sábado, 27 de agosto de 2011

Amoríos de lesa humanidad

Por estos días, en los principales medios de comunicación porteños, se estuvo hablando del presunto romance que habrían mantenido Emilio Massera y Graciela Alfano a fines de la Década de los 70.

Todo surgió de una acusación que surgió en el programa "Intrusos" que se emite diariamente en América TV. Para éxtasis de sus realizadores, esta noticia desató un escándalo inesperado, en el que hubieron muchas voces que condenaron a la reconocida vedette.

Varias personalidades de la farándula se expresaron. Susana Giménez, la "gran diva" argentina (¿?), que aseguró haber sido "prohibida" durante la Dictadura (¡!), contó que ella había escuchado el rumor de que Massera y Alfano habrían sido "amantes". Roberto Pettinatto opinó que Alfano fue parte de ese oscura realidad que vivió nuestro país por aquellos años, entendiendo que "Todo ese cine contribuyó a la no concientización de la gente. Si no eras parte de la solución, eras parte del problema.

Para referirise a la increíble acusación de la que fue objeto, Alfano disparó "Cada uno decide con su desaparecido hacer lo que le da la gana" (¿?), lo cual genero una cataratas de críticas. Luego del exabrupto, Alfano negó haber tenido relación alguna con Massera y escribió en su cuenta de Twitter "Me disculpo por haberme expresado con frivolidad con respecto a un tema grave para nuestra sociedad" y acerca de la acusación de que se habría quedado con bienes pertenecientes a desaparecidos, la vedette manifestó que "Mis bienes los gané legítimamente en 40 años de trabajo y como resultado de mis matrimonios. No tengo nada q tenga otra procedencia".

El escándolo que empezó siendo estrictamente mediático llegó al ámbito judicial cuando, a raíz de lo dicho en "Intrusos", el fiscal federal Luis Comparatore inició una investigación para determinar si Graciela Alfano habría recibido de parte de Massera bienes pertenecientes a desaparecidos. Según informó Diario La Nación, el mencionado fiscal se basa en declaraciones atribuidas a Gabriela Biasi, hija de un ex custodio de Massera, quien dejó entrever la posible entrega de bienes de personas desaparecidas a la actriz. Como si fuera poco, Jorge Rial y Adrián Ventura, dos periodistas impresentables redoblaron la apuesta y publicaron un reportaje hecho a ,Elsa Ayala, esposa de un desaparecido, quien afirmó que vio a Alfano junto a Massera, cuando ella concurrió al despache del ex Jefe de la Marina para pedirle por su esposo. La causa recayó en el juez federal Claudio Bonadio, a quien también el fiscal remitirá informes de inteligencia recientemente desclasificados por el Servicio de Inteligencia de Chile, que apoyarían esas versiones.


Hipocresía de Lesa Humanidad

Graciela Alfano es uno de los tantos personajes que pululan en la farándula nacional; ella es de esos personajes que cobran más notoriedad por los escandaletes de su vida privada que lo que artísticamente pueda producir . Actualmente, forma parte de Showmatch, con el que Marcelo Tinelli tiene la "habilidad" de que escenas de su propio programa sea reproducidas hasta el hartazgo por otros envíos televisivos y diarios, tan o más mediocres que el mismo Tinelli.

El amorío que habría tenido Alfano con Masera volvió a ser el disparador de una serie de juicios sobre la "connivencia" entre los jerarcas militares que gobernaban la Argentina en aquellos años y la sociedad civil de entonces. Por estos tiempos en que se está revisando todo lo que sucedió en aquellos difíciles años, se tiende a emitir juicios con una mirada bastante parcializada.

No vamos a negar que, desde 1930 hasta 1983, una buena porción de la sociedad (empresarios, políticos, periodistas, estudiantes, intelectuales, religiosos, etc.) ha simpatizado con los Golpes de Estado. De hecho, hoy en día, es mucha la gente que enaltece a Juan Domingo Perón, militar que participó activamente en el derrocamiento de Hipólito Yrigoyen como así también, en su momento, aplaudieron alegremente Gobiernos como los de Carlos Menem o Héctor Cámpora.

Es curioso que muchos de los que hoy pegaron en el grito en el cielo por un supuesto romance entre una vedette y un genocida son los mismos que hoy se dejan encandilar por el poderío kirchnerista. Esta gente que dice hoy ser orgullosamente "militante", llega al punto no solo de intentar comparar a Néstor Kirchner con Manuel Belgrano , sino que no quieren tener ojos para observar los no pocos puntos por los que hace agua el "modelo" kirchnerista. En efecto, es posible que toda esta gente que hoy está obnubilada por un gobierno corrupto como éste, de haber vivido en aquellos años, es posible que también haya sido "colaboracionista" con el poder de turno.

Sería bueno que, así como hubo un fiscal muy atento a lo acontecido en una porquería de programa como Intrusos, haya algún juez y/o fiscal que se anime a investigar qué hacían de sus vidas Néstor Kirchner y Cristina Fernández mientras los militares sometían al poder constitucional. Sería bueno que, así como se investigan los crímenes cometidos por las Juntas Militares, se investiguen y se juzguen todas las atrocidades que llevaron a cabo agrupaciones guerrilleras. Hasta que la Justicia no alcance a todos por igual, no podremos decir que es justa.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina