jueves, 29 de diciembre de 2011

El efecto cáncer

Se anunció oficialmente que la Presidente Cristina Elisabet Fernández será intervenida quirúrjicamente por un "carcinoma papilar en la tiroides" el próximo 04 de enero, sacudiendo no solo la escena política nacional sino también la latinoamericana.

Según se comunicó, la patología fue diagnosticada el pasado 20 de diciembre, no hay metástasis y, luego de realizada una junta médica, se dispuso que la operación se llevara a cabo en los primeros días de enero. Se informó también que Fernández quedará internada durante tres días y que serán en total veinte los días en reposo.

En consecuencia, ¡Amado Boudou!, Vicepresidente de la Nación, quedará al frente del Ejecutivo Nacional durante los días de convalecencia de Cristina Fernández. Del ex Ministro de Economía se espera que actúe disciplinadamente a los dictados de la Presidente. Como nunca pasó antes, un militante de la U.Ce.De. llega a la Casa Rosada para sentarse en el Sillón de Rivadavia... ¡si lo viera Álvaro Alsogaray!

La noticia ocupó las portadas de todos los diarios argentinos y de los principales del continente. En la Argentina, los medios partidarios hablaron escuetamente de "carcinoma", evitando cualquier mención a la palabra "cáncer"... palabra que fue parte de los titulares de los medios opositores.


El sistema democrático argentino es extremadamente presidencialista, característica que está acentuada en la manera de gobernar que Fernández tiene. Es entonces que un percance en la salud de quien ejerce la Presidencia de la Nación puede tener efectos a veces impredecibles en todo el país. De todas maneras, según la opinión de especialistas, de ser verídico todo lo informado desde la Casa Rosada, Cristina Fernández tiene altísimas posibilidades de sortear este percance. La situación socioeconómica de la Argentina no se vé amenaza, más si tenemos en cuenta que la operación de la titular del Poder Ejecutivo Nacional se realizará en un mes en que la actividad política disminuye notablemente.

Al día siguiente del comunicado oficial, Cristina Fernández se mostró entera en un acto en el que convocó a los gobernadores para renegociar la deuda que los estados provinciales mantienen con la Nación. En ese encuentro, la Jefe de Estado se mostró distendida y de buen humor, aunque no perdió oportunidad para lanzar sus habituales dardos contra la oposición. 


Precisamente, fue Mauricio Macri el destinatario de su ironía cuando dijo que en los próximos días “No me iba a ir Italia ni a ningún crucero, ninguna cosa rara, me iba a ir a mi casa en El Calafate, porque yo descanso en mi casa, en El Calafate, y otros son más suertudos que yo y se van cada tanto de vacaciones, y yo no”. La referencia fue las insólitas vacaciones que el Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se tomó en Europa en momentos en que en nuestro país se llevaban a cabo las elecciones primarias. Claro que ella omitió cualquier referencia al escandaloso incremento de  su patrimonio en estos últimos ocho años, ni menos aún, a su reciente adquisición de dos departamentos en Puerto Madero, más precisametne en el complejo "Madero Center", en el mismo lugar en el que residen Amado Boudou y el polémico empresario kirchnerista Cristóbal López.... ¡Puerto Madero para todos!

Es llamativo que el cáncer mantiene en jaque la salud de varios líderes latinoamericanos: Hugo Chávez, Dilma Rousseff, Fernando Lugo y Lula Da Silva, por lo que el "bolivariano" se preguntó si este mal no podría ser inducido nada menos que desde los Estados Unidos (¿?).

Como usualmente suele pasar, la salud de la primera mandataria es un tema que se manejó en el más estricto hermetismo. De todas maneras, a diferencia de Néstor Kirchner, Cristina Fernández procura no mostrarse tan misteriosa acerca del estado de su salud. 

La Presidente está enfrentando a Hugo Moyano quien ya no soporta haber sido relegado ni perdona el hecho de que la primera mandataria prefiera rodearse de los militantes de "La Cámpora". A su vez, su Gobierno tiene el gran desafío de tener que contrarrestar las corridas por el dólar estadounidense. Pareciera que este asunto de la enfermedad le viene en un momento propicio como para calmar las aguas. Así como la muerte de su marido fue un espaldarazo importante, se espera que el esta dolencia que sensibiliza a la población también termine resultando beneficiosa para la imagen pública de Cristina Fernández.   

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina