miércoles, 21 de diciembre de 2011

Chau Clarín, Hola Multimedio K

¿AFICHES PREMONITORIOS? Poco antes del 10 de diciembre,
la Ciudad de Buenos Aires amaneció empapelada con este afiche.
El kirchnerismo sumó un nuevo capítulo en su guerra contra Clarín cuando, el pasado martes 20 de diciembre, Gendarmería Nacional allanó la sede de la empresa Cablevisión, del Grupo Clarín por una orden judicial en el marco de una investigación por "graves irregularidades" en la administración del servicio de cable. Walter Bento, magistrado que entiende en esta causa, ha designado un interventor que tiene la orden de "normalizar" a la empresa cuestionada, debiendo éste impulsar la separación de la empresa Multicanal del Grupo Clarín y, así, en un plazo de 60 días, dejar sin efecto la fusión realizada en el año 2007.

Todo fue a raíz de una denuncia judicial efectuada en la Provincia de Mendoza por la empresa Supercanal, la cual pertenece al multimedio propiedad de los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano. Según informa Página/12, "el amparo promovido por el Grupo Vila-Manzano tiene que ver con la pretensión de este conglomerado de medios de incrementar su participación de mercado en aquellas regiones dominadas por Cablevisión. Pero hay dos puntos incluidos en el fallo que tienen que ver con la plena aplicación de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual"... ¿será que Supercanal quiere desembarcar en Buenos Aires no sin antes descuartizar a su principal competidor?

Veloz como un rayo, el Ministro Florencio Randazzo salió a declarar que es "un disparate" pensar que el Gobierno Nacional tiene algo que ver con esta nueva avanzada sobre el Cablevisión.

Resulta cuanto menos extraña la actitud que ahora tienen Vila y Manzano, quienes hasta no hace mucho se mostraban muy críticos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que impulsó el kirchnerismo. De hecho, durante el año 2009, Daniel vila pronunció un encendido discurso en donde afirmó que la famosa Ley de Medios Tiene una gravedad institucional solamente comparable con el Golpe de Estado de marzo del 76. Con su pretexto de cambiar una ley del proceso militar, esconde uno de los despojos más grandes a los que puede llegar a asistir la Argentina: el despojo que le va a hacer la ley a la sociedad en su conjunto, despojo a la pluralidad informativa" y se aventuró a decir “Muchos dicen que el ex presidente Kirchner ha perdido el juicio mandando este proyecto al Congreso, que me atrevo a decir que es de peor factura que el que en su momento sancionó el teniente coronel Chávez para Venezuela".

En noviembre pasado, Manzano, ex Ministro del Interior de la Nación durante una presidencia de Carlos Menem, se llegó hasta la Casa Rosada para entrevistarse personalmente con Juan Manuel Abal Medina, Secretario de Medios. No hubo comunicado oficial ni información de algún medio de prensa que informare sobre los temas tratados en esa reunión.

Llama la atención que el multimedio denunciante es acaso tan gigantesco que el Grupo Clarín. En efecto, el Grupo Vila - Manzano es propietario del Diario Uno (Mendoza, Entre Ríos y Santa Fe), Canales América 24 y América TV (en sociedad con Francisco De Narváez), Supercanal (empresa de televisión por cable que opera en varias localidades), Canal 7 de Mendoza, Canal 8 de San Juan, el portal sanjuan8.com y su correspondiente edición impresa, Diario La Mañana de Córdoba, Canal 6 de San Rafael, Canal 10 de Junín, Diario La Capital (Rosario), Radio La Red y más de una docena de estaciones de radio en distintas provincias.


¿Acaso Vila y Manzano no fueron absorviendo vorazmente medios provinciales?, ¿o es que su cercanía al kirchnerismo le sirve para que la Justicia le haga la vista gorda?, ¿Y qué hay del multimedio que administra Sergio Szpolski?, ¿para Szpolski no existe aplicación de la Ley de Medios?

A través de los medios periodísticos digitados por el kirchnerismo se nos hablan bondades de la "Ley de Medios", de cuánto se democratizará la información en este país, de cuán necesaria se hace la exterminación de los "monopolios". Nos cuentan que se crearán señales de radio y televisión para universidades, organizaciones no gubernamentales, comunidades aborígenes, gremios, etc... Todo muy bonito pero lo único que se observa es la obsesión kirchnerista por pulverizar multimedios que se muestren críticos y/o disidentes con la ¿ideología? del Gobierno Nacional.

Desde el kirchnerismo se nos repite hasta el hartazgo que la "Ley de Medios" reemplaza la "Ley de la Dictadura", en clara referencia a la Ley N° 22.285 que se puso en vigencia en Septiembre de 1980. Sin embargo, quien permitió el ingreso de grupos económicos a los medios de prensa no fue un gobierno militar sino uno justicialista: el de Carlos Saúl Menem quien, a fines del año 1989, cedió a la presión del Grupo Clarín derogó el artículo 45 Inciso E de la Ley de Radiodifusión 22.285 que prohibía a las empresas periodísticas gráficas el acceso a la Radio y a la TV. Rápidamente, Menem y todo el PJ impulsaron licitaciones de radios y canales de televisión para que empresarios amigos del poder empezaran a hacer buenos negocios con la información y el entretenimiento, entre los que Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto picaron en punta.

Clarín supo mantener buenas relaciones con los poderes que gobernaron la Argentina, tanto democráticos como de facto. Los Kirchner no fueron la excepción pero algo se rompió con Clarín entre los años 2008 y 2009. La Ley de Medios fue un profundo estiletazo que el kirchnerismo asestó a ese poderoso multimedio; no satisfecho con eso, se puso énfasis en la denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo contra Ernestina Herrera de Noble por presunta apropiación ilegal de sus hijos adoptivos.

"Yo no soy la presidenta de las corporaciones" sino de los "40 millones de argentinos", así enfatizaba Cristina Elisabet Fernández en el discurso que dio cuando reasumió la Presidencia de la Nación. Y de ahí que, sutilmente, justifica el avasallamiento contra Clarín... aunque, ¿extrañamente? omite fijar su mirada en otras corporaciones como las compañías telefónicas o las empresas mineras transnacionales que no solo siguen haciendo sus negocios en este país, sino que los incrementan con la complicidad del Gobierno Nacional... ¿eso es "combatir el capital"?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina