lunes, 27 de mayo de 2013

10 años de fiesta

"Década Ganada" es el concepto que ha instalado recientemente el kirchnerismo.

"Década Ganada" le llaman a estos diez años que el Frente para la Victoria lleva en la cima del poder político de la Argentina, contando a partir de la asunción de Néstor Carlos Kirchner como Presidente de la Nación en aquel 25 de mayo de 2003.

Con esa fascinación, el Gobierno que lidera Cristina Elisabet Fernández decidió desplegar todo su histrionismo para celebrar la década de poder kirchnerista. Miles de banderas, pancartas, mapping, bailarines en el aire, una banda que invitaba al baile desde una estructura móvil que desplazaba a una decena de metros del suelo y espectacular pirotecnia. Antes de las palabras de la Presidente, cantaron Silvio Rodríguez y Fito Páez, más tarde Os Paralamas do Succeso. Desde el kirchnerismo, se calcularon más de 700 mil personas (¡¡!!).

Cual estrella de rock (¡!), Cristina Fernández entró saludando a la multitud con "Rezo por Vos" sonando a todo volumen. La titular del Ejecutivo Nacional se mostró eufórica por el décimo aniversario, asegurando que "es necesario empoderar al pueblo con estas conquistas para que nadie pueda arrebatárselas" y que "mal que les pese a algunos, es una década ganada. No por el Gobierno, ganada por el pueblo". Hasta se exculpó del fenómeno inflacionario afirmando “dicen que la suba de salarios genera inflación, pero los precios no los ponen los trabajadores ni el Gobierno, sino los empresarios y los grandes monopolios.

Gobernadores, intendentes y legisladores cumplieron con el deseo de la Presidente y movilizaron a miles de "militantes" para copar la emblemática Plaza de Mayo y así rendir pleitesía a su líder política. Un marco popular con una importante dosis de ficción, ya que de no haberse movilizado gente hasta Plaza de Mayo, no se hubieran acercado ni la décima parte de los que se hicieron presentes. Decenas y decenas de colectivos arribaron a la Ciudad de Buenos Aires desde distintos puntos del país. Nomás desde San Juan, se contaron casi dos mil personas que, en 36 colectivos, fueron llevadas para participar en el megaevento kircnerista; los organizadores juraron que el dinero salió del mismo Partido Justiticialista (...).

Una vez finalizado el discurso de la primera mandataria, la Televisión Pública registró las elogiosas opiniones de hombres del kirchnerismo. Llamaron la atención las palabras del Gobernador José Luis Gioja quien, además de ensalzar la figura de Néstor Kirchner y sin ponerse colorado, se quejó de "las corporaciones" que atentan contra el país

TUVO FICCIÓN. El kircnerismo quería
ficción  y la tuvo, al menos TELAM se la creyó.
Lo cierto es que el éxtasis kirchnerista (casi como écshtashis bovedístico) se basa en indicadores macroeconómicos aportados por el I.N.D.E.C. Lejano en el tiempo parece haber quedado aquel 2008 del insólito conflicto con los exportadores agropecuarios que, sumado a aquel "voto no positivo" de Julio Cobos, casi hizo naufragar al Goierno de Cristina Fernández. En los últimos años, las estadísticas confeccionadas por el mismo Gobierno dibujan una realidad que sonríe y que muchos aplauden.

La muerte y canonización de Néstor Kirchner fue un efectivo golpe de efecto que el oficialismo supo capitalizar en su beneficio. El aparato propagandístico del kirchnerismo ha tenido sus triunfos en la gente, imponiendo conceptos como "militancia", "nacional y popular", "oligarquía", "medios monopólicos", "gorilas" y demás. Así, se multiplican consignas como "redistribución del ingreso", "el modelo", "crecimiento histórico".

A decir verdad, más allá de derechas e izquierdas, el kirchnerismo apeló a un recurso que históricamente fortaleció el poder político de cada gobierno peronista: estimular el consumo a cualquier precio. Es cierto que Cristina Fernández y, más aún, Néstor Kirchner, contaron con un excelente marco económico que representó una gran oportunidad para el crecimiento del país: precios de los commodities, especialmente los granos, que terminaron representando notables aumentos en los ingresos fiscales debido a la gran presión tributaria que el Gobierno Nacional viene ejerciendo.

CONVOCATORIA ¿ESPONTÁNEA?. La logístca K a full para armarle la fiestita a Cristina Fernández, ¿quién pagó todo?
Si no es década ganada, ¿será entonces década perdida?. Han habido sectores que, durante todos estos años, han sido perjudicados como el ganadero, el lácteo, la vitivinicultura, entre otros. A ésto hay que sumarle la destrucción de la moneda nacional, la cual sigue perdiendo terreno con respecto al dólar estadounidense, con las nefastas consecuencias que trae aparejada para el poder adquisitivo de la gente. La "fiesta del consumo" de esos años no nos permite tomar dimensión real de las consecuencias de las políticas económicas. Ni hablar del tan mentado "desendeudamiento" que la Presidente de la Nación porque se han seguido tomando créditos y, peor aún, dilapidando dinero de la A.N.Se.S.

Aunque ella misma diga lo contrario, la Presidente Fernández juega sus fichas a una nueva reelección en su cargo. Ella dice que no es eterna, pero sus alcahuetes y fanáticos ya claman por un nuevo periodo. Que siga la fiesta.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina