jueves, 26 de julio de 2012

Evita, esa mujer

Hoy se cumplen 60 años del fallecimiento de María Eva Duarte, simplemente "Evita" para sus millones de admiradores.

Su irrupción en la historia dejó una huella profunda e indeleble en la Argentina. Venerada y defenestrada casi con la misma intensidad, resulta imposible ser indiferentes a Evita.

Eva Duarte fue la principal arquitecta del mito Evita. Ella supo posicionarse como una suerte de salvadora de las clases más postergadas de nuestro país. Infundió su ímpetu en el peronismo, dotándolo de una impronta combativa y hasta contestataria.

Sin embargo, si uno estudia la figura de este mito, nos encontramos con innumerables contradicciones que mellan el halo místico que fue recubriendo a Evita en estos sesenta años que han transcurrido. Juan Domingo Perón y Eva Duarte persiguieron a quienes no los adulaban, atropellaron instituciones democráticas, enardecieron discordias en el pueblo; la "Abanderada de los Humildes" llegó a decir cosas como "No dejaré piedra sobre piedra que no sea peronista" y "No nos alcanzará el alambre de fardo para colgar a los contreras". Aquel que no fuera peronista, era tildado de cipayo, de vendepatria, de "gorila".

Llenaba su boca hablando de sus "descamisados", aunque ella optara siempre por vestirse con lujosas vestimentas y joyas, dignas de una reina europea. En efecto, su egolatría no conocía límites. Sus resentimientos contra "la oligarquía", tampoco.

"Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria" supo decir poco antes de morir. Su profecía se cumplió con creces: la mera evocación de su nombre fue un grito de guerra, un estandarte, una declaración de principios. Como muestra, podemos recordar que, en los difíciles años '70, algunos decían que "si Evita viviera, sería montonera". Su figura sigue resultando conmovedora para las masas y bien que lo saben los políticos oportunistas que  citan a Eva como su norte. Son esos mismos hipócritas, los que más abrazan el legado de Evita.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina