viernes, 28 de octubre de 2011

El Satánico Doctor Bayer

HONORIS CAUSA DE LA UNSJ. Osvaldo Bayer recibe la distinción
de manos de Bejanmín Kuchen, Rector de la Universidad
Osvaldo Jorge Bayer fue distinguido por la Universidad Nacional de San Juan con el título Doctor Honoris Causa, en reconocimiento a su extensa labor por periodista, escritor e historiador.

Nacido en Santa Fe en el año 1927, Bayer estudió Historia en la Universidad de Hamburgo en Alemania y regresó al país en el año 1956 para dedicarse a la profundización de sus estudios sobre historia argentina, el periodismo y a escribir guiones cinematográficos. Sus puntos de vista encendieron polémicas en distintos sectores, especialmente en lo referido al revisionismo histórico sobre los pueblos originarios de América. Precisamente, a raíz del contenido de sus publicaciones, es que sufrió la censura y persecución tanto de parte los gobiernos militares como del (des)Gobierno de María Estela Martínez.

Luego de tantos años de exilio, con la vuelta de la democracia en 1983, Osvaldo Bayer volvió a trabajar en la Argentina. Años más tarde, fue recibiendo Doctorados Honoris Causa de las Universidades del Comahue (1999), Centro de la Provincia de Buenos Aires (2003), San Luis (2006), del Sur (2007, Córdoba (2009) y Quilmes (2009).


¡Vade Retro Bayer!

Entre los polémicos conceptos que Bayer ha vertido a lo largo de su trayectoria, ha sido vehemente en sus críticas hacia Domingo Faustino Sarmiento, prócer y dios pagano de San Juan.

Por ejemplo, en Página/12 escribió un artículo en donde cuestionaba duramente a Mauricio Macri por disponer que en todas las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires se cantara el "Himno a Sarmiento".

En dicho escrito, Bayer se pregunta "¿Por qué se enseña así el endiosamiento, la devoción sin crítica, la veneración de una persona, la idolatría?... ¿Por qué en vez de endiosar a una figura que tuvo cualidades, sí, pero también muchos defectos, agresiones y expresiones profundamente racistas, no se propone que cada escuela haga su propia canción y no un himno a una persona?". Más adelante, señala "Nadie puede negar los méritos de Sarmiento con respecto a la enseñanza. Pero no hay que disimular sus arranques racistas contra el indio y el gaucho y su crueldad con respecto a la guerra al Paraguay y a la siembra del odio entre los argentinos durante las guerras internas de facciones. Y su enseñanza sólo para el “progreso”, ese progreso que fue para pocos y para la explotación del hombre y la naturaleza. No hay que olvidar nunca ese lema de Sarmiento: “No ahorrar sangre de gauchos”. Ese, su odio ancestral hacia lo autóctono. Su fervor por lo norteamericano. Ya lo escribió Juan Bautista Alberdi, citado por Arturo Sala en su profunda obra de investigación “La razón maligna en la Argentina” –obra por editarse–, que “En la moral de Sarmiento el asesinato y el robo no son crímenes cuando son hechos en su servicio y en su provecho”".

Semejante "osadía" de Bayer desató la ira de las fanáticas hordas samientinas en San Juan. Se multiplicaron voces de personajes que solicitaron a la Universidad Nacional de San Juan que no distinguiera a un personaje tildado de "anti-Sarmiento", más tratándose de que se está transitando por el año del Bicentenario del nacimiento del único presidente argentino nacido en esta Provincia. Hasta el Gobernador Gioja se sumó a las críticas dejando en claro en que él no coincide en nada sobre las apreciaciones sobre el dios sanjuanino.

Apenas llegó a San Juan, Bayer fue interrogado por la prensa acerca de su opinión sobre Don Domingo Faustino. Si bien Bayer reconoció el indudable talento de Samiento como escritor como así también algunos de sus conceptos sobre la educación público, ratificó todos sus dichos y hasta criticó el libro "Facundo", célebre obra del sanjuanino, sobre la que dijo que "más allá de que tenga un nivel literario propio de Borges, está plagada de mentiras, algo que el mismo Sarmiento reconoció después".

¿MAESTRO DE AMÉRICA? "¿Lograremos exterminar los indios?. 
Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin 
poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos 
a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen" (D.F.S.)
Ante la contundencia de las afirmaciones de Bayer, no hubo ningún fanático de Sarmiento capaz de refutarlas. A Sarmiento se lo endiosa hasta límites increíbles en San Juan, al punto de que se lo homenajea poniendo su nombre a distintos sitios importantes de la Provincia. Hasta una de las principales avenidas de la Ciudad Capital lleva el nombre de Paula Albarracín, madre del prócer, sobre quien se desconoce aporte alguno para con el desarrollo de San Juan.

En las escuelas primarias sanjuaninas, al hablar de Sarmiento se nos pinta una figura cargada de misticismo. Se nos enseña del "padre del aula", de que "nunca faltó a clase" (¿?) y otras cuestiones, más propias de algún héroe de un cuento popular para niños. Nada se nos dice sobre el innegable racismo de este personaje, nada se nos dice de que quería entregar la Patagonia a Chile, nada se nos dice de su odio visceral hacia los gauchos y los aborígenes, nada se nos dice de su intolerancia ideológica hasta instigar brutales asesinatos.

Sarmiento fue y es un personaje al cual no se puede ser indiferente. Sarmiento despertó y despierta encendidas polémicas. Sin duda, se trata uno de los pioneros en popularizar el concepto de "educación pública y laica" en nuestro país, llegando al punto de incluir a las mujeres en el sistema educativo. En ese sentido, fue un visionario. Ahora bien, hay que también reconocer que Sarmiento no quería una educación para todos los argentinos. Su visión era sectaria y despectiva.

Es hora de que los argentinos sepamos poner blancos sobre negros en nuestra historia, tanto en el pasado como en el presente. Debemos permitirnos cuestionarnos y ser cuestionados, en paz. La historia, como la realidad misma, puede ser vista desde varios ángulos que no necesariamente deben ser antagónicos sino que deben estar llamados a integrarse. Los ciegos endiosamientos no hacen más que alejarnos de la realidad y nos pueden llevar a repetir errores del pasado.
Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina