martes, 31 de julio de 2012

Cadena Nacional (y Popular) de la Alegría

La Presidente Cristina Fernández volvió a utilizar la cadena nacional (¿de la alegría) para cargar nuevamente contra las críticas que recibe a diario por los medios periodísticos que la obsesionan.

En esta oportunidad, la excusa fue la presentación del Sistema de Acceso Biométrico a Espectáculos Deportivos (S.A.B.E.D.), con el cual se pretende restringir el acceso de barras-bravas a los estadios de fútbol en la Argentina. Dicho sistema será implementado a través de un convenio suscripto entre el Ministerio del Interior y Transporte y la Asociación del Fútbol Argentino.

La presentación del "S.A.B:E.D." estuvo a cargo del Ministro Florencio Randazzo quien explicó que ese sistema tiene detectadas de antemano las huellas digitales de personas que cuentan con antecedentes por protagonizar hechos violentos. 

Al hablar de la lamentable violencia en los estadios, la Presidente Fernández realizó una insólita defensa de los bbaras-bravas cuando expresó "últimamente se ha recargado mucho todo el tema de la violencia en el fútbol, de los barrabravas y de las hinchadas. Primero, yo creo en algunos casos, no en todo, por supuesto, con una clara intencionalidad política. Yo creo que es como si de repente aparecieron delincuentes, porque yo no quiero hablar de barrabravas, porque soy hija de una hincha, fanática como es mi vieja, se agarraba al alambre así y se sigue agarrando al alambre; fui esposa de un fanático también de Racing y soy madre de un hincha fanático".

Después de contar algunas anécdotas de su vida referidas al fútbol (aunque ella remarca que no le gusta), contó "Bueno, pero esto era lo que yo quería decirles y realmente hacer justicia con miles y miles de gentes que tienen una pasión que los ha convertido en un verdadero icono de la Argentina. Ustedes saben que hay tours que van específicamente a las canchas. Bueno era de Boca realmente, para que no se ofenda nadie, porque bueno entran con los trapos, es toda una mística, llevar los trapos, defenderlos, después dónde los guardan y demás. Como verán estoy informada al respecto (...). Y la verdad que siento mucho afecto y mucho cariño porque en realidad desde muy chica viví esa cosa de sufrimiento y de alegría frente a los jugadores, al cuadro preferido de cada uno y la verdad que me parece muy interesante".

Al parecer, la Presidente Cristina Fernández no alcanza a dimensionar la odisea que muchas veces representa concurrir a un estadio de fútbol ni, mucho menos, hacerse cargo de la seguridad de todas las personas que se congregan. Parece que, según la óptica de esta señora, los barras son simplemente chicos que inocentemente alegran las canchas con cantos, trapos y papelitos...

Así como esos delincuentes, en connivencia con dirigentes y agentes policiales, eluden cacheos antes de entrar a las canchas, cabe preguntarse si querrán poner sus deditos sobre las nuevas máquinas adquiridas por el Gobierno Nacional.


¿Cómo se esconde un elefante?

Clarín, en su última edición dominical, tituló "Militancia todo terreno: Sacan a presos de la cárcel para actos del kirchnerismo", en el que se describe cómo algunos convictos, entre los que se destaca Eduardo Vázquez, ex baterista de Callejeros, participan en eventos en los que abunda cotillón y cánticos kirchneristas. Esas polémicas salidas son promovidas por la organización kirchnerista Vatallón Militante, la cual es dirigida por Víctor Hortel, Jefe del Servicio Penitenciario Federal y hombre cercano a Eugenio Zaffaroni, Ministro de la Corte Suprema de Justicia.

 Rápidamente, hombres del Gobierno Nacional tuvieron que salir a dar explicaciones... aunque ninguno pudo negar la realidad de esas salidas. El Ministro Julio Alak corrió rápidamente al Programa 678 para exhibir autorización del Tribunal Federal Nº 20 para que se pudieran llevar a cabo esas salidas a "eventos culturales"; en dicho envío ultrakirchnerista, Alak explicó "Que se reclutan detenidos para actividades políticas es una mentira grave, un disparate absoluto. Lo que hacemos es hacerlos estudiar, trabajar, y reinsertarlos socialmente para que no vuelvan a delinquir, y en el marco de esa reinserción están las actividades culturales".

Casi sin dar respiro, la primera mandataria cambió de tema, dejó de defender a los barras-bravas y pasó a atacar al Diario Clarín por la difusión de las salidas transitorias de presidiarios para que participen en actos políticos. Fernández esbozó una defensa del Servicio Penitenciario Federal, al que calificó de "modelo en la República Argentina por varias y merecidas razones", esquivó cualquier cuestionamiento cuando comentó "Todas las denuncias que tenemos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las tenemos por los servicios penitenciarios provinciales, ninguna por el Servicio Penitenciario Federal".

La titular del Poder Ejecutivo Nacional se quejó de que el Diario Clarín se ocupa más de esa noticia y de los escándalos de corrupción de su Gobierno, en vez de centrar su mirada en la fuga de un preso en la Provincia de Buenos Aires. ELLA se quejó de que no se indagara a algún "responsable político" (léase, Daniel Scioli, Gobernador de Buenos Aires).

Para graficar su ira contra Clarín, Cristina Fernández manifestó "Néstor siempre me decía: Los elefantes son grises, cuando uno quiere que un elefante no se vea, ¿qué hay que hacer?, poner varios elefantes y si lo quiere disimular más, que el elefante sea verde o rosa” Vieron que un elefante rosa o verde no existe, así que, llama más la atención todavía. Por eso el título que pusieron ayer era “un elefante rosa, un elefante verde”, para que no se vieran los otros elefantes grises" (¿¿??).

Pero, a Dios gracias, Fernández no se olvidó de los familiares de las víctimas de hechos inseguridad que a diario padecemos los argentinos cuando dijo "Por eso, mi solidaridad con todas las víctimas y, fundamentalmente, que no sigan utilizando el dolor de la gente para encubrir y, en todo caso, crear elefantes verdes o rosas para que no veamos que los elefantes son grises. Porque los elefantes siempre fueron grises y más tarde o más temprano siempre se terminan viendo".

La lógica kirchnerista permanece inalterable cuando sus miserias quedan expuestas por el periodismo: se hablan de conspiraciones, de golpismos, de monopolios, etc. etc... Eso sí, hacerse cargo, nunca.


Cristina Capitana

Luego de tanto divague, la Presidente Fernández instó a su audiencia "a levantar un poco pum para arriba el ánimo" (...) para hacer una nueva referencia para Eva Duarte, esta vez relacionada con el fútbol. Para cerrar este acto, Fernández pidió públicamente que el próximo torneo de la Primera División del Fútbol Argentino se denomine "Eva Perón" y que la Copa se llame "Eva Capitana" (¡!) "porque además tiene que ver con la capitanía de los clubes (...), la capitanía de la Selección (...) y la capitanía de la Argentina (...), por qué no, Evita capitana de la Argentina".

Fernández agradeció a todos los presentes e imploró "a todos los hinchas que nos portemos todo lo mejor posible para que el fútbol argentino siga siendo esa maravilla de consignas, de banderas, de creatividad, de argentinidad. Yo soy Clemente con eso, tiro pepelitos".

Allí fue que la Jefe de Estado remarcó que, si bien no le gusta el fútbol, admira a las hinchadas "porque la verdad que sentir pasión por algo, sentir pasión por un club, es también, ¿sabés qué?, estar vivo. Los que no tienen pasión por nada, la verdad, que yo siempre desconfío de los que no tienen pasión por nada. Por algo hay que tener pasión, por la política, por el fútbol, por la literatura, por la educación, por la ciencia, por lo qué fuera. Pero esa gente que todo “se gual”, a mí personalmente no me gusta; a mí me gusta mucho la gente pasional".

El circo del fútbol sigue siendo usado por este Gobierno como una eficaz herramienta propagandística... a costa del dinero de todos. Es lamentable que no haya dinero para pagar el 82% móvil a los jubilados, pero sí hay miles de millones para gastar en Fútbol Para Todos... No importa, que la fiesta siga, hagámosle caso a la Presidente y tengamos bien arriba nuestros ánimos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina