lunes, 23 de enero de 2012

Famatina, el oro y el moro

FAMATINA DE PIE, OTRA VEZ
La (mega)minería se vé envuelta en otro escándalo, esta vez en la pequeña localidad de Famatina de la Provincia de La Rioja en el que sus pobladores están resistiendo contra la empresa Osisko Mining Corporation la que, con el apoyo del Gobierno Provincial y del Gobierno Nacional, pretende llevar adelante una explotación en el cerro que le da nombre a la zona.

Unas 2.500 personas se concentraron al pie de los cerros para impedir el paso de los operarios de Osisko, pese a las intimaciones que le realizó el Gobierno de La Rioja.

El conflicto social viene desde el año 2004, cuando la (célebre) Barrick Gold Corporation pretendía explotar los yacimientos de oro en Famatina pero chocó contra la dura resistencia popular. La empresa minera transnacional se vio obligada a abandonar su proyecto y, en 2011, otra empresa extranjera tomó la posta.

En efecto, Osisko suscribió un convenio con el ente "Energía y Minerales Sociedad Del Estado" (EMSE) por el cual recibía la autorización del Estado riojano para explorar y extraer oro en un terreno de unos 40 kilómetros cuadrados, a cambio de que la empresa minera deje el 30% de sus ganancias en las arcas del Gobierno de La Rioja y que el 80% de su personal sea residente en dicha Provincia.

En este caso, los opositores a la minería contaron con el apoyo de Ismael Bordagaray, Indentende de Famatina, quien se puso al frente de los reclamos y, a pesar de estar enrolado en el Frente para la Victoria, cortó vínculos políticos con el gobernador Luis Bedder Herrera y la Casa Rosada. Bordagaray sintetizó el malestar de su gente afirmando que "El pueblo de Famatina no quiere la actividad minera para nuestra región. La gente apuesta al turismo o a la producción de nueces, duraznos, uvas, peras".

Lo de Luis Bedder Herrera es cuanto menos llamativo, si por es por buscar un término para calificar la actitud del primer mandatario riojano respecto a la minería a cielo abierto: pasó de ser un acérrimo opositor a este tipo de actividad a ser un encendido defensor. Cuando Bedder Herrera era Vicegobernador de la Provincia de La Rioja, manutuvo un duro enfrentamiento con Ángel Maza, entonces primer mandtario provincial, a raíz de la minería: desde la Legislatura, contradijo la polìtica minera de Maza impulsando una ley para prohibir la minería a cielo abierto en toda La Rioja. En aquel entonces, se terminó imponiendo la política "antiminera" de Bedder Herrera y Maza terminó siendo destituido por haber suscripto un acuerdo con Barrick Gold; ante el revés que significó para la cofradia minera, José Luis Gioja manifestó que al entonces vicegobernador riojano "Lo he conocido como un activo empresario minero. Estas cosas son producto de una pelea interna que no entiendo ni comparto".

Lo cierto es que Bedder Herrera ahora niega cualquier efecto negativo de la minería a cielo abierto. En tal sentido, intentó esbozar una explicación cuando Héctor Duran Sabas, presidente de EMSE, declaró "No hubo contradicciones. Si sacan las cosas de contexto se prestan a malas interpretaciones. En su momento nos opusimos a la minería porque los recursos mineros no estaban en manos de la provincia. Pero este gobernador lo recuperó". Ciertamente no deja de ser rescatable que, de acuerdo a lo convenido entre el Estado Provincial y la minera canadiense, La Rioja terminará recaudando en un porcentaje notablemente superior a lo que otras provincias reciben por la actividad minera.

BEDDER HERRERA Y FERNÁNDEZ. Dos megamineros
Aunque el kirchnerismo denoste contra las corporaciones y el capitalismo, las mineras transnacionales cuentan con el inestimable apoyo de la Presidente Cristina Fernández (y, en su momento, Néstor Kirchner). En su primer mandato al frente del Ejecutivo Nacional, Fernández vetó la ley de protección de glaciares que había sido sancionada por el Congreso de la Nación y, años más tarde, si bien evitó volver a vetar una nueva ley, la Jefe de Estado no ha reglamentado la normativa que pone ciertas restricciones a la actividad minera.

El caso riojano vuelve a dejar varias preguntas:

→ si decimos que la democracia es el gobierno del pueblo a través de sus representantes, ¿el Gobierno debería acceder ante un reclamo popular?

→ La Presidente Cristina Fernández y todos quienes integran el Frente para la Victoria hablan pestes de las "corporaciones" pero nada hace en contra de la megaminería saqueadora, ¿ésto no es acaso otra muestra del "capitalismo de amigos" que caracterizó históricamente al Partido Justicialista?

→ al igual que en su momento sucedió en San Juan, ¿por qué el Gobernador Bedder Herrera no convoca a una consulta popular respecto a esta controversia?

→ ¿por qué la Televisión Pública no le da importancia a lo que sucede en Famatina? ¿por qué la prensa sanjuanina también ignora este conflicto social? ¿a qué le temen?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina