lunes, 28 de mayo de 2012

Relato único PARA TODOS

BEATRIZ PAGLIARI SE RÍE... ¿se ríe de los argentinos?
“Necesitamos el superávit comercial porque no fabricamos dólares. Cuando faltan dólares hay corrida, y cuando hay corrida no hay gobierno.”

La frase en cuestión la dijo Beatriz Pagliari, Secretaria de Comercio Exterior de la Nación, durante una jornada organizada por la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL).

Consultada acerca del cepo a las importaciones que impuso este Gobierno, Pagliari contestó a los empresarios Les agradecería que no hablen de restricciones a las importaciones, porque después hay que ir a la OMC y al G-20 a defender la industria nacional cuando nos atacan. Tengamos cuidado y seamos responsables. No generen dificultades desde adentro”. De paso, lanzó sus dardos contra el empresariado cuando contraatacó "Lo digo sin humildad: desde la función pública estamos compensando la ineficiencia del sector privado, especialmente el automotor, que presenta los expedientes de importación con apenas dos horas de anticipación antes de quedarse sin un insumo".

La semana anterior, Paglieri protagonizó un curioso cruce con el periodista Eduardo Anguita en medio el programa "Hoy Más que Nunca" que es transmitido por Radio Nacional. Anguita, a pesar de estar alineado con el kirchnerismo, le preguntó sobre la fuga de dólares a lo que la funcionaria respondió con firmeza "De ninguna manera. No creo que sea una pregunta que ayude al ánimo de construir y tener un equilibrio en el comercio". Cuando el periodista insistió con la pregunta, jurando que no estaba tomando como fuentes a los Diarios Clarín y La Nación, Paglieri le contestó “¡No hay fuga de dólares! ¡Es un error transmitir eso, yo no puedo permitir que se diga eso!”.

Estas frases dicha por Beatriz Pagliari sintetizan la preocupación que atormenta al Gobierno Nacional que lidera Cristina Fernández. Pero esa preocupación no se expresa en medidas efectivas sino efectistas, buscando únicamente zafar en lo inmediato.

La Unión Europea denunció a la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio por que, según declaró el comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht "Las restricciones argentinas a la importación violan las normas comerciales internacionales y deben eliminarse. Esas medidas provocan un daño real a las empresas de la UE y perjudican el empleo y a toda nuestra economía". A ésto debemos sumarles las quejas de Uruguay, socio del MerCoSur por las mismas medidas.

Está bueno proteger a las industrias nacionales aplicando algunas medidas proteccionistas. De hecho, los países del llamado "Primer Mundo" son históricamente los más restrictivos en materia de importaciones. Ahora bien, queda preguntarse si, actualmente, la Argentina se encuentra en condiciones de establecer restricciones a las importaciones de artículos metalúrgicos, electrónicos de consumo, hilados y tejidos, autos de alta gama, moldes y matrices, vidrio, bicicletas y partes de bicicletas, grupos electrógenos, juguetes, entre otros.

 Ni Pagliari ni la Presidente Cristina Fernández quieren reconocer que es grave la caída de la credibilidad del peso. Los argentinos saben muy bien que de nada sirve ahorrar en pesos porque nuestra moneda sigue inevitablemente perdiendo su valor por la inflación que este Gobierno pretende subestimar. De esta manera, el dólar asoma como una alternativa válida para defender el propio patrimonio del aumento sostenido del nivel general de precios. Tal vez Pagliari y los demás integrantes de este Gobierno, a juzgar por la frase que encabeza este post, desearían apoderarse de la fabricación de dólares para salir de esta encrucijada. En lugar de atacar las causas de este fenómeno, la primera mandataria argentina envía a la AFIP a asfixiar a los argentinos con controles cada vez más severos.


Más preocupante es aún el pedido recurrente de que "no se hable" de una realidad que disgusta al kirchnerismo. Uno puede preguntarse si lo que este Gobierno Nacional espera es que todos los periodistas sean condescendientes hasta el ridículo como lo son los que forman parte del "multimedio K", con 6-7-8 a la cabeza.

Conclusión: si uno no les da la razón, corre el riesgo de ser acusado de traicionar a la mismísima Patria.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina