jueves, 28 de julio de 2011

La Fernández

Sandra Russo, periodista "militante", ha escrito el libro "La Presidenta" que, antes de salir a la venta, ya va generando polémicas (y una buena publicidad).

Dicho libro es la biografía "autorizada" sobre la Presidente Cristina Elisabet Fernández Wilhelm, el cual se basó en cuatro entrevistas privadas que la primera mandataria concedió a la complaciente Russo.

En Página/12, la periodista publicó un adelanto de su libro, en el que la titular del Ejecutivo Nacional se explaya sobre varios temas como la relación entre sus padres, su infancia, cómo conoció a Néstor Kirchner (con un relato más propio de alguna novela de la Colección Corín Tellado) y reivindicar sus medidas de su gestión al frente del Gobierno Nacional en algunas cuestiones candentes como la célebre Resolución 125, la Guerra contra el Grupo Clarín y el Fútbol para Todos, el Matrimonio "Igualitario" y la estatización de las AFJP, además de la muerte de Kirchner.

Sandra Russo empieza su nota publicada en Página/12 escribiendo "Desde que llegó a la presidencia, Cristina Fernández de Kirchner no dio ninguna entrevista a medios gráficos (la última fue a este diario antes de asumir) (¡!) y sus contactos con los medios se redujeron aún más desde la muerte de Néstor Kirchner. Por eso, no es uno de los méritos menores de la autora de La Presidenta, historia de una vida, la indispensable biografía escrita por Sandra Russo que editorial Sudamericana distribuirá en librerías a partir del 1º de agosto, el haber conseguido concretar largos diálogos con CFK que le sirvieron tanto para afinar los resultados de su trabajo como para iluminar los momentos más importantes de la vida de la protagonista con su propia palabra."

Cuánta alcahuetería en Russo y en el pasquín que dirige el siniestro Horacio Verbitsky, por favor. Pareciera que es un mérito el hecho de que la Presidente Fernández Wilhelm esquiva cualquier contacto con el periodismo argentino. Pero aún, consideran como "un mérito" el de Sandra Russo el haber conseguido llevar a cabo esas entrevistas...

Entre tantos conceptos y loas a si misma, la Presidente dice que "A mí en el 2008 me quisieron destituir. Sí. No tengo ninguna duda", al referirse al insólito conflicto con el sector agropecuario. En dicha entrevista, Fernández Wilhelm culpa al Grupo Clarín de haber aprovechado el tema del campo para manipular a la sociedad y volverla contra ella y Néstor.

Como era de esperarse de una periodista "militante" como Russo, la entrevista (y quizás el libro) distó mucho de ser un trabajo de investigación y orilló la obsecuencia con preguntas de rigor que no incomodaron en absoluto a la Presidente Fernández Wilhelm. La "periodista" que actualmente trabaja en "6-7-8" y Página/12 afirma que su trabajo es una biografía, aunque olvidó indagar algunos puntos más que controversiales en la vida de Néstor Kirchner y Cristina Fernández como, por ejemplo:

■ La verdadera historia de la Familia Kirchner durante los años de las Dictaduras, en los que el matrimonio estuvo mucho más obsesionado en acrecentar el patrimonio familiar con hipotecas y usuras que con la lucha ideológica. Abundan testimonios de gente que ubica a los Kirchner muy lejos de la "lucha por los derechos humanos" en los años 70; de hecho, Miguel Bonasso, polémico legislador nacional de pasado en Montoneros, no dudó en sincerarse cuando declaró alguna vez "Pensaba que eran militantes de los '70 y ni eso; su participación fue muy periférica, mientras a mí me buscaban para cortarme en pedacitos como un salame, Kirchner hacía usura con los departamentos en Santa Cruz. Después, comenzó una utilización mercantilista de los derechos humanos".

■  La dudosa validez del título de abogada de Cristina Fernández, algo que nunca fue demostrado y es un secreto guardado bajo siete llaves por el kirchnerismo.

El pasado "neoliberal" de Cristina Fernández y Néstor Kirchner: como muchos de sus compañeros peronistas (por no decir prácticamente todos), ambos se encargaron de demonizar a Carlos Menem y de hablar pestes de las políticas que el riojano llevó a cabo cuando fue Presidente de la Nación, como si ellos no hubieran sido parte activa del menemismo. Tanto que hoy se critica de las escandalosas privatizaciones que el menemato realizó, y en el libro (ni en ningún medio "militante") se dice una sola palabra sobre el rol crucial que jugó Néstor Carlos Kirchner en la vergonzosa entrega de Y.P.F. a capitales extranjeros.

■ La innegable corrupción de los años de kirchnerismo en el poder: ningún periodista o escritor "militante" se anima a investigar en casos candentes (e impunes) como lo de Southern Winds, Skanska, la relación entre la financiación de la campaña electoral de Cristina Fernández con la Mafia de los Medicamentos y el Triple Crimen en Gral. Rodríguez, las valijas de Guido Antonini Wilson, la descontrolada venta de terrenos fiscales en el Sur y en territorios limítrofes a manos extranjeras, el papel del empresario Enrique Eskenazi como mimado de muchas obras públicas, la conexión de siniestros personajes como Lázaro Báez y Rudy Ulloa con Kirchner, los misteriosa bolsa de Felisa Micheli, la malversación de fondos en Madres de Plaza de Mayo, entre tantos otras situaciones lamentables nunca aclaradas y que involucran fondos públicos.

Una de las consecuencias de estos años de kirchnerismo que los argentinos debemos padecer es la aparición de la "prensa militante". Al periodista "militante" no le interesa descubrir una verdad ni, mucho menos, informarla. El objetivo único es operar a favor de los intereses del gobierno político de turno, sin importar las formas, sin importar si la realidad es desdibujada para acomodarla a gusto y piacere y no desacomodar a su jefe político. 

Sandra Russo es una de las periodistas "militantes" que ahora se viste de "intelectual"... ¿será su libro un texto creíble y serio? Al menos, seguramente tendrá éxito comercial.

Los Fernández

En la citada entrevista, entre otras cosas, la Jefe de Estado asegura que, en su momento, el Grupo Clarín no la quería como candidata la Presidencia de la Nación por lo que Héctor Magnetto habría presionado a Néstor Kirchner para que se buscara otro candidato oficialista. De todas maneras, cualquier ciudadano que repase las tapas de Clarín durante la Presidencia de Néstor Kirchner y en los primeros seis meses, podrá constatar que ese poderoso multimedio era kirchnerista.

Néstor Kirchner y sus dos Fernández
Inesperadamente, Cristina Fernández Wilhelm confiesa que Alberto Fernández habría sido un "infiltrado" de Clarín en el Gobierno Nacional. En el mencionado adelanto del libro "La Presidenta", Fernández Wilhelm se despachó contra Don Alberto acusándolo de que cuestionaba el proyecto de una nueva "Ley de Medios" porque, según ella, el entonces funcionario nacional defendía los intereses del "Odiado" Clarín.

Aníbal Fernández fue en su momento uno de los hombres de más confianza de Néstor Carlos Kirchner. A pedido de Eduardo Dhalde, se encargó de apuntalar al santacruceño en la ciduadanía argentina y llevarlo a la Casa Rosada, para así abortar el intento de Carlos Menem de volver a ser Presindete de la Nación. Alberto Fernández fue el oscuro recaudadopr de las campañas presidenciales de Duhalde, Kirchner y de la actual Presidente.

Evidentemente molesto, Alberto Fernández publicó una "Carta Abierta a la Presidenta" en la que hizo su descargo negando cualquier vínculo con el Grupo que capitanea Magnetto. Alberto afirma que, como Secretario de Medios, mantuvo relación con la prensa y, especialmente, con el Grupo Clarín, dentro de los límites que Néstor Kirchner le imponía, reconociendo que todos ellos compartieron comidas con directivos de ese Grupo en la Quinta Presidencial de Olivos y que le consta que, una vez que abandonó el Gobierno de Cristina Fernández, la actual Presidente "siguió frecuentándolos en más de una oportunidad". En dicha misiva, Alberto reivindicó su rol como jefe de la campaña proselitista que llevó a Néstor Kirchner a la Presidencia de la Nación cuando, según se lee textualmente, "cuando en el país sólo un escueto 2% de argentinos sabían de él" y hasta le recordó que ella había calificado el intento de su marido de llegar a la Casa Rosada como "una loca aventura".

La respuesta del kirchnerismo no tardó en llegar. Quien recogió el guante y salió ferozmente a atacar a Alberto fue Aníbal "Baúl" Fernández, actual Jefe de Gabinete. Este verborrágico funcionario utilizó el mismo medio que su ex co-equiper: otra carta (abierta) que publicó en Diario La Nación.

SANDRA RUSSO, PERIODISTA "MILITANTE"...
¿o hay que decirle "militantA"?
El bueno de Aníbal abundó en acusaciones un tanto vagas y ambiguas, utilizando un lenguaje por momentos chabacano. Para congraciarse con su la Presidente, no solo que reafirmó las acusaciones de que Alberto habría operado a favor de Clarín mientras fue Jefe de Gabinete y que no apoyaba la candidatura de Cristina Fernández, sino que le sugirió que "Debería tener un poquito de vergüenza. No mucha, tan sólo algo. Alguito?" (sic). Asimismo, disparó contra el pasado político de Alberto, un blanco fácil, cuando indicó que su ex compañero fue "un soldado incondicional de Domingo Cavallo, a quien conocía el 100% de los argentinos, y por políticas que estaban precisamente en las antípodas de la visión de gobierno de los Kirchner", haciendo alusión a la militancia de su ahora enemigo en el partido Acción por la República que fundara el ex Ministro de Economía de la Nación.

Alberto buscó algún micrófono de la prensa para dejar por sentado que no quería entrar en un debate con Aníbal cuando sentención "No voy a contestar la cantidad de barbaridades falsas que dice el barrabrava éste que me mandaron para contestar. Sinceramente no tiene sentido dedicarle un segundo".

Estos entredichos entre los Fernández parecen más propios de algún programa de chimentos del "espectáculo" y traerá nada productivo para el país. Únicamente sirve para conocer, más aún, la calaña de estos dos impresentables dirigentes que, cada uno a su manera, supieron hacer el trabajo sucio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

1 comentario:

Anónimo dijo...

LTA Gorilassssss- CFK 2015 (Vamos por todo mmmbuajajajajajaj)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina