domingo, 23 de septiembre de 2012

Jugando con Buenos Aires

Mauricio Macri sigue juntando coraje para poder llegar a presentarse como candidato a Presidente de la Nación en el año 2015. Ya amagó dos veces, pero cuando vio que las encuestas no lo favorecían, apostó por la Jefatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Las elecciones legislativas del año 2013 serán un gran termómetro para las del 2015. Para alimentar su candidatura e instalarse como alternativa al kirchnerismo, Macri necesita que el Partido Propuesta Republicana (PRO) logre un buen resultado en los comicios del año próximo.

La Provincia de Buenos Aires es el distrito electoral más influyente de todo el país. Macri necesita impactar en toda la ciudadanía argentina mostrando un PRO vencedor en Buenos Aires y, con ese motivo, pensó en Marta Gabriela Michetti como su candidata. Michetti, actualmente Diputada Nacional, ostenta una buena imagen pública tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en Provincia y, tal vez por eso, sería una carta ganadora que se puede jugar el líder del PRO.

Pero, Michetti rechazó la propuesta y se ha negado a ser candidata a legisladora por la Provincia de Buenos Aires. No solo eso: Diario Perfil ha publicado una nota en la que la actual Diputada Nacional quizás no compita en ningún cargo para el año 2013, año en que vence su mandato en la Cámara Baja del Congreso de la Nación. Michetti había electa Vice Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el año 2007 y, a pedido de Macri, decidió renunciar a ese cargo para postularse como Diputada Nacional en el 2009.

El PRO no tiene otra figura con mediana relevancia para competir en la Provincia de Buenos Aires. Con la negativa de Michetti, Macri deberá volver a negociar con Francisco De Narváez para armar un (nuevo) frente para enfrentar al kirchnerismo.

El hipotético cambio de Michetti de Ciudad a Provincia de Buenos Aires no es nada nuevo. Entre los políticos argentinos, es lamentablemente habitual esta práctica de dejar mandatos inconclusos para postularse a nuevos cargos. Dejan en claro que poco les importa cumplir con un compromiso asumido ante la ciudadanía, sino que solo quieren alimentar sus vanidades y así consolidar sus espacios de poder. 

Los analistas políticos también funcionan con esa lógica (perversa) y escriben que tal o cual dirigente quiere "jugar" en las próximas elecciones. Como si esto de postularse a un cargo electivo es como un simple juego de estrategias y apuestas.

La mentalidad de estos políticos funciona mirando solo en el corto plazo... para ganar más poder y no para servir al pueblo. Oficialismo y oposición están en la misma sintonía.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina