viernes, 30 de diciembre de 2011

Sur, ajuste y después

REPRESIÓN KIRCHNERISTA EN SANTA CRUZ.
La Provincia de Santa Cruz está atravesando horas difíciles por los disturbios que se producen en la Ciudad de Río Gallegos, a causa del ajuste que promueve el Gobernador Daniel Peralta. Justo en momentos en que la Presidente Cristina Fernández está por viajar a esa Provincia para tomarse unos días de descanso.

Peralta impulsa un "reordenamiento" en las cuentas públicas y una "reforma" para sanear el sistema Previsional de la Provincia de Santa Cruz, la cual implica una drástica reducción en el gasto público que se verá reflejada en la reducción en los haberes de los empleados estatales y reducción de algunos de sus derechos.

El gobernador santacruceño se vio obligado a presentar este proyecto, ya que el Gobierno Nacional se lo exigía y es por eso que los legisladores provinciales de "La Cámpora" habían apoyado en principio. Ante el rechazo popular, la situación fue tornándose paulatinamente inmanejable, al punto de que se los empleados estatales decidieron salir a la calle y chocaron contra la Policía de Santa Cruz. Sí, un gobierno kirchnerista mandó a "reprimir" a quienes se manifestaban por sus derechos. Los enfrentamientos con la policía tuvieron lugar en las adyacencias del edificio que ocupa la Legislatura y dejaron como saldo heridos de distinta consideración y destrozos varios.

Por la crisis social, renunciaron funcionarios de primera y segunda línea del Gobierno Provincial. Con semejante panorama, tanto como el Vicegobernador Fernando Cotillo y "La Cámpora" retiraron rápidamente su apoyo político y empezaron a operar para arrinconar a Peralta.

FERNÁNDEZ Y PERALTA.
Peralta está esperando alguna señal de la Presidente Fernández para definir sus próximos pasos. Su futuro político es incierto, a semanas de haber asumido su segundo periodo consecutivo como Gobernador de Santa Cruz. Al parecer, le ha sido de poca utilidad todo el trato preferencial que ha recibido de la Casa Rosada como también el dinero que recibe de las regalías petroleras. Los legisladores aún leales a Peralta hablan de "golpe institucional" mientras que la intervención federal es una posibilidad siempre latente.

Desde la vuelta de la democracia en 1983 hasta la fecha, Santa Cruz arrastra largos años de gobiernos provinciales corruptos sin que no haya habido nunca algún funcionario procesado por administración fraudulenta.

Esta situación financiera que se vive en la Provincia en la que nació y gobernó Néstor Kirchner se reproduce en casi todas las provincias argentinas, debido a incontables gestiones gubernamentales.  Por citar un ejemplo, por estos días el Gobierno de la Provincia de Río Negro que lidera el kirchnerista Carlos Soria ha logrado que la Legislatura le permita "pasar a disponibilidad" (dicho en criollo, "persecusión y despidos") nada menos que a unos veinte mil empleados públicos. Este ajuste que impulsa el Frente para la Victoria en otra provincia patagónica despertó reacciones y críticas de parte de distintos sectores.

FIRME AQUÍ, POR FAVOR. El rionegrino Soria suscribe el
"Fondo de Desendeudamiento" ante Cristina Fernández.
Ésto fue lo que llevó a Cristina Fernández a proponer el "Fondo de Desendeudamiento" (¿?), con el cual se renegocian las abultadas deudas que los Estados Povinciales mantienen con la Nación hasta diciembre del año 2013... no casualmente después de la fecha de las próximas elecciones legislativas. Supuestamente, las deudas de las provincias debían ser pagadas en un plazo de ¡veinte años!. Curiosamente, ésto de patear vencimientos para adelante es lo que la primera mandataria resaltó al afirmar exultante "estamos, una vez más, cumpliendo con lo establecido, de seguir con esa política de desendeudamiento" (¿¿??).

Gobernadores corruptos, funcionarios impunes, Estado Nacional cómplice. Todo un cóctel que configura una difícil situación que es disimulada y/o negada por el poder central de Buenos Aires. Lo triste es que muchos argentinos miran para otro lado.

Feinmann y la comodidad de defender a un gobierno de multimillonarios

José Pablo Feinmann, filósofo y escritor, es uno de los llamados "intelectuales K" y, recientemente, ha publicado un libro llamado "El Flaco" en donde, como no podía ser de otra manera, canta loas a Néstor Kirchner. Él mismo define a su nuevo libro como "una versión de Las manos sucias, de Jean Paul Sartre, porque es el diálogo entre un intelectual y un político" (¡!).

Como sucede en estos casos, por cuestiones de marketing, el escritor dio notas para publicitarlo. Llamativamente, Feinmann concedió una entrevista al Diario La Nación en la que entregó algunas definiciones interesantes respecto a los modos del kirchnerismo. El título de la entrevista es una frase disparada por este filósofo y que sorprende a primera vista: "Es muy incómodo adherir al gobierno de dos multimillonarios que hablen de pobreza"... en el interior de dicha nota, la sorpresa crece cuando leemos que él asegura "No me insulten: ¿cómo voy a ser kirchnerista?.Soy un intelectual K, pero de Kant, Kierkegaard y Kafka".

La controversia sobre el origen de la fortuna de la Familia Kirchner Fernández no pasó de largo entre sus palabras. Feinmann afirma que "Habría que hacer un muy buen análisis de cómo creció ese patrimonio, que alguien demuestre con qué mecánica se hizo la extracción ilegal. Eso me tranquilizaría mucho más". Parece que el escritor no leyó todas las notas de Página/12 en donde se han esbozado justificaciones no muy firmes sobre la riqueza K. Increíblemente, este "intelectual K" aboga por la distribución del capital acumulado por los Kirchner al sostener "Cuando Cristina dice que es la primera que renuncia a los subsidios, sería muy bueno un acto simbólico: 'Yo doy 10 millones de dólares para hacer un barrio en tal lugar'. Un millón, aunque sea. 'De esa fortuna que dicen que yo robé, uno va ahí.' Eso me gustaría, pero más para los militantes."

Fiel a su estilo, aborda a Juan Domingo Perón, deidad kirchnerista, sobre quien reconoce"Soy muy duro con el tercer Perón. Los peronistas lo tapan porque no quieren ver que el jefe del movimiento hizo cosas muy oscuras" y hasta se anima a analizar "Es el Perón del 72, el que vuelve. Es muy abierto, muy herbívoro, como dice él, muy democrático, y quiere una unidad nacional. El fondo de la cuestión es que ya era tarde para todo. Perón había demorado mucho su regreso, pero no por su voluntad; el gran error del Estado antiperonista que se desarrolla desde 1955 hasta 1973, en que asume Cámpora, fue prohibir a Perón durante 18 años, en una actitud absolutamente antidemocrática en nombre de la democracia. Si Perón hubiera vuelto en el 64 no hay guerrilla, ni miles de muertos, ni tanto odio en el 73".

Si bien deja en claro su admiración por Cristina Fernández, Feinmann critica a "La Cámpora", agrupación mimada por la primera mandataria. Sobre esos "militantes", dice "Lo que me preocupa de La Cámpora es que hay un exceso de pragmatismo y una carencia de ideas. Además, muchos han tomado puestos en el Gobierno, cosa que la Juventud Peronista no había hecho y se pasaba el día hablando de ideas, ideas e ideas."

En la introducción de la nota, ya advierte el periodista "Ojalá que los kirchneristas no trituren a José Pablo Feinmann después de enterarse de algunas cosas inconvenientes para el relato oficial que afirma en esta entrevista". Es que sorprende que alguien que está públicamente identificado con el kirchnerismo lance semejante verdad al hacer referencia a la hipocresía de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Lo temido por el periodista del Diario La Nación se cumplió: José Pablo Feinmann tuvo que salir rápidamente a aclarar sus dichos para calmar la ira "militante", ya que no se tolera que ningún soldado se escape del discurso oficial. Feinmann escribió en Página/12 una columna que tituló "El puñal en la espalda" en la que, básicamente, jura que sus palabras fueron sacadas de contexto, que fue un "bobo" porque se dejó inducir por los periodistas opositores cuando resume "El ambiente es agradable. Empieza el reportaje. Han logrado algo importante: que uno se afloje, que se sienta cómodo, que suelte un poco o bastante la lengua".

Por más pergaminos académicos que pueda exhibir, por más citas de aclamados autores que proclame, Feinmann sigue siendo un cobarde obsecuente. Su bajeza podemos entenderla porque su pensamiento está puesto en función de un gobierno de turno, es otro "intelectual" rentado por el Estado Nacional y que baja línea a través de su programa "Filosofía Aquí y Ahora" que emite el Canal Encuentro.

Feinmann quiso aclarar pero oscureció. Queda una verdad a la luz: la lógica kirchnerista impone un pensamiento único, sin el más mínimo disenso... quien se aparte de los márgenes determinados por Cristina Fernández es tildado de "enemigo". Lo lamentable es que hay "intelectuales" que adhieren a esos modos antidemocráticos. Feinmann es otro alfil del poder (de turno) y su misión es encontrarle la vuelta filosófica a un poder que se ha consolidado en las pasadas elecciones; seguramente, ya hizo su mea culpa puertas adentro, habrá recibido las reprimendas que le ¿corresponden?.

jueves, 29 de diciembre de 2011

El efecto cáncer

Se anunció oficialmente que la Presidente Cristina Elisabet Fernández será intervenida quirúrjicamente por un "carcinoma papilar en la tiroides" el próximo 04 de enero, sacudiendo no solo la escena política nacional sino también la latinoamericana.

Según se comunicó, la patología fue diagnosticada el pasado 20 de diciembre, no hay metástasis y, luego de realizada una junta médica, se dispuso que la operación se llevara a cabo en los primeros días de enero. Se informó también que Fernández quedará internada durante tres días y que serán en total veinte los días en reposo.

En consecuencia, ¡Amado Boudou!, Vicepresidente de la Nación, quedará al frente del Ejecutivo Nacional durante los días de convalecencia de Cristina Fernández. Del ex Ministro de Economía se espera que actúe disciplinadamente a los dictados de la Presidente. Como nunca pasó antes, un militante de la U.Ce.De. llega a la Casa Rosada para sentarse en el Sillón de Rivadavia... ¡si lo viera Álvaro Alsogaray!

La noticia ocupó las portadas de todos los diarios argentinos y de los principales del continente. En la Argentina, los medios partidarios hablaron escuetamente de "carcinoma", evitando cualquier mención a la palabra "cáncer"... palabra que fue parte de los titulares de los medios opositores.


El sistema democrático argentino es extremadamente presidencialista, característica que está acentuada en la manera de gobernar que Fernández tiene. Es entonces que un percance en la salud de quien ejerce la Presidencia de la Nación puede tener efectos a veces impredecibles en todo el país. De todas maneras, según la opinión de especialistas, de ser verídico todo lo informado desde la Casa Rosada, Cristina Fernández tiene altísimas posibilidades de sortear este percance. La situación socioeconómica de la Argentina no se vé amenaza, más si tenemos en cuenta que la operación de la titular del Poder Ejecutivo Nacional se realizará en un mes en que la actividad política disminuye notablemente.

Al día siguiente del comunicado oficial, Cristina Fernández se mostró entera en un acto en el que convocó a los gobernadores para renegociar la deuda que los estados provinciales mantienen con la Nación. En ese encuentro, la Jefe de Estado se mostró distendida y de buen humor, aunque no perdió oportunidad para lanzar sus habituales dardos contra la oposición. 


Precisamente, fue Mauricio Macri el destinatario de su ironía cuando dijo que en los próximos días “No me iba a ir Italia ni a ningún crucero, ninguna cosa rara, me iba a ir a mi casa en El Calafate, porque yo descanso en mi casa, en El Calafate, y otros son más suertudos que yo y se van cada tanto de vacaciones, y yo no”. La referencia fue las insólitas vacaciones que el Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se tomó en Europa en momentos en que en nuestro país se llevaban a cabo las elecciones primarias. Claro que ella omitió cualquier referencia al escandaloso incremento de  su patrimonio en estos últimos ocho años, ni menos aún, a su reciente adquisición de dos departamentos en Puerto Madero, más precisametne en el complejo "Madero Center", en el mismo lugar en el que residen Amado Boudou y el polémico empresario kirchnerista Cristóbal López.... ¡Puerto Madero para todos!

Es llamativo que el cáncer mantiene en jaque la salud de varios líderes latinoamericanos: Hugo Chávez, Dilma Rousseff, Fernando Lugo y Lula Da Silva, por lo que el "bolivariano" se preguntó si este mal no podría ser inducido nada menos que desde los Estados Unidos (¿?).

Como usualmente suele pasar, la salud de la primera mandataria es un tema que se manejó en el más estricto hermetismo. De todas maneras, a diferencia de Néstor Kirchner, Cristina Fernández procura no mostrarse tan misteriosa acerca del estado de su salud. 

La Presidente está enfrentando a Hugo Moyano quien ya no soporta haber sido relegado ni perdona el hecho de que la primera mandataria prefiera rodearse de los militantes de "La Cámpora". A su vez, su Gobierno tiene el gran desafío de tener que contrarrestar las corridas por el dólar estadounidense. Pareciera que este asunto de la enfermedad le viene en un momento propicio como para calmar las aguas. Así como la muerte de su marido fue un espaldarazo importante, se espera que el esta dolencia que sensibiliza a la población también termine resultando beneficiosa para la imagen pública de Cristina Fernández.   

martes, 27 de diciembre de 2011

Una ofensiva permanente

Parecería que a pesar de sufrir tantas humillaciones últimamente, los radicales siguen siendo personas bastante optimistas. En un comunicado que fue firmado por el nuevo presidente de la UCR, Mario Barletta y el secretario general Juan Manuel Casella, amonestan al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por tomar lo que llaman "desvíos autoritarios", dando a entender así que a su juicio sólo se trata de errores coyunturales que pronto se verán corregidos. Sin embargo, hay buenos motivos para suponer que no es cuestión tanto de "desvíos" atribuibles a funcionarios inexpertos presas del triunfalismo cuanto del "rumbo" emprendido por un gobierno que, entre otras cosas, cree contar no sólo con el derecho a aprovechar el poder prestado por el electorado para hacer callar a sus críticos, atentando así contra el pluralismo que es propio de una democracia genuina, sino que también se siente obligado a hacerlo.

Aún cuando la presidenta y sus allegados no se hayan propuesto instalar un régimen autoritario, al hacer suya la convicción de que la mejor forma de construir poder político consiste en tratar a los adversarios como enemigos –planteo éste que adoptaron los Kirchner cuando dominaban la provincia de Santa Cruz–, para entonces movilizar a sus partidarios a fin de atacarlos frontalmente, aseguraron que tarde o temprano cruzarían los límites tanto implícitos como explícitos fijados por el sistema democrático.

A comienzos de su gestión presidencial, Néstor Kirchner sorprendió gratamente a una amplia franja de la ciudadanía, además, claro está, del grueso de la clase política nacional, embistiendo con furia contra los militares, los menemistas, los jueces de la Corte Suprema, los calificados de "neoliberales", el Fondo Monetario Internacional, los inversores extranjeros y muchos otros, acusándolos de ser los responsables de las penurias del país. Puesto que los blancos de sus ataques ya estaban desprestigiados y, de todos modos, su poder era más simbólico que real, la mayoría no se sintió preocupada por tanta agresividad, pero sucede que la estrategia así supuesta, compartida por su esposa y eventual sucesora, no puede funcionar bien a menos que sigan apareciendo más enemigos para tomar el lugar de los ya derrotados. Por un rato, el campo, caricaturizado como un reducto de oligarcas golpistas, fue blanco del odio kirchnerista, pero al darse cuenta de que insistir en atacarlo podría resultarle contraproducente, el gobierno optó por bajar los decibeles. En cambio, parecería que los ideólogos oficialistas han llegado a la conclusión de que serían escasos los costos políticos de librar una guerra "cultural" contra aquellos medios periodísticos que son reacios a plegarse al "proyecto", motivo por el que han montado una ofensiva furibunda contra ellos, sin que les preocupe en absoluto el que, entre las víctimas de sus esfuerzos, se encontrará la libertad de expresión.

Hasta ahora, el método kirchnerista de acumular poder ha funcionado muy bien desde el punto de vista de los oficialistas, pero no hay garantía alguna que continúe produciendo los resultados a los que se han acostumbrado. Además de los medios que no les responden, han agregado a su lista de enemigos al jefe de los camioneros, Hugo Moyano, un personaje que está en condiciones de ocasionarles un sinfín de dolores de cabeza, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, un político que, para frustración de sus adversarios, ha conservado su buena imagen a pesar de los esfuerzos de Cristina y sus allegados para desacreditarlo. Asimismo, hay muchos peronistas que, si bien dicen apoyar al gobierno, no vacilarían en abandonarlo a su suerte si les pareciera conveniente, ya que se saben menospreciados por la presidenta y la camarilla conformada por militantes de La Cámpora que se creen los guardianes de la ortodoxia kirchnerista.

Como ha descubierto una multitud de líderes ambiciosos a través de los siglos, la agresividad constante puede resultar provechosa con tal que no sean tantos los enemigos que, combinados, superen en poder a quienes los han elegido como blancos. A menos que los kirchneristas tengan mucho cuidado, pronto lograrán fortalecer tanto al campo enemigo que no le será dado doblegarlo.

publicado en Diario Río Negro

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Chau Clarín, Hola Multimedio K

¿AFICHES PREMONITORIOS? Poco antes del 10 de diciembre,
la Ciudad de Buenos Aires amaneció empapelada con este afiche.
El kirchnerismo sumó un nuevo capítulo en su guerra contra Clarín cuando, el pasado martes 20 de diciembre, Gendarmería Nacional allanó la sede de la empresa Cablevisión, del Grupo Clarín por una orden judicial en el marco de una investigación por "graves irregularidades" en la administración del servicio de cable. Walter Bento, magistrado que entiende en esta causa, ha designado un interventor que tiene la orden de "normalizar" a la empresa cuestionada, debiendo éste impulsar la separación de la empresa Multicanal del Grupo Clarín y, así, en un plazo de 60 días, dejar sin efecto la fusión realizada en el año 2007.

Todo fue a raíz de una denuncia judicial efectuada en la Provincia de Mendoza por la empresa Supercanal, la cual pertenece al multimedio propiedad de los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano. Según informa Página/12, "el amparo promovido por el Grupo Vila-Manzano tiene que ver con la pretensión de este conglomerado de medios de incrementar su participación de mercado en aquellas regiones dominadas por Cablevisión. Pero hay dos puntos incluidos en el fallo que tienen que ver con la plena aplicación de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual"... ¿será que Supercanal quiere desembarcar en Buenos Aires no sin antes descuartizar a su principal competidor?

Veloz como un rayo, el Ministro Florencio Randazzo salió a declarar que es "un disparate" pensar que el Gobierno Nacional tiene algo que ver con esta nueva avanzada sobre el Cablevisión.

Resulta cuanto menos extraña la actitud que ahora tienen Vila y Manzano, quienes hasta no hace mucho se mostraban muy críticos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que impulsó el kirchnerismo. De hecho, durante el año 2009, Daniel vila pronunció un encendido discurso en donde afirmó que la famosa Ley de Medios Tiene una gravedad institucional solamente comparable con el Golpe de Estado de marzo del 76. Con su pretexto de cambiar una ley del proceso militar, esconde uno de los despojos más grandes a los que puede llegar a asistir la Argentina: el despojo que le va a hacer la ley a la sociedad en su conjunto, despojo a la pluralidad informativa" y se aventuró a decir “Muchos dicen que el ex presidente Kirchner ha perdido el juicio mandando este proyecto al Congreso, que me atrevo a decir que es de peor factura que el que en su momento sancionó el teniente coronel Chávez para Venezuela".

En noviembre pasado, Manzano, ex Ministro del Interior de la Nación durante una presidencia de Carlos Menem, se llegó hasta la Casa Rosada para entrevistarse personalmente con Juan Manuel Abal Medina, Secretario de Medios. No hubo comunicado oficial ni información de algún medio de prensa que informare sobre los temas tratados en esa reunión.

Llama la atención que el multimedio denunciante es acaso tan gigantesco que el Grupo Clarín. En efecto, el Grupo Vila - Manzano es propietario del Diario Uno (Mendoza, Entre Ríos y Santa Fe), Canales América 24 y América TV (en sociedad con Francisco De Narváez), Supercanal (empresa de televisión por cable que opera en varias localidades), Canal 7 de Mendoza, Canal 8 de San Juan, el portal sanjuan8.com y su correspondiente edición impresa, Diario La Mañana de Córdoba, Canal 6 de San Rafael, Canal 10 de Junín, Diario La Capital (Rosario), Radio La Red y más de una docena de estaciones de radio en distintas provincias.


¿Acaso Vila y Manzano no fueron absorviendo vorazmente medios provinciales?, ¿o es que su cercanía al kirchnerismo le sirve para que la Justicia le haga la vista gorda?, ¿Y qué hay del multimedio que administra Sergio Szpolski?, ¿para Szpolski no existe aplicación de la Ley de Medios?

A través de los medios periodísticos digitados por el kirchnerismo se nos hablan bondades de la "Ley de Medios", de cuánto se democratizará la información en este país, de cuán necesaria se hace la exterminación de los "monopolios". Nos cuentan que se crearán señales de radio y televisión para universidades, organizaciones no gubernamentales, comunidades aborígenes, gremios, etc... Todo muy bonito pero lo único que se observa es la obsesión kirchnerista por pulverizar multimedios que se muestren críticos y/o disidentes con la ¿ideología? del Gobierno Nacional.

Desde el kirchnerismo se nos repite hasta el hartazgo que la "Ley de Medios" reemplaza la "Ley de la Dictadura", en clara referencia a la Ley N° 22.285 que se puso en vigencia en Septiembre de 1980. Sin embargo, quien permitió el ingreso de grupos económicos a los medios de prensa no fue un gobierno militar sino uno justicialista: el de Carlos Saúl Menem quien, a fines del año 1989, cedió a la presión del Grupo Clarín derogó el artículo 45 Inciso E de la Ley de Radiodifusión 22.285 que prohibía a las empresas periodísticas gráficas el acceso a la Radio y a la TV. Rápidamente, Menem y todo el PJ impulsaron licitaciones de radios y canales de televisión para que empresarios amigos del poder empezaran a hacer buenos negocios con la información y el entretenimiento, entre los que Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto picaron en punta.

Clarín supo mantener buenas relaciones con los poderes que gobernaron la Argentina, tanto democráticos como de facto. Los Kirchner no fueron la excepción pero algo se rompió con Clarín entre los años 2008 y 2009. La Ley de Medios fue un profundo estiletazo que el kirchnerismo asestó a ese poderoso multimedio; no satisfecho con eso, se puso énfasis en la denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo contra Ernestina Herrera de Noble por presunta apropiación ilegal de sus hijos adoptivos.

"Yo no soy la presidenta de las corporaciones" sino de los "40 millones de argentinos", así enfatizaba Cristina Elisabet Fernández en el discurso que dio cuando reasumió la Presidencia de la Nación. Y de ahí que, sutilmente, justifica el avasallamiento contra Clarín... aunque, ¿extrañamente? omite fijar su mirada en otras corporaciones como las compañías telefónicas o las empresas mineras transnacionales que no solo siguen haciendo sus negocios en este país, sino que los incrementan con la complicidad del Gobierno Nacional... ¿eso es "combatir el capital"?

martes, 20 de diciembre de 2011

Niños de nadie

Por estos últimos tiempos, los argentinos nos conmovemos con horrendos crímenes en los que hay niños que se encuentran entre sus víctimas.

Nos impacta los asesinatos de Candela Sol Rodríguez, Gastón Bustamante, de Tomás Santillán, de Dayán González y las masacres de La Plata y Mendoza, como casos más emblemáticos.
 
En todos esos casos, los victimarios son personas que integran el círculo íntimo de las víctimas, ya sean familiares o conocidos de sus familias.

La situación es más dolorosa si pensamos en todos los casos de maltrato infantil que no trascienden en los medios de comunicación y que, en la inmensa mayoría de los casos, son silenciados por las mismas familias. Tampoco es para decir que es algo nuevo.

Algunos se apresuran en hablar de "violencia de género" como común denominador en todos esos casos. Pero, si hurgamos un poco más en esas historias, podemos observar cómo los niños quedan en el medio de las miserias humanas de los adultos y pagan con su inocencia y su vida: familias rotas, padres y madres irresponsables, dramas pasionales, patologías psiquiátricas que no son tratadas.

Los matices son diversos en cada caso. Algo estamos fallando como sociedad. Así estamos envenenando a futuras generaciones.

Y no se fueron todos

DE LA RÚA Y SU TRISTE FINAL POLÍTICO.
En la Argentina se cumplen 10 años de aquellos duros días de Diciembre de 2001: cacerolazos, saqueos, represión policial, heridos, muertos y un Presidente de la Nación que, excedido por la situación, renunció.

A casi 10 años, Fernando De la Rúa concedió una interesante entrevista en un programa en América 24 y dejó algunas definiciones de aquellos días tan tristes en nuestra historia.

Sin vueltas, el ex Presidente de la Nación aseguró que "El peronismo instrumentó un golpe civil, trajo violencia a la Plaza de Mayo y conspiró con el FMI. Fue una maniobra de Duhalde y Ruckauf, quienes venían operando hacía meses" y admitió "Cometí dos errores: creer que el FMI iba a cumplir con su rol de asistencia y que el peronismo no avanzaría en la toma del poder".

Asimismo, De la Rúa reconoció haberse equivocado en decretar Estado de Sitio y rebajar sueldos en la administración pública, se queja de haber sido abandonado por Carlos "Chacho" Álvarez y la Unión Cívica Radical y pide que se inicie prontamente el Juicio por las Coimas en el Senado para que demuestre que todo fue "una falsedad absoluta, de principio a fin". Reivindicó por enésima vez el haber mantenido la convertibilidad que impuso Carlos Menem y el haber nombrado a Domingo Cavallo, ya que ambas cuestiones eran pedidas por "todos".

En una entrevista publicada por Diario La Nación, Fernando De la Rúa insiste en que, de poder volver a aquellos días, "No declararía el estado de sitio. Yo no lo quería pero me convencieron el ministro del Interior [Ramón Mestre] y el jefe de Gabinete [Chrystian Colombo] porque era un clamor de los gobernadores justicialistas que no podían controlar la violencia en sus provincias. Era un gesto para mostrarles que estábamos dispuestos a prestarles asistencia, pero no se reglamentó ni se usó, todo empeoró. Tuve una errónea evaluación, pensé que la gente estaba preocupada por los asaltos y que eso la iba a tranquilizar. Pero cuando lo informé por televisión la reacción fueron los cacerolazos". El ex primer mandatario justificó el corralito bancario al explicar que "Fue para preservar los ahorros, se bancarizaron pero no se tocó la propiedad de los ahorros. El que le sacó la plata a la gente fue Duhalde con el corralón, que se apropió de los ingresos para hacer la pesificación asimétrica, y de eso ya no habla nadie".

Buenos Aires, epicentro del terremoto social
Estos dichos de De la Rúa recibieron un apoyo de los más inesperados: el siempre polémico Horacio Verbitsky opinó que "Yo creo que tiene razón, fue un golpe de Estado que partió del ex presidente Duhalde, el ex presidente Alfonsín y el FMI", aunque rápidamente aclaró que "Eso no da para asociación ilícita, pero no quita que haya habido una intencionalidad detrás de esa situación. No obstante, eso no releva a De la Rúa de la absoluta torpeza".

Hacen unas semanas, Domingo Felipe Cavallo, ex Ministro de Economía, reconocía que fue un error haber trabajado en el Gobierno de la Alianza, también culpó al F.M.I. y analizaba que “El corralito fue un problema porque dio un perdón a los maníaticos por la devaluación y a los que querían el fin de la paridad (impuesta por la Ley de Convertibilidad). Dieron un golpe al gobierno de De la Rúa y atendieron los intereses de los industriales endeudados”.

¿Que se vayan todos?

Aquel Gobierno de la Alianza no estuvo a la altura de las circunstancias. De la Rúa y "Chacho" Álvarez creyeron que para gobernar un país bastaba con un puñado de eufemismos baratos y que era suficiente con la prédica de la honestidad, la austeridad, la seriedad. Ellos no sabían en lo que se metían ni nunca se prepararon debidamente.


La Argentina había pasado casi una década anestesiada con un dólar subvaluado que hacía olvidar la inflación que nos había atormentado durante largos años. Mientras Menem hablaba de "relaciones carnales" con los Estados Unidos y remataba casi todo el patrimonio estatal, la clase media argentina se obnubilaba lo espejitos de colores que le vendieron Menem y todo el arco del Partido Justicialista; todos creyeron en el "1 a 1", Cavallo era casi un héroe de la Patria.

La misma clase media que durante los 90 votaba a Menem y compraba todo en cómodas cuotas, fue la que hizo estallar sus cacerolas cuando vio que De la Rúa y Cavallo ponían en un cepo a todos sus ahorros en dólares. Así, los argentinos veíamos desesperados como se rompía la burbuja menemista.

El descontento de la clase media fue aprovechado por oportunista que vieron una situación más que propicia para tomar por asalto el poder político de la Argentina. Agitaron masas de desposeídos, a quienes usaron para piquetes y saqueos y así desestabilizar al Gobierno Nacional.

CLAUDIO "POCHO" LEPRATTI. Otra víctima de la violencia del 2001
Hubieron saqueos y robos, enfrentamientos violentos que dejaron heridos y muertos, además de cuantiosos destrozos. Lo lamentable es que ninguna autoridad política se responsabilizó de todos esos desastres: solo De la Rúa fue procesado y luego sobreseído, mientras que personajes como Carlos Ruckauf, Carlos Reutemann y Eduardo Duhalde pudieron zafar de cualquier acusación.

"Que se vayan todos", era el grito que resonaba en todo el país. Mucho se ha dicho, mucho se ha escrito de todo aquello sucedido. Ciertamente, si uno repasa los nombres de los protagonistas de la política nacional, podemos decir que no solo que no se fueron todos, sino que muchos de esos siguieron atornillados al poder.

Y como una ironía del destino, aquellos que integraban (e integran aún) el partido Justicialista que se esmeraron en agitar el clima de aquel 2001, fueron los mismos que un par de meses después se presentaban como los salvadores de la Argentina. Como si todos ellos nada hubieran tenido que ver. Después de idas y vueltas, marchas y contramarchas, Duhalde logró lo que no pudo a través de las urnas: ser Presidente de la Nación. Y fue el mismo Duhalde el que, a posteriori, allanó la llegada de los Kirchner a la Casa Rosada. Han pasado diez años, no queda claro si el pueblo argentino aprendió una lección.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Los mejores de la historia: Barcelona y Messi siguen demostrando que superan cualquier comparación

MESSI ABRE EL CAMINO. Otra vez, La Pulga hace la diferencia.
escrito por Carlos Bianchi 

BUENOS AIRES- La demostración de fútbol colectivo del Barcelona para aplastar al Santos en la final del Mundial de Clubes me hace sentir confianza como para emitir una sentencia: estamos ante la presencia del mejor equipo de la historia.

Algo similar me ocurre con respecto a Lionel Messi: hace unos días, di una charla para una empresa, y en medio de la conferencia, un brasileño me preguntó a quién consideraba yo como el mejor futbolista de la historia, a Pelé o a Maradona. Y yo le contesté que con todo el respeto que me merecían los dos, en este momento veo a Messi superior a todos.

La afirmación de que para ser el mejor de la historia primero tiene que salir campeón del mundo con su selección me parece muy banal. Hubo grandes jugadores que no necesitaron o no pudieron jugar en grandes selecciones para demostrar toda su clase.

Messi, más allá de lo que haya sucedido o suceda a futuro cuando se pone la camiseta argentina, confirma cada semana, e incluso a veces más de una vez por semana, que es capaz de cosas que nadie había hecho hasta ahora en la historia del fútbol. Va a pasar mucho tiempo para que aparezca un jugador como él, yo simplemente me saco el sombrero ante su capacidad.

Volviendo al Barcelona, vimos más de lo mismo a lo que nos ha acostumbrado en estos últimos tiempos: se van sucediendo los adversarios, entre los que están los mejores del mundo, y todos van quedando en ridículo. Este año le sucedió a todos los que se le enfrentaron, incluyendo al Manchester United, al Real Madrid y ahora al Santos. Pasan los rivales y de tanta que es la diferencia parece que nadie tiene la intención de ganarle al Barcelona.

El tema es que no hay tiempo suficiente para pensar cómo contrarrestar el poderío del Barcelona: el Santos tuvo seis meses para hacerlo y, a la hora de la verdad, sufrió la misma suerte que todos los demás. Y no fue por falencias propias sino por méritos de los de Guardiola, que gracias al extraordinario monopolio del balón terminan volviendo impotente a quien sea que se le plante adelante.

Así, los espectadores tenemos la oportunidad de ver no sólo a una maquinaria casi perfecta de jugar al fútbol, sino también goles de todo tipo, uno más bonito que el otro: uno en el que hay más de 30 pases y la tocan todos, otro con centro atrás, otro con resolución individual en un metro cuadrado... para todos los gustos.

Este Barcelona demostró tanta superioridad que no existe otro equipo que haya ganado tanto en tan poco tiempo. En la era Guardiola, de 16 competiciones en las que participó ganó 13 y solamente perdió una final y por la mínima diferencia. El único contemporáneo que apenas se le acerca es Alex Ferguson, que podrá haber ganado muchos títulos, pero hace más de 25 años que está en el Manchester United.

Por eso hay que rendirnos ante este equipo que es único en la historia del fútbol mundial, sabiendo lo odiosas y complicadas que son las comparaciones entre distintas épocas. Apenas encontré tres equipos que podrían apenas intentar ser comparados con este Barcelona moderno.

De atrás para adelante en el tiempo, uno es el Real Madrid cosmopolita de Di Stéfano, en el que también brillaron Kopa, Puskas, Gento, Santamaría y tantos otros de distintas nacionalidades. Otro es el Ajax de Rinus Michels y Johann Cruyff, desplegando su fútbol total a principios de los años 70. Y el más cercano en el tiempo y en la propuesta futbolística es el AC Milan de Arrigo Sacchi.

Este último es, a mi entender, el equipo más similar, en función de que tuvo el mismo credo de jugar la pelota bien desde atrás y al mismo tiempo presionaba bien arriba, achicando hacia adelante de la mano de Baresi.

FC BARCELONA, CAMPEÓN DEL MUNDO 2011
Un factor que no puedo dejar de mencionar es que las reglas de juego actuales son mucho más beneficiosas para el fútbol de ataque que intenta desplegar el Barcelona. Ya no se puede agarrar a un delantero de la camiseta sin correr el riesgo de dejar al equipo con un hombre menos, la misma línea no se cobra offside y otros cambios que ayudan a que sea mucho más factible desarrollar una propuesta de ataque y tener éxito con ella.

Para terminar, hice un ejercicio de imaginación, ya que tuve la suerte de liderar tres equipos que ganaron la Copa Intercontinental en su momento (Vélez en 1994 y Boca en 2000 y 2003). Me puse a pensar si alguno de esos tres equipos habría estado capacitado para ganarle mano a mano al Barcelona.

La verdad es que no conseguí darme una respuesta positiva, con lo cual luego intenté armar un equipo ideal tomando lo mejor de esos tres planteles, es decir, eligiendo entre unos 40 jugadores. Como tampoco llegué a una respuesta que me permitiera estar confiado en salir a jugarle 50/50 a Guardiola, me rendí y abandoné el ejercicio, prefiriendo reconocer en este Barcelona al mejor de todas las épocas.

Felicidades.


Carlos Bianchi es el 13º goleador de la historia del fútbol mundial y el técnico que más títulos ganó en el fútbol argentino. Surgió como jugador en Vélez Sarsfield de su país, donde fue campeón en 1968, para luego destacarse en distintos clubes de Francia. Allí inició su carrera como técnico, antes de volver a la Argentina para ganar 15 títulos locales e internacionales, seis con Vélez y nueve con Boca Juniors. También dirigió a la Roma de Italia y al Atlético de Madrid de España y es eterno candidato a conducir a la Selección Argentina. Ha escrito para diversos medios de prensa y también se ha desempeñado como comentarista televisivo en distintos canales de Latinoamérica y del mundo.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Dime con quien andas

MAMÁ HEBE, HIJO SERGIO.  Pura ternura.
Sergio Mauricio Schoklender siente que lo dejaron solo, se siente traicionado. Pero no quiere ser el pato de la boda y es por eso que entendemos que anda buscando micrófonos y cámaras de los medios de prensa para fustigar contra sus ex aliados, especialmente a Hebe Pastor de Bonafini.

Ante la falta de "protección", Schoklender va por más y, en breve, publicará el libro "Sueños Postergados" en el que promete desentrañar el poco claro manejo de Madres de Plaza de Mayo y sus conexiones con el mundo de la política nacional.

En diversas entrevistas con medios periodísticos, el ex apoderado de Madres lanzó duras acusaciones. Las que recientemente han enardecido esta polémica provienen de los conceptos que Schoklender vertió en una entrevista concedida al periodista Martín Caparrós y que está publicada en el Blog Pamplinas del Diario El País.

Al referirse a Madres de Plaza de Mayo, Schoklender afirma que además de los fondos que recibía del Gobierno Nacional, se solventaba con dinero proveniente de robos y hasta de lo que él mismo conseguía jugando en el casino, como así también de su vínculo con organizaciones terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); sobre su (ex) madre putativa, dijo que "Hebe es eso: un gran mito, con momentos de intensa lucidez y protagonismo pero también con enormes flaquezas humanas. Hebe se había instituido en un símbolo valioso para nuestra sociedad. Demasiado valioso. Aunque fuese un símbolo falso, aunque tuviera pies de barro". Describe que "Los caprichos de Hebe: la radio, la editorial, el libro de fotografías de las Madres que costó millones, el auto con chofer en el que se movía, la seguridad, más oficinas, más departamentos. Las necesidades de su hija Alejandra: primero un auto, después otro, computadoras, un departamento de 90 mil dólares y después una casa de 384 mil. Hebe había dejado de ser la mujer que viajaba todos los días en colectivo. Ahora era la mujer que no viajaba en avión si no le sacaba un pasaje en primera clase. En sus viajes al Interior se alojaba en hoteles de primera categoría. Su hija Alejandra viajaba por el Caribe cada vez que se sentía deprimida, con dinero que salía directamente de la caja que manejaba Hebe".

Asimismo, acusa al juez Norberto Oyarbide de regentear prostíbulos a los que concurrían asiduamente personajes del mundo de la política quienes, sin saberlo, eran filmados con cámaras ocultas (Schoklender afirma que "a Gioja lo tenían filmado con tres streapers en Spartacus" ¡!) para ser luego extorsionados por el magistreado con esos videos.

Hubieron dardos también para la Presidente de la Nación cuando sostiene que "La primera vez que Cristina vio a un pobre fue con las obras de la Fundación. La primera vez que la abrazaron los trabajadores fue cuando fue a las villas con Hebe (de Bonafini) a inaugurar una obra". También habla de sobresueldos de los funcionarios del Gobierno Nacional y de la farsa que representan las licitaciones públicas; no se olvidó de "La Cámpora", sobre quien opinó que "Son pendejos que no tienen la más puta idea de nada, que no tienen historia de militancia. Lo único que les interesa es garantizarse un sueldo, tener un pequeño séquito y se matan por tener más puestos para repartir y tener gente a su cargo". Asombrosamente, tuvo palabras de elogio para el Subsecretario de Comercio Guillermo Moreno, sobre quien contó que "es el tipo que sigue viviendo en el departamento que compró a través del Instituto de Vivienda de la Ciudad hace no sé cuántos años... Es el tipo que no lo he visto -y he estado muy adentro- recibir ni una sola coima, jamás lo he visto liberar un pedido de Aduana porque había guita. Lamentablemente, lo he visto liberar pedidos de Aduana o tomar resoluciones porque Néstor le decía que lo hiciera. Realmente era el cuadro, consciente de la verticalidad del movimiento, subordinado totalmente a las órdenes primero de Néstor y después de Cristina, pero leal y duro como una piedra. Y de los tipos más interesantes para escucharlos hablar".

Desde el kirchnerismo, hubo indiferencia para con los dichos de Sergio Schoklender. Solo Agustín Rossi, titular del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, se limitó a decir que no le cree nada. En la prensa "militante", como no podía ser de otra manera, los pormenores de este escándalo son silenciados.

Schoklender sabe muy bien lo que está haciendo y está usando a la prensa opositora para pasar a contraatacar ante quienes le han soltado la mano. La prensa no kirchnerista se muestra ávida de las "revelaciones" del ex apoderado de Madres, aunque nadie repare en que no se hayan aportado pruebas que sostengan tan graves acusaciones. Sabemos también que Schoklender es un personaje cínico y perverso, por lo que todas sus afirmaciones no deben ser tomadas tal como vienen. Se hace difícil saber hasta donde todo lo que él afirma es verdad y hasta donde miente.

Al margen de estos dichos, queda vada vez más en evidencia cuánto se ha desnaturalizado el propósito inicial que dio origen a Madres de Plaza de Mayo, institución que de reclamar por el paradero de sus hijos desaparecidos durante la Dictadura, se han convertido en una empresa que fabrica y comercializa viviendas, administra una radio y hasta una Universidad.

Hasta antes de que estallara el escándalo, Hebe Pastor de Bonafini se mostraba siempre unida y mimetizada con su "hijo" Sergio Schoklender. Cuando empezó a salir todo a la luz, la polémica "activista de derechos humanos" dijo que no iba a opinar sobre "boludeces". A medida que los días pasaban, la prensa divulgaba más detalles de la corrupción de la institución que preside Pastor de Bonafini y ahí que todo el kirchnerismo le soltó la mano al ex ladero de la polémica dirigente y se pretendió instalar la idea que de la Sra. Hebe Pastor fue "vilmente" usada por los Hermanos Schoklender. Semejante versión kirchnerista de los hechos se hace insostenible: es improbable que en Madres de Plaza de Mayo y en la Casa Rosada se ignoraran las travesuras de Schoklender.


De todas maneras, para kirchneristas y no kirchneristas parece no tener importancia. Poco y nada se sabe de cómo prosigue la investigación judicial que involucra a la institución que encabeza la Sra. Hebe Pastor... ¿quedará todo en la nada?.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Todos a los camiones

FERNÁNDEZ Y MOYANO. Cuando todo eran sonrisas... al menos para las fotos
La Presidente Cristina Elisabet Fernández tiene en su disputa con Hugo Moyano el primer gran conflicto en su segundo periodo al frente del Ejecutivo Nacional.

A decir verdad, y por más que se esforzaran por demostrar públicamente todo lo contrario, Fernández y Moyano nunca tuvieron una buena relación.

En los últimos meses, al sentirse relegado de los puestos de poder, el camionero empezó a embestir contra el Gobierno Nacional. Moyano reiteró una y otra vez sus reclamos sobre "distribución de la riqueza", como así también discusión sobre aumentos de los salarios de los trabajadores, para lo cual advirtió que “la inflación seguirá siendo la del supermercado en esa negociación”, en una clara alusión a las cifras mentirosas que publica el INDeC.

Cristina Fernández dio comienzo a su segunda gestión como Presidente de la Nación con un fuerte discurso en el que, además de cantarse loas a si misma, quiso hacer una demostración de autoridad sobre la Confederación General del Trabajo cuando afirmó que "ahora sí hay derecho a huelga, pero no al chantaje y a la extorsión". Y no fue un detalle menor que Hugo Moyano no estuviera presente durante dicho acto, detalle que fue también mal visto desde el kirchnerismo.


El Ministro Julio De Vido intentó disimular la tensión entre la Casa Rosada y la C.G.T. cuando salió a declarar que la relación estaba "intacta". Poco creíble.

Hugo Moyano encabezó un acto de celebración del "Día del Camionero" en el Estadio del Club Atlético Huracán en la Ciudad de Buenos Aires. Allí, el dirigente decidió plantarse como un opositor más al kirchnerismo cuando gritó a los cuatro vientos su renuncia al Partido Justicialista argumentando que dicho partido es "una cáscara vacía, que dejó de tener trascendencia política, un instrumento que el poder político maneja a su antojo, vaciado de peronismo"; asimismo, rechazó las acusaciones de la Presidente cuando afirmó “Lo lamentamos si le molesta a algunos, pero no vamos a dejar de reclamar. Nosotros no negociamos a espaldas de los trabajadores”. El camionero se quejó de no haber tenido suficiente espacio en este nuevo Gobierno, por lo que bramó No tengo vocación de bufón, por eso no puedo aceptar que otros tomen las decisiones que deben tomarse en el seno del partido”.

Ante semejantes afirmaciones, desde el Gobierno Nacional, el Ministro Florencio Randazzo se limitó a decir que “Cada uno tiene la libertad de opinar lo que quiera. La mejor forma de cuidar a los trabajadores es cuidar a este gobierno, que ha generado más de 5 millones de puestos de trabajo”.

Como era de esperarse, la reacción de Moyano fue bien recibida por algunos opositores. El polémico Luis Barrionuevo, titular de la "C.G.T. Azul y Blanca" (¿?) celebró el cambio de vereda del camionero y disparó directamente contra "La Cámpora" cuando expresó que la gente de esa agrupación ultrakirchnerista "No tienen nada que ver con el peronismo ni con la vida política argentina, son trepadores, a través del manejo que le da Cristina a su hijo Máximo y él a sus referentes; existen sólo porque tienen poder y plata, porque no tienen ninguna ideología en serio".
 
Diario Perfil se aventura a imaginar con un "movimiento obrero" (¿?) unificado y opositor a este Gobierno. Ciertamente, con esta renuncia al PJ, Moyano se está ganando la simpatía de un puñado de dirigentes díscolos. En algunas oportunidades, el camionero manifestó sus deseos de imitar los pasos de Luiz INácio Lula Da Silva y, tal como logró el brasileño, llegar a ser Presidente de la Nación. Pero, si ponemos blanco sobre negro, sabemos bien que el movimiento sindical tiene bien ganada una imagen negativa en la sociedad, por lo que genera serias dudas su gravitación en la ciudadanía argentina.

Quizás la frase que mejor sintetice el malestar en ciertos sectores del PJ con la Presidente de la Nación la dijo Víctor Hugo Pistone, secretario de Prensa del gremio de Choferes de Camiones, cuando declaró que "No quisiera que Cristina Kirchner termine siendo asesorada por los jóvenes de La Cámpora como De la Rúa por el Grupo Sushi". En su momento, el entonces Presidente Fernando De la Rúa decidió darle la espalda a la Alianza que lo llevó al poder y optó por rodearse por ese grupo de jóvenes ineptos que lideraban sus hijos; en cierta forma, Cristina Fernández parece actuar igual que el dirigente radical al preferir a la agrupación que encabeza su hijo Máximo.

Cristina Fernández está envalentonada con el contundente resultado obtenido en las últimas elecciones generales y se ha arriesgado a prescindir de la estructura orgánica del Partido Justicialista, permitiendo la consolidación de espacios de poder para agrupaciones que le son ciegamente leales. Esta movida política de la primera mandataria es altamente riesgosa, si tenemos en cuenta que la historia argentina nos enseña que es siempre peligroso tener al PJ como oposición... 

¿Cómo seguirá esta pelea? No podemos adivinarlo ahora pero podemos asegurar que los platos rotos los pagará el pueblo argentino.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Basura que sale de abajo de la alfombra

SCIOLI ASUME EL PODER EN BS. AS. Pero Mariotto lo condiciona...
Daniel Osvaldo Scioli, reelecto Gobernador de Buenos Aires, ya tuvo un episodio en su disputa de poder con Gabriel Mariotto, vicegobernador bonaerense y ultra alcahuete K.

Durante el acto de reasunción de Scioli, "militantes" de La Cámpora pretendieron ingresar a los palcos que ya ocupaban la "juventud sciolista" pero se encontraron con que un grupo de agentes de la Policía de Buenos Aires les denegaba el ingreso. Con prepotencia, los muchachos de esa agrupación kirchnerista embistieron violentamente contra los agentes de seguridad, dando origen a una vergonzosa gresca ya que los uniformados respondieron con palos y balas de goma. El acto prosiguió como si nada pasara... ¿folklore peronista?.

Luego de finalizado el evento, Daniel Scioli anunció la separación del cargo del Subcomisario que estuvo a cargo del operativo de seguridad de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, como así también a algunos efectivos. En un comunicado, el primer mandatario bonaerense expresó "No toleraré ninguna acción de la fuerza pública contra militantes políticos". Esta actitud del gobernador bonaerense no es más que otra muestra de su obsecuencia para con el poder central, ya que "alguien" del Gobierno Provincial debe haber bajado la orden a los efectivos provinciales para que alejen a las hordas de la La Cámpora.

Desde el kirchnerismo, se acusó a Ricardo Casal, Ministro de Justicia y Seguridad de Buenos Aires. Gabriel Mariotto manifestó "Los chicos vinieron a una fiesta (¡!) y se ligaron un palo por una actitud intempestiva de un funcionario policial". Por su parte, Alberto Pérez, Jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, también fustigó públicamente a la policía bonaerense cuando sentenció “fue un desenfreno que ha sido castigado”.

Al sentirse desprotegidos, 120 integrantes de la Dirección de Infantería de la Policía Bonaerense se autoacuartelaron en La Plata, solicitando la reincorporación de los policías separados por Scioli. Tras once horas, fue levantada la medida de protesta por los rebeldes que percibieron que sus demandas fueron atendidas. Esa negociación fue duramente criticada por Nilda Garré, Ministro de Seguridad de la Nación, quien afirmó “Si uno cree que la forma de solucionar el problema es algún tipo de negociación con las fuerzas, pero sin asumir las riendas del problema, lamentablemente esa autonomía lleva a deformaciones muy grandes y contribuye a la prostitución y a la corrupción de algunos sectores de las fuerzas”.


¿CON LOS "CHICOS" NO? Los pibes de "La Cámpora" arremeten contra la Policía;
esas "inocentes criaturas" se saben intocables y totalmente impunes.
Scioli nunca fue un dirigente que inspire confianza en el kirchnerismo. Fue siempre mirado de reojo. Es por eso que, aunque él no lo quiera admitir en público, Gabriel Mariotto fue impuesto como vicegobernador por la Presidente Cristina Fernández para cercenar el poderío político del gobernador bonaerense. Este ha sido el primer capítulo de una guerra por el poder.

Lo lamentable de todo ésto es que los argentinos y las instituciones democráticas son los que quedan en el medio de las disputas de poder entre miembros del Partido Justicialista. Históricamente, el PJ ha sido incapaz de resolver sus cuestiones internas dentro del propio partido y sus crisis han terminado repercutiendo en toda la ciudadanía, ya que pretenden que todos tomemos parte en sus luchas de poder.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Chávez quiere a Latinoamérica

COME TOGETHER/ RIGHT NOW/ OVER ME ♪♫. Chávez quiere a Latinoamérica.
Al igual que su tan admirado Simón Bolívar, Hugo Chávez insiste con su sueño de ser una suerte de emperador en Latinoamérica.

Luego de los inocuos intentos con el ALBA y la UNASUR, a instancias del venezolando, se celebró la Primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELaC).

La CELaC surgió el año pasado, como resultado de la fusión del "Grupo Río" y de la "Cumbre de América Latina y el Caribe". Para este año, el líder "bolivariano" convocó a presidentes latinoamericanos para reunirse en la Ciudad de Caracas y, así, poner la piedra fundacional del CELaC.

En la "Declaración de Caracas", los representantes de las naciones latinoamericanas se comprometen a "combatir la pobreza y proteger sus economías de la crisis económica global, impulsando la industrialización y el comercio entre los países de la región", como así también "El respaldo común al reclamo de soberanía argentino en las Islas Malvinas, el repudio al bloqueo económico financiero a Cuba y la defensa de la democracia como requisito para integrar la CELaC"... punto último siempre contradictorio, ya que ninguno de los líderes de este "progresismo" latinoamericano pide por la democratización de Cuba.

En dicho encuentro, tal como se esperaba, fueron recurrentes los eufemismos sobre "unidad latinoamericana" y las quejas contra el "imperialismo" de los Estados Unidos. De ahí que se entiendo que la CELaC se ha constituído sin que Estados Unidos y Canadá sean incluidos... aunque son varios los países "latinoamericanos" cuyas economías dependen en gran medida de su relación comercial y financiera con el país de Tío Sam.

Al menos en los dichos, Chávez instó a la integración de toda Latinoamérica, mostrándose conciliador como nunca antes llegando al punto de presentar públicamente como su "amigo" al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos y ofrecer la Presidencia pro-tempore de la CELaC al chileno Sebastián Piñera. A la hora de hablar, uno de los más rescatables fue José Mujica, primer mantadario uruguayo, quien afirmó No debemos cometer el error del dogmatismo, acá deben estar todos, derecha, centro e izquierda”.

Uno de los objetivos básicos de este nuevo organismo internacional puede ser desplazar a la Organización de Estados Americanos; en tal sentido, Chávez sentenció que "la OEA es lo viejo, un espacio que fue manipulado, dominado por USA" y que, debido a eso, "queremos dejar atrás esa página terrible de las imposiciones del Gobierno de Estados Unidos y de la Organización de Estados Americanos"; mientras que el Presidente de Ecuador Rafael Correa manifestó "A mí como latinoamericano me rebela que los problemas latinoamericanos se vayan a discutir a Washington".

Claro que no todo fue fiesta "bolivariana",ya que la oposición en su país aprovechó este evento para reiterar críticas y reclamos contra del despotismo de Chávez. El viernes pasado, dirigentes opositores organizaron un cacerolazo en las inmediaciones de donde se desarrollaba dicha Cumbre, mientras que en otros puntos de Caracas se desplegaban pancartas en donde resaltaban preocupantes cuestiones que marcan la gestión de Chávez como Presidente de Venezuela. Como era de suponerse, ni la televisión estatal venezolana ni el multimedio kirchnerista en Argentina dijeron palabra alguna de esas protestas en contra del líder "bolivariano".
 
Extasiado, el primer mandatario venezolado exclamó después “No exageramos si decimos que es una jornada histórica” y hasta se animó a decir que esta I Cumbre de la CELaC es el "hecho político más importante que haya ocurrido en nuestra América en 100 años o más" (¡!). Las próximas cumbres tendrán lugar en Chile (2012), Cuba (2013) y Costa Rica (2014)...

En estos últimos años, los latinoamericanos hemos sido testigos de pomposas "cumbres" de organismos como Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Mercado Común del Sur (MerCoSur), Unión de las Naciones Suramericanas (UNASUR), Comunidad Andina (CAn) ... aunque en los hechos, se observa que los efectos en las naciones son prácticamente nulos. 

Todas estas reuniones "latinas" son pagadas con fondos públicos de los países que participan, muchos de los cuales cuentan en millones a las personas que viven en la extrema pobreza. Como desconectados de la realidad, en esas reuniones sobreabundan frases para la tribuna, promesas vagas, saludos protocolares... aunque después, luego de descender de esa nube de flatulencias "latinoamericanas", cada Presidente decide por si solo y toma medidas, sin importarle en absoluto sin beneficia o perjudica a sus "hermanos latinoamericanos". Ya vemos que no nos sirven de nada el ALBA, el MERCOSUR, la UNASUR, la CAN... ¿será realmente útil la CELaC?

sábado, 3 de diciembre de 2011

Favaloro y los progresos de la medicina


"Los progresos de la medicina y de la bioingeniería podrán considerarse verdaderos logros para la humanidad cuando todas las personas tengan acceso a sus beneficios y dejen de ser un privilegio para las minorías."
(RENÉ FAVALORO
Buenos Aires, Congreso de Bioingeniería 1999)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina