viernes, 8 de julio de 2011

Elección Capital

Todos apuntan contra Macri... a veces, hasta él mismo
Este próximo domingo, los ciudadanos porteños podrán votar a su nuevo Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Aunque los medios han centrado su atención tan solo en dos o tres competidores, son doce los candidatos quienes pugnarán por suceder a Mauricio Macri a partir del próximo 10 de diciembre.

Según indican distintos análisis previos, Mauricio Macri sería quien concita la mayoría de las preferencias de los votantes y de ahí que todos sus opositores centran sus discursos en criticar la gestión del ex Presidente de Boca Juniors.

Macri no ha tenido una gran gestión en la Ciudad de Buenos Aires, en parte por ineficiencias propias, en parte también por todos los palos en la rueda quele han puesto desde la Casa Rosada. En cuatro años de gestión, han quedado temas pendientes en la Ciudad y son los puntos en los que los opositores tienen puesta sus mira: el déficit habitacional, el mantenimiento y arreglo de calles y avenidas, los kilómetros de líneas de subtes.

Estos comicios tienen una gran importancia en la escena política nacional, dada la histórica gravitación que la Ciudad de Buenos Aires ha tenido sobre toda la Argentina. Además, por la cantidad de votantes que residen en la principal ciudad de nuestro país, la elección puede ser una muestra de cómo se va encaminando la lucha por la Presidencia de la Nación.

Las encuestas con cada vez más importantes para los políticos argentinos. Eso quedó en evidencia en esta campaña, en la que los resultados de los sondeos fueron marcando cada paso de los candidatos. Solo les importa sus índice de popularidad y sus intenciones de voto ¿y los planes de gobierno? ¿a quién le importan?. El periodismo también gusta de prenderse en ese jueguito que banaliza cada vez más a la política nacional: por momentos, pareciera que los comunicadores sociales relatan una carrera de caballos en la que fulano va aventajando, que mengano está a tantos puntos y que suntano ya no tiene chances. Así, los medios de comunicación terminan incidiendo en la polarización de las elecciones porque los candidatos que "no aparecen" en las encuestas han sido literalmente borrados y no han tenido la oportunidad de darse a conocer, como sí pasó con Macri y Filmus.

Tampoco hubieron debates entre los políticos que dejaran conclusiones en claro para los votantes. Daniel Filmus, títere de la Presidente Fernández, recibió la prohibición de debatir con Mauricio Macri en el Canal TN, por lo que el actual Jefe de Gobierno rechazó de participar en uno que organizó la Universidad de Buenos Aires y eludió otro realizado en el Canal América. No obstante, el líder del PRO accedió a ser entrevistado por Roberto Pettinatto, en América TV.

Para Macri, esta elección es crucial para su futuro político ya que una eventual derrota comprometería seriamente no solo sus aspiraciones personales sino tambuén la continuidad del PRO. Macri no puede hacer pie en las Provincias, por lo que se vio obligado a declinar su candidatura presidencial para apostar a lo que él considera más probable de lograr: su reelección como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El partido de los colores amarillos esta excesivamente centrado en la figura de Mauricio Macri, por lo que un revés electoral dejaría consecuencias negativas; ésto lo saben bien las hordas kirchneristas y por eso destinan muchos recursos humanos y materiales para desgastar a Macri.

Sea cual fuere el resultado de estas elecciones y su eventual ballotage, los argentinos debemos padecer el deterioro sostenido de la política nuestra de cada día. No se muestran planes de gobierno, los dirigentes cambian de vereda como si nada con el correr del tiempo, no hay rendición de cuentas de los gastos de campañas. Solo eufemismos y polémicas que no llegan a ningun lado: ¿a quién le sirve este tipo de política? Al país, seguro que no.

El kirchnerismo "desestabilizador"

Para subsistir, el kirchnerismo necesita tener de un enemigo declarado, de una pretendida antítesis para que sea destinatario de toda la ira oficialista y Mauricio Macri fue "el elegido" para ser demonizado por quienes simpatizan con este Gobierno "Nacional y Popular".

Históricamente, los argentinos contamos demasiadas pruebas como demostrar que no hay nada más peligroso que tener al peronismo como oposición. Sus dirigentes han desarrollado artimañas de todo tipo para complicar gobiernos de otros colores políticos.

Las bajezas y contradicciones en el Frente para la Victoria han sido moneda corriente. Desde el oficialismo nacional, se han puesto trabas de todo tipo para entorpecer el gobierno macrista y se han recurrido a descalificaciones de todo tipo hacia la persona de Mauricio Macri. Todo ese cinisimo de los hijos de Don Juan Domingo está centrado en desestabilizar el Gobierno de Mauricio Macri.

Desde el kirchenrismo, especialmente desde la corporación mediática que responde a la Presidente Cristina Fernández, se ha pretendido instalar (o exagerar e inventar) temas candentes para desestabilizar el Gobierno de Macri: la causa de las escuchas telefónicas, los conflictos sociales por la usurpación de terrenos y viviendas, los incontables cortes de calles y avenidas, las tomas de escuelas públicas.

Daniel Filmus lleva en su lista a María Rachid,
la ex Vicepresidente del INADI quien,
a pesar de estar siendo investigada por corrupción,
es candidata a legisladora porteña por el Frente para la Victoria.
Filmus ha demostrado que no tiene capacidad para liderar ni siquiera su propia campaña electoralista, ya que es un obsecuente de la primera mandataria. Desde que se oficializó su candidatura, el actual Senador Nacional ha sido una figura decorativa de cuanto anuncio y acto que Cristina Fernández haya encabezado; asimismo, la pantalla televisiva de "Fútbol para Todos" ha sido también usada por el FpV para hacer una sutil publicidad del kirchnerismo para posicionar a su candidato, inclusive cuando ya regía la veda electoral.

Hay dos temas que Filmus ha anulado en su agenda de campaña que incomodan demasiado al Gobierno Nacional:

→ la vergonzosa malversación de fondos públicos que protagonizaron Hebe Pastor de Bonafini y Sergio Schoklender en la Asociación Madres de Plaza de Mayo y

el bochornoso escándalo suscitado en el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (INADI) en la que está involucrada María Rachid, candidata a legisladora en la Ciudad de Buenos Aires. A pesar de las duras acusaciones que hiciera Claudio Morgado, ex Presidente del INADI, Filmus recibió la orden de no remover a Rachid de la lista de candidatos del FpV; al respcto, el candidato  kirchneristaRachid afirmando que ella "representa la lucha que tuvo la ciudad y el país por una de las conquistas más importantes de la democracia, que fue el matrimonio igualitario" (¡!).

Durante toda esta campaña electoral, el kirchnerismo estuvo avocado a instalar que, a pesar de que los porteños no expresaron su voluntad en las urnas, ya hay ballotage entre Filmus y Macri. Ahí están puestas todas las fichas del oficialismo para abrochar un histórico triunfo electoral en un distrito que ha sido esquivo  hombres y mujeres provenientes del justicialismo.

3 comentarios:

La Cagámpora dijo...

COMO PUDO GANAR MACRI!!!

NO ENTIENNDO A LA GENTE!!!


¿CUANTAS ESCUELAS SHOPPING HIZO?

Anónimo dijo...

pagina/12, LTA!!!!

Pablo de Córdoba dijo...

Otra victoria para Durán Barba&Asociados...el tipo sabe lo que hace

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina