martes, 20 de noviembre de 2012

A oídos sordos

El paro de ayer fue otra protesta masiva contra el Gobierno Nacional que lidera Cristina Fernández, como lo fue también el masivo cacerolazo que se convocó desde las redes sociales el pasado 08 de noviembre.

Ante estas dos últimas manifestaciones, la reacción del kirchnerismo fue la misma: la descalificación y la sordera.

Lo sucedido en el cacerolazo fue quizás más genuino, ya que fueron miles los argentinos que decidieron salir a las calles para expresar su descontento con la gestión de la Presidente Cristina Fernández.

Lo acontecido durante el paro obedeció más al accionar patotero de cierta parte de la dirigencia gremial que busca reposicionarse en la escena política nacional. Los dirigentes Hugo Moyano y Pablo Micheli recurrieron a las prácticas antidemocráticas del piquete y bloqueo de rutas que tan "exitosamente" implementaron agrupaciones kirchneristas en otras ocasiones para que el impacto fuera más feroz.

Resultó curioso entonces escuchar a la Presidente Fernández y a sus seguidores (tan progres ellos...) criticando que la gente salga a las calles a protestar. Las chicanas kirchneristas fueron tan predecibles como aburridas: que todo está organizado por el Grupo Clarín, que defienden los intereses de la oligarquía, que son gorilas...

Hay una realidad: el rumbo adoptado por el Gobierno de Cristina Fernández cuenta con el rechazo de millones de argentinos. Pero también es muy cierto que no hay un referente capaz de canalizar y representar eficazmente a esa porción importante de la ciudadanía argentina. Quienes conforman la oposición (léase Hermes Binner, Mauricio Macri, José Manuel De la Sota, Elisa Carrió, entre otros) no muestran capacidad de reacción ni, mucho menos, liderazgo.

La primera mandataria insiste en que el 54% que obtuvo en las elecciones del año pasado es como un cheque en blanco que ella tiene en su poder para hacer lo que se le plazca hasta el año 2015. Por lo pronto, no se pueden vislumbrar algún cambio en la gestión del Poder Ejecutivo Nacional. El desafío de Cristina Fernández es saber atender reclamos, porque ella es Presidente de todos y no solo de los que la aplauden ciegamente.

Aníbal Fernández contra Moyano en Twitter. Así está el nivel del debate político en la Argentina

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina