miércoles, 6 de junio de 2012

Huele a espíritu adolescente

Cristina Fernández hurgando en el pasado de la Dra. María Isabel Larrauri
La Presidente Cristina Fernández habló hoy por cadena nacional y, entre tantas cosas que dijo, resaltó la figura de Micaela Lisola, una adolescente sanjuanina de tan solo 16 años, quien protagonizó un polémico episodio en el Colegio Monseñor Audino Rodríguez y Olmos, dependiente de la Universidad Católica de Cuyo.

Fue Página/12 el primer medio de prensa que se hizo eco de esta noticia. En la mañana del pasado 23 de marzo, en la institución antes mencionada se estaba haciendo un pequeño acto en el que se invitaba a todos a participar de la Marcha por el Día del Niño por Nacer que se celebra cada 25 de marzo- Repentinamente, Micaela pidió la palabra para, luego de hacer una breve referencia al Día del Niño por Nacer, hablar del Día de la Memoria a todo el alumnado y autoridades presentes; la adolescente hizo referencia a los "30.0000" desaparecidos, al robo de bebés e invitó a la marcha. Una autoridad de ese Colegio intentó interrumpir el discurso y le pidió el micrófono a la adolescente, pero ella se negó y prosiguió con sus palabras. Ante la insistencia de las autoridades, finalmente Micaela dio por finalizado su discurso y devolvió el micrófono.

A raíz de ese episodio, las autoridades del colegio dependiente de la U.C.C. dispusieron aplicarle 24 amonestaciones como sanción disciplinaria. Ahí fue que tomó intervención Belén Icazati, madre de Micaela, quien pidió que se le retire la sanción y, ante la falta de respuesta positiva a su exigencia, radicó una denuncia por discriminación ante el INADI de San Juan y presentó una carta ante el Ministerio de Educación provincial que generó el expediente número 300-03899-I-2012.

Desde su cuenta personal en Facebook, Micaela Lisola expuso su situación personal y pidió auxilio en las páginas del Vicepresidente Amado Boudou y al Senador Aníbal Fernández. Hasta la intervención de Página/12, los pedidos de Micaela no habían encontrado eco.

El diario ultrakirchnerista abordó esta historia y entrevistó a Icazatti quien, sin miramientos, disparó contra la institución educativa a la que concurre su hija afirmando “En el colegio no suelen hablar de estos temas. Es muy de derecha y conservador”. De ahí, en más, esta información fue rebotando en varios medios en los que, en su mayoría, se condenó duramente a las autoridades del Colegio Monseñor Audino Rodríguez y Olmos y se reivindicó la osadía de la adolescente. 

Como suele pasar en estos casos, dada la poca seriedad de muchos periodistas, a nadie pareció interesarle la versión de los hechos que podían aportar tanto las autoridades, docentes ni al alumnado del Colegio Monseñor Audino Rodríguez y Olmos. Solo el portal sanjuan8.com publicó una nota en la que un grupo de alumnos de dicha institución emitieron un comunicado firmado por unos 600 alumnos en el que desmienten a Micaela.

Hoy, la primera mandataria hizo una reseña del episodio que tuvo como protagonista a la adolescente sanjuanina. Elogió su actitud y, como era de esperarse, fue dura con las autoridades del colegio católico, remarcándole que al ser gestión privada el 80% de su presupuesto es subsidiado por el Estado. La primera mandataria contó que Micaela fue invitada recientemente a un encuentro de la Federación de Estudiantes Secundarios en el que dijo "así como Néstor no dejó sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada, yo tampoco pienso dejar las mías en la puerta del Colegio", a lo que quebró su voz por la emoción que la embargó... (¡!)

No contenta con ello, Fernández apuntó a la Rectora de la Universidad Católica de Cuyo, Dra. María Isabel Larrauri, cuando mostró una fotografía en la que Larrauri se la ve junto a Jorge Rafael Videla y Luciano Benjamín Menéndez, sobre lo que dijo: “Ahora uno entiende por qué a Micaela le pusieron 24 amonestaciones. Si supieran que eso produce el efecto exactamente contrario… La verdad que da un poquito de cosita que gente así esté al frente de la educación, sobre todo cuando la paga el Estado, los argentinos”.

¿Por qué la Presidente no mostró también esta fotografía?
Si de autoridad moral se trata, hubiera sido bueno que algún periodista de la Televisión Pública se anime a investigar el rol de Cristina Fernández y Néstor Kirchner en los años de Dictadura en Argentina. Sería bueno que la Presidente Fernández nos cuente como ella y su marido fueron incrementando su patrimonio familiar durante aquellos difíciles años para nuestro país.

A esta altura, la oratoria de Cristina Elisabet Fernández se parece más a la de una adolescente de "alta sociedad" que a la de una estadista. Siempre intenta mostrarse como irreverente, desafiante, caprichosa, irónica y hasta hipócrita, sin dejar de ser constantemente ególatra.


Micaela, una "buena alumna"

Considero que la Presidente Fernández apresuró su juicio sobre este caso particular y, emitió su parecer, sin antes escuchar a las autoridades educativas del Colegio al que asiste Micaela Lisola. Considero grave que la Presidente sea un tanto liviana para desautorizar públicamente a las autoridades académicas.

Aún así, podemos decir también que fue excesiva la sanción disciplinaria impuesta a Micaela. Lo ideal es crear espacios de diálogo y debate con padres y alumnos sobre temas que no son siempre son cómodos para compartir como lo son: historia, religión, moral y política. Reprimir nunca es el camino acertado.

Micaela, militante de La Cámpora
Por otro lado, es preocupante que nada menos la Presidente reivindica la altanería de una adolescente que repite "el relato" oficial de la historia argentina. Micaela fue puesta por Fernández casi como un modelo a seguir para los demás estudiantes secundarios de nuestro país.

Sería bueno preguntarle a Micaela y a su madre sobre algunas cuestiones como:

- ¿Qué saben de los crímenes cometidos por la Triple A?,
- ¿qué opinan sobre los atentados, secuestros, torturas y asesinatos de decenas de inocentes por parte de la organizaciones guerrilleras?,
- ¿sabrán que Néstor Kirchner ni Cristina Fernández fueron luchadores por los derechos humanos en aquellos años?...
- Ella que milita en La Cámpora, ¿habrá leído sobre quién fue Héctor Cámpora? ¿le parece una figura digna de destacar en la historia argentina?.

Micaela es tal vez una muestra de lo que este Gobierno aspira para las nuevas generaciones. Jóvenes que, impulsados por el idealismo, sean adoctrinados por la ideología política que pregona el Frente para la Victoria. Nuevos soldados para una causa que no conoce otras visiones de la realidad, ni tolera oposición alguna.

2 comentarios:

Mercedes dijo...

De paso le preguntarìa a la madre de la niña, por qué la manda a un colegio reaccionario y de derecha, si ella sustenta una ideologìa contraria.
Saludos

Anónimo dijo...

no faltarán los ultra K que dirán que esa foto de Kirchner está trucada o "sacada de contexto".

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina