martes, 23 de agosto de 2011

La fábula de los Libertadores de Medio Oriente

TERROR EN LIBIA. Cientos de muertos que no cuentan para Occidente.
Estados Unidos, en la voz de su Presidente Barack Obama, ha anunciado que el poder de Muammar Khadafi en Libia está a punto de llegar a su fin, luego de 42 años.

Después de casi seis meses de sanguinarios combates, los opositores al régimen de Khadafi ya han llegado a Trípoli, capital de Libia, y tienen casi todo bajo control. De todas maneras, los "rebeldes" no dieron aún con el paradero de Khadafi.

En un discurso pronunciado desde la Casa Blanca, Obama no estimó elogios para los "rebeldes" que están cercando a Gadafi cuando les dijo "Han sido muy valientes al luchar por su libertad pero la verdadera justicia no vendrá de las venganzas sino de la reconciliación" y analizó la situación de Libia al manifestar que "Durante cuatro décadas, los libios han vivido bajo el tirano que les negaba los derechos humanos. Pero la lucha por la dignidad humana es más fuerte que el empeño de cualquier dictador". Como si estuviera relatando algún cuento épico, el primer mandatario estadounidense sentenció "El régimen de Gadafi llega a su fin. El futuro de Libia está en manos de su pueblo".

Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, reprueba el poder de Khadafi y opio que "Ahora es crucial que el conflicto termine sin más pérdidas de vidas (...). Pido a las fuerzas del coronel Gadafi que cesen la violencia de inmediato y allanen el camino para una transición suave".

No solo a Estados Unidos ele interesa la "liberación" de Libia, en Europa, la condena a Khadafi es unánime. Catherine Ashton, la representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea afirmó que "Estamos viendo los últimos momentos del régimen de Gadafi. Insto a Gadafi a renunciar inmediatamente y a evitar más derramamiento de sangre", mientras que Michael Mann, el portavoz de la jefa de asuntos exteriores de la UE, también se va frotando las manos cuando destacó que "Hemos planificado una continuación sin Gadafi (¡!). Tenemos una serie de objetivos sobre los que hemos trabajado" (parece que no es solo asunto del pueblo libio...)

David Cameron, primer ministro británico, afirmó que "Ahora nuestra tarea es hacer todo lo que podamos para apoyar la voluntad de la población libia, que es una transición efectiva a una Libia libre, democrática y que incluya a todos". Por su parte, Nicolás Sarkozy, presidente francés, pidió "a las fuerzas todavía fieles al régimen a que den la espalda a la ceguera criminal y cínica de su líder cesando de inmediato el fuego, entregando sus armas y entregándose a las autoridades libias legítimas". Silvio Berlusconi parece que se olvidó de su relación "privilegiada" que mantenía con Khadafi y afirmó que le solicitó "librar a su pueblo de más sufrimiento".

Mientras tanto, entre eufemismos varios y titulares en los diarios, está muriendo mucha gente en Libia sin saber bien porqué. Como sucedió en Irak o en Afganistán, por citar algunos ejemplos, no hay información acerca de la matanza y afrentas contra civiles. Quizás esos datos no se divulgan porque dejarían mal parados a más de un "libertador".

Parece que a nadie le interesa conocer la voluntad popular de los libios. Desde Occidente algunos se rasgan las vestiduras al observar el estilo de vida en las sociedades regidas por los principios del Corán y, por eso, sin pedir permiso, algunos corren presurosos para imponer la democracia como sistema de gobierno. Como si eso de que "los pueblos no gobiernan sino a través de sus representantes" fuera la panacea, la llave de la felicidad para todos los pueblos.

En medio de todo este conflicto, hay varios factores que enrarecen el clima pero prefiero detenerme, básicamente, en dos:

MUERTE Y DOLOR. Según New York Times, ese cadáver calcinado
pertenece a un partidario de Khadafi
1. Entre los "rebeldes" no hay un personaje o agrupación que se identifique como líder: Generalmente, en cualquier revolución que se realice, siempre hay una figura visible que está al frente de ella la que, guste o no, deja en claro los fundamentos de la avanzada contra el poder establecido. En este caso puntual, en Libia no solo que no hay un referente de esta revuelta, sino que tampoco no hay un clamor popular por el derrocamiento de Khadafi o el pedido de un cambio de sistema de gobierno. Se habla de la conformación un "Consejo Nacional Libio de Transición", el cual ha sido rápidamente reconocido por la Unión Europea. Al margen de todo ésto, Estados Unidos y Europa apuran esta "revolución" y no reparan en la masacre.

2. La ansiedad de Occidente por acelerar la caída de Khadafi: la principal riqueza de Libia es sus grandes reservas de petróleo, el cual es exportado, principalmente, a países europeos; Khadafi sustentó la economía de su país en base la "oro negro" al punto que le Producto Bruto Interno de Libia es el más alto de toda África; mientras hizo negocios con los Estados Unidos, el bueno de Khadafi nunca fue tildado de "dictador" ni nadie decía una sola palabra de "violaciones de los derechos humanos" en ese país africano; repentinamente, la crisis financiera de Estados Unidos y la subida del precio del petróleo es lo que termina por precipitar la caída de Khadafi; parece el paralelismo con Irak es casi inevitable. Con el pretexto de masas populares que se hartaron de las dictaduras islámicas, Estados Unidos va dinamitando gobiernos en Medio Oriente y para así saciar su voracidad de petróleo.

LAS VIDAS QUE LE IMPORTAN A NADIE. Por el petróleo de Libia, se asesina a mansalva
La prensa del primer mundo informe conforme a los intereses de los gobiernos de sus países, poco se ahonda y se investiga sobre la voluntad popular de los libios y, menos que menos, se pretende hurgar en las reales motivaciones de Estados Unidos y Europa para tomar por asalto otro país. Barack Obama, increíblemente galardonado con el Premio Nobel de la Paz , no se detiene a pensar en el terror que siembran a su poso las fuerzas militares estadounidenses.

Otra guerra más en este loco mundo. El imperialismo sigue mostrando lo peor de la condición humana. Al precio que sea... pagado con abundante sangre inocente.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina