martes, 29 de enero de 2013

Cariló para todos (y todas)

Milagro Sala, líder de la organización Tupac Amarú, fue sorprendida por la Revista Noticias paseándose por Cariló en compañía de Raúl Noro, su pareja.

RELAX NACIONAL Y POPULAR. Milagro Sala lejos de Jujuy y de sus vestimentas collas para pasarla distendida en Cariló.

Según consigna la mencionada revista, al ser abordada por el periodista, Sala se mostró sorprendida y preguntó “¿Cómo me encontraron?” para luego dejar en claro que, en realidad, ella y su pareja estaban vacacionando en Mar Azul (¡!) y que “venimos a Cariló por el día, ya recorrimos varios lugares como Villa Gesell y Mar del Plata; ahí fuimos a ver el partido entre River y Boca”. El propósito de la piquetera kirchnerista era pasar desapercibida entre los demás turistas, algo que estaba logrando cuando contaba "Acá la gente no nos para, no nos putea, no nos dice nada" (¿?)... hasta que la encontró la Revista Noticias.

En enero de 2011, Sala fue sorprendida paseando por Punta del Este.
En la coqueta ciudad uruguaya, ella presenció un recital que Charly García dio en el exclusivo Hotel Conrad. Luego de que esa noticia estalló en las redes sociales, la "militante social" jujeña estalló en Radio 10 preguntándose ¿Por qué soy colla y provinciana no puedo venir a Uruguay? Yo conozco el Uruguay, Bolivia, Cuba, Francia, Italia y Venezuela”... claro que sabemos que los miles de militantes de la Tupac Amaru no pueden darse el lujo de viajar tanto como su líder.

Aquel episodio le fue recordado por el periodista de Revista Noticias, a lo que respondió "Nosotros no fuimos a Punta del Este, nosotros parábamos en Maldonado" y contó que esta vez no eligió la costa del vecino país porque "Uruguay estaba caro" (¡¡¡!!!). Resultado: vacaciones pesificadas para Sala.

Ni en Cariló ni en Punta del Este Milagro Sala usa vestimentas collas como gusta mostrarse ante sus seguidores en Jujuy en cuanto acto público al que asiste. En la localidad bonaerense que recientemente veraneaba, Sala habló de sus planes políticos para este año cuando remarcó que será candidata a diputada provincial y, según ella misma estima, que cuenta con grandes posibilidades de ser electa gobernadora de la Provincia de Jujuy en el año 2015, ya que “Ya tenemos afiliadas a 73.300 personas para el partido ‘Soberanía Popular’, y eso que nosotros no obligamos a nadie: vienen solitos.

La ambición de Milagro Sala no tiene límites, al igual que el poderío económico y político que ha ido creciendo sin parar gracias a los millonarios subsidios que habitualmente recibe del Gobierno Nacional. Pero no solo cuenta con millones de pesos, Sala ostenta una impunidad que produce indignación y temor en porciones similares: en Jujuy puede extorsionar públicamente al gobierno provincial, atentar contra edificios públicos, amedrentar a ocasionales personajes que se interponga en su camino y atacar comisarías en donde estaban detenidos sus secuaces, además de  acumular causas penales en su contra por "amenazas", "daños" y hasta "privación ilegítima de la libertad".

El periodista Jorge Lanata y su equipo se animaron a iniciar una investigación a Milagro Sala, para lo que optaron por dirigirse personalmente hasta Jujuy para elaborar un informe. Una vez en esa provincia norteña, cuando intentaron llevar sus cámaras, laderos de Sala atacaron a los periodistas del programa "Periodismo para Todos". Rodrigo Alegre, productor que viajó a Jujuy, contó que "nos pusieron dos camionetas rodeando nuestro remise y allí, comenzaron a pegarnos trompadas", agregando que los militantes de la Tupac Amaru "se llevaron una cámara chiquita, nos sacaron la más grande y nos robaron el material de ésta". Lanata explicó que estaban "investigando el ejército privado de Milagro Sala".

Cuando el Grupo Clarín difundió el lamentable episodio, Sala negó que haya sido su gente la que atacó a los periodistas de PPT y se defendió diciendo que todo se trataba de "una campaña burda que están lanzando contra nosotros". La piquetera desafió públicamente a Jorge Lanata a que la visite en Jujuy para despejarle todas las dudas que tenga; finalmente, Lanata pudo entrevistar a Sala para después poner al aire en su programa un informe para nada favorable a la Tupac Amaru.

La dirigente jujeña terminó por reconocer que fueron sus seguidores los que agredieron a los periodistas de PPT, aunque los justificó hablando de que sus compañeros estaban susceptibles por las "campañas de demonización" que ellos sufren.

Como pasa con todos los incidentes que la tienen protagonista, Milagro Sala continuó como si nada con sus actividades. En octubre de 2012, organizó un gran festejo por los 13 años de vida de la Tupac Amaru en las calles de la Ciudad de San Salvador de Jujuy. Allí, ante veinte mil seguidores, Sala gritó "Todos los logros que tuvo la organización fueron gracias al apoyo del ex presidente Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

Sala hace gala de su excentricidad e hipocresía, su patrimonio personal no es investigado por la AFIP ni el accionar de la Tupac Amaru es auditado por nadie. Delicias de profesar el kirchnerismo.

4 comentarios:

Mercedes dijo...

Es el discreto encanto de la burguesía lo que atrae a Milagros. Como dijo Maquiavelo, mejor que se es parecer...

Anónimo dijo...

El problema no es que Milagro Sala sea colla y provinciana, el problema es que ella incrementó notablemente su patrimonio desde el 2003 hasta hoy con dinero recibido del Gobierno. Nadie la investiga.

Anónimo dijo...

La pregunta es... "Una militante del pueblo" como le gusta q la llamen, vacaciona todos los años con excusas tan pueriles, como q se aloja lejos de los balnearios exclusivos, le cambia de vehiculo al hijo mas seguido q lo q El se lava los dientes,tiene tanto poderio economico igualado a los oligarcas q dice combatir... Todo eso con q lo hizo? El conyugue de ser un oscuro periodista, corresponsal de un diario de tirada nacional,hoy disfruta del poderio de esta mujer,

Anónimo dijo...

Es la famosa movilidad social subsidiada con nuestros dineros.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina