sábado, 30 de abril de 2011

Prólogo del Informe de la CONADEP, escrito por Ernesto Sábato

Sábato entregando el informe final de la CONADEP al Presidente Alfonsín
Durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda, fenómeno que ha ocurrido en muchos otros países. Así aconteció en Italia, que durante largos años debió sufrir la despiadada acción de las formaciones fascistas, de las Brigadas Rojas y de grupos similares. Pero esa nación no abandonó en ningún momento los principios del derecho para combatirlo, y lo hizo con absoluta eficacia, mediante los tribunales ordinarios, ofreciendo a los acusados todas las garantías de la defensa en juicio; y en ocasión del secuestro de Aldo Moro, cuando un miembro de los servicios de seguridad le propuso al General Della Chiesa torturar a un detenido que parecía saber mucho, le respondió con palabras memorables: «Italia puede permitirse perder a Aldo Moro. No, en cambio, implantar la tortura».

No fue de esta manera en nuestro país: a los delitos de los terroristas, las Fuerzas Armadas respondieron con un terrorismo infinitamente peor que el combatido, porque desde el 24 de marzo de 1976 contaron con el poderío y la impunidad del Estado absoluto, secuestrando, torturando y asesinando a miles de seres humanos.

Nuestra Comisión no fue instituída para juzgar, pues para eso estan los jueces constitucionales, sino para indagar la suerte de los desaparecidos en el curso de estos años aciagos de la vida nacional. Pero, después de haber recibido varios miles de declaraciones y testimonios, de haber verificado o determinado la existencia de cientos de lugares clandestinos de detención y de acumular más de cincuenta mil páginas documentales, tenemos la certidumbre de que la dictadura militar produjo la más grande tragedia de nuestra historia, y la más salvaje. Y, si bien debemos esperar de la justicia la palabra definitiva, no podemos callar ante lo que hemos oído, leído y registrado; todo lo cual va mucho más allá de lo que pueda considerarse como delictivo para alcanzar la tenebrosa categoría de los crímenes de lesa humanidad. Con la técnica de la desaparición y sus consecuencias, todos los principios éticos que las grandes religiones y las más elevadas filosofías erigieron a lo largo de milenios de sufrimientos y calamidades fueron pisoteados y bárbaramente desconocidos.

Son muchísimos los pronunciamientos sobre los sagrados derechos de la persona a través de la historia y, en nuestro tiempo, desde los que consagró la Revolución Francesa hasta los estipulados en las Cartas Universales de Derechos Humanos y en las grandes encíclicas de este siglo. Todas las naciones civilizadas, incluyendo la nuestra propia, estatuyeron en sus constituciones garantías que jamás pueden suspenderse, ni aun en los más catastróficos estados de emergencia: el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a proceso; el derecho a no sufrir condiciones inhumanas de detención, negación de la justicia o ejecución sumaria.

De la enorme documentación recogida por nosotros se infiere que los derechos humanos fueron violados en forma orgánica y estatal por la represión de las Fuerzas Armadas. Y no violados de manera esporádica sino sistemática, de manera siempre la misma, con similares secuestros e idénticos tormentos en toda la extensión del territorio. ¿Cómo no atribuirlo a una metodología del terror planificada por los altos mandos? ¿Cómo podrían haber sido cometidos por perversos que actuaban por su sola cuenta bajo un régimen rigurosamente militar, con todos los poderes y medios de información que esto supone? ¿Cómo puede hablarse de «excesos individuales»? De nuestra información surge que esta tecnología del infierno fue llevada a cabo por sádicos pero regimentados ejecutores. Si nuestras inferencias no bastaran, ahí están las palabras de despedida pronunciadas en la Junta Interamericana de Defensa por el jefe de la delegación argentina, General Santiago Omar Riveros, el 24 de enero de 1980: «Hicimos la guerra con la doctrina en la mano, con las órdenes escritas de los Comandos Superiores» . Así, cuando ante el clamor universal por los horrores perpetrados, miembros de la Junta Militar deploraban los «excesos de la represión, inevitables en una guerra sucia» , revelaban una hipócrita tentativa de descargar sobre subalternos independientes los espantos planificados.

Los operativos de secuestro manifestaban la precisa organización, a veces en los lugares de trabajo de los señalados, otras en plena calle y a la luz del día, mediante procedimientos ostensibles de las fuerzas de seguridad que ordenaban «zona libre» a las comisarías correspondientes. Cuando la víctima era buscada de noche en su propia casa, comandos armados rodeaban la manzanas y entraban por la fuerza, aterrorizaban a padres y niños, a menudo amordazándolos y obligándolos a presenciar los hechos, se apoderaban de la persona buscada, la golpeaban brutalmente, la encapuchaban y finalmente la arrastraban a los autos o camiones, mientras el resto de comando casi siempre destruía o robaba lo que era transportable. De ahí se partía hacia el antro en cuya puerta podía haber inscriptas las mismas palabras que Dante leyó en los portales del infierno: «Abandonad toda esperanza, los que entrais».

De este modo, en nombre de la seguridad nacional, miles y miles de seres humanos, generalmente jóvenes y hasta adolescentes, pasaron a integrar una categoría tétrica y fantasmal: la de los Desaparecidos. Palabra - ¡triste privilegio argentino! - que hoy se escribe en castellano en toda la prensa del mundo.

Arrebatados por la fuerza, dejaron de tener presencia civil. ¿Quiénes exactamente los habían secuestrado? ¿Por qué? ¿Dónde estaban? No se tenía respuesta precisa a estos interrogantes: las autoridades no habían oído hablar de ellos, las cárceles no los tenían en sus ¦ldas, la justicia los desconocía y los habeas corpus sólo tenían por contestación el silencio. En torno de ellos crecía un ominoso silencio. Nunca un secuestrador arrestado, jamás un lugar de detención clandestino individualizado, nunca la noticia de una sanción a los culpables de los delitos. Así transcurrían días, semanas, meses, años de incertidumbres y dolor de padres, madres e hijos, todos pendientes de rumores, debatiéndose entre desesperadas expectativas, de gestiones innumerables e inutiles, de ruegos a influyentes, a oficiales de alguna fuerza armada que alguien les recomendaba, a obispos y capellanes, a comisarios. La respuesta era siempre negativa.

En cuanto a la sociedad, iba arraigándose la idea de la desprotección, el oscuro temor de que cualquiera, por inocente que fuese, pudiese caer en aquella infinita caza de brujas, apoderándose de unos el miedo sobrecogedor y de otros una tendencia consciente o inconsciente a justificar el horror: «Por algo será», se murmuraba en voz baja, como queriendo así propiciar a los terribles e inescrutables dioses, mirando como apestados a los hijos o padres del desaparecido. Sentimientos sin embargo vacilantes, porque se sabía de tantos que habían sido tragados por aquel abismo sin fondo sin ser culpable de nada; porque la lucha contra los «subversivos», con la tendencia que tiene toda caza de brujas o de endemoniados, se había convertido en una represión demencialmente generalizada, porque el epiteto de subversivo tenía un alcance tan vasto como imprevisible. En el delirio semántico, encabezado por calificaciones como «marxismo-leninismo», «apátridas» , «materialistas y ateos» , «enemigos de los valores occidentales y cristianos» , todo era posible: desde gente que propiciaba una revolución social hasta adolescentes sensibles que iban a villas-miseria para ayudar a sus moradores. Todos caían en la redada: dirigentes sindicales que luchaban por una simple mejora de salarios, muchachos que habían sido miembros de un centro estudiantil, periodistas que no eran adictos a la dictadura, psicólogos y sociólogos por pertenecer a profesiones sospechosas, jóvenes pacifistas, monjas y sacerdotes que habían llevado las enseñanzas de Cristo a barriadas miserables. Y amigos de cualquiera de ellos, y amigos de esosamigos, gente que había sido denunciada por venganza personal y por secuestrados bajo tortura. Todos, en su mayoría inocentes de terrorismo o siquiera de pertenecer a los cuadros combatientes de la guerrilla, porque éstos presentaban batalla y morían en el enfrentamiento o se suicidaban antes de entregarse, y pocos llegaban vivos a manos de los represores.

Desde el momento del secuestro, la víctima perdía todos los derechos; privada de toda comunicación con el mundo exterior, confinada en lugares desconocidos, sometida a suplicios infernales, ignorante de su destino mediato o inmediato, susceptible de ser arrojada al río o al mar, con bloques de cemento en sus pies, o reducida a cenizas; seres que sin embargo no eran cosas, sino que conservaban atributos de la criatura humana: la sensibilidad para el tormento, la memoria de su madre o de su hijo o de su mujer, la infinita verguenza por la violación en público; seres no sólo poseídos por esa infinita angustia y ese supremo pavor, sino, y quizás por eso mismo, guardando en algún rincón de su alma alguna descabellada esperanza.

De estos desamparados, muchos de ellos apenas adolescentes, de estos abandonados por el mundo hemos podido constatar cerca de nueve mil. Pero tenemos todas las razones para suponer una cifra más alta, porque muchas familias vacilaron en denunciar los secuestros por temor a represalias. Y aun vacilan, por temor a un resurgimiento de estas fuerzas del mal.

Con tristeza, con dolor hemos cumplido la misión que nos encomendó en su momento el Presidente Constitucional de la República. Esa labor fue muy ardua, porque debimos recomponer un tenebrosos rompecabezas, después de muchos años de producidos los hechos, cuando se han borrado liberadamente todos los rastros, se ha quemado toda documentación y hasta se han demolido edificios. Hemos tenido que basarnos, pues, en las denuncias de los familiares, en las declaraciones de aquellos que pudieron salir del infierno y aun en los testimonios de represores que por oscuras motivaciones se acercaron a nosotros para decir lo que sabían.

En el curso de nuestras indagaciones fuimos insultados y amenazados por los que cometieron los crímenes, quienes lejos de arrepentirse, vuelven a repetir las consabidas razones de «la guerra sucia» , de la salvación de la patria y de sus valores occidentales y cristianos, valores que precisamente fueron arrastrados por ellos entre los muros sangrientos de los antros de represión. Y nos acusan de no propiciar la reconciliación nacional, de activar los odios y resentimientos, de impedir el olvido. Pero no es así: no estamos movidos por el resentimiento ni por el espíritu de venganza; sólo pedimos la verdad y la justicia, tal como por otra parte las han pedido las iglesias de distintas confesiones, entendiendo que no podrá haber reconciliación sino después del arrepentimiento de los culpables y de una justicia que se fundamente en la verdad. Porque, si no, debería echarse por tierra la trascendente misión que el poder judicial tiene en toda comunidad civilizada. Verdad y justicia, por otra parte, que permitirán vivir con honor a los hombres de las fuerzas armadas que son inocentes y que, de no procederse así, correrían el riesgo de ser ensuciados por una incriminación global e injusta. Verdad y justicia que permitirán a esas fuerzas considerarse como auténticas herederas de aquellos ejércitos que, con tanta heroicidad como pobreza, llevaron la libertad a medio continente.

Se nos ha acusado, en fin, de denunciar sólo una parte de los hechos sangrientos que sufrió nuestra nación en los últimos tiempos, silenciando los que cometió el terrorismo que precedió a marzo de 1976, y hasta, de alguna manera, hacer de ellos una tortuosa exaltación. Por el contrario, nuestra Comisión ha repudiado siempre aquel terror, y lo repetimos una vez más en estas mismas páginas. Nuestra misión no era la de investigar sus crimenes sino estrictamente la suerte corrida por los desaparecidos, cualesquiera que fueran, proviniesen de uno o de otro lado de la violencia. Los familiares de las víctimas del terrorismo anterior no lo hicieron, seguramente, porque ese terror produjo muertes, no desaparecidos. Por lo demás el pueblo argentino ha podido escuchar y ver cantidad de programas televisivos, y leer infinidad de artículos en diarios y revistas, además de un libro entero publicado por el gobierno militar, que enumeraron, describieron y condenaron minuciosamente los hechos de aquel terrorismo.

Las grandes calamidades son siempre aleccionadoras, y sin duda el más terrible drama que en toda su historia sufrió la Nación durante el periodo que duró la dictadura militar iniciada en marzo de 1976 servirá para hacernos comprender que únicamente la democracia es capaz de preservar a un pueblo de semejante horror, que sólo ella puede mantener y salvar los sagrados y esenciales derechos de la criatura humana. Unicamente así podremos estar seguros de que NUNCA MÁS en nuestra patria se repetirán hechos que nos han hecho trágicamente famosos en el mundo civilizado.

ERNESTO SÁBATO
(1911 - 2011)

viernes, 29 de abril de 2011

Chile: Denuncian nuevas irregularidades en faenas y publicidad de Minera Barrick Gold

Organizaciones de medio ambiente y representantes de comunidades locales denunciaron este miercoles una serie de nuevas irregularidades cometidas por la multinacional minera Barrick Gold en sus faenas extractivas de diferentes países del continente. En Santiago de Chile, el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales entregó una carta a la multinacional en la que la acusa de destruir glaciares, usar en forma masiva el contaminante cianuro, la intención de ocultar la muerte de un trabajador, y realizar maniobras para proteger las ganancias de Barrick ante los requisitos de los servicios de impuestos de Argentina y Chile.

La protesta contra la compañía se realizó en conjunto en varios países de America del Sur mientras en Toronto se desarrollaba la reunión anual de accionistas de Barrick.

La manifestación en Santiago se desarrolló en el frontís del Edificio donde Barrick tiene su representación en Chile, en la comuna de Providencia. Allí, diversas agrupaciones levantaron carteles, elevaron cánticos de protesta y realizaron una actuación en que artefactos que semejaban “cianurómetros” detectaban simbolicamente que las oficinas de Barrick Gold estaban contaminadas con elementos dañinos para la salud, la democracia y la paz en los países donde opera la multinacional minera.

Además, representantes de OLCA y de la comunidad de Huasco, Provincia donde opera Barrick en Chile, de manera matafórica, cerraron el paso al edifició de la minera al sellar con cinta de emergencia la entrada al edificio y al formar un cartel humano que decía “CLAUSURADO”.

Los manifestantes también reclamaron contra la millonaria campaña publicitaria “Minería Responsable” que implementó la transnacional en la mayoría de los medios de comunicación en Chile. “En marzo de 2011 la empresa montó una enorme campaña publicitaria a nivel nacional, con spots televisivos, apariciones en toda la prensa escrita e intervenciones en las radios, recurriendo a imprecisiones, omisiones y un burdo manejo de la información para ocultar los verdaderos efectos de las operaciones en Pascua Lama”, afirmá la carta de las organizaciones.

La protesta ciudadana convocó a unas 50 personas y se desarrollo sin incidentes.


PUBLICIDAD ENGAÑOSA

En los últimos meses Barrick ha repletado los medios de comunicación chileno con una propaganda que es rechazada por las organizaciones ciudadanas y comunidades. Entre las críticas están:


1-. Mentira Irresponsable de Barrick: Afecta los glaciares

Sustenta su responsabilidad en la protección de glaciares con un descaro tal, que no menciona que durante la exploración del proyecto Pascua Lama, los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza se redujeron en hasta un 70% por acción de la empresa. (Vea el informe completo aquí. También lea un documento oficial donde Barrick cuenta las intervenciones en los glaciares en la etapa de exploración. Finalmente vea el documento del peligro del proyecto para un glaciar de roca de la zona).

En noviembre de 2009 se realizó la primera fiscalización oficial del proyecto a un mes de iniciada la construcción y dio cuenta de que la empresa no estaba tomando las medidas comprometidas para mitigar el daño a los glaciares de la alta cordillera (Vea el informe completo aquí). Por esta razón fue sancionada y multada por más de once millones de pesos en febrero de 2011 (Vea la Sanción completa aquí).


2-. Mentira Irresponsable de Barrick: Cierre de Faenas de El Indio

Habla del cierre de faenas de la mina El Indio en el Valle del Elqui, Región de Coquimbo, donde durante 17 años de extracción no pagó ni un peso en impuestos pues siempre declaró pérdidas. En cambio dejó miles de toneladas de cianuro y arsénico que hoy se diluyen en el Río Malo amenazando la agricultura de la zona (Más información aquí).


3-. Mentira Irresponsable de Barrick: Energía limpia

Barrick habla de que generará 20 megawatts en Punta Colorada, Región de Coquimbo, con un parque eólico equivalente a la energía necesaria para 20.000 hogares. Pero omite decir que solo Pascua Lama consumirá 130 megawatts equivalente a la energía de 130.000 hogares y que “eventualmente” se abastecerá de energía al proyecto Veladero, que es de la misma transnacional, pero en otro país, Argentina. Para esto, Barrick contrató los servicios de la Termoeléctrica Guacolda que produce energía a base de petcoke y carbón. La tecnología más contaminante.


4-. Mentira Irresponsable de Barrick: Quiebra lazos de solidaridad comunitarios

Barrick ha promovido la corrupción a todo nivel en todo el país: Medios de comunicación; autoridades (desde el Presidente de la República hasta los presidentes de junta de vecinos); parlamentarios (5 veces se votó una comisión para fiscalizar el proyecto, pero jamás se constituyó por falta de quórum (más información aquí); instituciones de beneficencia y fundaciones como un Techo para Chile (más información aquí); organizaciones que sostuvieron la resistencia (como la Junta de Vigilancia del Valle del Huasco, que por 60 millones de dólares optó por apoyar a la empresa (más información aquí); artistas (como Los Jaivas, Illapu y El Gran Circo Teatro (más información aquí). En todos los segmentos de la sociedad, Barrick ha invertido dinero sucio para sacar imagen limpia.

jueves, 28 de abril de 2011

Democracia manchada

Hacía tiempo que los sanjuaninos no éramos testigos de una campaña proselitista plagada de tantas bajezas como esta que, afortudanamente, está llegando a su recta final. El Gobernador José Luis Gioja pretende violar la Constitución Provincial al imponer prepotentemente una enmienda constitucional que le permita competir para una nueva reelección en su cargo.

A diario, tenemos que soportar acusaciones cruzadas tan banales como inocuos que tienen como protagonistas al gobernador y a sus obsecuentes partidarios, como a los ineptos dirigentes opositores. Las paredes de San Juan se constituyen en el escenario de estas sórdidas disputas en donde se ven como los de un bando se toman el trabajo de estropear pintadas y afiches de sus rivales políticos. Se llegó al punto de que una patota que responde al Gobernador Gioja agredió a dos jóvenes que hacían pintadas por el "No"; insólitamente, Rosalía Garro, la impresentable legisladora provincial y Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, intentó justificar esos episodios de violencia declarando "Cuando los jóvenes del No reclaman que no se les permite pintar, pienso en la historia de la democracia. Ellos pintan sobre nuestros carteles. Cuando una barra de un lado pinta la pared que le corresponde al lado contrario, la segunda barra reacciona" (...)

Si algo faltaba a todo este embrollo que no sirve a nadie, intervino ahora Diego Armando Maradona... ¡¡Éramos pocos y llegó Diegote para plegarse a este conventillo entre muchachos peronistas!! Con justa razón, Maradona se enfureció porque su imagen fue utilizada por partidarios del Senador César Gioja para hacer campaña para el "No". En efecto, a poco de que el Gobernador de San Juan lanzó su campaña publicitaria (que pagamos todos, claro) empapelando la Ciudad de San Juan y alrededores, la muchachada del despechado César Ambrosio salió a estropear la avanzada oficialista con afiches en donde se vé a Diego Maradona con dos frases: por un lado, la célebre máxima maradoniana "la pelota no se mancha" y otra "la constitución tampoco" (...) y, por otro, en letras más pequeñas, textualmente, “X la democracia + libertad votá por vos, votá NO”...

Diario de Curro logró comunicarse con el ex entrenador de la Selección Nacional de Fútbol y obtuvo resonantes declaraciones. El título principal de la portada impresa de su edición de hoy es la frase que habría dicho el "10" (y digo habría, porque tengo mis dudas que no haya sido distorsionada para beneficiar al gobernador) fue "Si es contra el Gobernador, que viva el Gobernador"... Cualquiera que lea rápidamente ese titular, puede tender a pensar que Maradona también quiere ser parte de Giojalandia pero no, es otra operación del "6 7 8" sanjuanino ya que, si se lee el texto completo de esa entrevista, notamos que Maradona se mostró muy molesto por ser usado aunque reconoció de que desconoce totalmente la situación política de San Juan. En consecuencia, apoderados legales hicieron una denuncia que recibió el Juzgado Penal de Instrucción Nº 1 a cargo del magistrado Leopoldo Zavalla Pringles.

Consultado por el pasquín que dirige Francisco Montes, César Ambrosio se hizo el otario negando cualquier responsabilidad por la impresión y pegatina de esos polémicos afiches. De todas maneras, basta hacer un poco de memoria y recordar el acto que presidió el senador sanjuanino en el Sindicato de Kioskeros, en donde se veía que el recinto estaba ornamentado con los afiches que tienen a Maradona como protagonista.

Fue una total estupidez usar la imagen de Diego Armando Maradona para una campaña publicitaria sin autorización alguna, sumado a que el afiche que se diseñó no muestra un mensaje inteligente. Fue una total estupidez suponer que un personaje adicto a las polémicas como Maradona iba a quedarse callado ante tal avasallamiento.

Con un lío judicial en puerta que seguramente no llevará más que a algún par de titulares periodísticos estruendosos, la gente de César intentará dar sus últimos manotazos de ahogados sacando a relucir la innegable falta de apoyo dela Presidente Cristina Fernández a la re-reelección. Así, los Gioja se van mostrando tal como son. Dan asco.


¿ Ahora resulta que César no es Gioja?

Recientemente, el bueno de César Ambrosio Gioja ha distribuido una carta pública en donde cuestiona duramente la política minera que enarbola el actual Gobernador y que él mismo defendió fervorosamente tantas veces... ¿qué pasó, César?, ¿por qué se te cayó la careta justo ahora?.

El empresario minero y dirigente justicialista expresó en su misiva que “Es fundamental para la Barrick que siga este gobierno provincial, para que no cambien los mecanismos de distribución de la renta minera” (¿no era que José Luis se caga en la Barrick?) y fue más allá cuando analizó “San Juan creció y de esto no hay dudas, pero ¿se desarrolló? La respuesta tajante es no. ¿La minería colaboró con la construcción del Centro Cívico, los diques, la erradicación de villas, el Hospital Rawson, el estadio del Bicentenario, las nuevas escuelas y tantas obras más? No. La respuesta no admite dudas. Los fondos provienen de la Nación” y hasta dudó sobre la sustentabilidad de esa actividad cuando se preguntó  “¿Qué pasará con las mineras que ‘explotan’ el oro cuando se terminen las utilidades extraordinarias? ¿Qué políticas destinadas a remplazar la minería tiene el Estado Provincial cuando estas abandonen nuestro territorio, con los recursos que nos dejan? Nada”.

El empresario minero no resiste al archivo... ni al photoshop
Recordemos que, no hace mucho, José Luis declaró a Diario La Nación que si su apellido aparece relacionado a la multinacional minera es porque César "aparece como proveedor de la Barrick". Es patético ver como los Hermanitos Gioja se acusan mutuamente por sus vínculos con la poderosa Barrick Gold. Ambos escupen para arriba.

Es inmensa la caradurez de César quien ahora simula mostrar sensatez en sus dichos, después de habernos estado tomando de estúpidos a los sanjuaninos respecto a la minería y hasta haber hecho lobby para que la Presidente Cristina Fernández no promulgue la Ley de Presupuestos Mínimos para el Cuidado de Glaciares. En todo este tiempo, César adhirió ciegamente al discurso oficialista sobre la minería y trató de insultar la inteligencia de aquellos quienes denunciamos el carnaval impositivo que se nuestros gobernantes diseñaron para las grandes empresas transnacionales.

Totalmente desorientado y consumido en su propio resentimiento, el Senador Gioja no sabe ya que hacer para arruinar los planes de su hermano José Luis. Perdido por perdido, este referente justicialista termina mostrando la hilacha...

miércoles, 27 de abril de 2011

La esencia no cambia

José Luis Gioja aspira a conseguir un tercer mandato consecutivo a través de la modificación ilegítima de la Constitución. Pero, su ambición de poder en desmedro del bien común no es algo nuevo en la historia argentina.

La corrupción y la apetencia de poder son prácticas de vieja data para nuestro gobernador.

Durante la presidencia de Fernando de la Rúa, Gioja fue uno de los senadores que aceptó un soborno a cambio de aprobar la ley de Reforma Laboral. Pero, además, fue uno de los más baratos de todos los comprables. Por sólo 50 mil pesos, Gioja votó a favor de una ley nefasta que significó un gran dolor para los trabajadores argentinos. Hasta ese momento, los empleados poseían cierto tipo de garantías que evitaban que los despidos se realizaran en forma arbitraria e injusta.


Lamentablemente, la reforma laboral fue convertida en ley por el Senado en abril del 2000.

Entre las modificaciones más repudiables se encuentra la extensión del período de prueba. La norma extendió a un año el período de precariedad de un nuevo empleado, plazo en el que el empleador podría dar por finalizada la relación laboral unilateralmente, sin obligación de pago de indemnización.

Además, la reforma estableció la preeminencia de los convenios por empresa sobre los de rama, cuando lo habitual es que prevalezca la norma más favorable para el trabajador, sea cual fuere el tema que se trate.

Por otro lado, la ley declaró la caducidad de los viejos convenios colectivos –anteriores a 1976– que no fueran ratificados en negociación paritaria.

Aquella legislación claramente opuesta a los intereses de los trabajadores fue la que votó nuestro flamante gobernador, con la impunidad que lo caracteriza.

El problema de la ilegitimidad de la reforma laboral aliancista ocasionó demasiado dolor en nuestros trabajadores argentinos. Hoy, en San Juan, la ilegitimidad de la enmienda constitucional, que el pueblo no refrendará en una votación como debe ser, sino por medio de una antojadiza consulta popular, amenaza con atormentar y perjudicar a todos los sanjuaninos. Y, claro, el responsable, una vez más, sería José Luis Gioja.

Resulta correcto preguntarse que, si por 50 mil pesos José Luis Gioja fue capaz de votar una legislación completamente opuesta a los intereses de los trabajadores, ¿hasta dónde será capaz de llegar para mantener los jugosos arreglos con Barrick? ¿Hasta dónde hundirá al pueblo de San Juan nuestro corrupto gobernador?

escrito por Andrés Fernández

martes, 26 de abril de 2011

6 7 8, militando en el periodismo

Emitido por la Televisión Pública, "6 7 8" ha sacudido la modorra del (mediocre) periodismo argentino. Como ningún otro programa político, ha logrado movilizar gente a su favor y cuenta con numerosas adhesiones en el cyberespacio. El envío está armado por la productora "Pensado Para Televisión" (P.P.T.) que dirige el productor Diego Gvritz que, además de vender sus trabajos al canal estatal, tiene entre sus clientes al Grupo Clarín; por razones que se desconocen, P.P.T. abandonó su postira anti. Lejos de la estúpida obsesión por el rating, "6 7 8" se ha convertido en un éxito.

Sabido es que, en general, los periodistas argentinos se creen seres superiores, como si integraran una casta privilegiada más allá del bien y del mal y, por ende, ajenos a cualquier tipo de cuestionamientos. Hasta la aparición de "6 7 8", en el mundillo periodístico de nuestro país ha sido siempre tabú hablar de las miserias de los periodistas y, más aún, de los oscuros negociados y tráficos de influencias en que se involucran los propietarios de medios de comunicación.

Con el correr de las décadas del siglo pasado, los Diarios La Nación y Clarín fueron creciendo no solo en cantidad de lectores sino en influencia en la escena política nacional, llegando incluso a apoderarse de Papel Prensa, empresa estratégica con la que, gracias a su cercanía al Presidente de Facto Jorge Rafael Videla, pudieron digitar la distribución del papel para la impresión de diarios de la Argentina. En 1993, por medio de una Ley que sancionó el Congreso de la Nación para modificar la polémica 22285, el gobernante Partido Justicialista habilitó la entrada de grupos económicos en los medios de comunicación, como así también permitió la desmesurada expansión de los ya existentes. En efecto, si los multimedios hoy existen, fue por obra y gracia de Carlos Menem quien, a pesar de que hoy sea casi una "mala palabra", por entonces contaba con el apoyo político de todo el PJ.

Lo novedoso de "6 7 8" es que critica duramente la contaminación en la información que a diario recibimos los argentinos, como nunca antes otro envío periodístico se animó a hacerlo antes. Con interesantes informes previamente editados, se intenta desnudar la intencionalidad con la que se enfoca la realidad desde los grandes medios, como así también se ponen en evidencia las no pocas falencias de la oposición.

Semejante insolencia de esos periodistas y la productora resulta molesto e imperdonable para los popes de los medios que reciben tantos ataques desde "6 7 8". Un blanco fácil para dirigir las críticas a ese procturo televisivo es cuestionar que se utilice la televisión estatal y, por consiguiente, fondos públicos, para atacar a la oposición. Como P.P.T. y el Gobierno se mostraron siempre reticentes a exhibir datos del costo del ciclo, por varios medios y cadenas de e-mails circularon cifras siderales que el Estado Nacional estaría pagando tanto a la productora como a los periodistas que allí participan. Luis Ventura, periodista vinculado al mundo del espectáculo (¿?), aseguró poseer documentación que probaría que "6 7 8" estaría costando, al menos, unos 11 millones anuales al fisco nacional.
 
El programa está animado por periodistas afines al kirchnerismo, que adulan a la Presidente y sus funcionarios, a Hugo Moyano y a controvertidos militantes "sociales" como Luis D'Elia y Milagro Sala hasta límites que llegan al ridículo. En su estudio, sobreabundan invitados kirchneristas de toda índole... pero nunca se invita a referentes de la oposición. No hay espacio para temas que puedan incomodar a la Casa Rosada como los casos de corrupción que involucraron a funcionarios kirchneristas, el espectacular crecimiento del patrimonio de la Familia Kirchner, el contradictorio pasado político de la primera mandataria y su extinto marido, como tampoco se menciona a la inflación e inseguridad.

Claro que quienes reclaman moralidad a la oposición y se rasgansus vestiduras por los excesos que comete diariamente la "corpo", son precisamente quienes más autoridad moral tienen. Luciano Galende es su actual conductor y en su trayectoria en los medios encontramos que trabajó para Canal 13, en donde donde nunca se le escuchó ni una palabra acerca de los "monopolios" mediáticos. Entre los panelistas, se destaca Orlando Barone, periodista y escritor de dilatada trayectoria que, aunque hoy lo veamos disparar con saña contra la "corpo" (sic) mediática, trabajó largos años en el Diario Clarín (inclusive durante los duros años de la Dictadura), La Nación, Revista Notcias y, durante los años 90, se desempeñó en el entonces ultramenemista Diario Ámbito Financiero. Al igual que los Kirchner, Barone quiere convencernos de que toda su vida fue un "militante" y que nada tuvo que ver con los oscuros años de dictadura militar ni el menemismo de la Década de los 90.

Con la misma pasión con la que se arremete contra todo lo que sea "no-kirchnerista", desde "6 7 8" se intenta relativizar y hasta censurar cualquier tipo de crítica que caiga sobre el movimiento kirchnerista. Así, lo que amaga con ser una propuesta periodística interesante termina convirtiéndose en una suerte de tribuna partidaria, en donde todo se califica desde una óptica extremista, enardeciendo y/o inventando antinomias entre "buenos" (los oficialistas, claro está) y los "malos" (todos los opositores, más que obvio), de "izquierda" (que para ellos, es ser patriota) y de "derecha" (que en 6 7 8 es sinónimo de fascismo) y, sobre todo, "peronistas" (¿Perón no era acaso fascista y hasta simpatizante de Mussolini y Hitler?) y "gorilas".

Precisamente es ahí cuando, a mi criterio, termina estropeando todas sus buenas intenciones inciales. Allí, "6 7 8" derrapa y termina ensuciando todo. En definitiva, este es el tipo de periodismo que el kirchnerismo quiere para la Argentina con su Ley de Servicios de Comunición Audiovisual: pensamiento único e intolerancia radical para el que piense distinto.

miércoles, 20 de abril de 2011

Educar en tiempos "progres"

La Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, dependiente la Universidad de Buenos Aires (UBA) ha estado viviendo semanas tumultuosas desde que un grupo minoritario de alumnos decidió "tomar" la escuela en protesta por el nombramiento de quince docentes que el Rector Jorge Fornasari habría hecho en condiciones irregulares.

Los adolescentes exigían que se "democratice" el Colegio, entendiendo que ellos mismos deben participar en las decisiones que toma el Rector. Durante el tiempo que se perdió de clases, se desarrollaron asambleas en el patio del establecimiento educativo en donde, como suele suceder, un grupo de alumnos logró imponer su postura por sobre el resto; ante la intransigencia de la protesta estudiantil, las autoridades educativas dispusieron contabilizar las faltas a clases de los alumnos que se resistían a entrar a las aulas, algo que fue cuestionado por los chicos que acusaron a los superiores del mencionado Colegio por "censura, falta de libertad de expresión y persecución política".

Esta movida de los alumnos fue respaldada por la Asociación Gremial Docente que convocó a paros de actividades a los docentes que allí trabajan; Jorge Bulacio redobló la apuesta declarando a la prensa que ellos exigen “Ante los consejeros la destitución de la gestión actual del colegio. De alguna manera reconocieron que esta gestión no puede seguir. Si asume de manera interina Juárez Roca (vicerrector del Colegio) se podría agravar aún más la crísis”. A su vez, el Rectorado de la U.B.A. difundió un comunicado en el que aclaran que “si no se dan por finalizadas las medidas de fuerza inmediatamente quedarán suspendidos todos los canales de diálogo abiertos”.

Claro que, como suele pasar en estos casos, la toma del establecimiento no es producto de una decisión unánime del alumnado ya que, mayoritariamente, hay disidencias e indiferencias. Otro tanto acontece entre los padres de esos chicos. Pero, bueno, los más revoltosos son los que terminan imponiendo su "revolución". Hoy, el Centro de Estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini decidió suspender la toma hasta el próximo 27 del corriente mes, en donde esperan que sus demandas tengan eco en las autoridades de la U.B.A.; en tal sentido, Federico Fernández, vicepresidente del Centro de Estudiantes, declaró a Página/12 "Ya no queremos hacerlo con las autoridades del colegio, que no nos respetan, sino con las autoridades de la UBA, que son los responsables políticos de este conflicto".

Por su parte, el Ministro de Educación de la Nación Alberto Sileoni ya había pedido que se levante la toma aunque siempre justificó la protesta de los alumnos. Página/12, medio que fogoneó la medida, publicó que Sileoni afirmó que "hay que escuchar a los chicos" y que "hay que transparentar las designaciones",  ya que "los modos para designar docentes en las escuelas argentinas son los concursos".

Entiendo que todo este conflicto insólito es una muestra de cómo están transgiversados los roles en este país. Quienes tienen la autoridad no saben ejercerla y quienes deben respetarla no lo hacen. Los niños y adolescentes que concurren a una escuela, pública o privada, van a tomar clases para así adquirir información y formación que sea útil para su educación. Podemos hacer un paralelismo con los roles de padres e hijos en una familia, ¿podemos imaginar a los padres consensuando la educación que imparten con sus hijos?. Si el Rectorado del Colegio "Carlos Pellegrini" ha cometido irregularidades en el nombramiento de docentes, corresponde al Concejo Superior de la U.B.A tomar cartas en el asunto y no a un grupo de adolescentes.
¿Qué están aprendiendo nuestros chicos sobre normas de convivencia?. Es más, ¿qué aprenden de lo que es vivir en democracia?, ¿qué saben de respeto a las leyes? ¿o acaso asimilaron de los adultos que en este país prima la ley del "más fuerte", del "más revoltoso"?.

Como corolario, rescato las crudas declaraciones de Adolfo Blur, Director del Colegio Arturo Illia (ubicado en Carlos Paz, Provincia de Córdoba) quien, acerca de la toma del prestigioso Colegio Pellegrini, dijo a Cadena 3 Primero tenés que aprender a lavarte el culo antes de mandar en la sociedad. Vos sos un alumno que va a obedecer primero a tus padres y después a los docentes ¿Cómo vas a nombrar a los profesores, quién te creés que sos? Un mocoso, vas a mandar el día que te recibas, que seas un profesional y sobre todo que tengas la responsabilidad de responder sobre tus actos. En mi opinión, claro y contundente... pero, bueno, no faltará en bendito este país el que censure a Blur "por facho" .

martes, 19 de abril de 2011

¿Hasta Dios está del lado de Gioja?

Delgado estrecha la mano del Gobernador, dos amigos se saludan
En su costumbre de publicar notas tendenciosas a favor de José Luis Gioja, Diario de Curro publicó el pasado domingo una entrevista realizada a Alfonso Delgado, Arzobispo de San Juan de Cuyo, en la que el prelado opinó sobre el intento de re-reelección del gobernador sanjuanino.

Si bien Delgado evitó pronunciarse abiertamente sobre su voto en el plebiscito, consideró que el proyecto giojista de enmienda se enmarca dentro de lo previsto por la Constitución Provincial.

Desde los medios de prensa sanjuaninos, se echó a rodar la versión de que dirigentes opositores habrían previsto convocar a Joaquín Piña, Obispo Emérito de Iguazú, para que se involucre en la campaña del "No" a la re-reelección. En el año 2006, Piña alcanzó notoriedad en la escena política nacional por liderar la cruzada contra la reelección indefinida que Carlos Rovira, Gobernador de Misiones, pretendía imponer en su propia Provincia.

Respecto al intento de Gioja de atornillarse en la Gobernación de San Juan, Joaquín Piña fue durísimo al afirmar La perpetuación en el poder lleva al aumento de la corrupción. Es un círculo que se cierra cada vez más. Así, no existe nadie que controle ni hay independencia de poderes: cuando se pierde la independencia de poderes, se pierde el sistema republicano. En Misiones vivimos una situación similar y conseguimos ciertos logros, pero estos señores (Rovira y Gioja) son muy hábiles.

En su momento, Delgado no quiso incomodar a José Luis Gioja y optó por tomar distancia de Piña cuando declaró a Diario de Cuyo que respetaba la opinión de su colega pero que no la compartía. Ahora, con el tema de la re-reelección sobre el tapete, Delgado se animó a decir sobre una hipotética participación de Joaquín Piña en la Campaña por el No que "el caso de Misiones no tiene nada que ver con el caso de San Juan, era una cuestión institucional que corría un fuerte riesgo por todo lo que había detrás, nada, nada que ver con esto" y hasta se animó a vaticinar que "si alguien le propusiera venir y él tuviera la información correcta, seguro que no viene" (¿¿??).

Desde que asumió su cargo en la Iglesia Católica de San Juan, Alfonso Delgado ha optado por mantenerse alejado de las cuestiones cotidianas de la política provincial. En todo este tiempo, solo en esporádicas ocasiones, ese sacerdote oriundo de la Ciudad de Rosario emitió vagas opiniones como cuando habló sobre el narcotráfico en San Juan o como, recientemente, declaró sobre la Justicia en nuestro país sentenciando que todos sabemos como eso de que "en la Argentina y en San Juan yo creo que vas a encontrar jueces muy independientes, jueces dependientes y jueces que les gustaría ser dependientes o más dependientes y no se animan".

De todas maneras, el Obispo Delgado se mostró cercano a Gioja acompañándolo en algunos actos, en los que prodigó generosos elogios a la gestión del actual primer mandatario provincial, especialmente de la política en materia minera. Ahora, sutilmente, el Obispo ha asumido posición a favor de la continuidad de Gioja como Gobernador de San Juan.

"Voy a vetar y vedar a todo el que piense que la reelección indefinida es útil para San Juan"
(declaración de José Luis Gioja a Diario de Curro, 14 de agosto de 2007)



En resumidas cuentas, el panorama en San Juan es harto propicio para la desmedida ambición de poder del Gobernador Gioja: no solo la Legislatura, el Poder Judicial y la mayoría de la prensa responden a sus caprichos... parece que Dios habla por la boca del Obispo Delgado y le dice que también votará por el "Sí" el próximo 08 de mayo.

martes, 12 de abril de 2011

Kirchnerismo versus PRO, nuevo round en Buenos Aires

La pelea entre el kirchnerismo y Mauricio Macri contó con un nuevo capítulo cuando la Ministro de Seguridad Nilda Celia Garré dispuso que la Policía Federal Argentina deje de custodiar escuelas, hospitales, juzgados y otros edificios públicos dependientes del Gobierno de la Ciudad, argumentando que es competencia de la Policía Metropolitana.

Las críticas hacia la funcionaria nacional no tardaron de llegar y se multiplicaron por los medios de prensa más influyentes de Buenos Aires. Mauricio Macri se mostró ofuscado y lanzó "El Gobierno Nacional se desentiende de la gente, del ciudadano común con ideas descabelladas. Es una mala costumbre que tienen ellos, una mala forma de ejercer la política" y culpó a Garré de posibles hechos de inseguridad que se suscitaran en la Ciudad cuando expresó "No podemos hacer con 700 personas lo que hacen más de 20.000. Es una falta de respeto. Dejar sin custodia escuelas, hospitales, parques y después, es simplemente dejar a la buena de Dios un montón de lugares donde hay chicos, donde hay enfermos, donde hay gente que necesita la presencia policial, por algo había esa custodia y por algo se le pagaba". Macri respondió a la chicana de la Casa Rosada con una denuncia penal contra Garré por "incumplimiento de deberes de funcionario público"; a su vez, Guillermo Montenegro, Ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad, se exusó de cualquier responsabilidad afirmando que Guillermo Montenegro, Ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad, expresando que "los efectivos que tiene la Policía Metropolitana no alcanzan para todo. El responsable es el Gobierno Nacional (¿¿??) y si no tiene que transferir a la Policía Federal a la Ciudad".

Por su parte, Garré informó que el pasado 11 de febrero mantuvo una entrevista con Guillermo Montenegro en donde le comunicó que esta medida se tomaría y acusó a Macri de victimizarse. 

Ante la falta de efectivos policiales, la Asociación de Médicos Municipales dispuso un paro de actividades en protesta por el retiro de la Policía Federal. Dicha medida de fuerza tuvo alta adhesión en el Hospital Piñero y en los Centros de Salud porteños, en donde los profesionales de la salud se quejaron de no estar seguros en sus puestos de trabajo. En tal sentido, el Gobierno Porteño anunció el cierre de 24 Centros de Salud debido a que no puede garantizarles seguridad tanto para sus trabajadores como para la gente que habitualmente concurre para recibir atención médica.

Más allá de las constantes provocaciones del kirchnerismo, lo cierto es que Macri no se hace cargo de la seguridad de los ciudadanos de Buenos Aires. Desde la oposición (y sus medios afines) se dijo que la Ministro Garré actuó improvisando, aunque también podemos decir que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no fue de lo más precavido a la hora de crear su la Policía Metropolitana. En todo el país, en cada Provincia, la policía se hacen cargo de velar por la seguridad de sus espacios públicos y son mantenidas con dinero de cada Estado Provincial... ¿por qué los porteños tiene que tener el privilegio de tener a la Federal a su disposición?, ¿en dónde queda el federalismo?, ¿no son suficientes todas las prerrogativas con las que ya cuenta en detrmineto del resto del país?.

Además, es lamentable que los porteños queden como rehenes de una disputa de espacios de poder que solo sirve a las ambiciones políticas de un puñado de dirigentes. Ya todos sabemos que el Gobierno Nacional está empeñado en destruir políticamente a Macri, aunque convengamos que el líder del PRO hace demasiado para auto-boicotearse. Esto habla a las claras no solo del ya probado cinismo del oficialismo, sino también de la ineptitud y torpeza de la oposición.

Me$$imanía

Messi besa el escudo de la A.F.A. como si se tratara de un símbolo patrio
Más que un deporte en si mismo, el fútbol es un circo que mueve cifras siderales de dinero. En los niveles de élite, futbolistas y cuerpos técnicos de primer nivel perciben ingresos monetarios que los convierten en una casta privilegiada dentro de la economía mundial.

Que, actualmente, Lionel Andrés Messi es el mejor futbolista del mundo, no es ninguna novedad. Además de deslumbrar con su técnica dentro de las canchas, Lionel Messi es una máquina de facturar dinero. Para el Fútbol Club Barcelona, este futbolista argentino es una imagen muy rentable y es su principal atracción a la hora de jugar partidos amistosos en cualquier punto del Planeta. Gracias a la televisión, sus gambetas electrizantes y sus lindos goles llegan a casi todo el mundo, generando admiración en públicos disímiles.

Pese a las denuncias de corrupción que involucran a sus dirigentes, la Federación Internacional del Fútbol Asociado es una especie de multinacional que mueve millones de dólares por año. y en otras entidades que nuclean al fútbol profesional en otros países. La A.F.A. también sabe capitalizar la tremenda popularidad de este deporte para cerrar jugosos negocios en donde vemos clubes empobrecidos y/o al borde la quiebra, pero dirigentes cada vez más enriquecidos.

Pero no todas son rosas para estos dirigentes porque la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (U.E.F.A.) está presionando más para que las estrellas que participan en las ligas del Viejo Continente sean convocados con menos asiduidad. El tema es simple: los clubes europeos invierten mucho dinero en jugadores y no quieren que se arriesgue innecesariamente el estado físico de sus planteles, tanto por el cansancio de los viajes como por lesiones en partidos que poco tienen de utilidad. Que la U.E.F.A. interfiera en las selecciones nacionales no solo mella el trabajo de los entrenadores sino que afecta también los negociados de los dirigentes que comercializan con los partidos amistosos.


La Revista Noticias publicó una nota en la que informa que  la Asociación del Fútbol Argentino cobró nada menos que un millón de dólares para que la Selección Nacional jugara un partido amistoso contra su similar de Costa Rica. La atracción principal fue, sin dudas, la presencia de Messi.

La A.F.A. firmó un convenio con la empresa "World Eleven", por el cual se ceden derechos de imagen de la Selección Mayor. Guillermo Tofoni, Presidente de "World Eleven", declaró eufórico a Noticias que Vivimos la época de Messi Mouse. La conjunción de Argentina con Leo es explosiva, todo lo que hace es una locura”. Respecto a la perfomance del combinado albiceleste en el Mundial Sudáfrica 2010, Tofoni comentó “Yo dije en la AFA, antes del Mundial, que no había que tenerle miedo a los resultados, que fuera como le fuera a la Selección en Sudáfrica no íbamos a perder valor. Y del mismo modo, si éramos campeones, no íbamos a cobrar más. Hoy somos la Selección mejor pagada del mundo junto a España y a Brasil. Hasta hace pocos años estábamos un 20% debajo de los brasileños, pero ellos bajaron y nosotros subimos”.


Que Lionel Messi finalmente no jugara contra Costa Rica generó mucha controversia entre los miles de aficionados centroamericano que fueron al Estadio a ver a la superestrella del Barça. Estaba estipulado que la posible ausencia del "10" en dicho partido amistoso implicaba una reducción de nada menos que 500 mil dólares en el cachet que la A.F.A cobraría. El Presidente de la A.F.A. Julio Grondona intentó salvar el monto de dinero a cobrar comunicando que el delantero argentino estaba lesionado... pero sus palabras no fueron tomadas en serio. En tal sentido, el Diario El Día de Costa Rica criticó duramente a los argentinos expresando “Batista agarró de tontos a los dirigentes de la Federación, anoche no alineó lo mejor, puso un equipo de medio ver y aparte de Messi, tampoco vimos a Zanetti, Cambiasso, Lavezzi y Di María. Mejor hubieran traído un cuadro del Caribe y no a unos argentinos que vinieron a pasear”.

Messi sigue desplegando su magia en las canchas de Europa liderando al Barcelona hacia un nuevo campeonato en la liga española y en la final de la Copa del Rey y encaramándose en la Champions League. Afuera del campo de juego, son varios los que se cuelgan de su carisma y frotan sus manos cerrando nuevos negocios. La A.F.A. no es la excepción: para la pasión están los hinchas, para los negociados están los dirigentes e intermediarios.

domingo, 3 de abril de 2011

El Sr. Feudal y su obsesión, cueste lo que cueste

"Que siga Gioja!", la nueva orden feudal
José Luis Gioja ya ha puesto toda la carne en el asador a fin de permanecer aferrado a la Gobernación de San Juan y prepara a su gente para trabajar para que la ciudadanía sanjuanina apoye la enmienda constitucional que le permita acceder a una nueva reelección como primer mandatario provincial.

En su mensaje en la Apertura de Sesiones Ordinarias en la Legislatura Provincial, Gioja hizo un repaso de los logros de su gestión como Gobernador de San Juan y también aprovechó para defender su deseo de modificar la Carta Magna Provincial para quedarse, al menos, por un periodo más como primer mandatario. Desafiante, allí disparó El que tenga dudas que lea la Constitución, el que no me crea, que lea la Constitución, el que piense mal, que lea la Constitución, el que desconfíe, que lea la Constitución, todo esta ahí, a la vista de quien quiera enterarse” y mostró su irritación para con las voces opositoras cuando afirmó pleno de soberbia "que nadie me venga a dar clases de democracia".

En tal sentido, ya ha puesto en marcha toda la militancia justicialista de cara al plebiscito que se llevará a cabo el próximo 08 de mayo. Por las calles de San Juan, vemos muchos afiches y pintadas que invitan a apoyar al Gobernador Gioja.

El titular del Ejecutivo Provincial ha empezado a recorrer las Juntas Departamentales para encabezar actos partidarios. El sábado pasado se realizó un acto que se denominó "Los Jóvenes por el SÍ" que tuvo como sede el Club Sporting Estrella, ubicado en la Ciudad de San Juan; el aparato peronista funcionó bien, ya que se pudo movilizar contingentes de jóvenes desde distintos puntos de la Provincia a bordo de colectivos y camionetas y no faltó el cotillón: bengalas, banderas y bombos, con el que se dio un marco festivo en donde el giojismo evidenció su confianza en superar holgadamente el filtro del próximo plebiscito.

Ese acto partidario tuvo amplia cobertura de los medios$ provinciale$. Los canales de televisión 8 y TeleSol transmitieron en directo la totalidad del evento peronista, los medios impresos (con Diario de Curro a la cabeza) hablaron de concurrencia masiva como si todos los que estuvieron presentes fueron espontáneamente.En definitiva, acá en San Juan, las crónicas periodísticas también son propaganda oficialista.

Allí, el Gobernador volvió a señalar que Néstor Kirchner fue quien más lo alentó a  reformar un artículo de la Constitución Provincial y así ir por una nueva reelección. A los gritos, Gioja habló de Kirchner a sus simpatizantes diciendo “Llegó desde el sur con esa cara de bonachón y algunos creyeron que todo iba a seguir siendo igual pero el pueblo y los jóvenes empezaron a creer, porque el fondo monetario no manejó mas el capital del país, porque las tapas de los diarios no cambiaron ministros, porque las corporaciones no gobernaron más, porque en Argentina, empezó a gobernar el pueblo argentino y porque en San Juan, empezó a gobernar el pueblo sanjuanino”.

El gobernador sanjuanino sigue en la línea discursiva del kirchnerismo, es decir, hacernos creer que la Argentina resurgió a partir del 2003 y que todos ellos nada tuvieron que ver con los años anteriores a esa fecha. En el caso de Gioja, su caradurez e hipocresía quedan delatadas si uno recuerda cómo el actual Gobernador de San Juan fue, como Néstor Kirchner y Cristina Fernández, parte activa del menemismo cuando el PJ gobernó durante casi toda la Década de los 90; después, durante el caótico Gobierno de Fernando De la Rúa, Gioja fue un oscuro Senador Nacional que se dedicó a boicotear la llegada de fondos a la Provincia de San Juan y hasta fue uno de los legisladores que votaron a favor de la Ley de Flexibilización Laboral que exigía el Fondo Monetario Internacional, al punto de ser señalado como uno de los senadores justicialistas que cobró una suculenta coima para votar así, traicionando a los trabajadores... al día de hoy, por esas cosas de la política vernácula, nada se sabe del curso de esa investigación judicial.

La estrategia del oficialismo provincial está más que clara: desviar la cuestión constitucional y transformar una consulta popular en una suerte de plesbicito de gestión. Allí es cuando el Gobernador y su gente nos enrostran la terminación del Centro Cívico y el Hospital Rawson, la construcción del Dique Los Caracoles y el Estadio San Juan del Bicentenario, la entrega (o, más bien, regalo) de viviendas dignas a gente que vivía en asentamientos; si a eso le sumamos la entrega de planes sociales en masa, podemos decir que Gioja como Gobernador ha logrado impactar positivamente en el pueblo sanjuanino.

Pero si hilamos más fino, podremos ver que Gioja ha tenido la suerte de gobernar en un momento en el que el Gobierno Nacional dispuso de millonarias sumas que destinó a obras de infraestructura y, especialmente, ayudas sociales. El líder del Frente para la Victoria en San Juan ha tenido la habilidad política para lograr gestionar fondos de parte del Estado Nacional para su cometido... pero nada fue realizado con recursos genuinos ni como consecuencia de algún plan de gobierno. Con una Legislatura manejada a control remoto, la compra y sometimiento de la prensa, control de la Justicia, José Luis Gioja centró todo en su persona y es por eso que ahora vemos como él termina presentándose no solo como más importante que nuestras instituciones democráticas sino como un actor imprescindible en esta comedia.

Del lado de la oposición provincial, se están empezando a movilizar algunos de los dirigentes para pregonar sus razones por la que se oponen a la enmienda que impulsa el giojismo. No suena muy convincente su defensa de la Constitución, sino más bien queda claro que los motiva el pavor de tener a Gioja como potencial rival en una contienda electoral. Se sabe que Gioja goza de una alta imagen positiva debido al alto impacto de las obras mencionadas, como así también la inestimable ayuda que la prensa sanjuanina le brinda prodigándole generosas alabanzas a su persona, como así también censurando toda crítica incómoda para el Gobernador.

Aunque el Gobernador Gioja hable como un constitucionalista avezado, me quedan dudas de la constitucionalidad del plebiscito. Si releemos el Artículo 277 de la Constitución Provincial, encontramos que se establece que "La enmienda de un solo artículo puede ser sancionada por el voto de los dos tercios de la totalidad de los miembros de la Cámara de Diputados y el sufragio afirmativo del pueblo de la Provincia, convocado al efecto en oportunidad de la primera elección que se realice, en cuyo caso la enmienda quedará incorporada al texto constitucional. Reforma de esta naturaleza no pueden llevarse a cabo sino con intervalos de dos años por lo menos". Según nuestra Carta Magna, en mi opinión, la ocasión debería ser en una elección de autoridades y no en una convocatoria en donde sea el plebiscito la única razón de una elección. En mi modesto entender, quizás aspirando (vanamente) llegar a proyectarse a nivel nacional, Gioja dilapidó la oportunidad de las elecciones legislativas del año 2009 para proponer la enmienda constitucional.

Se acercan días decisivos para San Juan. Gioja apuesta a quedarse y no escatimará costos ni recursos para que su propia ambición de poder quede satisfecha... ¿y San Juan? ¿y la democracia? ¿importa?
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina