, un gobierno argentino ratifica que el que se mantiene al día con los impuestos, queda como estúpido). En fin, este proyecto será girado a la brevedad al Congreso de la Nación el que, al tener mayoría kirchnerista, seguramente convertirá en ley.

Para presentar en sociedad este proyecto, el equipo que dirige la economía argentina se mostró a pleno como nunca. El Ministro Lorenzino estuvo acompañado por la Presidente del Banco Central Mercedes Marcó del Pont; el titular de la AFIP Ricardo Echegaray, y los secretarios de Política Económica y Comercio Interior, Axel Kicillof y Guillermo Moreno (¿hay equipo?). Además de los anuncios, los funcionarios se dedicaron a defender las mediciones que habitualmente publica el I.N.D.E.C. y la no devaluación del peso.
 
Lorenzino dijo que "Apuntamos a los que tenga ahorros en dólares sin declarar los utilicen para invertir, dinero que tienen debajo del colchón, en una caja de seguridad, o peor, en un paraíso fiscal". Por su parte, Kicillof amenazó a los rebeldes dolarizados "le damos tres meses para que se regularicen" e hizo docencia elogiando al bono inmobiliario argumentando "es mejor que atesorar dólares, es más seguro, los dólares te lo roban y andá a cantarle a Gardel" (¡¡!!), ya que "con el CEDIN se pueden comprar propiedades inmobiliarias sin que le pregunten de dónde sacó los dólares (¿¿??), este certificado funciona como un cheque: quien los recibió, puede ir al otro día al banco y cambiarlo por dólares, o guardarlo en su casa sin el riesgo para la seguridad de tener dinero en el hogar" (Axel: no le creas a los medios monopólicos, podés tener tranquilamente tus dólares en casa, ¡no hay inseguridad!). A su vez, Ricardo Echegaray, titutar de la A.F.I.P., advirtió que estos "beneficios" no estarán disponibles para quienes estén imputados en alguna causa judicial por lavado de dinero y mencionó a personajes como Lázaro Báez, Francisco De Narváez y Héctor Magnetto, como tampoco funcionarios de los años '80 y '90 (¿¿??). Muchachos K de Puerto Madero: a lavar se ha dicho!! Cómo? No quieren traer sus dólares de Panamá ni de Punta del Este?

Llama la atención que este Gobierno que tanto condenó a los que ahorraban en dólares y que hay que pesificar hasta nuestros pensamientos, entra en la desesperación por hacerse de los pocos dólares que quedan en la Argentina.

Ya en el año 2009, la Presidente Cristina Fernández impulsó la "repatriación de capitales". Aquella medida también tuvo como objetivo crear un marco atractivo para que ahorristas e inversores pongan sus dólares en la economía formal de nuestro país. Lo cierto es que esa medida fracasó rotundamente.

Aquella como esta nueva arremetida recuerdan a aquellos anuncios del entonces Presidente Carlos Menem quien repetía una y otra vez que la Argentina necesitaba dólares "sin importar su origen" (ayyyy!). Este nuevo proyecto no tiene mejores perspectivas que su antecesor: el Gobierno pretende que ahorristas e inversores se desprendan de dólares ofreciendo ¡¡bonos!! que se ajustan por índices... que publica el I.N.D.E.C.

El dólar blue ya superó la barrera de los diez pesos, lo cual genera preocupación por las consecuencias que trae en las economías familiares. A este Gobierno más le altera los ánimos el hecho de que transitamos un año electoral.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina