sábado, 13 de abril de 2013

Tranquilos, muchachos: la contaminación es solo del lado chileno

GIOJA CON LA CAMISETA PUESTA. La de San Juan? No, la de Barrick Gold
La Justicia de la República de Chile determinó la paralización de la Mina Pascua Lama y ha generado gran preocupación en el sector minero.

Según informó el Diario La Tercera, la Corte de Apelaciones de Copiapó decretó la paralización de obras, tras acoger una orden de no innovar interpuesta por comunidades indígenas del valle del Huasco, que acusan irregularidades ambientales tras las infracciones que cursaron el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin) y el Sistema de Evaluación Ambiental. Dichas comunidades acusan que a la multinacional minera de origen canadiense de estar afectando el derecho a la vida debido a que ha perjudicado los glaciares el Toro 1, Toro 2 y Esperanza, y contaminado los recursos hídricos de la zona.

Baldo Prokurica, titular de la Comisión de Minería en el parlamente chileno, celebró la decisión judicial enfatizando que "no hay ninguna empresa en Chile que este por sobre la ley, y aquí hay una disposición que se ha decretado; todos los proyectos tienen futuro siempre y cuando cumplan con la Ley y el estado de derecho". Ah! Ojalá los argentinos tuviéramos gobernantes que tengan dignidad para no arrodillarse ante los poderes económicos.

Por su parte, Barrick Gold anunció oficialmente que acatará la orden judicial, comprometiéndose a ponerse a trabajar "en requerimientos ambientales y otros de tipo regulatorio a satisfacción de las autoridades chilenas" (¡!).

Estas noticias fueron muy mal recibidas de este lado de Coordillera. Desde el Gobierno de San Juan se bajaron mensajes para llevar tranquilidad a la cofradía minera. José Luis Gioja se mostró más como un gerente de Barrick que como Gobernador de San Juan cuando declaró "en Lama seguimos trabajando, hemos cumplido con todos los requisitos de la ley, tenemos todo en regla. En San Juan sigue todo normal, vamos a seguir trabajando y confiamos que prontamente se solucione el problema en Chile". Ningún periodista sanjuanino osó preguntarle algo más; les faltó responder "amén".

Desde Twitter, Gioja contó, entre otras cosas, que "Hay 15000 sanjuaninos trabajando en el proyecto Lama, que entre sus tareas, la principal es cuidar el ambiente", remarcando "Que quede claro: en este tema de Pascua – Lama, es Pascua, en el lado chileno la que ha suspendido los trabajos" y "Pero Lama, del lado argentino, está totalmente en regla, y cuida el medio ambiente como la ley lo exige".

FRENÉTICOS TUITS DE JLG. El gobernador sanjuanino manifestó su angustia (y furia) ante la decisión de la justicia chilena.
A su vez, el Gobierno Nacional también minimizó lo sucedido con Pascua. Jorge Mayoral, Secretario de Minería de la Nación, aseguró que "ésto no influye en absoluto lo concerniente al cronograma de actividades de la empresa Barrick Gold tiene previsto para el lado argentino". Quien disparó contra el funcionario nacional fue Ricardo Martínez, expresidente y actual integrante del Directorio de la Cámara Minera, quien se quejó “lamentablemente nuestro Secretario de Minería vuelve a renegar de su profesión. Será una declaración política, pero el proyecto es binacional y no tiene una solución individual. Es imposible que ocurra lo que plantea Mayoral. Son menores las reservas en argentina que del lado chileno. Es incongruente desde el punto de vista técnico lo que dice Mayoral, porque encima se ha previsto que recién para el 2015 este previsto que comience la explotación minera del lado argentina. Nunca fue previsto un desarrollo individual del proyecto, sino conjunto. Las ecuaciones económicas fueron pensadas de manera conjunta, por lo que es imposible lo que plantea Mayoral”.

Respecto a esta minería, en San Juan prima la visión cortoplacista no solo nuestros gobernantes de turno sino también en la gente. Desde el gobierno provincial y el obsecuente periodismo sanjuanino se habla una y otra vez de la cantidad de sanjuaninos que, directamente o indirectamente, se benefician de la megaminería. Algo de cierto hay...

Ahora bien, habría que preguntarle a la cofradía minera (y a los no pocos periodi$ta$ sanjuanino$ que no reconocen públicamente laburar para Gioja):

- ¿cuál es el beneficio de la actividad minera para San Juan en el mediano y en el largo plazo? Todavía estamos esperando obras de infraestructura hechas con fondos provenientes de la minería. 

- Si tanto impactan los tributos pagados por la minería en las arcas provinciales, ¿por qué sigue vigente la vergonzosa Ley de Emergencia Económica?, ¿por qué el Gobierno de José Luis Gioja ha seguido tomando millonarios créditos en estos últimos años?, ¿por qué San Juan sigue siendo adicto a las dádivas del Gobierno Nacional?.

Cuando todos estos muchachos (minero$) dejen de mirar más allá de sus mezquinos intereses personales y sectoriales, quizás, tal vez, Dios quiera, podrán responder estas preguntas.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina