jueves, 14 de junio de 2012

Más sueños compartidos

Nuevamente, la Presidente Cristina Elisabet Fernández utilizó cadena nacional para hacer un nuevo anuncio que, seguramente, impacta en la sociedad argentina por las expectativas que puede generar en mucha gente.

En esta oportunidad, la primera mandataria anunció el el Programa de Créditos Argentina (Pro.Cre.Ar) Bicentenario, el cual tiene por objetivo financiar la construcción de unas cien mil viviendas en todo el país.

Para hacerlo factible, se informó que se utilizará el dinero que compone el “Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Provisional Argentino”, que administraban las Administradoras de de Fondos de Jubilaciones y Pensiones. La operatoria será a través del Banco Hipotecario y en el que se aprovecharán 1700 hectáreas de tierra fiscal.

Encabezando el acto, Fernández se mostró escoltada por Axel Kiciloff, Viceministro de Economía y Diego Bossio, Director Ejecutivo de la ANSeS. Entre tantas cosas, destacó que “Lo que estamos haciendo como Estado argentino es redoblar la apuesta a un modelo de crecimiento con inclusión social. Y este Estado demuestra que está económicamente activo frente a los problemas de nuestra sociedad y definió al Pro.Cre.Ar como un "un ataque frontal al déficit de vivienda que se viene arrastrando desde la época del neoliberalismo" (¡!). Luego de sus acostumbrados elogios a si misma y a "ÉL", la Presidente cerró su discurso afirmando "No hay libertad sin igualdad y no hay igualdad sin libertad, ambas están justamente. Y este plan apunta a eso: a mayor libertad y a mayor igualdad". (¿¿??)

A su turno, Bossio explicó que "no es necesario tener un tope mínimo de ingresos. Además, las cuotas serán en pesos, con tasas que irán del 2 al 14 %, en pesos, con plazos de entre 20 y 30 años. Sin dudas, el objetivo es llegar a quienes tienen que solucionar el déficit habitacional y pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad".

Este pomposo anuncio nos remonta a aquel que la Presidente Fernández realizara en Mayo de 2009, cuando prometía créditos hipotecarios de hasta 300.000 pesos, a través del Programa "El Crédito Para Tu Casa" (¡¡!!), a pagar en veinte años y con una tasa del 10% anual. Los fondos iban a ser tomados también de la ANSeS y los créditos entregados a través del Banco Hipotecario. Tal como pronosticó ahora, hacen casi tres años la titular del Ejecutivo Nacional prometía que "además del acceso a la vivienda, el plan tendrá un impacto importante en el mercado de trabajo". Fueron pasando las semanas, los meses, en los que hubieron muchos interesados que se acercaron para averiguar condiciones de los créditos prometidos... pero, a decir verdad, en los hechos nada quedó de aquella promesa de la Sra. Fernández.

Ni hablar de lo que pasó con las viviendas que construía la Asociación de Madres de Plaza de Mayo.

Otro plan que naufragó a poco de ser anunciado fue un plan para fomentar la adquisición de automóviles 0 km. Se había asegurado que estaban incluidos todas las marcas y modelos para que todos los argentinos puedan elegir su nueva movilidad; en aquella oportunidad, la Presidente Fernández decía estar "al pie del cañón, como siempre, con mucha fuerza, con mucha convicción, sabiendo que estamos en el camino adecuado y soportando lo que haya que soportar que para eso, en definitiva, es también la alta responsabilidad que tenemos, ponernos también junto a los argentinos el país al hombro y seguir caminando". Lo cierto es que este plan tampoco tuvo los efectos que se prometieron, al punto que el hiperkichnerista Página/12 tuvo que reconocerlo titulando "un plan sobre ruedas (desinfladas)" informando que, según datos oficiales, se habían financiado la compra de menos de 5.000 automóviles... muy lejos de los 100.000 que la Presidente auguraba.

La ANSeS sigue siendo algo así como una "gran vaca lechera" que sigue alimentando el gasto público de este Gobierno Nacional. Los fondos tomados de las ex AFJP, ya han servido para financiar iniciativas de las más diversas entre las que se destacan la Asignación Universal por Hijo, las "pensiones no contributivas", el Plan "Conectar Igualdad", como así los planes "canje" de camiones, utilitarios y hasta de bicicletas.

Cristina Fernández insiste en imponer otro tema en la agenda de todos los argentinos: la vivienda. Así, por un tiempo, se desplaza al dólar y la pesificación "cultural" que pregona el kirchnerismo, los piquetes y los cacerolazos, la investigación sobre Sergio Schoklender y la corrupción de Madres de Plaza de Mayo, etc..

Es innegable el tremendo déficit habitacional que la Argentina arrastra desde hace décadas y que este "modelo" está a años luz de solucionar. De esta manera, Fernández vuelve a justificar implícitamente el asalto a los fondos que manejaban las ex AFJP para fortalecer la imagen de un Estado cada vez más paternalista.

La Presidente vela por su popularidad, sosteniendo el déficit fiscal con los fondos de la ANSeS y el del Banco Central de la República Argentina. En este caso, se hablan del dinero que aportan los trabajadores de su propio bolsillo y que el Estado Nacional prestará a tasas de entre 2% y el 14% anual... pero si recordamos que la inflación anual ronda casi el 30%, estamos frente a un gran fraude. No importa, ella asegura tener el aval del 54% de la ciudadanía.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina