lunes, 20 de febrero de 2012

Espionaje "nacional y popular"

GARRÉ Y FERNÁNDEZ.
El kirchnerismo se ha visto envuelto en otro escándalo cuando la prensa (opositora) dio a conocer pormenores del "Proyecto X", el cual hace referencia al espionaje que, a través de Gendarmería, el Gobierno Nacional realiza opositores, especialmente a quienes lideraron marchas populares que incomodaron al oficialismo.

Curiosamente, esta noticia fue publicada por Página/12 en noviembre pasado. Allí, el pasquín oficialista hacía referencia a la presentación formal de una denuncia ante la Justicia por parte de la Comisión Internea de Kraft, en la que plantean que, vestidos de civil, integrantes de Gendarmería Nacional se infiltraban entre los manifestantes para identificar a los cabecillas y delatar sus movimientos.

La denuncia fue presentada por Javier Hermosilla, delegado gremial de la comisión interna de Kraft; Nora Cortiñas, de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo; María del Carmen Verdú, de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi); la abogada Myriam Bregman, del Partido de los Trabajadores Socialistas; entre otros y, por esas cuestiones que tiene la Argentina de estos tiempos (kirchneristas), la causa cayó en manos del Juez Norberto Oyarbide (...). Dicha denuncia se fundamenta en que esas "tareas de inteligencia" de la Gendarmería estarían violando el artículo 4 de la Ley 25520.

El escándalo estalló casi tres meses después cuando se supo que Héctor Bernabé Schenone,  Jefe de Gendarmería Nacional, reconoció la existencia del "Proyecto X".

Ante la cataratas de críticas en su contra, Nilda Garré escribió en Facebook "En el marco de esta política y estos principios Néstor Kirchner primero y Cristina después también han sostenido una clara y permanente posición respecto a la no criminalización de la protesta social y a los límites a la acción policial en esas situaciones. Por eso resulta paradójico hoy que sectores que no pueden acreditar esa coherencia nos acusen de vulnerar derechos y perseguir manifestantes y luchadores sociales". En Twitter, Garré advirtió "No admitimos espionaje y si llegara a haber seremos inflexibles. Pero tampoco tomamos decisiones sin reflexión". Para salvar la ropa, Garré removió a gran parte de la cúpula de Gendarmería Nacional.

La oposición, patética como de costumbre, se apuró para tomar cartas en el asunto una vez que el tema fuera abordado en "A Dos Voces", programa emitido habitualmente en el Canal TN. Patricia Bullrich, inepta diputada nacional, impulsó un proyecto para citar en carácter de "urgente" a la Ministro de Seguridad Nilda Garré para que dé explicaciones sobre el "Proyecto X"

Aníbal Fernández, ex jefe de Gabinete y actual Senador Nacional, había negado la existencia de las actividades de espionaje de parte del Gobierno Nacional cuando declaró a Radio 10 "¡Que plan X ni que ocho cuartos, de qué estamos hablando! No existe eso, lo que sucede es que, cuando uno está viendo este tipo de cosas, se mira quiénes son los que están. Porque muchísimas veces los que están al frente terminan hablando para acordar" y, preso de su incontinencia verbal marca registrada, agregó "Muchas veces uno le pide al personal [de las fuerzas de seguridad] que se acerque para dar lugar a la charla, se charla, se acuerda, se libera un carril. Se va achicando el conflicto, se morigera y se elimina la razón del conflicto. Toda la vida se hizo así, no es un trabajo de inteligencia, es un trabajo inteligente, donde uno trata de acercarse para hacer las cosas bien".

Horacio Verbitsky, el impresentable periodista que opera para el kirchnerismo, desmintió a Aníbal Fernández en Página/12 cuando escribió "Mientras el ex ministro Aníbal Fernández negaba la existencia del Protocolo X (que se puso en funcionamiento durante su gestión, en 2005)...", dejando al descubierto la intervención del entonces Ministro del Interior durante la Presidencia de Néstor Kirchner. A falta de una oposición decente, sabido es que el kirchnerismo padece de internas que muchas veces mellan su poderío político: una de esas peleas, la protagonizan Garré y el actual Senador Nacional.

No es nada nuevo que un Gobierno realice "tareas de inteligencia". Lo llamativo es que en este caso se trata de un poder político que hace gala de su defensa de los derechos humanos. No se requiere demasiada inteligencia para llegar a descubrir quien está atrás de todo ésto; basta preguntarse, ¿a quién responde Gendarmería Nacional? A la Ministra Nilda Garré... ¿y a quién responde Nilda Garré?

En realidad, lo que Cristina Fernández hace no es nada inédito en su carrera política. A lo largo de estos años de "modelo", hemos sido testigos de numerosos casos en que se reprimieron manifestaciones que disgustaron a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández: desde las detenciones en las protestas del campo, pasando por la muerte absurda de Mariano Ferreyra, el desaolojo de ex soldados que quieren ser reconocidos como ex combatientes de Malvinas y las recientes movilizaciones populares contra la minería en Catamarca.

Ya en el año 2006, el portal Tribuna de Periodistas advirtió sobre el oscuro accionar de la SIDE que interceptaba mails y llamadas de poiticos opositores, periodistas críticos y algunos empresarios. Más atrás en el tiempo, cuando era Gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner perseguía hasta la represión a manifestantes opositores, especialmente a los docentes.

Desde que el kirchnerismo es gobierno, se repite hasta el hartazgo eso de "no criminalizar la protesta social". Podemos recordar las veces en que referentes kirchneristas se rasgaban las vestiduras cuando señalaban  a otros gobernantes que "reprimían" y, ni hablar, de cuando salió a la luz el escándalo del espionaje que Jorge "El Fino" Palacios hacía por orden de Mauricio Macri (¿qué diferencia hay entre lo que hacía Macri y lo que hizo ahora Cristina Fernández?)Este episodio del "Proyecto X" (¿?) no es más que otra muestra de la hipocresía de la prédica kirchnerista.

1 comentario:

Edit dijo...

No se olviden de los tres jóvenes que murieron por la mafia de los medicamentos, de los aprietes a greempeace en san juan con el tema de la Barrik.
Usaron a los piqueteros para llegar al poder, ahora se les prohíbe manifestarse, dictando leyes antiterroristas.
Muy buena esta entrada.
La comparto. Saludos sanjuaninos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina