lunes, 7 de mayo de 2012

Lautaro y el chancho y los que le dan de comer

Lautaro Buggato, otra víctima de la (in)seguridad en el conurbano bonaerense
Lautaro Buggato tenía 20 años de edad, estaba de novio y era papá de una nena de tan solo dos añitos. Era futbolista profesional, su pase pertenecía al Club Atlético Banfield y en su corta trayectoria registraba un paso por las selecciones juveniles.

En la madrugada del día de ayer, Lautaro estaba saliendo de su casa, ubicada en Burzaco, con unos amigos. Justo en ese momento, David Benítez, de 32 años de edad y agente de la Policía de Buenos Aires, transitaba con su familia a bordo de su automóvil Renault 12, acompañando a su hermana y una de sus hijas que circulaban en un ciclomotor Zanella por las inmediaciones del domicilio de la familia Buggato; de repente, un par de adolescentes intentaron robar la moto que manejan las parientes de Benítez, ante lo que el policía, que estaba de franco de servicio y vestido de civil, abrió fuego sobre los delincuentes alcanzando a herir a uno de ellos y, sin intención, uno de los disparos de su arma reglamentaria hirió de muerte a Bugatto.

Otra muerte en el conurbano bonaerense. Otra vida que se apagó.

Como este alcanzó rápidamente repercusión en los medios, el Gobernador Daniel Osvaldo Scioli salió rápidamente a despegarse de este hecho sentenciando Ésto no es inseguridad, es un asesinato; como tal hay que tratarlo con todo el peso de la fuerza de la ley”. La Ministro de Seguridad de la Nación Nilda Celia Garré también acusó al efectivo policial manifestando "es inadmisible que se trate de capturar a balazos a una persona, un policía no puede estar armado las 24 horas por 24, los 365- Nadie puede resistir ese nivel de tensión".

En sintonía con las palabras del gobernador bonaerense, una de las tías de Lautaro negó que hubiera existido un tiroteo entre e l agente Benítez y los delincuentes y analizó "No tiene absolutamente nada que ver con la inseguridad. Este fue un crimen perpetrado por uno de los miembros de la maldita policía bonaerense que, sin estar en servicio, sacó su arma y empezó a disparar hacia un lado y hacia otro, indiscriminadamente".

David Benítez es un agente de seguridad al que le tocó ser testigo de un hecho ilícito con el agravante, para su propio pesar, de que las víctimas eran su hija y su hermana. Armado y quizás mal preparado, la situación lo desbordó emocionalmente y abrió fuego, con la fatalidad de herir de muerte a Lautaro Buggato, un joven que nada tenía que ver con ese episodio pero que pagó con su vida.

Con una visión simplista, todo este caso indignante parece reducirse culpando a un agente. Inclusive algunos periodistas adhirieron a la teoría oficial titulando "gatillo fácil", "maldita policía", "la vieja policía". Es inevitable la alusión a la policía bonaerense que alguna vez fue definida como "la mejor del mundo" por Eduardo Duhalde, policía que lleva largos años siendo responsabilidad de sucesivos gobiernos justicialistas en Buenos Aires.

Cabe preguntarse también porqué nadie habla de los delincuentes que provocaron ese episodio. En lo que va del año, ya son decenas los policías que fueron asesinados a sangre fría por aquellos que viven alegremente fuera de la ley porque están amparados por la justicia garantista.

Scioli y Garré se escandalizan por un agente policíal andaba armado en un horario en que no estaba prestando servicio... ¿pero acaso les preocupan que hayan tantos delincuentes armados?, ¿por qué hay narcotraficantes que gozan de total impunidad en zonas liberadas? ¿qué hacen al respecto?

La respuesta de Scioli y Garré será tan simple como predecible: eludir toda responsabilidad y culpar exclusivamente a un pobre tipo. Daniel Scioli sigue sin dar respuestas sólidas al drama de la inseguridad que viven a diario todos los bonaerenses; el Caso Candela, el Caso Pomar y el Triple Crimen de Gral. Rodríguez son solo muestras. Seguramente, todo el peso de ley caerá (únicamente) sobre Benítez... total, nadie reclamará por un simple agente policial.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina