martes, 27 de marzo de 2012

Los que no tienen voz ni voto

Más de 10000 personas dijeron "No al Aborto" en San Juan.
 ¿Habrá escuchado Gioja?
El aborto sigue avanzando en la Argentina, luego de que la Corte Suprema de Justicia ratificar el fallo considerándolo como no punible en caso de violación. Esto es a raíz de que La Corte rechazó un recurso extraordinario interpuesto por un defensor oficial de menores que abogó por los derechos del niño por nacer y confirmó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Chubut que, en marzo de 2010, autorizara el aborto realizado por una chica de 15 años violada por el padrastro.

Con este polémico fallo, se interpreta que en la Argentina cualquier mujer embarazada puede dirigirse a un hospital público para solicitar se le practique un aborto para lo que, previamente, deberá firmar una declaración jurada en la que solo ella asegure que quedó en cinta producto de un abuso sexual. ¿Y la denuncia penal contra el violador en cuestión? A nadie le importa, el hilo siempre se corta por lo más delgado.

Ya se conocieron dos solicitudes de aborto en la Provincia de Córdoba. Se trata de dos menores, una residente en la capital provincial de trece años de edad y otra en Villa María, que padece deficiencias mentales. En ambos casos, los médicos que las atendieron se manifestaron a favor de abortar y rechazaron cualquier tipo de investigación judicial para esclarecer esos casos de (supuestas) violaciones.

Por otro lado, el Gobierno de la Provincia de La Pampa, ya adelantó que allí no se practicarán abortos en los centros públicos de salud. En tal sentido, el Ministro de Salud Mario González opinó sobre el reciente fallo de la Corte Suprema explicando que "Hay que aclarar que es sobre un caso puntual. No es para aplicar en casos similares... No soy abogado, pero los asesores legales nos han dicho que no se puede aplicar en otros casos. Que no afecta o direcciona las políticas del Estado". Semejante actitud fue rápidamente condenada por quienes aseguran defender los derechos de las mujeres. Mirta Fiorucci, integrante de la ONG "Mujeres por la Solidaridad" (¿?), disparó contra González lanzando “Es totalmente inaceptable que surjan estas declaraciones –destacó la activista–. El fallo de la Corte es muy claro en que todos los Estados tienen que garantizar la realización de los abortos no punibles en casos de violaciones, sin discriminación sobre las capacidades de quien lo requiera”; y reservó munición gruesa contra el Gobernador de La Pampa Omar Jorge cuando expresó que "Lo que está haciendo Jorge, influenciado por la Iglesia, es ejercer violencia institucional hacia las mujeres".

En sintonía con lo dispuesto en La Pampa, el Gobernador de la Provincia de Salta Juan Manuel Urtubey desató la ira "progre" cuando emitió un decreto en el que ordena que, en esa Provincia, las mujeres que pidan se les practique un aborto deben presentar en el nosocomio "una denuncia penal o una declaración jurada realizada ante un defensor oficial o el asesor de menores, según corresponda". De esta manera, Urtubey, de profesión abogado, fundamentó la normativa indicando “Nosotros planteamos a través de este decreto más acompañamiento a la víctima, un acompañamiento que no puede ser sólo al efecto de practicar el aborto no punible. Estamos frente a una persona que sufrió un hecho delictivo y requiere de la protección del Estado”; asimismo, el primer mandatario salteño sacó pecho contra aquellos que le exigen se someta al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando analizó “Se ha generado toda una polémica por la posición de mi gobierno y mía personal de sostener facultades que son propias de la Provincia. Las normas de procedimiento las dicta la Provincia, no la Nación. Parece que hay quienes entienden todo en clave de blanco y negro. En este caso puntual, si bien la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene competencia, debemos hacer lo que dice la ley de fondo. Naturalmente que acatamos el fallo en todo lo que es atinente hacerlo”.

En San Juan, primó la tibieza en las autoridades públicas. Ningún funcionario, empezando por el Gobernador José Luis Gioja, salió a manifestarse a favor o en contra del asesinato de inocentes. Pero, ese silencio resulta ser cómplice cuando ya se conoció que el Ministerio de Salud Pública ya anunció que se los abortos (por violación) tienen vía libre; escuetamente, Oscar Balverdi, titular de dicha cartera, manifestó “Los fallos no se desacatan”. El único que se salió del libreto oficial fue el Jefe del Área Maternidad del Hospital Rawson, José Luis Maina, quien cuestionó "Con esta decisión judicial nos han transferido el problema a los médicos: Que venga (el cortista) Eugenio Zaffaroni a decirme que tengo que matar a un niño, y que yo lo haga me convierte en tan culpable como él" y agregó "Nosotros no podemos solucionar el tema de la violación, y quizá sea algo con lo cual la víctima tenga que vivir eternamente y para ello podrá pedir ayuda psicológica".


Acá en San Juan, distintas ONG's convocaron a una marcha por la vida que unió la Plaza 25 con la Legislatura Provincial. Participaron familias enteras y grupos juveniles, con una convocatoria que superó largamente los diez mil asistentes, sin ningún aparato de logística. Como era de esperarse, para no incomodar a Gioja, los principales medios de comunicación de la Provincia minimizaron esta manifestación pública brindándole escasa cobertura y, por ende, no fue tema de tapa para ningún matutino; Diario El ZondaDiario de Curro coincidieron en hablar de cuatro mil personas, Tiempo de San Juan informó que solo hubieron ¡quinientas personas!.

Como sucedió con la controversia generada en torno al "matrimonio" para personas de un mismo sexo, el Gobierno Nacional nunca impulsó un debate abierto. Simplemente, porque nunca le interesó escuchar opiniones distintas a la propia.

Como sucedió con la controversia generada en torno al "matrimonio" para personas de un mismo sexo, en distintos puntos del país se organizaron marchas populares y pacíficas para rechazar al aborto... manifestaciones en la que tomaron parte miles de ciudadanos y que no fueron escuchados por la inmensa mayoría de nuestros gobernantes.

Digan lo que digan, el aborto no "desembaraza" ni borra de un plumazo la huella de una violación. Hay una vida totalmente inocente en el medio y que, por esas cuestiones que solo tienen los seres humanos, termina pagando los platos rotos. Así, con el aborto, se acaba con un ser nuevo que no tiene voz para hacerse escuchar ni posibilidad alguna de defensa.

Quienes abogan por la legalización del aborto se escudan cobardemente en casos extremos, en los que se observan intensos dramas familiares que terminan involucrando a menores de edad. En realidad, nadie se anima a reconocer que se quiere implementar el aborto como un recurso de control de natalidad. Nadie quiere tomar medidas contra los abusadores, muchísimos de los cuales pertenecen al círculo íntimo de la víctima del abuso sexual. Esos casos son los que se toman como bandera para avanzar contra la ley natural.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina