miércoles, 30 de noviembre de 2011

Ladrillos rentables

"Hoy en día, la inversión en ladrillo es una de las inversiones más seguras que puede tener la sociedad argentina y creo que en todo el mundo. Los ladrillos siempre están", esa fue una de las frases que la Presidente Cristina Fernández dijo en la 59º Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).

En materia de inversiones, Fernández y su difunto marido han dado sobradas muestras de su "habilidad" para amasar fortunas y, por ende, ostentan suficiente autoridad como para aconsejar a inversores.

Según la última declaración presentada en la Oficina Anticorrupción, el patrimonio personal de la primera mandataria asciende, nada menos, que a $ 70.494.085. Cifra muy lejana a los $ 6.851.810 que el Matrimonio Kirchner - Fernández declaró en el 2003 como valor de todo su patrimonio.

Entre los bienes que estaban a nombre de Néstor Kirchner, encontramos cuatro locales y cinco casas en El Calafate y Río Gallegos. Según informó en su momento Diario La Nación, la mayor está en El Calafate -tiene 2100 metros cuadrados- y fue adquirida en 2002 en $ 162.244 y se hicieron mejoras por $ 9.182.666. Además figuran seis terrenos en la Patagonia y 10 departamentos en Río Gallegos. A su vez, Kirchner era dueño del 90% de CO.MA, de un 98% de Hotesur y en un 45% de Los Sauces. El resto es de Cristina Kirchner y el otro 10% lo tiene Máximo Kirchner.

Semejante masa patrimonial es fruto del trabajo arduo de Néstor Carlos Kirchner quien, a poco de recibido de abogado, volvió a la Ciudad de Río Gallegos para dedicarse a la usura y remates de hipotecas, muy lejos del horror de la Década de los 70. Ni hablar de los millones de dólares que Kirchner sacó del país, luego de motorizar la venta de Y.P.F. y poco antes del corralito que impulsó Domingo Cavallo a fines del 2001. Un ejemplo en inversiones. Entonces, a tomar nota de los consejos de sus familiares.


Los Kirchner, al igual que Perón, cambian la ley para no pagar derecho sucesorio ¿PROGRESISMO PURO? 
escrito po Pablo Dócimo para Tribuna de Periodistas 

A lo largo de la historia, si hay algo que caracterizó a los gobernantes peronistas, fueron dos cosas. La primera ha sido aplicar el capitalismo de amigos. O sea, beneficiar y beneficiarse entregándoles a los amigos de turno suculentos negocios con el Estado. La segunda, beneficiarse con leyes hechas a su medida.

Ni hablar de las leyes electorales o de reformas a la Constitución Nacional, que hicieron tanto Juan D. Perón como Carlos Menem: mal que hoy les pese a los peronistas, su gobierno —el de Menem— también fue justicialista.

Tenemos con las sucesiones de Evita y Néstor Kirchner un claro ejemplo de ello, un caso donde tanto Perón como los herederos de Néstor se ven beneficiados por una ley sancionada pura y exclusivamente para beneficiarlos.

El día 19 de enero, en este periódico publicamos de manera exclusiva —y vaya uno a saber por qué extraña razón los grandes medios no lo hicieron— una nota detallando la vergonzosa ley sancionada en la Provincia de Buenos Aires que dice que todos aquellas sucesiones de bienes de los fallecidos durante el año 2010 no pagarán ningún tipo de derecho sucesorio. Sin embargo, y como suele ocurrir, nuestra capacidad de asombro es superada permanentemente, ya que no es la primera vez que esto ocurre. ¿Quién había hecho algo similar? Ni más ni menos que el mismísimo Gral. Perón.

Hagamos un breve racconto para refrescar la memoria: Perón, con argucias pseudolegales, incorporó desde 1946 cuantiosos bienes al patrimonio de Eva Duarte, quien como todos sabemos, fue casi indigente, podríamos decir, hasta 1944. Luego, ya fallecida Evita, en julio de 1954, el mismo Perón hizo votar una ley a sus legisladores en el Congreso de la Nación, eximiendo del pago de derechos sucesorios a todos los bienes de su difunta esposa dispersos por el mundo. Lógicamente que, antes, se había auto instituido como curador y único heredero.

Cuando murió Evita no hubo testamento. Perón tomó una carta empezada por Eva y la terminó a máquina, con las iniciales de ella como firma. Fue todo muy dudoso y la madre de Eva aceptó porque se lo pidió su hijo Juancito, presionado éste por el gobierno. Después protestó y le inició juicio a Perón, por "nulidad de escritura y revocación de donación". Perón había sido declarado único heredero y se dictó una ley especial eximiéndolo de pagar los derechos sucesorios. La ley debe estar en los diarios de la época.
 

El paralelismo con Néstor Kirchner

Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner tienen domicilio legal en la Provincia de Buenos Aires. Como todos sabemos, Néstor murió el 27 de octubre de 2010, en consecuencia se abre la sucesión según el día de su muerte, sobre todos los bienes que están a su nombre y “declarados”, obviamente.

Hasta antes de la sanción de esta nueva ley, la tasa para el 2010 era del 5 al 7% sobre los bienes de sucesión. Pero los herederos de Néstor, especialmente Cristina, fieles representantes del gobierno nacional y popular, ni por casualidad pagarían el Impuesto a Transmisión Gratuita de Bienes (así se llama). Entonces ¿qué se debe hacer? sacar una ley que los ampare para no pagar. Y es lo que se hizo en la Provincia de Buenos Aires.

El 24-12-2010 se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires la Ordenanza Tarifaria para el año 2011. Sin embargo, entre sus 140 artículos está el artículo 78 que dice: “Disponer la extinción de pleno derecho de las deudas devengadas hasta el 31 de diciembre de 2010 inclusive, por la aplicación del impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes”.

O sea que, si usted hizo las cosas como deben ser, pagando puntual, correcta y religiosamente el impuesto respectivo, perdió. En realidad, la ley es solo para el caso de muertes en el año 2010 (bien podrían haberla hecho sólo para los fallecidos el 27-10-2010).

EVOLUCIÓN "NACIONAL Y POPULAR" DEL PATRIMONIO K
El dato más relevante de todo esto es que, según el patrimonio de Néstor Kirchner, de casi setenta millones de pesos, sus herederos deberían haber pagado, si no se hubiese sancionado esta vergonzosa ley, la suma de $ 4.125.000.

Pero lo más gracioso, o triste, según como se lo mire, es que para el año 2011 casi duplican las tasas y quitan el mínimo no imponible para este impuesto. ¿Alguien podría argumentar por qué razón se anula el pago de esta tasa a las sucesiones de los fallecidos en el año 2010? ¿Cuál es la razón? ¿Será parte de los festejos por el bicentenario?

En fin… Como se ve, esto no es nuevo y sirve para confirmar, ratificar y poner en evidencia la voracidad y codicia de los gobiernos totalitarios que eufemísticamente suelen auto proclamarse como campeones de la "justicia social".

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina