miércoles, 10 de abril de 2013

Aguas turbias

El temporal dejó graves consecuencias en las Ciudades de Buenos Aires y en La Plata. Oficialmente, se habían contado 51 personas fallecieron a causa de las inundaciones y los desaparecidos superan la docena. Las pérdidas materiales son cuantiosas y han mellado el ánimo de la gente.

Gracias a Dios, ante este drama, afloró la solidaridad de miles de argentinos anónimos que se mostraron solidarios para con los bonaerenses que padecieron las inundaciones. En este tipo de situaciones límite suele aflorar lo bueno de la raza humana y nos muestra que todo no está perdido.

Pero, tratándose de este bendito país, también emergió lo peor de la raza humana cuando fuimos testigos de los rencillas callejeras entre agrupaciones "militantes" que se peleaban repartir las donaciones, políticos que fueron a sacarse "la foto" al lado de la gente que padeció el temporal, un intendente que aseguró desde Twitter estar asistiendo a los damnificados cuando en realidad se encontraba en Brasil, responsables políticos afuera del país. En fin, la argentinidad al palo.

La prensa "militante" tuvo también su parte en todo este embrollo. Cuando la noticia era que las calles de la Ciudad de Buenos Aires eran ríos, los periodistas apuntaron contra Mauricio Macri (que, casualmente, se encontraba disfrutando de sus vacaciones en el exterior...) por la falta de obras de infraestructura para evitar inundaciones.

MALALECHE/12. Titular de muy mal gusto, humor negro
y despiadado para con las víctimas. Parecía que las inundaciones
 eran culpa de algún opositor, al menos para la monada K.
Página/12 recogió los dichos del Ingeniero Bruno Capra, del Polo Tecnológico Constituyentes, una sociedad anónima estatal dedicada entre otros rubros a estudiar acciones intersectoriales para la reducción de riesgos de desastres, quien descartó la versión PRO del desastre natural al declarar “Decir que un acontecimiento es imprevisible, máxime si ya ocurrió, es ocultar el problema.

Luis D'Elia, queriendo ser más kirchnerista que los Kirchner, escribió en su cuenta de Twitter "Los medios hegemonicos (CLARIN y sus secuaces) MAGNIFICAN y AGRANDAN la situación de La Plata para proteger al niño @mauriciomacri". Sus dichos fueron repetidos y aplaudidos por decenas de fanáticos del líder del "Frente Tierra y Vivienda" (??) en las redes sociales. Claro que, ante las evidencias, el bueno de D'Elia esbozó una rectificación de su bravuconada escribiendo posteriormente "Nobleza obliga: con total sinceridad me equivoqué. Los medios no exageraron la situación de La Plata, es dantesca. Pido perdón"; claro que sus públicas disculpas no quedaron ahí sino que criticó a Mauricio Macri y a Pablo Bruera por haberse ido de viaje cuando el Servicio Metereológico Nacional había alertado sobre un posible temporal (...)

Mientras los palos del multimedios K tenían como destinatario a Macri, todos ellos resaltaban obedientemente la labor solidaria de organizaciones como "Unidos y Organizados" y "La Cámpora". Es que, cuando se dieron cuenta que el agua no solo había arrasado con la Ciudad capital de la Argentina, sino que con La Plata y alrededores, el kirchnerismo empezó a hablar de tragedia, de desastre, de lágrimas.

MALALECHE/12. La tragedia ya no se podía ocultar en la Provincia
de Buenos Aires. Y hasta mostraron a la Presidente junto a los
damnificados, a los que les prometía que "no los iba  a dejar solos".
Cristina Elisabet Fernández sorprendió al mostrarse cercana a los damnificados de la localidad de Tolosa. La fugaz visita presidencial a las víctimas de las lluvias fue orgásmica para sus fanáticos y la prensa "militante", la que aplaudió la conmovedora proximidad de la Sra. Fernández con el pueblo (snif, snif). Su actitud fue opuesta a la que asumió ante tragedias como las de Once, Cromagnon y la del Ferrocarril Sarmiento cuando optó por el silencio y la lejanía.

En Internet, alguien posteó una vieja nota publicada en el Diario Clarín el que ya se advertía de la posibilidad de una gran inundación en la Ciudad de La Plata a causa de las lluvias. En la edición del día 18 de mayo del 2008, Clarín titulaba "Si no se hacen obras urgentes, la Gran La Plata quedará bajo el agua", en la que se señalaban como causales al cambio climático que provocaba el aumento de las cantidades de lluvias anuales, la construcción de caminos y autopistas que por su diseño perjudican el escurrimiento de las aguas y la construcción ilegal y descontrolada a la vera de los arroyos...

Como ya sabemos, la Provincia de Buenos Aires lleva largos años de sucesivos gobiernos del Partido Justicialista y ninguno de sus dirigentes hizo mea culpa alguno. Y sí, lo más fácil, es seguir repitiendo "Clarín Miente".

Así, el agua también dejó ver lo peor de la política nacional. Así estamos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina