sábado, 17 de diciembre de 2011

Dime con quien andas

MAMÁ HEBE, HIJO SERGIO.  Pura ternura.
Sergio Mauricio Schoklender siente que lo dejaron solo, se siente traicionado. Pero no quiere ser el pato de la boda y es por eso que entendemos que anda buscando micrófonos y cámaras de los medios de prensa para fustigar contra sus ex aliados, especialmente a Hebe Pastor de Bonafini.

Ante la falta de "protección", Schoklender va por más y, en breve, publicará el libro "Sueños Postergados" en el que promete desentrañar el poco claro manejo de Madres de Plaza de Mayo y sus conexiones con el mundo de la política nacional.

En diversas entrevistas con medios periodísticos, el ex apoderado de Madres lanzó duras acusaciones. Las que recientemente han enardecido esta polémica provienen de los conceptos que Schoklender vertió en una entrevista concedida al periodista Martín Caparrós y que está publicada en el Blog Pamplinas del Diario El País.

Al referirse a Madres de Plaza de Mayo, Schoklender afirma que además de los fondos que recibía del Gobierno Nacional, se solventaba con dinero proveniente de robos y hasta de lo que él mismo conseguía jugando en el casino, como así también de su vínculo con organizaciones terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); sobre su (ex) madre putativa, dijo que "Hebe es eso: un gran mito, con momentos de intensa lucidez y protagonismo pero también con enormes flaquezas humanas. Hebe se había instituido en un símbolo valioso para nuestra sociedad. Demasiado valioso. Aunque fuese un símbolo falso, aunque tuviera pies de barro". Describe que "Los caprichos de Hebe: la radio, la editorial, el libro de fotografías de las Madres que costó millones, el auto con chofer en el que se movía, la seguridad, más oficinas, más departamentos. Las necesidades de su hija Alejandra: primero un auto, después otro, computadoras, un departamento de 90 mil dólares y después una casa de 384 mil. Hebe había dejado de ser la mujer que viajaba todos los días en colectivo. Ahora era la mujer que no viajaba en avión si no le sacaba un pasaje en primera clase. En sus viajes al Interior se alojaba en hoteles de primera categoría. Su hija Alejandra viajaba por el Caribe cada vez que se sentía deprimida, con dinero que salía directamente de la caja que manejaba Hebe".

Asimismo, acusa al juez Norberto Oyarbide de regentear prostíbulos a los que concurrían asiduamente personajes del mundo de la política quienes, sin saberlo, eran filmados con cámaras ocultas (Schoklender afirma que "a Gioja lo tenían filmado con tres streapers en Spartacus" ¡!) para ser luego extorsionados por el magistreado con esos videos.

Hubieron dardos también para la Presidente de la Nación cuando sostiene que "La primera vez que Cristina vio a un pobre fue con las obras de la Fundación. La primera vez que la abrazaron los trabajadores fue cuando fue a las villas con Hebe (de Bonafini) a inaugurar una obra". También habla de sobresueldos de los funcionarios del Gobierno Nacional y de la farsa que representan las licitaciones públicas; no se olvidó de "La Cámpora", sobre quien opinó que "Son pendejos que no tienen la más puta idea de nada, que no tienen historia de militancia. Lo único que les interesa es garantizarse un sueldo, tener un pequeño séquito y se matan por tener más puestos para repartir y tener gente a su cargo". Asombrosamente, tuvo palabras de elogio para el Subsecretario de Comercio Guillermo Moreno, sobre quien contó que "es el tipo que sigue viviendo en el departamento que compró a través del Instituto de Vivienda de la Ciudad hace no sé cuántos años... Es el tipo que no lo he visto -y he estado muy adentro- recibir ni una sola coima, jamás lo he visto liberar un pedido de Aduana porque había guita. Lamentablemente, lo he visto liberar pedidos de Aduana o tomar resoluciones porque Néstor le decía que lo hiciera. Realmente era el cuadro, consciente de la verticalidad del movimiento, subordinado totalmente a las órdenes primero de Néstor y después de Cristina, pero leal y duro como una piedra. Y de los tipos más interesantes para escucharlos hablar".

Desde el kirchnerismo, hubo indiferencia para con los dichos de Sergio Schoklender. Solo Agustín Rossi, titular del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, se limitó a decir que no le cree nada. En la prensa "militante", como no podía ser de otra manera, los pormenores de este escándalo son silenciados.

Schoklender sabe muy bien lo que está haciendo y está usando a la prensa opositora para pasar a contraatacar ante quienes le han soltado la mano. La prensa no kirchnerista se muestra ávida de las "revelaciones" del ex apoderado de Madres, aunque nadie repare en que no se hayan aportado pruebas que sostengan tan graves acusaciones. Sabemos también que Schoklender es un personaje cínico y perverso, por lo que todas sus afirmaciones no deben ser tomadas tal como vienen. Se hace difícil saber hasta donde todo lo que él afirma es verdad y hasta donde miente.

Al margen de estos dichos, queda vada vez más en evidencia cuánto se ha desnaturalizado el propósito inicial que dio origen a Madres de Plaza de Mayo, institución que de reclamar por el paradero de sus hijos desaparecidos durante la Dictadura, se han convertido en una empresa que fabrica y comercializa viviendas, administra una radio y hasta una Universidad.

Hasta antes de que estallara el escándalo, Hebe Pastor de Bonafini se mostraba siempre unida y mimetizada con su "hijo" Sergio Schoklender. Cuando empezó a salir todo a la luz, la polémica "activista de derechos humanos" dijo que no iba a opinar sobre "boludeces". A medida que los días pasaban, la prensa divulgaba más detalles de la corrupción de la institución que preside Pastor de Bonafini y ahí que todo el kirchnerismo le soltó la mano al ex ladero de la polémica dirigente y se pretendió instalar la idea que de la Sra. Hebe Pastor fue "vilmente" usada por los Hermanos Schoklender. Semejante versión kirchnerista de los hechos se hace insostenible: es improbable que en Madres de Plaza de Mayo y en la Casa Rosada se ignoraran las travesuras de Schoklender.


De todas maneras, para kirchneristas y no kirchneristas parece no tener importancia. Poco y nada se sabe de cómo prosigue la investigación judicial que involucra a la institución que encabeza la Sra. Hebe Pastor... ¿quedará todo en la nada?.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina