domingo, 4 de septiembre de 2011

Tomá nota, Barack!

Lecciones argentas para USA
El prestigioso "New York Time" elogió las medidas económicas que ha estado tomando la Presidente Cristina  al punto de proponerlas como ejemplo para los Estados Unidos.

En efecto, se leen conceptos elogiosos en la una nota de opinión titulada "Argentina's turnaround tango", que traducido sería algo así como "Una vuelta de tango de Argentina" y que está firmada por Ian Mount.

Mount empieza escribiendo "Argentina parece ser uno de los últimos países en la tierra en ofrecer lecciones sobre cómo tratar con el malestar económico económico". Allí, el periodista hace una rápida mención de ineficacia de las políticas aplicadas a lo largo de "décadas de dictaduras represivas" y "experimentos inconsistentes" para luego hablar de un giro de 180º en materia económica que la Argentina tuvo después de la crisis del 2001 el que, a juicio de Mount, ha pasado desapercibido para Latinoamérica y que debería ser ahora inspiración para el Presidente Barack Obama y el Congreso de los Estados Unidos.

Si bien Mount habla de que hay "problemas", atañe su opinión a datos macroeconómicos favorables para la Argentina: crecimiento sostenido en el Producto Bruto Interno, una tasa del desempleo que ronda el 8%. y la disminución de la pobreza. Para fundamentar su visión, Mount festeja el notable crecimiento del parque automotor en Buenos Aires, resalta el bienestar en la Provincia de Mendoza (¡!) que ofrece excelentes vinos para degustar, hoteles y comidas regionales, como así también se asombra de que "televisores de plasma y Blackberries se han convertido en productos básicos" para la clase media.

En dicha nota, si bien reconoce que la Argentina ha tenido "un golpe de suerte" con los precios de los commodities, hace hincapié en que el Gobierno Nacional implementó "medidas económicas inteligentes": sostener el valor de la moneda nacional en un nivel bajo para beneficiar las exportaciones y encarecer importaciones. Estas medidas eleva la recaudación fiscal, la cual es destinada a la construccción de rutas entre Rosario y Córdoba (calificadas en ese artículo como "ciudades norteñas" de la Argentina... ¿?). Asimismo, resalta el impacto social de la Asignación Universal por Hijo, la cual tiene su innegable impacto en el consumo interno y que, con la obligatoridad de asistir a la escuela que se impuso a los niños beneficiados con ese subsidio, es probable que se mejore el rendimiento educativo a largo plazo. De ahí que, para Mount, tiene su lógica el aplastante triunfo de Cristina Fernández en las elecciones primarias celebradas el pasado 14 de agosto.

Mount reconoce como defectos de este Gobierno Nacional a la corrupción, el autoritarismo, impuestos confiscatorios y los retoques a los índices inflacionarios, puntos que Obama no debería tomar como "ejemplo".


Go, Argentina, go!

Seguramente, esta nota de opinión ha sido celebrada por simpatizantes kirchneristas, más teniendo en cuenta que, en más de una oportunidad, la presidente Cristina Fernández ha recomendado a las naciones del "Primer Mundo"adoptar "el modelo kirchnerista".

Estados Unidos de América está atravesando una delicada situación financiera, con el aliciente de que puede caer en cesación de pagos y cuyas consecuencias negativas para la economía mundial, al tratarse de la principal potencia económica y militar, son difíciles de mensurar.

La opinión de este analista esta basada en indicadores macroeconómicos que están tomados de las mediciones efectuadas por el Instituto Nacional de Eestadísticas y Censos, institución que no solo nos asegura que el nivel general de los  precios aumenta mensualmente en menos de un 1%, sino que el desempleo es de un dígito. Cualquier aseveración que se realice tomando como fuente a datos proporcionados por el INDEC carece de seriedad alguna.

De todas maneras, no es la primera vez que desde los Estados Unidos se cantan loas a un gobernante argentino. Vale recordar que, durante los años de apogeo del menemismo, eran constantes los elogios que llegaban sobre Carlos Menem y sus políticas económicas; de hecho, George Bush aseguró alguna vez que el riojano era "el líder del mundo" que más respetaba y, posteriormente, Bill Clinton también ponderaba las relaciones bilaterales entre ese país norteamericano y la Argentina.

Estas apreciaciones vertidas en el New York Times son tan respetables como cualquiera de las que se vuelquen a través de los medios oficialistas.

Tanto Cristina Fernández como Néstor Kirchner sostuvieron su "modelo" en una corrupta estructura clientelista, a fuerza de subsidios y "planes sociales", con el que encandilan a millones de argentinos. Es muy tentador decir que este Gobierno es bueno cuando el nivel de consumo es alto, a comparación de otras épocas recientes de nuestro sufrido país.

De todas maneras, como sucede con cualquier presidente, habría que esperar que pasen algunas décadas para poder analizar la supuesta bonanza de un Gobierno. Eso de que vivimos en "la mejor presidencia de la historia" ya lo hemos escuchado anteriormente en numerosas ocasiones cuando la Argentina estaba hinoptizada por la ilusión de a Ley de Convertibilidad. Hasta el mismísimo Néstor Kirchner llegó a decir que Menem era el mejor presidente argentino de todos los tiempos.

Necesitamos más realismo y menos ilusiones. Más planes a largo plazo que medidas efectistas. El tiempo nos dará las respuestas a todos. Ojalá los argentinos aprendamos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina