domingo, 12 de agosto de 2012

Ética para todos los poderes

“Se necesita una ley de ética pública para el cuarto poder, para conocer simplemente si reciben dinero de alguna empresa, y que lo digan. O si tienen alguna intención política”... esta frase la dijo recientemente la Presidente Cristina Fernández.

Esa frase fue en el marco de una acusación de la Presidente Fernández contra Marcelo Bonelli, periodista del Grupo Clarín y desató una nueva polémica.

Sería muy bueno conocer un poco más acerca de los vínculos que tienen periodistas con empresas privadas. Aunque, cuando uno consume información, si nos detenemos a observar a los auspiciantes que ellos tienen ya nos pueden dar pistas del lugar desde escriben. Es que es muy raro que un periodista ponga en jaque los intereses de sus "amigos auspiciantes".

Pero, si realmente se quiere ir a fondo sobre la honestidad de los periodistas, se tendría que informar también sobre aquellos que reciben dinero de partidos políticos y de dirigentes de distinta índole. En este país es muy poco claro (por no decir turbio) el manejo de fondos públicos que se destina a la publicidad oficial.

Cómo cambiarían las cosas en este país si el pueblo conociera nombres de los periodistas (corruptos) que habitualmente reciben dinero de parte de políticos. Programas como los de "6-7-8", "Televisión Registrada"o Duro de Domar" y los medios que integran el nefasto "Grupo Szpolski" verían notoriamente mellada su credibilidad.

Acá en San Juan se echaría luz sobre el ambiente periodístico si todos tomáramos conocimiento de los montos que reciben muchos periodistas "prestigiosos", tanto de parte del Gobierno de José Luis Gioja como de empresas mineras. Sabido es que en esta Provincia, la inmensa mayoría de la gente de los medios de comunicación se dedica a seguir la agenda de José Luis Gioja y cantarle loas, como así también ser obsecuentes propagandistas de este modelo de minería saqueadora. También es cierto que periodistas sanjuaninos "de los más serios" consiguen publicidad de empresas grandes y de políticos amenazándolos con publicar notas que no los dejen bien parados ante la opinión pública; en fin, es una práctica tan común como detestable.


Y ya que se pide una ley de ética para periodistas, deberíamos antes exigir ética a nuestros gobernantes. Qué bueno sería que los ciudadanos argentinos podamos tener acceso a la información de la composición de los patrimonios de cada político, como así también se empezara a someter a juicio y castigo a todos aquellos que no administren eficientemente los recursos públicos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina