martes, 10 de julio de 2012

Fútbol para todos: ¿la felicidad del pueblo?

"Fútbol Para Todos" sigue dando que hablar y no tanto por "la felicidad" que da al pueblo ávido de goles, sino por la cuantiosa suma de dinero que el Gobierno Nacional está pagándole a la Asociación del Fútbol Argentino.

El Diario La Nación informó que, desde su creación a mediados del año 2009 hasta la fecha, la Casa Rosada ha gastado unos cuatro mil millones de pesos. Las estimaciones alcanzan a unos $ 2275 millones para el pago de derechos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), $ 1044 millones en publicidad oficial y $ 678 millones en gastos de producción, emisión y comercialización. Dada la gran masividad que el fútbol tiene en nuestro país, la televisación en directo de los partidos del fútbol argentino ha sido un espacio formidale para la propaganda oficial, en la que se nos cuenta una y otra vez de las bondades de la presidencia de Cristian Fernández.

Según esos cálculos, de no haberse destinado toda esa plata para "Fútbol para Todos", el Poder Ejecutivo Nacional podria:

- construir 500.000 viviendas sociales (según el costo presupuestado por el Programa Techo Digno)
- construir 36 hospitales, como el que se construyó en el Partido de La Matanza hacen dos años a un costo de 110 millones.
- construir 666 escuelas en una localidad bonaerense.
- pagar 14.814.814 asignaciones "universales" por hijo.
- brindar asistencia anual a 19.029 comedores escolares.
- pagar 1.290.322 salarios docentes para la Provincia de Buenos Aires.

Ante la dimensión de las cifras difundidas, la agencia estatal TELAM salió a desmentir a La Nación. Pablo Paladino, Coordinador General de "Fútbol Para Todos" dijo a TELAM "No entiendo si es por desinformación, capciosidad o simplemente una burda operación de prensa que intenta tratar de recuperar para sus socios del Grupo Clarín el negocio del Fútbol Codificado, es decir restringido a aquellos sectores que lo pueden pagar". Asimismo, Paladino intentó justificar la abundante publicidad oficial contando que "Es tan importante el fútbol para los argentinos que, por solo mencionar alguna, las campañas de vacunación mejoran notablemente su rendimiento cuando por allí se informan".

El contraataque kirchnerista no quedó ahí. El portal InfoNews, perteneciente al grupo Szpolski, puso en tapa un curioso titular: "Macri gasta $ 949 por espectador del Colón y Fútbol Para Todos cuesta $ 4". Para fundamentar su peculiar visión de los hechos, este medio ultra-k analiza que, desde agosto de 2009 hasta junio de 2012, por la televisación y producción del fútbol por TV abierta, el Estado Nacional invirtió unos $ 1000 millones anuales, según lo presupuestado y publicado en el Boletín Oficial. De acuerdo a la información publicada por el propio diario Clarín, la audiencia promedio por partido alcanza los 6,6 puntos de rating y cada punto equivale, aproximadamente, a unas 100 mil personas. Es decir que a cada partido televisado lo siguen de cerca alrededor de 660 mil argentinos y la fecha entera –compuesta de diez enfrentamientos, porque son 20 equipos– es seguida por unos 6,6 millones de televidentes por la TV Pública o por las repetidoras privadas de la señal oficial. Ahora bien, si se tiene en cuenta que cada torneo tiene 19 fechas de 10 partidos cada una y está compuesto por dos torneos por año, observan el campeonato entero 250,8 millones de espectadores. Por lo tanto, recordando que el gasto anual del Estado es de $ 1000 millones, la Nación paga a razón de casi $ 4 por espectador por partido. Pero atención: las mediciones de rating sólo comprenden el área metropolitana relativa a la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

Para completar la ofensiva, Víctor Hugo Morales, converso K, escribió que "La recuperación del fútbol para que lo vea y lo siga todo el mundo en forma absolutamente gratuita es una bendición, se trata, sin lugar a dudas, de uno de los fenómenos más extraordinarios que se han dado durante la última etapa". El "relator del relato" obvia reconocer este fútbol no es para todos porque la Televisión Pública no llega a varios rincones del país, como así tampoco Canal 9 y América TV, canales de aire que es visto por aire solo en la Ciudad de Buenos Aires y en ciudades del interior a través de la televisión satelital y por cable.

Claro que tampoco se recalca que el dinero que alegremente cobra la A.F.A. es tomado de los fondos que actualmente administra la A.N.Se.S.. En efecto, no es dinero que enorme patrimonio de la Presidente Fernández sino que pertenece a los argentinos que actualmente gozan del beneficio de la jubilación y de todos los trabajadores en actividad que están aportando.

La Presidente Cristina Fernández está rifando los fondos de los trabajadores con tal de hacerse publicidad a ella misma. Al paso que vamos, este dinero se terminará acabando. Más tarde o más temprano. ¿Qué haremos entonces?

1 comentario:

Mercedes dijo...

Por lo visto, el ANSES es una fuente inagotable de recursos, lo lamentable es que se utilizan para acciones demagógicas y no para sus verdaderos fines. Me pregunto a qué fuente "inagotable" recurrirá este ejecutivo que nos ha tocado en suerte, cuando los fondos del ANSES hagan agua. Haciendo memoria, no logro recordar, desde 1946 hasta la fecha, gobiernos más corruptos que los peronistas o sus sucedaneos. Por supuesto no incluyo a los procesos militares, sino a aquellos "supuestamente" elegidos por el pueblo. Me pregunto también, de quién habremos heredado este amor por el populismo. ¿Seremos alguna vez un país de primera línea, donde todos los ciudadanos gocen del bienestar que promete la constitución y los recursos existentes y potenciales que poseemos? ¿o estamos condenados a un eterno bananerismo?

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina