miércoles, 12 de septiembre de 2012

Muertes y conspiraciones: basura bajo la alfombra

Obama y su esposa durante una nueva conmemoración del "11-S"
Los Estados Unidos, y el mundo entero, recordaron el 11º aniversario más de la tragedia en las torres gemelas, que dejó como saldo no solo el orgullo de todo un país, sino que acabó con la vida de casi tres mil personas y dejó alrededor de seis mil heridos.

En este año, el aniversario se vio teñido de sangre por el atentado sucedido en Libia que costó la vida a Christopher Stevens, Embajador de los EE. UU. en ese país, y tres de sus colaboradores. Según se supo, no tuvo relación con lo acontecido con las Torres Gemelas sino con el estreno de la película "La inocencia de los musulmanes", producida en Estados Unidos, y que satiriza la vida del profeta Mahoma. De hecho, a causa de ese film, hubieron protestas violentas en países de África, Asia y Medio Oriente.

Mientras tanto, el Presidente Barack Obama hace alarde de que su país es ahora "más seguro" y, como todo primer mandatario estadounidense, personificado en el papel de Salvador del Planeta, agregó “desearía poder decir que el mundo es menos peligroso ahora, que es menos caótico. Pero vivimos en un época de turbulencia y perturbaciones”.

Con el correr de los años, la teoría oficial del "atentado terrorista" fue desvaneciéndose hasta dejar todo ese asunto casi en tinieblas, con numerosos interrogantes e hipótesis. Hasta cabe la posibilidad de que todo haya sido un autoatentado...

Después de la caída de la Unión Soviética, Estados Unidos necesitaba un nuevo enemigo para hacer valer sus intereses en distintas partes del mundo. La supuesta persecusión de organizaciones terroristas fue el nuevo pretexto para que los hijos de Tío Sam se vistieran de "superhéroes" y salieran a invadir otros países. Bin Laden fue señalado como el enemigo público número uno de todo el mundo, casi la personificación del mismísimo demonio al que había que exterminar al precio que sea. Nunca se ocupó de dar explicaciones pero se autojustificó para avanzar militarmente sobre Medio Oriente para maniatar países petroleros (y hostiles a Israel).

¿Y quién mató a Kennedy?, ¿por qué?, ¿se sabrá realmente?
Podríamos trazar un paralelo entre la caída de las Torres Gemelas y el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, ocurrido en noviembre de 1963. Como lo ocurrido con las Torres Gemelas, aquella muerte del entonces presidente estadounidense conmovió al mundo entero.

De todas maneras, más allá de las circunstanciales explicaciones oficiales, hasta el día de hoy, no se sabe a ciencia cierta quienes fueron los reales autores intelectuales y materiales de ese crimen. Otro tanto sucede por estos tiempos con aquel "atentado" del año 2001.

Hay mucha basura bajo la alfombra. Todo sea por sostener y fortalecer el Imperio.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina