lunes, 15 de agosto de 2011

La encuesta más cara

La Presidente está feliz, como Riquelme. Para graficar tanta felicidad,
Boudou saludó con el gesto que hizo famoso el 10 de Boca Juniors
Cristina Elisabet Fernández logró una gran adhesión en las elecciones primarias que se llevaron a cabo en todo el país en el día de ayer.

Con un nivel de concurrencia a las urnas que superó sobre un histórico 76%, Fernández obtuvo un poco más del 50% de los votos, casi cuadriplicando la cantidad de lo que obtuvo Ricardo Alfonsín. hasta ahora quien quedó en segundo lugar. Salvo en San Luis, la primera mandataria se impuso en todas las provincias argentinas y en la Ciudad de Buenos Aires. Toda una victoria apabullante del Frente para la Victoria.

El escrutinio de los votos fue muy lento. Pero ningún político, tanto del oficialismo como de la oposición, esperó a que estén los datos oficiales de la mayoría de las mesas para manifestar acerca de lo que ya era la tendencia de las primeras horas después de cerrado el comicio.

Poco después de las 21:30 hs., la Presidente Fernández habló al país para referirse al resultado de las elecciones. La candidata del oficialismo estuvo acompañada por Amado Boudou y demás funcionarios de su Gobierno; entre el público, "La Cámpora" fue la agrupación que tuvo la exclusividad de estar vivando a la fórmula ganadora. Fernández lució exultante como nunca se la vio, al punto que hasta bailaba al son de los cánticos de la agrupación que encabeza su hijo Máximo. Con un tono inusualmente conciliador, la titular del Ejecutivo Nacional reivindicó la reforma política que encaró su Gobierno y resaltó el alto porcentaje de la concurrencia, además de reconocer los derechos de autor a Néstor Kirchner en este resonante triunfo del FpV.

En el día de hoy, era tanto el buen humor de Cristina Fernández que convocó a una sorpresiva conferencia de prensa en la Casa Rosada en la que avisó a los periodistas que permitiría ¡cinco! preguntas. Entre varias cosas, se dio tiempo para bromear ante sus interlocutores como cuando expresó que Queríamos comentarles estas cosas, estar ambos como Riquelme 'felices'. Acá el Ministro anduvo haciendo pogo no sé hasta qué hora de la madrugada, yo ya estoy demasiado grande para hacer pogo, si no hoy estaría destrozada”.

Sin lugar a dudas, Cristina Fernández ha quedado excelentemente posicionada de cara a las elecciones generales que se disputarán el próximo 23 de octubre. La población le ha dado un apoyo contundente, valorando su forma de gobernar, especialmente el gran incentivo que se le da al consumo interno. El pueblo se ha expresado y ya ha señalado una tendencia que muy difícilmente se modifique en Octubre.


P.A.S.O. en falso

El Gobierno de Cristina Fernández logró imponer las "Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias", por la cual la ciudadanía argentina debe participar en las internas de los partidos políticos para que se definan los candidatos. El primer paso fue cuando, el día 14 de diciembre del 2009, el Congreso de la Nación sancionó la Ley 26.571, denominada de "Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral".

Lo que fue presentado como un paso adelante en la calidad de la democracia nuestra de cada día, no fue tal porque los partidos políticos de nuestro país siguieron resolviendo sus candidaturas sin, ni siquiera, debates internos ya que todo dependió de los dictados de los jefes partidarios.

En consecuencia, todos los partidos políticos que presentaron candidatos para Presidente de la Nación presentaron una única fórmula. Otro tanto sucedió con todos los candidatos a gobernador y en la inmensa mayoría de los casos de Intendentes y legisladores... queda flotando entonces las preguntas: ¿cuál fue el sentido de estas elecciones primarias? ¿se trató de una mega encuesta de imagen que se pagó enteramente con fondos públicos?

A la hora de buscare un sentido, el Gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli opinó que estas elecciones primarias iban a ser "Un ordenador dentro del peronismo, y yo voy a trabajar para reafirmar lo que expresó el congreso peronista sobre el acompañamiento de la Presidente". Quizás sea este el principal objetivo de todo este despliegue cívico: obligar a la ciudadanía argentina a terciar en las disputas de poder entre los hijos de Don Juan Domingo, sin medir todo el costo que ésto demandará al Estado Nacional.

Cuando los jerarcas militares anunciaron el retorno de la democracia para el año 1983, para elegir candidatos, los partidos políticos recurrían a elecciones internas para las que convocaban a sus afiliados. Con los años, el desencanto popular para con la dirigencia política fue creciendo en la población argentina y alguien inventó hacer internas "abiertas", en las cuales podrían participar cualquier ciudadano, esté o no afiliado a un partido político. Entonces, en lugar de alentar el involucramiento en los partidos políticos, se optó por la solución facilista de permitir votar a quienes no se comprometían a participar activamente en política. Como esa otra propuesta tampoco logró conmover a la ciudadanía, el "nuevo" recurso de los políticos es obligar por ley a todos los ciudadanos a intervenir en internas que, como expreso más arriba, no son tales porque los candidatos ya fueron elegidos a dedo.

Seguramente, nuestro sistema democrático tiene mucho por crecer y mejorar. Personalmente, creo que ese progreso no se logra necesariamente por medio de imposiciones legales sino más bien con más educación cívica. Claro que una mayor y mejor educación para el pueblo no es lo que más le conviene a los más poderosos en un país, ya que un pueblo educado es mucho más difícil para engañar...

Sir Winston Churchill, célebre político británico, declaró alguna vez que "Un político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones, no en las próximas elecciones". La Argentina se debe a si misma tener una nueva generación de políticos capaces de diseñar planes de gobierno pensando en futuras generaciones, más que en medidas efectistas.

La visión a largo plazo no debe ser patrimonio exclusivo de la clase política, sino que el pueblo mismo debe participar. Con una buena educación, un pueblo podrá ser más reflexivo a la hora de votar, ya que no su mirada no se estancará en el futuro inmediato sino que, también, se tendrá en cuenta el mediano y el largo plazo ¿será eso posible en la Argentina?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina